Translate,translator,traducteur,Übersetzer, traduttore,tradutor,переводчик

Wednesday, April 29, 2009

Ecuador:historica victoria de la revolución ciudadana


Tuesday, April 14, 2009

Actos/Manifestacion de Sevilla por la Republica

Wednesday, April 01, 2009

IC se solidariza con los compañeros de NÓS-UP y otr@s militantes galeg@

Iniciativa Comunista
Ante las detenciones y la brutal represión policial acaecidas el pasado 8 de Febrero en Compostela, en las cuales se visualizó lo más rancio y trasnochado del fascismo españolista bajo la máscara de la defensa de un falso bilingüismo, Iniciativa Comunista quiere haceros llegar nuestro abrazo solidario e internacionalista.

La lengua galega ha sido históricamente oprimida ya no sólo en la etapa franquista mediante su exclusión directa, sino que fue marginada y excluida de las mentes de muchos gallegos hasta nuestros días mediante el desprecio público a quien la usara. Prueba de ello es el bajo porcentaje actual de gallego-parlantes, que conlleva un peligro real de desaparición de ésta.

La escalada represiva actual a la que nos somete el régimen monárquico heredero del franquismo, en todos sus niveles, tanto de derechos sociales como de derechos democráticos básicos, nos obliga a tejer lazos de solidaridad entre l@s revolucionari@s de las diferentes naciones del estado español, verdadera cárcel de pueblos.

Desde Madrid, vemos como un ejemplo vuestra resistencia y lucha, demostradas no sólo el 8 de Febrero en Compostela sino cotidianamente en la defensa que hacéis del pueblo galego y los intereses de la clase trabajadora.

Como internacionalistas, hacemos nuestra vuestra lucha; puesto que estamos seguros de que si todos tiramos de nuestro lado, juntos podremos derribar éste régimen.

VIVA GALIZA CEIBE

POR LA AUTODETERMINACIÓN DE LOS PUEBLOS

POR EL SOCIALISMO

Barcelona:La policía carga contra estudiantes










Contra la crisis, III republica

Este 14 de abril nos encuentra ante la más negra crisis general del capitalismo, la mayor de su historia. El hundimiento de la economía capitalista se extiende por todos los países del mundo y los más expertos economistas, ni se aventuran a predecir su fin, ni saben como pararlo.


El desastre afecta al Estado español de forma más intensa que a cualquier otro de la UE y muestra de una manera descarnada el carácter parasitario y dependiente de nuestra economía. El capitalismo español que, desde la entrada en el euro ha perdido la posibilidad de devaluar la moneda como válvula de escape ante la escasa competitividad de nuestros productos y como mecanismo anticrisis, se vuelve, insaciable, hacia la única alternativa que ofrece el sistema para reducir costes: bajar los salarios y abaratar, aun más, los despidos.

El crecimiento económico, conseguido a partir de la especulación salvaje con derechos básicos como la vivienda, las privatizaciones masivas y, sobre todo, precarizando al máximo las condiciones de trabajo, se derrumba sobre las espaldas de la clase obrera, afectando sobre todo a inmigrantes, mujeres y jóvenes, y de las clases populares. A los despidos masivos que se producen a un ritmo mayor de 200.000 personas al mes, hay que añadir casi un millón de trabajadores y trabajadoras sin papeles y/o sin contratos que se ven en la calle sin indemnización y sin derecho al paro. En muchos casos, al desempleo se une la incapacidad para seguir pagando la hipoteca de la vivienda y llega el drama de los embargos y los desahucios que crecen en cascada.

Mientras, el gobierno inyecta miles de millones de euros con dinero público (van ya 30.000 millones 5 billones de pesetas) a una banca que bloquea el crédito, presta una mínima parte de lo recibido y emplea la mayor cantidad en sanear sus cuentas. Así es el expolio del capitalismo en crisis: millones de trabajadores sin casa y sin empleo, mientras el dinero público, su dinero, va a parar a los bancos.

La catástrofe que se está gestando será sin duda el germen de grandes movilizaciones. Nuestro deber es situarnos en primera línea con los que luchan, contribuyendo a la politización de las reivindicaciones. Hay que ayudar a extender la conciencia de que, de los poderes establecidos, sólo va a llegar más de lo mismo y de que es preciso impulsar la autoorganización obrera y popular para resolver de forma solidaria los problemas más inmediatos: para impedir el enchufismo en el acceso a los empleos públicos, para exigir que los fondos públicos se utilicen adecuadamente, para que ningún trabajador o trabajadora se quede sin derecho a la prestación por desempleo, para impedir los desahucios…etc. Al mismo tiempo, se trata de extender la evidencia de que, exigencias que ya empiezan a tomar carta de naturaleza, como la nacionalización de la banca, la devolución a manos públicas de los sectores estratégicos privatizados – incluyendo de forma prioritaria la sanidad y la educación – o la planificación democrática de la economía, deben inscribirse en una lucha general por la destrucción de la estructura de poder corrupta al servicio de quienes se han enriquecido de forma descomunal y han provocado este derrumbe general.

