Translate,translator,traducteur,Übersetzer, traduttore,tradutor,переводчик

Wednesday, June 29, 2011

Solidaridad con estudiantes anti-LOU

Hace casi 10 años, en febrero de 2002, durante las movilizaciones contra la LOU en la Universidad de Sevilla,

5 estudiantes fueron expulsados, 16 fueron detenidos y 24 acusados de desórdenes públicos y otros delitos por los que van a ser juzgados.

Las penas pueden llegar a 1 año de cárcel y 150.000 euros en total.
El juicio comenzará el próximo lunes, 4 de Julio, en los juzgados de la Buhaira.

Jueves 30 de Junio, a las 10.30h
Concentración y rueda de prensa en la puerta del Rectorado (c/ San Fernendo)

Lunes 4 de Julio, a las 10.00h
Concentración en solidaridad con los compañeros y compañeras y contra la represión.
Frente a los juzgados de la Avenida de la Buhaira Edificio Noga, Avd. Buhaira nº 26

La LOU, aprobada por el entonces gobierno del PP y mantenida por los posteriores gobiernos del PSOE, significó la puesta en marcha de un gran proyecto de privatización de la Universidad que anunciaba todo el paquete de medidas del llamado Plan Bolonia. En Sevilla, el mismo Rector que había estado apoyando las movilizaciones contra la LOU, denunció y puso en marcha la maquinaria represiva sobre un grupo de estudiantes que mantuvo las protestas más allá de lo que el establishment político, económico y mediático del PSOE estaba dispuesto a permitir en su campaña de desgaste del gobierno del PP.

El 8 de Febrero de 2002 estaba convocada una Junta de Gobierno en la Universidad de Sevilla para aprobar una serie de medidas que suponían la implantación de la LOU.

Los estudiantes se concentraban a las puertas del Rectorado con la intención de reclamar la desobediencia civil a esta injusta ley y la celebración de una Asamblea general de la Universidad. El Rector y su equipo no solamente se negaron a escuchar a los estudiantes, sino que provocaron que la concentración terminase en las portadas de todos los medios de comunicación como un episodio de desórdenes que muchos recordaréis como "las puertas del Rectorado". Como tantas otras veces, la represión y la criminalización del movimiento estudiantil, sirvieron de cortina de humo para impedir que el foco de atención se centrase en la privatización de la Universidad que hoy es casi un hecho consumado, a pesar de la lucha de los estudiantes contra la LOU y posteriormente contra el Plan Bolonia. El PP, el PSOE, toda la maquinaria policial y judicial y los medios de comunicación han sido cómplices desde hace 10 años de esta maniobra que ha llevado a compañeros y compañeras que lucharon contra la LOU a los tribunales en todo el Estado: Madrid, Santiago, Barcelona...

El lunes, en Sevilla, demostremos que los compañeros y compañeras no están solos.
Contra la represión y contra la privatización de la Universidad
¡Defender la educación pública no es un delito!
¡Acude y difunde!

Saturday, June 18, 2011

Manifestación 15-M en Sevilla

Thursday, June 16, 2011

Libertad sin cargos militantes del PCPE. ya!

COMUNICADO DEL COMITÉ EJECUTIVO Y CONVOCATORIA DE CONCENTRACIONES ANTE LA DETENCIÓN DE CAMARADAS EN ASTURIES
Los aparatos del Estado organizan un montaje contra el PCPE y los CJC.
Última hora:

La Audiencia Nacional no ve indicios de terrorismo en el caso de los "5 de Asturies" y baja el proceso hasta primera instancia en el Juzgado de Langreo, donde la policía deberá demostrar quién es el autor de los hechos. Los 5 camaradas ya están en libertad!
Los aparatos del Estado organizan un montaje contra el PCPE y los CJC.

Concentraciones:

Barcelona: jueves 16 a las 20 horas (plaza sant jaume)

Bilbo: jueves 16 a las 20 horas (plaza de Unamuno)

Zaragoza: viernes 17 a las 20 horas (delegación del gobierno-plaza del Pilar)

Torrelavega: viernes 17 a las 20 horas (plaza Baldomero Iglesias-antiguos Juzgados)

Las Palmas: miércoles 15 a las 19 horas (plaza de la feria-junto a subdelegación del gobierno).

Madrid: miércoles 15 a las 20 horas (plaza Jacinto Benavente)

La persecución contra los comunistas en este país da un salto cualitativo con la detención, este martes día 14, de dos militantes del PCPE, uno de ellos miembros del Comité Central del Partido, y el aviso de detención de otros tres militantes más.

La maniobra policial lanza una acusación de terrorismo contra estos miembros del Partido por, supuestamente, haber lanzado unos cócteles molotov el día 15 de enero en un pueblo de Asturias, y pone a los militantes detenidos a disposición de la Audiencia Nacional.

Estas acusaciones de la policía carecen de la más elemental base de veracidad, puesto que son actuaciones que no se corresponden con la línea política de lucha de masas del PCPE, expresada en sus documentos teóricos y en su propia práctica política.

Solo es en el contexto de la agudización de la lucha de clases, con las crecientes dificultades del capitalismo español para afrontar su profunda crisis estructural, y el terror del bloque del poder al ascenso de las luchas obreras y populares buscando una salida socialista y comunista, como se puede comprender que se proceda a esta burda maniobra para tratar de alejar a la organización revolucionaria del apoyo de las masas obreras.

Los servicios secretos organizaron todo tipo de manejos durante la dictadura franquista para incriminar al movimiento comunista que luchaba contra la dictadura fascista, hoy -en el contexto de la lucha contra el comunismo que se desarrolla en el marco de la UE-, el capital recurre a nuevos métodos para tratar de frenar el ascenso de la organización de los comunistas en España. Y así, no es casualidad que estas detenciones se produzcan justo en uno de los municipios donde el PCPE obtuvo representación en las pasadas elecciones municipales, en el Ayuntamiento de Carreño.

El Comité Ejecutivo denuncia este montaje policial, que tiene el antecedente de otro juicio que está pendiente de celebrar en Barcelona el próximo día 1 de diciembre, donde también se vierten falsas acusaciones contra tres militantes de la organización. Esta situación ha sido denunciada a nivel internacional, e incluso presentada una interpelación en el Parlamento Europeo por el Partido Comunista de Grecia.

El Comité Ejecutivo del PCPE manifiesta con toda firmeza que no se dejará chantajear por los aparatos del estado, con estas, ni con otras maniobras que se puedan realizar contra su actividad política y contra sus militantes.

El Comité Ejecutivo del PCPE exige la inmediata puesta en libertad sin cargos de los militantes detenidos. Igualmente exige una inmediata investigación de quienes hayan participado en la preparación de esta descarada maniobra y la depuración de las responsabilidades en los aparatos del estado que lo han organizado.

El Comité Ejecutivo del PCPE llama a todas las organizaciones obreras y populares a apoyar estas denuncias y a participar en las movilizaciones que se organizarán inmediatamente en solidaridad con los compañeros detenidos y en denuncia de esta actuación de los aparatos del estado.

Comité Ejecutivo del PCPE a 14 de junio de 2011

Intentos de criminalizar el 15 M:las pruebas.

Barcelona,ayer En el video policías de paisano que se hacen pasar por manifestantes del 15-M provocan a los antidisturbios para que carguen, éstos disparan directamente a los manifestantes pacíficos. La gente termina descubriendo a los provocadores, se les detecta por sus pinganillos, los aíslan y finalmente un cordón policial los saca de la protesta. Quieren criminalizar el 15-M, cuidado con las provocaciones y los provocadores.
DIFUNDE ESTE VIDEO ANTES DE QUE LO BORREN DEL YOUTUBE

Tuesday, June 14, 2011

Los comunistas peruanos celebran el triunfo de Ollanta Humala.

IX Pleno Comité Central afirma respaldo a Ollanta Humala y gobierno de Gana Perú


--------------------------------------------------------------------------------

El Comité Central del Partido Comunista Peruano calificó el triunfo de Ollanta Humala a la Presidencia de la República en los comicios electorales de segunda vuelta del 05 de junio, como el triunfo de las fuerzas democráticas y progresistas de nuestra patria con la participación de las organizaciones políticas de izquierda que en diciembre del año pasado suscribieron el Acuerdo Político GANA PERU (PNP-UNIDAD DE IZQUIERDA) en el que participa el PCP.


Es la primera vez que una confluencia popular de estas características gana un proceso electoral, iniciando una nueva etapa en la historia del Perú.


Fue en el marco de la IX Sesión Plenaria del Comité Central bajo el lema “Fortalecer al PCP, afirmando la victoria, rumbo a la transformación del país”, reunida en la ciudad de Lima los días sábado 11 y domingo 12; donde se debatió democráticamente con intervenciones de tiempo libre, un documento presentado por la Comisión Política.


Es la derrota de la derecha más reaccionaria y corrupta, de los intentos de la mafia fujimorista por reinstalar un régimen en esencia continuista de la dictadura de los años 90, es el fracaso de los medios de poder fáctico que trataron de imponer el miedo a través de una intensa campaña de prensa para demoler a Ollanta Humala, alentados por poderosos grupos de poder económico.


Esta victoria es también el resultado de un largo proceso de lucha de los trabajadores, en particular la CGTP, y el pueblo peruano que permitieron acumular fuerzas contra un modelo de crecimiento que excluye a las grandes mayorías del progreso económico y social, que margina a los más pobres y a los pueblos del interior del país, un modelo que no titubea en la entrega de nuestras riquezas naturales a la voracidad de las transnacionales. Ollanta Humala supo erigirse como el líder de la protesta social y la voluntad expresa por el cambio.


El Pleno afirmó su respaldo al gobierno de Gana Perú ha instalarse el próximo 28 de julio. El cumplimiento del Plan de Gobierno y las promesas electorales en favor de los trabajadores y las grandes mayorías será la mejor garantía para fortalecer un efectivo respaldo del pueblo peruano. En ese sentido la IX Sesión Plenaria del Comité Central del PCP se manifestó en mantener, igualmente, una actitud vigilante, en el marco de su independencia e identidad política.


El Pleno considera como tarea prioritaria el fortalecimiento orgánico del Partido y su aporte en los Comités de Gana Perú como espacios de acción política unitaria para garantizar la gobernabilidad en nuestro país

Partido Comunista del Perú-Patria Roja

¡CERRAR PASO A LA MAFIA FUJIMONTESINISTA!
¡VOTAR POR OLLANTA HUMALA!