En un escenario internacional en el que el terrorismo de estado se emplea con saña para intentar aplastar a quienes se enfrentan al sistema de dominación, en el conjunto del Estado español se está produciendo una escalada represiva contra dirigentes obreros, estudiantes, jóvenes republicanos y antifascistas, por no hablar de la esclavización y la “caza a la persona” que sufren las y los trabajadores inmigrantes.

Donde la represión ha llegado a cotas inimaginables, ni siquiera en la más ramplona democracia burguesa, ha sido en la persecución de la izquierda abertzale. Los juicios multitudinarios contra dirigentes de movimientos sociales y de medios de comunicación populares, los encarcelamientos masivos, las torturas, las prohibiciones de manifestaciones… etc., hasta llegar a la ilegalización de una tras otra de sus organizaciones políticas, privando de representación electoral a centenares de miles de personas, se suceden sin que ninguna institución del Estado se dé por aludida excepto para contribuir al objetivo de aniquilar la presencia de la izquierda abertzale en la vida política y social vasca. Este esperpento político adquiere mayor evidencia cuando organizaciones como Amnistía Internacional o el Relator de la ONU cuestionan la Ley de Partidos y las ilegalizaciones realizadas bajo su amparo.

La denuncia de la persecución sistemática y brutal de la izquierda abertzale y de la práctica generalizada de la tortura, así como la exigencia de la derogación de la Ley de Partidos y la Amnistía para todos las presas y presos políticos, deben formar parte destacada del programa y de la lucha de todas las fuerzas de izquierda y democráticas que merezcan tal nombre

Es aquí donde todas las estructuras del estado heredadas de la dictadura aparecen de forma más brutal y señalan la necesidad de romper con el orden constitucional de 1978 para hacer posible que el ejercicio del derecho de los pueblos a decidir soberanamente sea la forma en que se organice su relación.

La vergonzante Ley 52/07 de Memoria Histórica, que respondió al objetivo fundamental de desvincular la memoria de cualquier proyecto político de futuro, muestra la debilidad de todo el engranaje de esta “democracia” que mantiene la legalidad de la legislación y los tribunales fascistas (Decreto de Mola en Burgos) que sirvieron para asesinar, torturar, encarcelar y robar a centenares de miles de republicanas y republicanos. El hecho de que el Comité de Derechos Humanos de la ONU recomiende la derogación de la Ley de Amnistía de 1977 da idea de cómo es percibida la “hazaña” de juzgar delitos de Crímenes contra la Humanidad, considerando ajenas a derecho Leyes de punto Final de otros países, cuando aquí tenemos impune uno de los mayores genocidios de la historia.

La relación del Gobierno PSOE con la iglesia católica, bajo la hojarasca de alguna que otra declaración mínimamente crítica, se caracteriza por la sumisión más indecente (con hincamiento de rodilla de la Vicepresidenta del Gobierno ante el Papa-nazi) y el aumento sin precedentes en la financiación pública que ha pasado del 0,52 al 0,7% en el porcentaje recibido a través del IRPF. Y hay que añadir el escándalo de la financiación 100 % con dinero público de colegios confesionales (sólo de la iglesia católica), dejando una vez más en papel mojado los artículos de la Constitución que contravienen intereses de los poderes fácticos.

El reciente ataque de Israel a Gaza y la masacre perpetrada por el Estado sionista han mostrado una vez más cómo el gobierno PSOE, al igual que el del PP, en materia militar y en política internacional se sitúa en las antípodas de sus pueblos. Mientras centenares de miles de personas ocupaban las calles condenando a Israel, exigiendo la ruptura de todo tipo de relaciones y la suspensión del Acuerdo Comercial Preferente de la UE y denunciaba la venta de armamento a Israel, el gobierno trataba a la Entidad sionista de gobierno “amigo”, Moratinos cometía la ignominia de atribuir la responsabilidad a Hamás y, lo que es más vergonzoso, prometía cambiar la Ley que permite perseguir la cadena militar de mandos israelí por las masacres cometidas en 2002 para evitar posibles enjuiciamientos por la última matanza. Mientras tanto buques de la OTAN están contribuyendo al bloqueo marítimo de Gaza. Por eso es preciso que el movimiento republicano contribuya decisivamente a plantear la necesidad de salir de la OTAN y de que una nueva Constitución republicana impida que los gobiernos actúen en nuestro nombre quebrantando los más elementales conceptos de justicia, solidaridad y respecto a la soberanía de otros pueblos y de los del Estado español.