--------------------------------------------------------------------------------

1. Amplios sectores de la población sienten la necesidad de un cambio de rumbo luego de dos décadas de neoliberalismo marcadas por la corrupción, el entreguismo, los privilegios para pocos y la exclusión de las mayorías. La prepotencia y la impunidad degradan la democracia; la concentración abusiva de la riqueza y la inequidad niegan la justicia social, el progreso, el bienestar al que tienen derecho todos los peruanos.
2. Cambio democrático, patriótico, con justicia social, o continuismo, sigue siendo el gran problema a resolver. El crecimiento de la última década es importante, pero sus bases son débiles y mutables. Además, no garantiza desarrollo y su distribución es abismalmente desigual. Un país primario exportador representa el pasado, no el futuro de los pueblos que construyen su prosperidad.




3. El fujimorismo encarna una de las fases más oscuras y corruptas de la historia patria, la negación de la democracia, de la dignidad y los derechos fundamentales. Representa la impunidad, el genocidio, el latrocinio. Permitir su retorno sería admitir que el Perú está condenado a aceptar la degradación política y moral, el cinismo y la prepotencia. Ningún peruano digno, orgulloso de su mejor herencia histórica, puede ni debe permitirlo.

4. El Partido Comunista del Perú-Patria Roja no forma parte de la Alianza Electoral Gana Perú, ni tiene alianza política con ella, pese a los enormes esfuerzos que hicimos para construir una gran unidad que permitiera acceder al gobierno y garantizar gobernabilidad. Esto es un hecho conocido.
5. Sin renunciar a nuestra propuesta de Nuevo Curso y la lucha por una nueva Constitución, llamamos al pueblo peruano a movilizarse y votar por la candidatura de Ollanta Humala. Garantizar su victoria en la segunda vuelta es una tarea que compromete a todo peruano demócrata y patriota. Al tomar esta decisión no buscamos ventaja alguna, menos cupos ni cargos de confianza en la próxima administración, sino contribuir a iniciar un camino de decencia, tolerancia y cambios reales en el Perú.

6. La derecha conservadora, recurriendo a la estrategia del miedo, al chantaje mediático con el sambenito de chavismo o terrorismo, a la presión política o la lisonja cínica, se propone doblegar voluntades y alcanzar compromisos a su favor siguiendo el lema: “cambiar algo para que nada cambie”. La flexibilidad, comprensible en el manejo táctico, no debe significar, sin embargo, renuncia de postulados básicos que hacen la diferencia con el continuismo neoliberal.

Siria: las alianzas de los cipayos.

Opositores se reúnen con un alto cargo israelí mientras llaman a la huelga
Resumen Latinoamericano

La extrema derecha austriaca del FPÖ tenía previsto auspiciar ayer una reunión en Viena entre el viceministro israelí Ayoob Kara y opositores sirios.

El encuentro coincide con un llamamiento de la oposición a una huelga general hoy en Siria y con denuncias sobre una supuesta matanza del Ejército en la localidad de Tall Kalaj (oeste).

Por lo que toca a la denuncia hecha pública el día anterior, el Gobierno sirio desmintió el hallazgo de una fosa común en Deraa (sur), epicentro de la revuelta.
Sí informó de la muerte de dos policías en un ataque nocturno en Homs
(centro).

Libia:voces resistentes al imperialismo

Blogs para seguir el conflicto:
Leonor en Libia
Asociación Mundial de los Partidarios del Libro Verde Venezuela

OTRO ROSTRO DE LA GUERRA DE INTERVENCIÓN IMPERIAL
LAS VOCES DEL PUEBLO LIBIO
***********************************************
Es una de esas tardes en que, hasta la noche, centenares de jóvenes se reúnen en Bab Al Aziziya, residencia oficial de Gaddafi.
Aún se respira pólvora en este blanco predilecto de los ataques de la
OTAN.
En una sola jornada, a plena luz del día, aquí pueden caer hasta sesenta misiles para convertir en ruinas lo poco que ya queda en pie.
Los rostros dibujan expresiones lo mismo de júbilo, rebeldía y dolor.



Una joven nos invita a acercarnos cuando ve nuestra cámara inquieta en busca de imágenes y testimonios.
Interpreto el gesto de Aicha, como un intento por hacer que su verdad
corra suerte de ser vista y escuchada.
Impresiona su belleza sin maquillaje, su instinto travieso pero delicado de madre joven, con una bebé dormida en brazos y otro de sus hijos corriendo por el lugar.

¿Qué correrá ahora por sus venas cuando más de ochenta días de bombardeos sobre su ciudad y sus gentes aún no han borrado su tierna sonrisa?Sin darme tiempo a indagar, Aicha me sorprende con un torbellino de preguntas y respuestas.

" ¿Quiénes son ellos (USA, Inglaterra, Francia) para decidir? Eso nos toca a nosotros.¨


¨Dicen que Moammar tiene que irse. Moammar es un ciudadano libio.¨


¨¿Quién les da a ellos potestad para decidir, si Moammar sale o se queda? Y ¿adónde va a ir? Eso es un problema nuestro. Nosotros somos libios y queremos a los libios.¨


¨¿Qué va a hacer? ¿Ir a América? Este es su país, déjenlo aquí. ¿A dónde quieren que vaya? ¿Nosotros, le dijimos a los norteamericanos vengan? No. Nosotros no le hemos dicho a Obama vete.¨


El rostro de Aicha comienza a dibujar poco a poco rasgos cada vez más enérgicos.


Pero ella no calla.

¨Los misiles, supuestamente, son para proteger civiles. Pero la gente camina libremente, no hay un papel que diga no vayas aquí, no vayas allá y a donde uno va puede caer un misil.¨

La bomba cuando revienta, revienta y puede haber niños jugando en la calle. Puede haber personas caminando.¨

¨Y por ejemplo, recientemente a las 10 de la mañana atacaron, tengo un hijo pequeño que me dijo: Mamá protégeme. Pensando que si un misil caía y yo lo protegería y no le haría daño¨

¨Desde el día que comenzaron a atacar, tememos por nuestros pequeños, no paran de lanzar bombas. Eso es un pecado.¨

Ya Aicha no alcanza a contener sus lágrimas, tampoco las palabras.

¨¿Por qué debemos tener miedo si nosotros queremos a Moammar? ¿Por qué tenemos que vivir así?¨

¨Y ahora para colmo dice el presidente Gran Bretaña que va a atacar con bombas más fuertes. ¿Qué más fuertes? La muerte es una sola. Se muere una sola vez. ¿Cuántas veces quieren matarnos?¨

¨Y si se va Moammar, nos van a degollar los rebeldes. Ellos dicen: ustedes que quieren a Moammar deben de morir.¨

¨Entonces no hay ninguna democracia. Democracia es: quieres a Moammar, perfecto; no quieres a Moammar, perfecto.¨

¨¿Que no hay elecciones? Eso es un problema nuestro, y lo solucionaremos. Y la mayoría, ¿quién es la mayoría? ¿Misurata, Benghazi, Tobruk?¨

¨De haber un consejo de transición correcto o verdadero, no hubiesen bcondicionamientos. ¿De dónde vienen los condicionamientos?¨


¨¿Nosotros vamos a los Estados Unidos y le decimos a Obama, vete? ¿Podemos ir allá y decirle, vete? Entonces tiene que irse Obama, tiene que irse Sarkozy, tiene que irse Cameron.¨


¨Y ahora para colmo lanzan misiles más potentes. Más potentes, ¿para qué? Solo para atemorizar a los niños

¨Ahora mandan helicópteros. Como si bajan, no van a lograr nada.¨

¨Por eso cuando nos atacan, nosotros bailamos y cantamos, ¿Por qué lo hacemos? Porque si morimos, morimos con él.¨

¨Dios Moammar, Libia y nada más.¨
Fuente: rebeldia.org

Apendice de Los vencedores de Negrin

Como complemento de esta segunda edición de Los Vencedores de Negrín se incluye este apén¬dice integrado por dos textos de Edmundo Domínguez, inédita hasta ahora y que examinan las cuestiones partidistas, obreras y del exilio. repu¬blicano a la pérdida de la República y la guerra civil.

Son das cartas: una enviada a Pedro. Muñoz, miembro. del Comité Nacional de la Federación del Transporte Marítima, fechada el 14 de junio. de 1963, y en la que Domínguez hace un valiente, sincero, honesta y autocrítico balance del Partido Socialista Obrera Español, y de sus dirigentes; asimismo, las peripecias de la interioridad de las mandas de la Unión General de Trabajadores y de sus más significativas líderes, y finalmente comenta la dejadez y el divisionismo múltiple en que incurrió la emigración española en México.

En la otra misiva, dirigida al escritor Celso Amieva, Domínguez abunda en el tema de las múltiples y profundas divisiones existentes entre los miembros de la diáspora republicana y par extensión dentro. Del Partido Socialista.

Aunque ya han fallecida la mayoría de las pro¬tagonistas de este jirón de la historia de España, la historia trágica española del siglo. veinte, sus acciones, pugnas, coincidencias, alianzas y divi¬siones expresadas can valentía y veracidad por una de ellas, han de auxiliar a los españoles en su lucha de hay y contribuir a que la verdad histórica sea más objetiva, veraz y completa.

Edmundo Domínguez Aragonés (hijo.).

14 de junio. de 1963. Camarada Pedro Muñoz. Vera cruz.
Aunque tarde, cumplo mi promesa de remitirle esta carta, en la que hago una somera historia y. fija además mi criterio. Sobre las actividades de las hombres que han dirigido el P.S.O.E. y la U.G.T..
.
Comprendo su enojo al con templar ahora las divisiones que existen entre las socialistas españoles en la emigración.

Para formar un juicio. (si no exacto, la mas aproximado posi¬ble) de las causas que han producido. estas divisiones, es preciso remontarse a fechas ya lejanas, pero que poderosamente influyeron en la situación actual.
.
En todos las partidos socialistas del mundo., incluso en el Partido Comunista y aun en la misma dirección del Gobierno Sovié¬tico, se han producido, de manera continua, discrepancias entre sus dirigentes, pero en la mayar parte de ellas hubo propósitos más nobles y más desinteresadas que las que ahora contempla¬mos en la dirección de la U.G.T. y el P.S.O.E.