Frente a la desesperación que se abate sobre millones de trabajadores y trabajadoras ante la imposibilidad de resolver situaciones personales acuciantes, afirmamos que el orden establecido no ofrece salida alguna para las clases populares y que por ello es urgente que la organización y las luchas se multipliquen y se coordinen. Junto al objetivo inmediato de hacer frente a las necesidades más acuciantes, hay que situar el objetivo de acabar con una estructura de poder político y económico corrupta y heredera de la Dictadura, con la familia real a la cabeza, para alumbrar formas de organización política y social basadas en la democracia directa, en la eliminación de toda discriminación entre seres humanos, en la preservación del medio natural y en colocar toda la riqueza al servicio de las necesidades humanas.

Esperanza Aguirre: poder mediatico y mafia de Miami

2009: de la precariedad al paro


Frente a la precariedad y el aumento del desempleo diversas plataformas y asambleas se organizan para articular respuestas comunes

250 trabajadores de Sitel, una subcontrata de o­no para operaciones de telemárketing, fueron avisados el 29 de enero, cuando se dirigían a sus puestos de trabajo, de que habían sido despedidos. El motivo que alegó la empresa es que se había terminado la obra por la que estaban contratados. El comité de empresa, sin embargo, considera que el desmantelamiento de la plaza está relacionado con la deslocalización de la misma y su traslado a Sudamérica. El mismo día, varios artículos en internet glosaban un grafiti que había aparecido en un muro de La Laguna (Tenerife): “Violencia es cobrar 600 euros”. La tasa de desempleo de las Islas Canarias es, junto con la de Andalucía, la más alta del Estado. En ambos casos supera el 15%, dos puntos por encima de la media del Estado español, líder del desempleo de la UE, con una tasa del 13,9%.
Patitos feos
Juan Carlos, de la coordinadora de Barakaldo Berri-Otxoak, ha explicado a DIAGONAL que la subida del paro en su ciudad (de un 34% en el último año) pone de relieve el paso de un tipo de empleo ligado a la industria pesada al modelo de contratos temporales, lo que supone que la situación de los despedidos sea peor ahora que en anteriores crisis: “Aquí no se producen expedientes de regulación de empleo, sino que directamente a toda esa gente que depende del sector servicios no se le renueva”. Abel Izquierdo, de la Asamblea de Parados de Plasencia (Extremadura), denuncia que personas “que hace nada tenían un trabajo” hoy tienen que acudir a los comedores sociales o rebuscar en los contenedores. Los economistas Bibiana Medialdea y Nacho Álvarez alertaban en su estudio Ajuste neoliberal y pobreza salarial: los “working poor” en la Unión Europea, de la significativa pérdida de peso de los ingresos en el Producto Interior Bruto (PIB): “En 1975, cuando las rentas laborales lograron su mayor cuota de riqueza, la participación [del total de los salarios en el PIB europeo] era del 70%”. Según la Comisión Europea, en 2007, el conjunto de los salarios representaba sólo el 54,5% del PIB español.

La ecuación que tradicionalmente identificaba el trabajo con la salida de la pobreza fue desmantelada con la implantación del modelo precario. Así, según denunciaban Medialdea y Álvarez en 2005: “el 33% de los pobres europeos trabaja con contrato legal y a jornada completa”. Como expone a este periódico Ángel Luis García, secretario de acción sindical de la Confederación General del Trabajo (CGT), “en el Estado español el modelo de relaciones laborales actual se basa en la necesidad de trabajadores con contratos temporales, contratados baratos y despedidos baratos. Sólo hay que recordar que en el último semestre de 2008 el 87% de las nuevas contrataciones lo fueron en condiciones de temporalidad”. Por su parte, el catedrático Vicenç Navarro teme que los actores principales del credo liberal empleen fórmulas para reducir el desempleo que redunden en nuevas desregulaciones del mercado y en la reducción de la protección social. Por el contrario, las soluciones a estos taludes, precariedad y desempleo, pasan, según Navarro, por el aumento en gasto público “en actividades que creen empleo, tales como infraestructuras físicas y humanas (transportes, energías renovables y educación) y en servicios públicos (como sanidad, escuelas de infancia y servicios de dependencia)”.

Para el Instituto de Ciencias Económicas y de la Autogestión (ICEA) la mayor vulnerabilidad de los parados con respecto a crisis anteriores se debe al modo en que el desempleo es utilizado: “Junto a la precariedad laboral (promovida por las diferentes reformas laborales), el desempleo se convierte en un arma de control de la clase trabajadora en manos de los empresarios”. De este modo, uno de los objetivos con que se utiliza el dato del paro es aumentar la flexibilidad y situar a los trabajadores en una “débil posición negociadora” frente a la clase empresarial. Según Ángel Luis García queda la sensación de que “ésta es una crisis pactada, ejecutada para acabar recortando y limpiando todo eso que las multinacionales en realidad desean: que es aumentar de manera exponencial los beneficios sin coste de derechos laborales, recortando derechos conseguidos a sangre y fuego durante los últimos cien años”.