En España, desgraciadamente, las divisiones que se iniciaron mucho antes de la guerra las produjo el afán de ejercer, un solo hombre, la hegemonía en el Partido Socialista y en la U.G.T. Para lograr este fin, incluso se formaron grupas adheridas a las perso¬nas de Julián Besteiro y Francisca Largo Caballero., pues Indalecio Prieto aún no. ofrecía importancia comparable a la de estos camaradas.
Estas diferencias eran inicialmente reflejo de la educación y del sentimiento político de los que las auspiciaban. Por ejemplo:

Julián Besteiro, por su educación, por sus relaciones sociales, por su estada económico, pera principalmente par su formación polí¬tica, tenía que diferenciarse hasta en los menares detalles con 'Largo Caballero., obrero manual, de escasa cultura y conocimiento teóricas, como nos sucede a todos las militantes obreros, cuya par¬quedad raya en la ignorancia; por tanto, no. es de extrañar que. surgieran diferencias can el tiempo y que la reiteración de estas diferencias terminase por producir una profunda división, En 1917, Julián Besteiroy Andrés Sabarit, de la misma ten¬dencia, fueron héroes de una jornada, par la que no hay que re¬gatearles ningún mérito; pero es evidente que, a partir de aquella fecha, como si aquel riesgo. les hubiera agotado toda su espíritu de sacrificio. y de lucha, se han mostrado prudentes y hasta enemigo de toda acción que representara riesgo para ellos oponiéndose a toda lucha de carácter revolucionaria.

Durante la dictadura de Prima de Rivera, Besteiro no sentía impulsos hostiles hacia ella, frenaba todo intento de compromiso con los republicanos o con otras fuerzas democráticas para derri¬bar la dictadura. En diciembre de 19'30, cuando se tenía acordado un levantamiento militar, al que ayudarían los trabajadores con una huelga general, Besteiro, y todos sus amigos y partidarios, boicotearon aquel movimiento.
. En el Congreso que se celebró en 1932, donde se trató este asunto, Besteiro fue acusado de haber boicoteado el movimiento en contra de la dictadura de Primo de Rivera, pero no se logró el esclarecimiento de aquel suceso, y por presiones e influencias de los Sindicatos de Ferroviarios y de Trabajadores de la Tierra, lograron éstos que Besteiro saliera elegido Presidente de la U.G.T.

Cuando la división se produjo más honda, fue en 1934, con mo¬tivo de la huelga decretada por la U.G.T. para evitar el ingreso de la C.E.D.A. en el gobierno que formó el señor Lerroux. Entonces el grupo Besteiro y su incondicional Andrés 8aborit editaron De¬mocracia, cuyo lenguaje y texto convirtieron en una enconada polémica condenando la desviación de la U.G.T. y acusando a Largo Caballero de ser responsable de los sacrificios y las penalidades que sufrían los trabajadores con motivo de la fracasada huelga. Contestando a este periódico, Caballero asociado con Luis Araquistain y Carlos Baráibar, editó Claridad, un periódico de lucha exageradamente combativo. Como el lenguaje de ambos periódicos era lo menos apropiado para esclarecer posiciones jus¬tas y de interés al Partido y a la Unión, sólo consiguieron ahondar más la lucha personal entre unos y otros.

, En aquel tiempo comienza a señalar Indalecio Prieto una ter¬cera posición. Nunca fue socialista, sino un moderado liberal o republicano, pero tan absurda como débil le parecía la posición de los besteiristas, que nunca se unió a ellos, adoptando una po¬sición ecléctica aunque en el fondo era tan de derecha como Bes¬teiro, si bien mantenía su posición con más gallardía e inteligencia.

Durante la guerra, estas posiciones antípodas y de lucha que¬daron disimuladas, Besteiro se oscureció, estaba verdaderamente aterrado y no participó en ningún momento en acciones positivas durante la guerra civil. Era natural que, dada su idiosincrasia, es¬tuviera asustado por los excesos y la confusión de los primeros momentos, cuando el pueblo madrileño se levantó en contra de los militares: Controles, "paseos", incautaciones, que reflejaban un sentimiento de protesta y hasta si se quiere vengativo de las masas, imposibles de frenar. Recluido, no dio señales de vida po¬lítica hasta el final de la República, cuando al coronel Casado, es¬cribió la página más vergonzosa de su vida, inspirado, más que por otra cosa, por el despecho y el rencor.

Basteiro es el primero de todos ellos que queda anulado. El siguiente es Largo Caballero.

Indalecio Prieto, desde 1924, comienza a revelar su oposición a las Comisiones Ejecutivas de la U.G.T., y del P.S.O.E., pues se¬gún él, éstas se ocuparían en establecer relaciones con elementos militares y civiles para derribar la dictadura de Primo de Rivera, y las acusaba de colaboración y de tolerancia para con la dictadura. En el congreso que se celebró el año 28,' Prieto fue repren¬dido y quedó en una situación poco airosa, derrota que no olvidó en su vida.

Durante la dictadura de Primo de Rivera, la U.G.T. y el P.S.O.E., adoptaron una posición oportunista, que dio como resultado que ambos organismos no fueron perseguidos ni disueltos.

En 1925, y estando Primo Rivera en el poder aún, falleció Pablo Iglesias que, aunque viejo, aún inspiraba respeto. Nadie se atre¬vía entonces a extremas divisiones y discrepancias de bulto, salvo la indisciplina característica de Prieto. Esta unidad más o menos sincera dio como resultado que Besteiro recogiera como herencia la Presidencia del Partido Socialista y la. U.G.T., Y Largo Caba¬llero y Andrés Saborit las Secretarías de ambos organismos.

Hasta 19'30, Largo Caballero no acepta responsabilidades con los presuntos conspiradores que se proponían derribar a Primo de Rivera, pero en esta fecha se pone en relación con personas y organismos que le inspiraron confianza. El fracaso de aquellas jor¬nadas no es imputable a Caballero; creo más, que ni siquiera la huelga general prometida y no cumplida, boicoteada por Besteiro, hubiera dado buen resultado, y sólo quedó como saldo trágico de aquellas jornadas la muerte de los valientes capitanes Galán y García Hernández, que fueron fusilados:




En 1931, se proclama la República y en esta ocasión los "Tres Lobitos", Besteiro, Caballero y Prieto, aparecen unidos. Besteiro acepta la Presidencia de las Cortes, considerando que, al fin, sus grandes méritos han sido reconocidos y premiados. Yo sé cómo se sentía en aquella fecha, pues al mismo tiempo que era Presidente de las Cortes, era también Presidente del Comité de la Agrupación Socialista Madrileña, de cuyo comité formaba yo parte. También he podido observarle cuando su prestigio declinaba; al tener que dejar la presidencia de la Fundación Cesáreo del Cerro, Besteironunca creyó que podía ser sustituido. Pero, contra su opinión, los tres cargos tuvo que dejar y, aunque disimuló el despecho, su soberbia le impidió colaborar con nadie. Como complemento el aquellos primeros momentos en que el P.S.O.E. participó en el gobierno de la República, recuerdo a otro dirigente aunque no ha tenido como los mencionados una influencia decisiva, sin embargo, formó parte unas veces al lado de unos y al lado de otros; es decir, no tuvo una posición firme; se trata de don Fernando de los Ríos.

Largo Caballero, como ministro del Trabajo, no alcanzo a des¬empeñar su cargo con la competencia que Se le suponía y tuvo que entregar al señor Relique, viejo o y astuto funcionario del Minis¬terio, la redacción del famoso Contrato de Trabajo, cuyo estatuto no le acreditó como hombre de grandes conocimientos en materia social. Ni siquiera abordó audaces reformas, que otras naciones ya tenían establecidas' en defensa de los trabajadores.

Indalecio Prieto es el "diletante" que asombró a todos con de¬claraciones. ¡UN GENIO! Lo más sorprendente es que, siendo minis¬tro de Fomento,' lanzó un reto al Sindicato de Ferroviarios, opo¬niéndose a las aspiraciones de éstos a conseguir mejores salarios y condiciones de trabajo. Prieto, socialista perteneciente a la U.G.T., con insultante desprecio para su propia representación, alardeó de que no estaba dispuesto a satisfacer las aspiraciones de los ferro¬viarios. Los anarcosindicalistas, airadamente, nos echaron en cara esta conducta, con la que prieto .fortaleció a la C.N.T.

Los "Tres Lobitos" dejan de estar unidos. Al cesar en las res¬pectivas carteras ministeriales y en la Presidencia de las Cortes, se sitúa cada uno en su discrepancia anterior.

Largo Caballero, en un acto organizado por la U.G.T., (es de¬cir, que él mismo organizó) en el teatro Pardiñas, se declara ene¬migo de los Comités Paritarios, organismos tan definidos por él, tanto siendo ministro como durante la dictadura de Primo de Ri¬vera, y declara ante el asombro de las masas, que su paso por el Ministerio del Trabajo le ha demostrado que es imposible que la emancipación de los trabajadores pueda lograrse por una cola¬boración con gobiernos burgueses. Llega a más, se declara parti¬dario de la dictadura del proletariado y, como rutilante botón de muestra, desafía a sus opositores y dice que la clase trabajadora debe saltar por encima de las consignas de los reformistas y lanzarse decididamente a la lucha revolucionaria.

Las divisiones en el P.S.O.E. y en la •U.G.T., promovidas por Largo Caballero, despiertan inusitada actividad en las derechas, que se agradan formando alianzas hostiles a la República, y el resultado más inmediato de estas divisiones producidas por el ra¬dicalismo de Largo Caballero es que las elecciones de 1933 las gana la reacción.

La victoria de la reacción y de los republicanos enemigos del proletariado decidió a la UGT. y el P.S.O.E. a ir a la huelga revolucionaria en 1934, para intentar oponerse a la toma del poder por Gil Robles y sus partidarios.
Besteiro, sin disimulo, siempre se opuso a este movimiento que consideró erróneo, pero Prieto, que no se atrevió a oponerse pú¬blicamente a la huelga, en la intimidad, a sus amigos y personas de confianza formulaba este deprimente juicio; "Mi opinión de Largo Caballero es que es un imbécil que quiere dárselas de as¬tuto. Con su impulso inconsciente de repentino revolucionario, nos va a llevar a todos a la ruina".