Organizarse o agonizar

Juan Carlos, de Berri-Otxoak, considera que uno de los objetivos de las asambleas es sacar a precarios y parados de la dinámica competitiva impulsada por el modelo neoliberal.

“Las oficinas funcionan porque conocemos quién se ha quedado en paro. Donde hay un dato nosotros le ponemos un nombre, unos apellidos, una situación y un barrio”, declara. Juan Carlos considera que los grupos de desempleados deben organizarse en dos frentes: por una parte pueden ayudar de manera individual a las personas que necesitan asistencia y asesoramiento; por otro, colaboran en la creación de un frente desde el que incidir en las decisiones de las autoridades locales y autonómicas: “La gente que viene sabe que no se acerca a Cáritas. Sabe que tiene que ser sujeto activo de su lucha, pero también que no va a estar sola”. En esta línea de la acción concreta, uno de los objetivos prioritarios de las asambleas es postergar los desahucios y las expulsiones fulminantes de inquilinos. Diego Oliva, de la Asamblea de Parados de Granada, invita a aquellas personas que estén en trámites de ser embargadas a que se asesoren –con el apoyo de abogados, tasadores y notarios– en la oficina que han abierto para retrasar hasta seis años los embargos, e incluso anular créditos abusivos.

Otro de los aspectos en el que hacen hincapié es vigilar la correcta gestión del Plan E, anunciado por el Gobierno como medida correctora para combatir el desempleo desde las administraciones. Oliva exige que la contratación de desempleados no se produzca a través de empresas intermediarias: “Queremos que el Ayuntamiento contrate directamente, que no haya beneficios industriales para nadie”

9 Congreso de CC.OO


CAMBIO EN LA DIRECCIÓN, QUE NO DE DIRECCIÓN.
Militantes del PCPE en CC.OO.

Dado el cambio habido en la Secretaría General de CC.OO. y sobre todo el cómo se ha producido, derrotando el actual Secretario y todo el “aparato”, no son pocos los afiliados y afiliadas de CC.OO. que se han ilusionado por el –al menos, aparente- giro a la izquierda del Sindicato.

Lamentablemente, lo único que se ha producido ha sido un cambio en las personas que componen la Dirección de CC.OO., que no en su dirección estratégica. Esta última la tiene ya fijada hace años y del documento aprobado no se desprenden cambios radicales.

El 9º Congreso Confederal de CC.OO. se celebra después de miles de asambleas en todo el estado, donde se debatió el programa de acción de CC.OO. para los próximos años. Pero desde el principio de los discusiones, mas que a la importancia del documento, por la cabeza de todas las afiliadas y afiliados a CC.OO. y también en los no afiliados, rondaba la posibilidad de comprobar si el aparato de CC.OO. mantendría la candidatura de Fidalgo o si por el contrario, Ignacio Fernández Toxo, hasta ese momento Secretario de Acción Sindical, sería capaz de confrontar las fuerzas. Se palpaba un claro “Fidalgo vete ya”.

Y es que pese a los buenos resultados, tanto en afiliación como en elecciones sindicales, que Fidalgo presentaba como bagaje de su gestión, hay que recordar que además de su deriva a la derecha, con su amigo Aznar, FAES, etc., algo que los afiliados no entendían, durante su mandato CC.OO. ha tenido dos crisis o rupturas importantes, la primera cuando quitó de secretario de organización a Rodolfo Benito y está última con Toxo y un número importante de Federaciones y Territorios.

Se inició el Congreso con un minuto de silencio y el recuerdo por los muertos en accidentes laborales, víctimas del terrorismo patronal, para después de la lectura del Poema de Miguel Hernández, Vientos del Pueblo, pasar a la actuación de Luis Eduardo Aute, con dos canciones que levantaron el espíritu y la voz de las delegaciones, que corearon al unísono los compases de Al Alba, y La Belleza:
“..Y me hablaron de futuros fraternales,
solidarios, donde todo lo falsario
acabaría en el pilón. Y ahora que se
cae el muro ya no somos tan iguales,
tanto vendes, tanto vales, ¡Viva la
Revolución!”

En este noveno fue el primer congreso de CC.OO. al que asiste un Presidente del gobierno y además acompañado de dos Ministros, el de Trabajo y la e Igualdad. También asistieron entre otros el Secretario General de UGT, representantes del PSOE, del PP, de IU y por supuesto de la CEOE, entre otros. Aute, que había calentado los fríos cuerpos, parece que influyó en el discurso de Zapatero que, para contentar al auditorio se atrevió a sugerir que se le planteasen mejoras en las prestaciones al desempleo y a los empresarios, -y algún que otro sindicalista- les recordó que cuando se habla de moderación salarial no puede ser en salarios que no llegan a los mil euros.

Por su parte, el Secretario de UGT no desaprovechó el momento para llamar a la unidad en estos momentos de crisis, planteando un calendario de asambleas conjuntas para abordar la situación.

Fidalgo, en su Informe, enfatizó el aumento en afiliación y el incremento en la diferencia de delegados con relación a otras opciones sindicales como aval a su gestión. Insistió en que el sindicato se moviliza ante recortes a los derechos laborales, -sin recordar que los recortes los hicieron en las épocas de vacas gordas, y los aplicarán en la época de vacas flacas-.

El Congreso iba a discutir casi seiscientas enmiendas al programa de acción y a los estatutos. La ponencia aceptó muchas, y otras tantas fueron transaccionadas, pero salvo en algunas enmiendas sobre negociación colectiva o estructura federal, el debate estaba en los pasillos del congreso, donde se estaba fraguando la alternativa a Fidalgo. Se notaban los nervios en las caras de casi todas y todos los delegados, algunos conmás presión que otros. La candidatura de Fidalgo consiguió 482 avales y la de Toxo 498. Ninguna candidatura conseguía la mayoría de los delegados acreditados.


Recordemos que en Comisiones Obreras, el Secretario General puede estar dos mandatos y un tercero extraordinario, que era lo que pretendía Fidalgo, asegurando que las bases le pedían que continuara, que las distintas federaciones y territorios le pedían que continuara y por eso se presentaba. Sin embargo, cuando comprueba que no tiene el apoyo de los delegados y delegadas presentes, pese a la presiones del aparato, no retira su candidatura e intenta desvirtuar la candidatura encabezada por Toxo, por incluir en sus listas a los sectores considerados minoritarios.


Fidalgo pensaba que con ese balance, aumentando en afiliación hasta el millón doscientos mil afiliados e incrementando la ventaja a siete mil delegados con UGT, no podría perder la dirección del sindicato. Pero la prepotencia, el desprecio a la opinión de las Federaciones, el enfrentamiento con los Territorios por el concepto de estado y la necesidad que tenemos los afiliados y afiliadas de CC.OO. de defender los intereses de la clase obrera, que a los ricos ya los defiende el gobierno y los bancos, pudo con los miedos y Fidalgo perdió.

Toxo dijo en su intervención ante el plenario, en defensa de su candidatura: Si discutimos con empresarios y Gobiernos ¿Por qué no podemos discutir entre nosotros? A lo que una delegada le contestó desde el fondo del hemiciclo a grito vivo “por que nos echan”. Esto viene a resumir las presiones que había en el Congreso.

Esto es lo que se palpaba en todo el congreso. Hubo delegados y delegadas que ante las presiones y temores firmaron las dos candidaturas, el chantaje que corría de boca en boca por lo pasillos era ese de: “esto no es una amenaza, pero ten en cuenta que tu contrato puede terminarse”. En el voto a mano alzada del Informe se vigilaba a los sospechosos para presionarlos. Toxo y sus gentes no se atrevieron a dar batalla en el informe de Fidalgo, mas allá de las intervenciones, y mayoritariamente se abstuvieron, daba sensación que guardaban todas sus armas para la batalla final, la de las candidaturas.

CC.OO. presume de ser la organización mas democrática y transparente del estado español, pero cuando tiene que votar en secreto lo hace pretendiendo saber lo que vota cada delegado. No había ni una cabina donde recoger la papeleta de voto, con lo que la elección tienen que hacerla a vista de todos, lo cual podía intimidar a indecisos y amenazados. Daba risa ver algunas papeletas de voto a la secretaria general, la de Fidalgo estaba escrita con un tamaño de fuente que ocupaba todo un folio A4, mientras que la de Toxo apenas se podía leer.

Fidalgo y todo el aparato de la Confederación se volcó en hacer lo posible e imposible por ganar este Congreso y es la primera vez en CC.OO. que pierde el candidato del aparato. Esta situación puede abrir un camino interesante en Comisiones Obreras. No se puede obviar que entre las bases de este sindicato actúan, en permanente contacto con la clase trabajadora miles de cuadros, delegados y delegadas, así como miembros de comités de empresa.

En no pocas ocasiones son estas bases las que se enfrentan al aparato, y no estamos hablando de elementos burocratizados y profesionalizados, sino de hombres y mujeres que día a día dan la cara frente a un empresariado escasamente dado al diálogo y a ceder ante las reivindicaciones obreras.

Pero tampoco podemos olvidar que los “hombres del aparato”, los profesionales del sindicalismo moverán sus fichas para congraciarse con la nueva dirección y continuar viviendo de y a costa de los afiliados y afiliadas de CC.OO.

Los y las comunistas del PCPE que militamos en CC.OO seguiremos defendiendo y practicando un sindicalismo de clase pegado a la realidad de los centros de trabajo, y no nos temblará el pulso si hemos de enfrentarnos a la Dirección, esté quien esté al frente de ella.