Indalecio Prieto indudablemente tenía cierta razón. No era fácil asimilar la conducta de Largo Caballero, que tantas muestras de conservadurismo habían dado y se transformara de pronto en extrema izquierda del Partido Socialista y de la U.G.T. Durante años se formaron grupos de cada una de las tendencias, es decir, de cada influencia personalista. Esos grupos se combatían y riva¬lizaban entre sí, en su afán de aparecer victoriosos en cada de¬talle, en cada expresión o actividad por insignificante que fuera, y estas acciones produjeron rencores y enojos.
Como consecuencia del fracaso de la huelga general del año 34, 'aunque Caballero estaba encarcelado, esta deplorable situa¬ción no le privaba de actuar desde la prisión, e intervenía lo mismo en los precandidatos a diputados a Cortes como en la orientación de la lucha; sobre todo, propugnando la eliminación de sus oposi¬tores. Esta conducta, pese al gran prestigio que tenía, dio como consecuencia que fuera eliminado de la Comisión Ejecutiva del Partido Socialista y sólo conservara el cargo de Secretario General de la U.G.T.

Con la experiencia adquirida por la derrota en las elecciones del año 33, en 1936 los partidos de izquierda formaron un frente común y el resultado de aquellas elecciones fue obtener una ma¬yoría parlamentaria que permitió derrocar al Presidente de la Re¬pública Alcalá Zamora, al que sucedió en la presidencia de la República Don Manuel Azaña. Como el Partido Socialista formaba la minoría más numerosa, fue requerido para que formara gobierno.

Largo Caballero opinaba que debían ser sólo los republicanos los que formaran gobierno, siguiendo su reciente criterio de no aceptar carteras ministeriales. Esto parecía ser la razón de su opo¬sición a que formara gobierno el Partido Socialista. Pero por mu¬cho que Caballero disimulara que el P.S.O.E. no, debía formar gobierno, ocultaba su desagrado porque de haber aceptado la invi¬tación que Azaña hizo al Partido, el indicado para presidir el fu¬turo gobierno hubiera sido Indalecio Prieto yeso sí que no, antes Moro.

En sus memorias, Largo Caballero asegura que en aquella fe¬cha conocía que los militares se iban a sublevar. Con lo que, de l ser cierto, demostraba que sus pasiones oscurecían su razón, pues era indudable que de conocer la amenaza de una sublevación mi¬litar, era mucho 'mejor que al frente del gobierno estuviera un socialista y no un republicano.

Aunque Caballero posteriormente haya querido aparecer Como conocedor de las intenciones de los militares, no lo Creo, pues de ser verdad no hubiera procedido como procedió. El supuesto lo fundo en que, unos días antes del 18 de junio, se celebro una reu¬nión en el local de la Comisión Ejecutiva del PSOE, eN la calle de Carranza número 20 y a cuya reunión asistimos por la UGT.,

él compañero Lois por el Partido Comunista, José Díaz, y yo como Presidente de la Casa del Pueblo de Madrid. A esta reunión, sin saber por qué, no asistió ningún republicano ni los anarquis¬tas o Indalecio Prieto hizo un relato de los propósitos homicidas de los militares, manifestando que estaban dispuestos a fusilar a to¬dos los dirigentes que allí estábamos representados, como también a los ausentes, ya fueran republicanos o anarquistas. Al terminar esta reunión, Lois y yo salimos juntos, y Lois con tono humo¬rístico' me dijo que aquel informe de Prieto era un "cuento de miedo". Como este representante de la U.G.T. formulara tal cri¬terio y desconfianza, era fácil comprender que reflejaba no sólo su criterio, sino el que había oído, sin excluir a Caballero.

Los cargos que se hacen a los republicanos, y principalmente a Casares Quiroga, por su optimismo y confianza de que la su¬blevación militar no había de producirse, estos cargos hay que di¬luirlos también entre el P.S.O.E., pues no es justo cargarlos todos a la cuenta de los republicanos. El Partido Socialista y la U.G.T. en la reunión que anteriormente cito, acordaron publicar un. ma¬nifiesto en el que manifestábamos nuestra adhesión al gobierno de Casares Quiroga. Esta pueril manifestación nunca podría bas¬tar para detener el golpe militar, cuyos preliminares eran visibles. Lo más indicado hubiera sido, como que los propósitos de los mi¬litares ya se conocían, preparar en los pueblos y en las ciudades y en todas partes donde teníamos organizaciones obreras y polí¬ticas, grupos de choque. Aunque con escasos medios combativo s, gracias a esta previsión los militares hubieran encontrado una re¬sistencia como la de Madrid y Barcelona. Por lo tanto, la respon¬sabilidad dé aquellos días incumbe a todos. Como prueba de lo di¬cho, recuerdo la indiferencia que existía en todas partes y hasta en nuestros medios políticos y sindicales.

La sublevación se produce. Los republicanos se resisten a en¬tregar las armas a la clase trabajadora, pues dudan entre el ries¬go de la guerra civil y la revolución. Los primeros momentos fueron de una gran confusión y los excesos que se cometieron en¬tonces obligaron a los republicanos, que no podían controlar la situación, a aceptar que fuera Largo Caballero designado Presi¬dente del gobierno, pues era la única persona con prestigio sufi¬ciente para intentar canalizarla y contener los excesos y las acciones incontroladas. Indudablemente que fue un acierto el que se designara a Largo Caballero, pues si no se pudo evitar el des¬orden, al menos lo' aminoró e hizo posible un fortalecimiento de la autoridad y del poder del gobierno que los republicanos habían dejado en plena calle.

Señalo una circunstancia que revela que aun en aquellos mo¬mentos Largo Caballero, muy apegado a sus rencores, atendía más a sus inclinaciones personales que a la conveniencia de su

función. Lo prueba el hecho de que cuando es elegido Presidente, no llama a colaborar en su Ministerio a ningún hombre del grupo de los besteiristas •ni de los contrarios a él. Y en cambio, sí designó como ministro a Anastasio de Gracia. Lo hizo en su muy merecida fama de tacaño, confundiendo Caballero este defecto con la com¬petencia que se necesitaba para ser ministro de Economía.

Este ejemplo de elegir colaboradores afines a él se repite en la elección para distintos cargos de hombres que sumisamente le obedecían. El más descarado de estos ejemplos fue el de nombrar coroneles a cinco miembros que con él formaban la Comisión Eje¬cutiva de la U.G.T. Salta a la vista que este favor no benefició a Caballero, y mucho menos a la guerra, y que a los nombrados les hizo correr un gran ridículo, pero todo ello probaba que Ca¬ballero no estaba a la altura que exigía la dirección de la guerra, y que obraba más por capricho que con medidas prudentes y dis¬cretas.

Como Caballero era un hombre incapaz de rectificar sus erro¬res, fue hundiéndose cada vez más al demostrar que era necesario que la cartera de Guerra estuviera desempeñada por personas de más capacidad que él. Fueron muchos los incidentes y quejas por su manera de actuar. No había diferencia entre su limitado cri¬terio como Secretario de la U.G.T. y el que exigía en aquellos mo¬mentos su actividad como ministro de la Guerra. No niego que aumentasen sus dificultades los asesores rusos y los comunistas al señalarle constantemente que podía proceder de otra manera; pero, en vez de examinar Caballero si era conveniente o no seguir aquellas sugerencias, el solo hecho de manifestárselas desataba su cólera y se rechazaba toda sugestión.
Indalecio Prieto, que tenía una espina clavada en lo más ínti¬mo de sus sentimientos, envidioso hasta más no poder, esperaba el momento de la declinación del prestigio de Caballero para atacar.

y aquí se muestra de manera clarividente la conducta que to¬dos han seguido, lo mismo Caballero que Prieto. Cada vez que así lo han creído conveniente, se aprovechaban de la fuerza del Partido Comunista, el cual ha sido como un comodín, unas veces a favor de Caballero y otras a favor de Prieto. Y en 1938, lo paga caro Caballero, que se confabuló con los comunistas cuando quería bolchevizar al Partido Socialista, para derrotar tanto a Prieto C0mo a Besteiro•. Ahora, con la misma arma, Prieto derribó a Caballero. Así eran de sinceros y lógicos sus actos.

Cuando se consiguió que dimitiera la Presidencia y El Minis¬terio de la Guerra, no obstante Indalecio Prieto tenía que rcsig¬narse a no ser Presidente del Consejo de Ministro, a cuyo cargo aspiraba toda la vida, conformándose con que lo fuera. Juan Ne¬grín y él con la cartera de Guerra. El resultado que produjo esta función. Lo prueba el hecho de que cuando es elegido Presidente, no llama a colaborar en su Ministerio a ningún hombre del grupo de los besteiristas ni de los contrarios a él. Y en cambio, sí designó como ministro a Anastasio de Gracia. Lo hizo en su muy merecida fama de tacaño, confundiendo Caballero este defecto con la com¬petencia que se necesitaba para ser ministro de Economía.

Este ejemplo de elegir colaboradores afines a él se repite en la elección para distintos cargos de hombres que sumisamente le obedecían. El más descarado de estos ejemplos fue el de nombrar coroneles a cinco miembros que con él formaban la Comisión Eje¬cutiva de la U.G.T. Salta a la vista que este favor no benefició a Caballero, y mucho menos a la guerra, y que a los nombrados les hizo correr un gran ridículo, pero todo ello probaba que Ca¬ballero no estaba a la altura que exigía la dirección de la guerra, y que obraba más por capricho que con medidas prudentes y dis¬cretas.

Como Caballero era un hombre incapaz de rectificar sus erro¬res, fue hundiéndose cada vez más al demostrar que era necesario que la cartera de Guerra estuviera desempeñada por personas de más capacidad que él. Fueron muchos los incidentes y quejas por su manera de actuar. No había diferencia entre su limitado cri¬terio como Secretario de la U.G.T. y el que exigía en aquellos mo¬mentos su actividad como ministro de la Guerra. No niego que aumentasen sus dificultades los asesores rusos y los comunistas al señalarle constantemente que podía proceder de otra manera; pero, en vez de examinar Caballero si era conveniente o no seguir aquellas sugerencias, el solo hecho de manifestárselas desataba su cólera y se rechazaba toda sugestión.

Indalecio Prieto, que tenía una espina clavada en lo más ínti¬mo de sus sentimientos, envidioso hasta más no poder, esperaba el momento de la declinación del prestigio de Caballero para ata¬car.

y aquí se muestra de manera clarividente la conducta que to¬dos han seguido, lo mismo Caballero que Prieto. Cada vez que así lo han creído conveniente, se aprovechaban de la fuerza del Partido Comunista, el cual ha sido como un comodín, unas veces a favor de Caballero y otras a favor de Prieto. Y en 1938, lo paga caro Caballero, que se confabuló con los comunistas cuando quería bolchevizar al Partido Socialista, para derrotar tanto a Prieto C0mo a Besteiro•. Ahora, con la misma arma, Prieto derribó a Caballero. Así eran de sinceros y lógicos sus actos.

Cuando se consiguió que dimitiera la Presidencia y El Minis¬terio de la Guerra, no obstante Indalecio Prieto tenía que rcsig¬narse a no ser Presidente del Consejo de Ministro, a cuyo cargo aspiraba toda la vida, conformándose con que lo fuera. Juan Ne¬grín y él con la cartera de Guerra. El resultado que produjo esta nueva lucha despiadada y feroz entre las Comisiones Ejecutivas, del P.S.O.E., y de la U.G.T., de la que aún era Largo Caballero Secretario, fue que Caballero' perdió la batalla. El señor Azaña se mantuvo firme, ofreciéndole como premio a su prestigio la Pre¬sidencia del Consejo de Ministros, pero no así la cartera de Gue¬rra. Caballero se negó rotundamente, apoyado por los cinco fla¬mantes coroneles que él había designado de la propia Comisión Ejecutiva, pues no estaban dispuestos a que Caballero dejara de ser ministro ya que ello significaba la pérdida de sus ostentosos e inútiles cargos.

Esto produjo otra nueva lucha dentro de la U.G.T. Las Fede¬raciones Nacionales influenciadas por el P.S.O.E., y con la ayuda de los comunistas, consiguieron que Largo Caballero dejase el cargo de secretario de la U.G.T. Aunque sus amigos y él mismo hayan tratado de ridicularizar a la Comisión Ejecutiva que se constituyó al ser él destituido, llamada la Comisión de la Es¬calera, esta ironía no sirvió para nada. El asunto llegó hasta in¬tervenir la Federación Internacional, cuya resolución fue contra¬ria a Caballero, el cual por su intransigencia dio lugar a que an¬ticipara su fin político y sindical, sin gloria y sin provecho para él. Después de esta pugna quedaron eliminados dos contendientes, Besteiro y Caballero, y surgen en la palestra dos amigos cuya amis¬tad 'fue poco duradera; una nueva lucha y antagonismo surgió en¬tre Prieto y Negrín.

El deceso político de Largo Caballero era previsible, pues no tenía capacidad para ser ministro de la Guerra, aunque tenía a su favor que siempre fue un hombre con fe, nunca fue derrotista. En cambio, Prieto, que le sucede en el Ministerio de la Guerra, sin ser mucho más capaz que Caballero, era un hombre falto de condiciones, derrotado interiormente y, como consecuencia de es¬tos defectos, fatalmente su gestión cama ministro tenía que ser efímera.
"
Contrariamente a lo que les había pasado a Caballero y a Bes¬teiro, Prieto, a pesar de haber cesado como ministro de la Guerra, sigue en la Comisión Ejecutiva del P.S.O.E., y aparentemente dis¬ciplinado Por ello su estrella no quedó borrada como la de sus antecesores, perseguidos por él.

Juan Negrín sustituyó a Prieto en el Ministerio de la Guerra.
No era un técnico ni un experto en, cuestiones militares ni tác¬ticas, pero se apoyó en los únicos que demostraron serlo durante la guerra: los comunistas. Esta afirmación, aunque duela, es tan verdad que bastará un juicio imparcial de todos los acontecimien¬tos de nuestra lucha, para probar que la guerra duró cerca de tres años por la participación activa y generosa de los comunistas.

Después de la separación del Ministerio, de Indalecio Prieto, todo parecía indicar que éste llevaría una vida tranquila y sin relieves en el exilio, pero un golpe de suerte cambió la situación para 61, cuando una defección de Enrique Puente puso en manos de Prieto el tesoro del Vita.

La escisión del P.S.O.E. y de la U.G.T., se hace más profunda por la conducta de Indalecio Prieto y Juan Negrín, los cuales, para obtene1' posiciones ventajosas de carácter personal y econó¬mico, hicieron un gran daño no sólo al P.S.O.E. y a la U.G.T., sino a toda la emigración.

Prieto en París y en contra del criterio de la Comisión Ejecutiva del P.S.O.E., sobornando diputados y ofreciendo al señor Sacristán la Presidencial del Organismo llamado "Jare", en abierta indisciplina se adueñó de los fondos de la República.
Lo malo no estuvo en quién con más derechos podía reclamar la administración de aquellos fondos lo importante y decente era sólo garantizar el uso que iba a hacerse con ellos.

Ninguna inclinación amistosa hacia Negrín me obliga a decir que el uso de los fondos que éste pudo rescatar fue más liberal y los repartió sin discriminación. No digo que lo hiciera bien, yo digo que fue más generoso y no excluyó a nadie.
Indalecio Prieto, por el contrario, el dinero apropiado del Vita fue en sus manos una arma innoble con la que dividió a los socia¬listas, al Comité Nacional de la U.G.T. y por contera a la mayor parte de la emigración.

Un ejemplo de muestra de qué manera convencía a sus oposi¬tores, lo ofrece la conducta de Lucio Martínez, Manuel Albar y Anastasio de Grecia. Los tres, con Prieto, formabarian parte de la Comisión Ejecutiva del P.S OE., los tres en París votaron en con¬tra de Prieto y en. cambio aquí en México buscaron su favor y se hicieron sus incondicionales y domésticos.

Lo mismo sucedió en el Comité Nacional de la U.G.T. Llegados a México, se mantuvieron más o menos unidos, aceptando' el au¬xilio que nos proporcionaba el Comité Técnico, organismo forma¬do por Negrín; pero cuando se inicia la reducción de los subsi¬dios, la unidad del Comité Nacional se resquebraja y una parte de éste se pone a disposición de Indalecio Prieto, él cual, sosteniendo su interés can dádivas, les ordena que procedan a designar una nueva Comisión de la U.G.T., presidida por Belarmino Tomás, incondicional servidor, Tanto González Peña, Presidente del Partido Socialista y de la U.G.T., como Rodríguez Vega, Ramón La¬moneda y los que formamos parte de la Comisión Ejecutiva de la U.G.T., no hicimos una lucha tenaz para reivindicar la legitimidad de nuestra representación, ni actuamos conforme exigían las cir¬cunstancias, facilitando con ello que Prieto haya' sido hasta su muerte el líder absoluto de la U.G.T. y del P.S.O.E.


Con la muerte de Prieto, parece que ha cesado toda lucha par¬tidistas entre caballeristas, besteiristas, y prietistas, pero ésta unidad circunstancial disimula que el único propósito que les anima es lograr, en la posible vuelta a España, la lucha por los cargos de concejales y diputados, pues otro contenido no puede tener esa organización que la discrepancia que siempre ha separado a estos hombres, cuyo recuerdo, aunque muy someramente expuesto, en sus defectos y detalles es muy conocido. Pero es necesario recor¬darlos, pues la actual y aparente unidad de todos ellos, en el fu¬turo será una continuidad de las diferencias pasadas, que volverán a repetirse y otras tantas veces serán suspendidas y otras 'cantas veces reanudadas.
Un ejemplo de lo que puede ser esa futura unidad nos da los fundamentos pueriles y absurdos de algunos motivos de queja de unos y otros. Ya conocemos el juicio deprimente que a Prieto le merecía Caballero.

Pues bien, Caballero en un Congreso, como si fuera un chiquillo, se quejaba de que
Besteiro no hubiera ido a visitarle estando en la cárcel, Tamaño agravio fue persistentemente recordado por Caballero. Otro agravio de Caballero es que Prieto, al asistir a una reunión oficial de los ministros, no le avisó que tenía que ir de frac y él inocentemente se presentó de chaqueta esto, Caballero también lo consideró una falta de compañerismo, que no ha olvidado, hasta el punto de que en sus memorias lo re¬fleja sin ocultar su rencor. Estas pequeñas cosas tan insignifican¬tes demuestran una falta de superioridad, de comprensión y de grandeza, que' es el nervio, la espina dorsal de todos los bajos y reducidos procedimientos que se han utilizado entre unos y otros, y que revelan su incapacidad para hacer cosas notables.

Ahora, amigo Pedro, es cuando hay que considerar lo que son los partidos socialistas del mundo, no sólo porque en todos ellos existen los mismos síntomas de descomposición que en el nuestro, sino porque no se vislumbra en un futuro próximo una modificación de sus procedimientos y de sus compromisos con la burguesía ni de sus ambiciones de dirigentes de masas con fines electo¬rales, pero no de lucha en contra del capitalismo y de la burguesía. Aunque ahora aparezcan sinceros en sus propósitos, empecinados como están en mantener una línea política de espaldas a la rea¬lidad, olvidando el paso del tiempo, y aunque los más puros, sencillos e ingenuos socialistas crean en la 'combatividad del P.S.O.E., éste desde hace tiempo ha dejado de ser un partido revoluciona¬rio, convirtiéndose en un partido social-demócrata, enemigo de las teorías marxistas de la dictadura del proletariado y de la desapa¬rición de la propiedad privada.

Los partidos socialistas hoy sólo son partidos de la clase media, sin profundidad revolucionaria, limitados a ejercer una tibia opo¬sición a los gobiernos burgueses; pero sin enfoques ni actividades en contra del capitalismo, al que apunta y le sirven. Y si no: fíjese en esta muestra: lo social-demócratas alemanes de abolengo, so ciaIistas, rivalizan con los• social-cristianos y, hasta si me apura, creo llegan hasta a coincidir con la política social de Hitler y Musso¬lini.


Este Partido Socialista se ha reunido hace poco y ha aprobado mí. nuevo programa, del cual entresaco la herejía política y so¬cialista que transcribo al pie de la letra:
"LA LIBRE ELECCION DEL CONSUMO Y LA LIBRE ELEC¬CION DEL PUESTO DE TRABAJO SON FUNDAMENTOS DECI¬SIVOS, LA LIBRE, COMPETENCIA Y LA LIBRE INICIATIVA DEL EMPRESARIO SON IMPORTANTES ELEMENTOS DE LA POLITICA ECONOMICA SOCIALDEMOCRATA. LA AUTONO¬MIA DE LAS FEDERACIONES DE OBREROS Y PATRONES PARA CONCERTAR CONTRATOS DE TARIFAS ES UNA PAR¬TE ESENCIAL DE UN ORDEN LIBRE". ¿A qué llamarán éstos "libre"?