La clase obrera necesita de un sindicato fuerte y reivindicativo, un sindicato que sea capaz de movilizar, no sólo de negociar, un sindicato que llame a las cosas por su nombre y se reclame defensor de los intereses de su clase, en contraposición con la postura actual de defensa de los intereses generales. Si Comisiones Obreras integra, reivindica y moviliza la clase obrera, tras el noveno congreso, habrá recuperado un elemento fundamental para ganar posiciones. Si la nueva dirección simplemente ha realizado un cambio de Secretario se habrá perdido una oportunidad preciosa.

De momento, las bases le han ganado el pulso al aparato, y eso es positivo para el sindicato y para el conjunto del movimiento obrero.

Gran Wyoming se mofa de intereconomia

¿refundacion de IU?


NO, MAQUILLAJE EN TIEMPOS DE CRISIS.

La IX Asamblea de Izquierda Unida ha finalizado. Cayo Lara, miembro del PCE, ha sido elegido coordinador con el apoyo del 55% del Consejo Político de la federación. Ha llegado la hora de analizar las consecuencias que tendrá el resultado del proceso congresual de la organización reformista. ¿En qué política se basa la “refundación” de IU?
Raul M.T.-Unidad y Lucha

La Asamblea de IU ha ratificado la llamada Declaración de Rivas. En la práctica poco importan las tesis aprobadas, pues como cualquier militante honesto de IU no dudaría en reconocer, en realidad la política aprobada no deja de ser una mera referencia que suele convertirse en papel mojado. Para los comunistas, sin embargo, es determinante prestar atención a las propuestas que el reformismo realizará a los sectores populares, caracterizando sus políticas y clarificando las repercusiones que tendrán en la clase obrera.

Adelantamos ya que el “nuevo” camino emprendido por IU conduce a la clase obrera española a un callejón sin salida. Y es que su propuesta económica, al margen de las palabras elegidas para expresarla, ni siquiera desborda el programa socialdemócrata clásico: mayor intervención del Estado en la economía y mayor peso del sector público. Todo ello sin ligar su programa de reformas a un objetivo revolucionario superador del capitalismo, lo que únicamente favorece al sector de la oligarquía (representado por el PSOE) que busca en la socialdemocracia la receta para superar la crisis dejando intactas las bases del modelo de acumulación capitalista. Y en ese sentido se han propuesto agitar: “En fin, esta Asamblea decide que el primer Consejo
Político de IU discuta y precise ese Plan de Acción contrato: “para una salida de izquierdas a la crisis””.

El mejor ejemplo de esa política no ha tardado en darlo el nuevo Coordinador General, Cayo Lara, quien a la pregunta sobre un supuesto giro a la izquierda de IU no duda en contestar lo siguiente: “No vamos a pedir la luna sólo por estar en la oposición. No exigiremos, por ejemplo, que se renacionalice REPSOL, sí que se pueda rescatar un 20% de la compañía”

En el plano intencional, IU continúa propugnando la pertenencia de España a la Unión Europea. Nada mejor que citar sus propias tesis al respecto: “La UE podría ser referencia de una recuperación del papel de la política, del protagonismo de las poblaciones, del retorno a la economía real, del impulso a nuevas reglas del juego en la esfera internacional; de la voluntad política para acometer la crisis ecológica con la misma determinación y recursos que la financiera, etc.”.

La política aprobada por IU no sólo oculta la naturaleza imperialista de la UE, sino que edulcora sus más agresivas políticas contra el pueblo trabajador y apuntala lo que denominan “culminar la integración europea” defendiendo la aprobación de un nuevo Tratado de la Unión Europea. Nuevamente preferimos sus propias tesis: “En este sentido, y como objetivos inmediatos, consideramos la lucha por la modificación de las Directivas sobre jornada máxima de trabajo (65 horas) y la Directiva sobre servicios (Directiva Bolkestein) y como objetivo estratégico el logro de un nuevo Tratado de la Unión con los contenidos que los pueblos de Europa demandan”.

(El subrayado es nuestro).

La aparente ingenuidad reformista de IU se reproduce más allá de la escala europea. Ante la ola de devastación impulsada por el imperialismo en las últimas décadas merece la siguiente solución por parte de IU: “Los organismos económicos internacionales (FMI, Banco Mundial y otras Instituciones Financieras Multilaterales) deben ser radicalmente reformados para evitar la supremacía que en los mismos tienen Estados Unidos y otros países de la OCDE y puestos bajo dependencia de las Naciones Unidas.”