¡Eh, que tal! Por mi parte ya nada tengo que ver con el par¬tido Socialista Obrero Español, al que deben suprimir la O. Y, aun cuando sus actuales dirigentes contesten diciendo que ya me habían excluido, esto no hace más que confirmar nuestro mutuo antagonismo.

Lo que no podrán impedir, por mucho que se esfuercen, es que, en la medida que yo pueda, aleccionaré a los trabajadores y han quien sinceramente sostenga las ideas socialistas, para que los rechacen como sus representantes y sus guías.

como final a esta carta me queda añadir que en España los trabajadores volverán a agruparse en organismos nacionales, tanto 'los dc la Confederación Nacional de Trabajo' como los de la U.G.T.; lo' que sí afirmo es que la U.G.T. ya no volverá a ser un apéndice del P.S.O.E ..

En cuanto a nuestro anhelo de retorno a España, aunque sea Aceptando limitadas, libertades, creo que este sentimiento debería ser' el aglutinante que uniera a toda la emigración. Esto, al menos, seria algo que nos honrase. Desde fuera poco podemos hacer por el derrocamiento de Franco. La solución está en España" ahí, y solo ahí, y es difícil calcular el tiempo que se precisará para crear una conciencia y una organización capaz de transformar la polí¬tica reaccionaria y dictatorial en España. Las únicas posibles solu¬ciones inmediatas para derrocar a Franco son las de restablecimien¬to de la monarquía, o que el Ejército, por desgaste del prestigio de Franco, termine con él. Pero estas soluciones, como usted verá, distan mucho de' garantizarnos ni libertad ni democracia.

De todo lo expuesto hago este resumen:
1 Las luchas intestinas en el P.S.O.E. y la U.G.T. sin tomar en cuenta de los intereses de la clase trabajadora ni la fidelidad que sé 'debe a las ideas socialistas han desmoralizado a sus afiliados y destruido el inicial sentimiento revolucionario del P.S.O.E.


2.-Los socialistas que ahora se arrogan la representación de es¬tos organismos no son más que unos ambiciosos.

3,-Que por ningún motivo me siento ya ligado a ese Partida Socialista que como tal está representado en Toulouse.

4,--'-La lucha en España será muy difícil y sus soluciones no se vislumbran inmediatas. Pueden surgir imprevistos acontecimien¬tos, pero, desde luego" considero que ni siquiera por omisión de¬bemos comprometer el futura de nuestra" lucha revolucionaria, pues por la falta de este propósito y decisión perdimos la oportunidad, durante la República; de la consecución de nuestras ideas socialistas.
Les saluda afectuosamente su camarada y amiga.
EDMUNDO DOMÍNGUEZ ARAGONÉS

14 de 'junio de 1963,
Octubre 15 de 1963.
Sr, Celso Amieva México; D. F.
Estimada camarada y amigo:
Le adjunta copia dé la carta que mandé a nuestro mutuo ami¬go y camarada Pedro Muñoz, miembro, del Comité Nacional de la Federación del Transporte Marítima y que actualmente reside en Veracruz. Se la envío porque la considera complementa de la que a usted ahora le dirijo.

Cama verá, se trata de examinar los orígenes de las diferentes divisiones que existen en la emigración y coma antecedentes y las qué se manifestaron en el Partida Socialista Obrera Español.

Para examinar el problema de las divisiones que existen entre las emigradas españoles, es indispensable que recordemos la abrup¬ta terminación de la guerra civil en España y la sublevación del coronel Segismunda Casada, en 1939.

Aquel nefando acontecimiento no, se produjo de manera espon¬tánea, sino, que la hicieran posible las divisiones políticas que exis¬tían entre las partidas políticos y las sindicatos obreras, Por tan¬ta, las divisiones que ahora se observan en la emigración son aún refleja y consecuencia de las que en España se produjeran.
En la emigración Se ha seguido manteniendo, una conducta con¬tradictoria y torpe.

Más aún, desleal. En el cursa de las 24 añas que han transcurrido de exilio, muchas no, se han dada cuenta de cuál es el origen de estas divisiones, Dentro, de cada partido o, grupa, se han manifestada diferentes actitudes apoyándolas la descampasición de la unidad de los partidas. El relajamiento, de la privativa disciplina de republicanas, socialistas y anarquistas, han alcanzada a todos. Por- tanta, estas divisiones que nacieron en España, en la emigración se han agudizada y se manifiestan sin ninguna limitación. Durante la guerra, aún se conservaba una apariencia de unidad; mantenida par el instinto de conservación ante la necesidad de luchar y defenderse de un mismo enemigo, Estas divisiones, hay, se mantienen acrecentadas e intransi¬gentes parque no, hay recurso, para eludirlas' mediante apelación a las masas que integran cada partida a grupa. No, hay pasibilidades de llevar a cabo, asambleas o congresos.

Las reuniones que con este carácter' se han celebrada, no, sólo, han sido parciales, sino, que han sido amañadas y carecen de validez reglamentaria, dada la' imposibilidad material de reunir a todas' los que están en Es¬paña y a los que permanecemos en el exilio, Las intentas rea¬lizados para captar opiniones o conseguir acuerdas, no, san razonablemente válidas, En España, nadie puede reunirse con la am¬plitud y serenidad que se precisa para mantener un diálogo en el que se discutan las pros y los contras de las diferentes posi¬ciones divisoras, Además el problema aún resulta más confuso por el hecha de que en España se piensa y se siente de una manera diferente a cama se piensa y se siente en la emigración, sin que para señalar esta realidad recurramos a descubrir factores de egoísmo u atrás aspectos poca honorables, Es lo cierto que las restringidas, forzadas y amañadas reunio¬nes llevadas efecto, en la emigración, no, han podido reducir la indisciplina ni lograr acatamiento, unánime a una línea determi¬nada. Estas reuniones sólo, han servido para consolidar las divi¬sioncs con acuerdos que se no obliga a cumplir incluso a los oponentes y a los no convocados con usurpación de facultades y derechos que no han producido sino nuevos resquemores y antagonismos.

Las disputas por la legitimidad de las' representaciones políti¬cas .Y sindicales no las inspira un móvil noble ni desinteresado. El Pretexto de salvar las tradiciones de cada partido y sostener su significación ideológica, han sido la excusa que ha cubierta afa¬nes ideológicos, dentro de la creencia de un inmcd'iata e ilusorio retorno a España, para la prioridad representativa y retorno a España, para conservar la prioridad representativa y utilizarla en el futuro como ventaja personal que asegure obtener cargos públicos, lo que es en definitiva la ambición mas destacada.

Por ello, notoriamente las representaciones que en la emigración se autolegitiman han establecido relaciones con elementos no afines y hasta con los que ahora han dejado de ser amigos de Franco, o que se disfrazan de renegados del franquismo. Contactos y compromisos que no han sido autorizadas por la emigración en asambleas ni en congresos, sino establecidos por iniciativa de quie¬nes se abrogan una inmerecida representación.

La lucha en contra de Franco no se ha hecho con intransigen¬cias combativas, sino con rectificaciones cuyos móviles ya están des¬critos.

El descenso moral es tan evidente, que afecta hasta a las re¬laciones personales. En la emigración no se han establecido reglas de solidaridad ni fraternales, sino que se han formado grupos re¬cíprocamente hostiles. Como muestra de esta falta de cordialidad, se observa que antiguos camaradas o combatientes que estuvieron juntos muchos años o en común pasaron muchos riesgos, ahora al cruzarse en la calle o al encontrarse en algún local público pres¬cinden del saludo fraternal y amistoso.

Falta la convivencia espontánea, sentida y, a cambio de este valor fraterno, cada año se ofrece con limitaciones ofensivas un acto para conmemorar el 14 de abril de 1937, acto que debería ser el sincero recuerdo de tan memorable fecha y no un hipócrita pretexto con el que se intenta demostrar lealtad y consecuencia políticas.



Es muy poco que una vez cada año nos acordemos de la Repú¬blica, 'de sus luchas, de nuestros deberes hacia ella, para manifestar tan limitada adhesión, y no es que la emigración no responda, pues asiste con entusiasmo a los actos en donde con su presencia afir¬ma sus afanes, sus deseos y, hasta donde le sea posible, su voluntad de mantener constante la lucha en contra de Franco. Es evidente el entusiasmo de la emigración cuando se la convoca para algo que ofrece interés general. Recordemos, por ejemplo, aquel mag¬nífico acto que se 'celebró como homenaje de gratitud al general Lázaro Cárdenas.

En el tiempo transcurrido fuera de España, se han producido hechos fatídicos, terribles, que a todos obligaba a manifestar nues¬tra condenación y nuestra repulsa a romper un silencio que pu¬diera hacernos inculpar como indiferentes a alzar nuestra voz para que no sólo América, sino todo el mundo conociese nuestro indignado punto de vista.

Pero lo poco que en este sentido se ha hecho, ha sido parcial.
Cada quién (desde su particular posición, no de las masas ni del conjunto de la emigración) ha hecho, alguna vez que otra, tibias.

. Manifestaciones, pero no con el .brío, ni con la autoridad que se precisa para recordar a todo el mundo 'que existen millares de es¬pañoles que protestan contra los crímenes cometidos por Franco; y que anhelan volver a su país, restablecidas las libertades y los derechos inherentes a todos los ciudadanos.

Por tanto, no es de extrañar oír quejas y lamentaciones de que la emigración ha fracasado, de que nuestra mentalidad y conse¬cuencia política han sufrido una metamorfosis mezquina. Las censuras han envuelto a toda la emigración, cuando la responsabili¬dad de las fallas que en ella existen son principalmente debidas a quienes se obstinan en mantener ficticias representaciones que por falta de acción certera y constante la han desprestigiado.

En el exilio, la división se ha mantenido por dos motivos fun¬damentales: por la falta de capacidad para dirigir dignamente a la emigración y por negativa a establecer su unidad monolítica.

Los representantes de grupos y partidos, en la emigración, han envenenado especialmente las conciencias de las masas con arti¬ficios y sofismas, pues teniendo un solo enemigo no podríamos te¬ner más que una sola preocupación y una sola responsabilidad. . Pero torpe inútilmente se ha 'creído que haciendo resaltar una posición anticomunista se, podría lograr la ayuda de ciertas na¬ciones para resolver el problema de España. Como despreciable herencia se ha conservado la falaz conducta que hizo precipitar nuestra derrota en España, sin gloria y sin provecho. Los que otro¬ra hicieron tal daño, triunfaron de nuevo en sus propósitos, pues en aquella ocasión, para justificar su deslealtad a la República, fingieron un sentimiento humanitario que los empujaba a derro¬car al gobierno Negrín (quien sostenía nuestra resistencia hasta el agotamiento) y para conseguir la traición entregaron inermes a todos los defensores de la República, ofreciendo sacrificar a los comunistas para conseguir el favor de Franco. Hoy la trayectoria de aquella deslealtad todavía se mantiene en la emigración rencorosamente.
No sólo partidos. y grupos han cometido errores; no sólo ellos han eliminado a los comunistas de las reuniones, negándoles re¬presentación y validez de sus opiniones, sino que el precario go¬bierno que se constituyó en México también los ha eliminado para dar la sensación de moderatismo y hasta de rectificación izquier¬dista, sin sentir vergüenza por una acción tan fea y que a la pos¬tre resulta inútil, pues nadie ha tomado ni toma en serio a éste ínfimo gobierno. Y nadie, por su posición anticomunista, le ha ayudado en nada.

Esta discriminación se ha hecho a conciencia de que es Injusto, pues sabido es que fueron los comunistas en España, durante la guerra, quienes formaron las unidades combtivas y mejor organizadas, cuyo espíritu de sacrificio no fue superada por nadie. La masa de la emigración puede ser salvada, cuando menos disculpada, de semejante injusticia, para ello debe reunirse una rectificación por parte de todos los que hasta ahora han representado y dirigido a dichas masas, a fin que de que su moral y consecuencia política sean dignas expresión de los sacrificios realizados en España por defender a la Republica.

No se si podremos rectificar, pero si que debemos intentarlo.
Ahora, miembros del Comité Nacional de la U.G.T. tratamos de reorganizar este organismo', de darle una representación lo más. genuina pasible dentro de las dificultades que esto Ofrece. Ha de ser un ejemplo el que este organismo nO' discrimine a ninguna de sus representantes, cualquiera que sea su credo político. Si CDn¬seguimos este buen propósito, se atenuará nuestra responsabilidad por haber procedida hasta ahora de manera contraría. Su valar será el de haber encontrada por fin el camino de la unidad, eluni¬co camino que podemos adoptar bien diferente al que produjo 1a pérdida de la guerra sin haber apurado recursos y medias que aunque no nos hubiesen salvada de la derrota, sí hubiesen li¬brada a muchos de las persecuciones y fusilamientos que despia¬dadamente Franco llevó a cabo. NO' es que nuestra pasible unidad confíe 'en que derrotaremos a Franco ahora, pero sí será ella una orientación para los que están en España, para que ellas también practiquen sin limitación una política unitaria. Sobre todas las cosas" cualquiera que sea el resultado' de nuestra lucha, habre¬mos alcanzado siquiera reducir la justa censura que ahora merecemos.

Sin otra cosa de momento y anunciándole mi próxima visita a ésa, queda de usted fraternalmente.
Edmundo Domínguez Aragonés.

• En efecto, el año de 1963, y a petición expresa de los grupos obreros del interior de España, se intentó en la ciudad de México reorganizar la ejecutiva de la
UGT para efectuar una acción .política que auxiliara, por Su prestigio, a la masa trabajadora que luchaba en España. Muchos factores determinaron
que la reagrupación resultase fallida, el que algunos repre¬sentantes habían fallecido, que otros decidieron, por cuestiones de presión en sus trabajos, no prestar su apoyo a la reunión, etcétera. Entre otros asistieron a dichas reuniones: José Rodríguez Vega, presidente de la UGT; Edmundo Domínguez, vicepresidente; Amaro del Rosal, Ramón Lamoneda; (Nota de Celso Amieva.)

Hablan los intelectuales sirios y libaneses

La escritora siria Colette Khoury dijo que Siria está pagando el precio por "decir no a Israel y los Estados Unidos, y eso nos hace orgullosos de pertenecer a Siria, por ser el único país independiente que se negó a renunciar a la resistencia", subrayando que "Siria, gracias a su destacado pueblo, sigue estable".


En una entrevista concedida a la televisión siria el pasado lunes, Khoury dijo: "Hoy en día pasamos por una etapa peligrosa en Siria, que ya no es cuestión de reformas, sino de la propia Siria y el pueblo sirio".

Por su parte, el actor Bassam Kousa señaló los documentos de Wikileaks y las declaraciones emitidas por la Secretaría de Estado norteamericana, que revelan el tamaño de la conspiración dirigida contra Siria y que su estabilidad depende de que la misma cumpla con ciertas exigencias extranjeras.

Kousa hizo hincapié en su confianza en la unidad del pueblo sirio, agregando que la cohesión de sus ciudadanos demostrará al mundo entero su correcta percepción de lo que está sucediendo.

A su vez, el analista político libanés Faysal Abdel Sattar dijo que lo que sucede en Siria está lejos que de lo que se llaman "reformas" o "demandas", y que esto contribuye a la desintegración de su unidad nacional.

Sattar añadió que el Gobierno sirio se dio cuenta de eso a través de las posturas del presidente Bashar al-Assad en respuesta a las demandas populares de cambio y reforma política, pero quizás estas posturas no satisficieron a aquellos que desean desestabilizar la región, en otras palabras, los Estados Unidos y otras administraciones regionales.

Libia y los cruzados de la orden del petroleo

Las verdades ocultas sobre Libia
El Nolato
Apenas ayer el primer ministro ruso afirmó que la resolución de la ONU sobre el asunto Libia recuerda las “apelaciones medievales a los cruzados”. Creo que esta declaración de Putin resume bastante bien el completo espíritu intervencionista y belicoso del impero norteamericano y sus aliados. Pero me permito ampliar lo dicho por Putin para decir que sí, que se trata de un llamamiento medieval a los cruzados, pero a los cruzados de la orden de los caballeros del petróleo. China, por su parte, adelanta lo mismo pero en otros términos: Libia será la nueva Irak.

Y concordando con lo dicho por los chinos desde hace una buena cantidad de artículos que he publicado en este periódico, es que me he transportado un tanto al pasado reciente para repasar algunas cosas. Se me viene a la memoria el recuerdo del clan Bush y su tirano favorito: Sadam Hussein. Y también me pongo a recordar que, en este caso, la historia luego nos demostró que el clan Bush hizo todo aquello para coger a un monigote o chivo y mantener espantada a la población de su país y así justificar invasiones de arrasamiento económico bajo pretexto de salvar a la humanidad; escenario que luego fue a parar a un bochornoso estado generalizado de injusticias, mentiras, asesinatos, terrorismo de estado y de todas las hermosuras de que es capaz un político hambriento.

Pero, pese a esa mala experiencia, resulta que ahora Obama salta a la escena con el disfraz de Bush y nos proclama la buena nueva de que, a partir de ya, el tirano favorito de la humanidad es el tal Gadafi. Y ahora, en esta nueva obra de teatro en Libia y medio oriente, me pregunto algo: ¿qué pretende Obama con este nuevo tirano favorito? De natural soy muy curioso y me he puesto a indagar sobre esto. Indagando he llegado luego a datos un tanto reveladores que ponen a los líderes de las fuerzas agresoras en absurdos, contradiccciones flagrantes y en situaciones muy comprometidas con respecto a la realidad de las cosas. De hecho, puedo percibir que la posición de los paises que no apoyan la intervención también está fundada en inquietudes por las serias contradicciones en los líderes de occidente. Pero lo que le quiero compartir va incluso mucho más allá de lo que inquieta a los rusos y a los chinos, pues éstos, de alguna forma, no ven tampoco más allá de lo que puede interesar a sus intereses nacionales.

Para poder avanzar en esto sé que es preciso disipar prejuicios para luego ir por datos duros. Porque si partimos de la premisa de que todo cuanto se nos dice en los medios es cierto, ya no necesitamos investigar nada, pues solamente necesitamos sumarnos a la opinión de los corifeos de los medios de difusión. Pero la experiencia y la prudencia nos dicen que no es seguro que los medios digan la verdad; asi que es mejor cerciorarnos de todo para no errar dos veces.

Para empezar, debemos de quitarnos el prejuicio de que el imperio norteameicano es incapaz de hacer el mal porque es una democracia y el adalid de la libertad. Debemos quitarnos esa idea de la cabeza porque está completamente encontrada con la realidad de la experiencia histórica. Los imperios antiguos y recientes, sin excepción, no se tientan el espíritu para arrasar con las poblaciones indefensas y donde la oportunidad llama. Arrasar y depredar es su sentido esencial, su principio definidor por excelencia. Los imperios para eso nacieron, así existen y así se empoderan: depredando y parasitando en los demás; y para eso se nesecita ser salvaje y brutal. ¿O qué? ¿Hay león que pida permiso a las gacelas para tragarlas? Y si se quiere evitar el error de caer víctima de la publicidad del imperio, uno debe empezar por derrumbar este prejuicio, porque es precisamente la principal mercancía que ellos le venden a la opinión pública cada vez que desean comerse a alguien: nos dicen una y otra vez que ellos son pacifistas y guardianes de la humanidad. Son todo lo contrario; esa es la única verdad.

Pero bueno, tampoco quiero ser extremista y afirmar que el imperio no es capaz de conmoverse y hacer una buena obra de vez en vez. Supongamos que, aunque no es su fuerte, aunque no es lo suyo, sí es capaz de hacer buenas acciones.

Y en atención a esa última y bondadosa concesión, preguntemos esto: ¿es el caso de Libia una guerra por la humanidad o una guerra por el petróleo?

Voy a traerle algunos datos muy relevantes en la historia reciente de Libia. Son datos que definen hitos o partes definitorias, y que usted puede verificar en fuentes primarias. Le iré apuntando los enlaces respectivos y usted luego verifique si así gusta. Si usted es perspicaz, podrá ir entretejiendo, espigando causas y efectos para luego sacar sus propias conlusiones.

Todo empieza por allá del año de 1969…

Mientras gobernó en Libia el rey Idris - hasta el año de 1969 -, las multinacionales del petróleo se enriquecían prácticamente en total libertad con los recursos petroleros de Libia. Las multinacionales se llevaban alrededor del 80% de los beneficios del petróleo libio para ese entonces, y el restante 20% iba a parar a las alforjas del rey en turno. Algo semejante pasa en estos momentos en Guinea Ecuatorial al mando de un pelele del imperio: el 70% de los beneficios del petróleo para las multinacionales, y el 30% para el tirano.