Al margen de bravuconadas que no trascienden más allá de los muros de esa “santa casa”, como el brindis al sol de la huelga general –sin la mínima confrontación con la burocracia sindical al servicio del sistema- o el pretendido referéndum Monarquía vs República –verdadero analgésico dirigido al corazón de quienes aún mantienen en el seno de la federación alguna esperanza-, lo cierto es que IU propone a la clase obrera un programa de mínimas reformas que amortigüen los efectos de la crisis capitalista y permitan reemprender el ciclo económico sobre la base del manual socialdemócrata clásico. Y todo ello en el marco de una Unión Europea reformada que sirva de contrapeso internacional a los desmanes de Estados Unidos.

Por supuesto las alianzas de IU en el plano europeo pasan inevitablemente por el domesticado Partido de la Izquierda Europea, y más allá de la UE por el entramado constituido al calor de los Foros Sociales y las fuerzas que trabajarían por el siempre ecléctico “Socialismo del Siglo XXI” y la “Democracia Participativa”, de lo que nos ocuparemos más adelante.

Resumiendo. El programa de IU se dirige objetivamente a arrojar arena a los ojos de la clase obrera, tratando de supeditar la lucha a estrechos objetivos socialdemócratas en el marco del polo imperialista europeo.

El PCE: Del “socialismo en libertad” al “socialismo del siglo XXI”.

Los monopolios mediáticos han coincidido en afirmar que la IX Asamblea de IU ha devuelto el poder interno al PCE, cuyo Secretario General ha declarado que han ganado para IU una política anticapitalista. Una vez aclarado de qué tipo de política “anticapitalista” se trata, estamos obligados a analizar esta supuesta victoria del PCE.

En primer lugar debemos destacar que resulta sumamente difícil desmentir que el PCE haya ganado la Asamblea de IU, pues en todas las listas que entraron en liza figuraban militantes del PCE.

Si por PCE nos referimos al amorfo conglomerado dirigido por una cúpula de viejos eurocomunistas que juegan al parlamentarismo interno y a conciliar las posturas de sus múltiples y variadas fracciones, entonces, y sólo entonces, puede decirse que el PCE ha ganado la Asamblea.

Por tanto, no debe sorprender que la predicada “refundación de IU” se salde con la presencia en la máxima dirección ejecutiva de personajes políticos siniestros como Rosa Aguilar (nombrada Coordinadora Institucional, aunque haya reconocido haber votado al PSOE en las últimas elecciones); Ángel Pérez (Secretario de Comunicación Externa y Electoral); Joan Josep Nuet (Coordinador Interno) o Enberhard Grosske (Secretario de Política Municipal), por poner algunos ejemplos. Y todo el mundo contento.

Sin embargo, si por PCE entendemos a quienes en su seno continúan considerando que aún es posible cierta recuperación del PCE como Partido Comunista digno de tal nombre y tratan de actuar honestamente en esa línea, su derrota no ha podido ser más aplastante.

La dirección eurocomunista comenzó por negar a su militancia más combativa la convocatoria de un Congreso Extraordinario para definir la posición del PCE ante la Asamblea de IU, como a cualquier persona sensata le hubiera parecido lógico y normal.

Continuó por consentir e impulsar la elaboración en cascada de documentos de cara a la Asamblea de IU (cada fracción aportó su propio documentito al proceso) al margen de toda organicidad comunista. Más tarde, cerró filas entorno a las tesis promovidas por Julio Anguita, aunque éste redactase en paralelo un documento, que fue y es ocultado a la militancia, en el que venía a proponer la mutación del PCE en un club de debate interno con cambio de nombre incluido en aras de la “modernización”.

Después se consintió que cientos de militantes del PCE fueran excluidos del proceso asambleario, incluidas federaciones enteras como en Partido Comunista de Asturias, sumido en una crisis definitiva y encerrado en un laberinto sin salida.

Finalmente, y como siempre, llegaron los pactos cupulares y la traición a lo prometido a los minoritarios sectores comunistas, que han quedado nuevamente aislados y a los que trató de consolarse en el cierre de la Asamblea de IU a golpe de consignas y con una menguada internacional salida de la ridícula cajita de música de Cayo Lara.

El XVIII Congreso del PCE, que la dirección eurocomunista no dudará en retrasar todo lo posible, se convertirá en el nuevo campo de batalla para los sacrificados comunistas que más por fetichismo y nostalgia que por convencimiento, intentarán por enésima vez modificar la naturaleza de clase y la fisonomía de un Partido que ha mutado definitivamente a sistémico.

El PCE está transitando en lo ideológico, como forma de justificar su propia supervivencia formal, de la consigna eurocomunista de “socialismo en libertad” a la posmoderna y ecléctica consigna de “socialismo del siglo XXI”.

La bandera del Partido sólo hondea cuando las filas deben unirse para librar importantes batallas, eso sí, siempre internas, siempre por el reparto de poder en una maltrecha Izquierda Unida y siempre sin saltarse los márgenes levantados en su día por el eurocomunismo.

Frente a la “refundación” de IU, debe imponerse la unidad comunista.

Los dirigentes de IU han anunciado un nuevo proceso asambleario en el plazo de 18 meses. Se trataría en esa segunda vuelta de “lanzar una nueva convocatoria a la izquierda alternativa”, un proceso a culminar durante el año 2010 “para encarar mejor las próximas citas electorales a nivel nacional”.

Los comunistas no debemos menospreciar el envite que constituye este anuncio por parte de IU. Tanto el PSOE como los viejos socios trotskistas del PCE (nos referimos a Espacio Alternativo) ya maniobran de cara a ese proceso. El PSOE necesita tener controlados los posibles movimientos que se suceden a su izquierda, pues la fracción de la oligarquía que representa Zapatero conoce la importancia del papel que algunas organizaciones pueden jugar como tapón de contención de la lucha de clases, más aún en condiciones de grave crisis económica que amenaza en convertirse en una crisis general de carácter político. Para intervenir en ese proceso su aparato mediático, encabezado por el diario Público, ha tratado de influir en la IX Asamblea de IU y, al mismo tiempo y por diferentes medios, ampara el surgimiento mediático de un nuevo partido denominado Izquierda Anticapitalista.

Los antiguos dirigentes de la LCR continúan aplicando con maestría la estrategia dentro – fuera. Por un lado impulsan el nacimiento de Izquierda Anticapitalista, que poco aporta de novedoso al panorama político y cuya marca electoral probarán en las próximas elecciones europeas. Pero al mismo tiempo antiguos dirigentes trotskistas continúan ocupando importantes puestos de responsabilidad en la nueva dirección ejecutiva de Izquierda Unida.

¿Movimiento táctico? El tiempo y la práctica dirán la última palabra.
La oligarquía representada por el PSOE juega en una doble dirección.
Tratan en de recomponer una izquierda que sirva de apoyo al PSOE en caso de ser necesario, la fórmula más acabada de ese tipo de organización la encuentran en el modelo que representa el Bloco de Esquerda en Portugal o la coalición SYRIZA en Grecia. Su objetivo es impedir que en España avance una opción netamente de clase, netamente comunista, al estilo del Partido Comunista de Grecia (KKE) o del Partido Comunista Portugués (PCP).

Y frente a ese modelo de “refundacion, fuertemente anclado en el PIE, es frente al que deben imponerse con urgencia la unidad de los comunistas en España. Ni en los proyectos fracasados como como IU ni novedosas versiones “anticapitalistas” basadas en el ecleticismo y el marketing serviran de nada a los trabjadores de este pais.

La unidad comunista es el instrumento politico indispensable para levantar en un partido comunista capaz, organizar, unificar y orientar la lucha de la clase obrera y otros sectores populares del campo y la ciudad por sus intereses inmediatos frente a la crisis y por el socialismo. Un partido capaz de defender la soberania de nuestro pais, capaz de romper con la Union Europea capaz de organizar el contraataque popular para organizar la III republica y abrir el transito interrumpido hacia la revolucion socialista en la España de nuestros dias conquistando las mayores libertades para los pueblos y naciones de nuestro pais. Un Partido que combata junto a otros pueblos contre el imperialismo, contribuyendo a poner en pie un Frente Antiimperialista Mundial, y que defienda con intrasigencia a los paises socialistas armado con las banderas del internacionalismo proletario y que apueste por la reconstrucción del Movimiento Comunista Internaciona.

Un Partido Comunista que, para tales propositos, debe encontrar en el centralismo democratico su metodo organización, y en el marxismo-leninismo y el internacionalismo proletario sus señas irrenunciables y que, en su practica diaria, plenamente insertada en el conflicto social que nace de la contradicción capital-trabajo, muestre ya los valores de la nueva sociedad por las que lucha. El PCPE esta reconociendo ese camino. Con aciertos y errores ( nota del blogmaster: un sector del PCPA ha degenerado de forma irremediable en planteamiento opuestos al leninismo esto lo abordaremos en articulo propio), con critica y autocritica , pero con el irrenunciable compromiso de su militancia y con la responsabilidad de sentimos herederos del glorioso Partido de José Diaz, del quinto regimiento y de la lucha clandestina contra el fascismo. Desde estas lineas llamamos a todas y todos los comunistas de España a reforzar las filas de nuestro Partido ante el brutal ataque del capitalismo. No dudamos que muchos seran todavía los obstáculos y las agresiones a superar, pero hemos aprendido de Lenin la sana costumbre de contestar a cada ataque, no con la defensiva, sino con un contraataque.

Por eso llamamos a todos los camaradas marxistas-leninistas, independientemente de su militancia actual, a romper definitivamente con el reformismo en sus diferentes formas y a emprender el camino de la unidad en base al marxismo-leninismo.
Camaradas, nos estamos preparando, nos seguiremos preparando y terminaremos por estar preparados, pues como decia José Diaz “la semilla de los revolucionarios no mueren ni moriran nunca”. No hay tiempo que perder.