Un año después de que es derrocado el rey Idris por Gadafi, éste crea la National Oil Company, NOC, que es el equivalente a PEMEX en Libia. En ese momento, año de 1970, la NOC exigió y obligó a las multinacionales del petróleo a acatar unos Acuerdos de Reparto de Producción, conocidos como ARP, o bien a marcharse del país en caso de no avenirse a las nuevas condiciones comerciales que imponía el naciente régimen de Libia. Los ARP son acuerdos que el gobierno Libio realiza con cada compañía petrolera para permitirles operar a cambio de un reparto acordado de la producción final entre ambas partes.

Como es de esperar en un país que pretende fortalecer su economía, la política energética de Libia operó por tres vertientes desde 1970: nacionalización gradual, ARPs cada vez más ventajosos para Libia, y diversificación de socios externos. Este proceso gradual de ajuste a favor de Libia ha sido exitoso a grado tal que, hoy en día, el saldo del intercambio de negocios se ha ido invirtiendo y esto es algo que no ha resultado ventajoso ni alentador para las multinacionales.

Para 1973 los países adheridos a la OPEP imponen un embargo contra los países que apoyaban la política genocida de Israel contra la nación palestina, entre los cuales estaban Estados Unidos y sus aliados tradicionales. Esos fueron tiempos difíciles para el imperio. Quien vivió aquellos tiempos no olvidará las colas kilométricas que se generaban en las estaciones de gas de los Estados Unidos.

En 1974 se levanta el embargo petrolero, pero Libia es la única nación árabe que persistió con la política de embargo. Obviamente, esto concitó la furia histórica del imperio.

Hasta aquí puede usted fácilmente ver que las circunstancias ya habían puesto a Gadafi y al imperio en situación de pugna abierta y franca: Gadafi por el fortalecimiento de Libia en las ganancias del petróleo, y el imperio a favor de sus multinacionales.

¿Por qué hizo esto Gadafi? ¿Por qué decidió jugar con fuego? Es difícil responder a esto, pero si tomamos en cuenta las circunstancias de su tiempo y su propio natural, quizás entendamos los motivos plausibles. Recuerde que para ese entonces seguía muy viva la pugna entre sionistas y movimiento palestino. Gadafi, además, siendo un militar beduino, naturalmente que tenía un espíritu más nacionalista y militante que los jeques y emires del resto de los países árabes. Luego no olvide que, para ese entonces, todavía existía el bloque soviético y el mundo no estaba tan aplastado bajo la bota única del imperio yanqui; había opciones para pelear y ponerse bravo.

Sigue un lapso en que el imperio toma una política activa de agresión e injerencia contra Gadafi. Con todo, no es una política de agresión total, porque estamos en los tiempos postreros y finales de la guerra fría. Existía aún la antigua Unión Soviética, y eso era un freno sustancial contra la voracidad de los yanquis y sus aliados. Y no quiero decir que los soviéticos eran unos angelitos del señor; lo que digo es que había un equilibrio y eso metia en orden cualquier voluntad de agresión artera en ambos bandos.

1975 es el año de la primera intentona de golpe de estado en Libia. 1981 presencia el derribamiento de dos aviones libios. En 1982 se registra un atentado en la base naval de Tobruk. 1984 registra otro intento de golpe de estado en Trípoli. En 1986 se verifica un atentado en un centro nocturno de Berlín; ahí mueren dos soldados del imperio y éste responde contra Libia bombardeando Trípoli y Bengasi con un saldo de 44 muertos, entre los que se encuentra la hija de Gadafi. Para 1988 se da un atentado contra un avion de PANAM sobre la ciudad de Lokerbie, Escocia; mueren 270 personas y dos libios son acusados, pero Gadafi se niega a entregarlos.

Para inicios de la década de los noventas Estados Unidos arrecia en su tarea de acusar a Gadafi como patrocinador del atentado de Lockerbie, y decreta un embargo a ese país. En el año de 1992 la ONU impone sanciones a Libia para que entregue a los dos terroristas de Lockerbie. A la vuelta del tiempo, los bloqueos prolongados hacen palidecer la economía de Libia. La estrategia de los bloqueos va dirigida por principio a eso: generar hambre y desesperación en la población para que derroquen al gobernante nativo; algo muy semejante a las viejas estrategias de asedio sobre las fortalezas medievales donde la finalidad era matar de hambre a los ocupantes de la misma hasta que se rinidieran o se murieran tras sus murallas.

En 1996 se da otro intento de golpe de estado en Sirte. 1997 registra un intento de asesinato en Bukrine. En 1998, una mujer soldado salva a Gadafi en un atentado haciendo de escudo con su cuerpo; mueren 16 pesonas y Gadafi resulta herido.

Al lado de la reconocida militancia d
e Gadafi en el movimiento de liberación palestina y de las acusaciones de terrorismo, usted tampoco pierda de vista en ningún momento la política energética que Gadafi instauró desde el comienzo de su régimen. Y hago también una anotación al margen antes de seguir: se puede estar o no de acuerdo con el Gadafi que conocemos hoy en día; pero la realidad es que el mundo ha sido invadido con un show mediático al cual no se le puede confiar todo por un principio de prudencia. De si Gadafi se ha enriquecido ilícitamente o no con el petróleo de su país, de en qué cuantía lo ha hecho, si es que lo ha hecho, son cosas que habrán de ser respondidas con el tiempo y habrá, pues, que esperar para conocer cuánto hay de verdad y cuánto de mentira en todo este caos de Libia. Sigo.

Para el año de 1999, los efectos naturales de un bloqueo prolongado hacen mella en Libia y Gadafi se ve en la situación de “entregar las armas” frente al imperio. Ese año establece un acuerdo con Estados Unidos y sus aliados a fin de terminar con el bloqueo.

Hacia el año 2004 las negociaciones habían madurado y Libia ya estaba completamente desbloqueada. ¿Y qué fue lo que Gadafi tuvo que ceder? Bueno, pues tuvo que ceder lo siguiente: renunciar a proyectos de energía nuclear, sacar a subasta del mercado internacional los pozos petroleros de propiedad estatal, y establecer ARP’s más ventajosos para las multinacionales. Es decir, la exigencia fue que diera marcha atrás en todo lo logrado en su régimen en cunato al fortalecimiento de Libia en la repartición de los beneficios del petróleo. En pocas palabras, volver al inicio. Y Gadafi no tuvo reparos para ponerse en vías de hechos y cumplir los nuevos acuerdos. En el año 2005 Libia arroja dos subastas, en 2006 otra subasta, y en el año 2007 otra subasta más.

Y bueno, una vez que Gadafi saca estas subastas petroleras para las multinacionales, pasa a convertirse en el buen amigo de occidente que conocimos hasta antes de las supuestas revueltas populares. Como usted puede ver hasta aquí, el solo hecho de liberar el petróleo a las multinacionales le valió a Gadafi el olvido de sus pecados de tirano y su pasado terrorista pro-palestino.

¿Ve cómo el imperio nos demuestra que, para él, el dinero y el petróleo están completamente por encima de la humanidad, de la paz, de la democracia y de la libertad? ¿Ve cómo el imperio pone más valor al petróleo que a los 270 muertos en Lockerbie y a los dos soldados muertos en Berlín?

Pero a continuación vendrían sucesos que nos pueden dejar muy sorprendidos. Son sucesos que nadie en este momento pone a la luz pública porque pueden ser motivo de muchas dudas sobre lo que está pasando, sobre lo que se nos oculta, y sobre lo que se nos está diciendo en los medios. Y advierto que los datos que le voy a citar provienen de una fuente de consulta de hombres de negocios en el área de energía, no a una revista extremista o amarillista. La fuente se llama Energy-pedia News, y al final de esta parte del apunte le añado los enlaces para que los revise usted si así lo desea.

Pues bien, sucede que desde que Gadafi se hizo buen chico y se hizo amigo del imperio, ya las cosas marcharon bien. Pe
ro de acuerdo a esta fuente que le cito, sucede que a Gadafi se le empezó a meter otra vez lo revoltoso poco a poco. Vea.

De acuerdo a esta fuente, para el 25 de Enero de 2009 Gadafi estudia ya la nacionalización del petróleo y de las compañias extranjeras del ramo. El problema de Gadafi consistía en que estaba atrapado en una disyuntiva entre la baja de precios de hidrocarburos y sus compromisos de inversión en marcha en proyectos de modernización de Libia después del desbloqueo.

Libia se involucra oficialmente en este proceso a partir del informe de la NOC (empresa estatal de petróleo) para el año 2008. De acuerdo a esta fuente, el siguiente objetivo de Libia debía ser el abandono de las ARP’s para ir sobre la nacionalización (Libia deseaba marchar hacia lo que nosotros logramos con Lázaro Cárdenas, y el PRIAN quiere marchar hacia la situación de Libia con el Rey Idris…Qué curioso, ¿no? ¡Obvio! Es que los prianistas, como ya dije en un apunte anterior titulado “Los sultanes del Prian”, son los jeques y emires de estos nuevos Emiratos Mexicanos Unidos…Ellos son los nuevos dueños de PEMEX…¿A poco no lo sabía?)

Como usted puede ya suponer, esta nueva jugada nacionalizadora de Gadafi avivó el fuego. Y déjeme darle otro dato antes de seguir.

Resulta que, para ese entonces, el pueblo libio levantaba con insistencia la queja de que las altas esferas de la burocracia en Libia depredaban vilmente con los contratos ARP´s de NOC con las multinacionales y que no dejaban derramar los beneficios hacia el pueblo. Por cierto que, cualquier semejanza con el caso México, es mera coincidencia, eh.

Así que, para el 16 de febrero de 2009, Gadafi invita al pueblo libio para que apoye el plan de nacionalización del petróleo.
Pero el llamamiento de Gadafi va mucho más allá. Invita esta vez a decidir dos cosas muy importantes.

En primer lugar: anular la estructura burocrática existente y poner la gestión de las cosas públicas directamente en manos de las comunidades del pueblo (autogestión y mutualismo) El argumento para esto era precisamente satisfacer la demanada popular en torno a liquidar la tremenda corrupción imperante en las altas esferas políticas de Libia.

En segundo lugar: proceder a un sistema comunitario de asignación directa de los beneficios del petróleo a cada uno de los 6 millones de habitantes del país. Esto iba orientado a establecer un sistema tal que el dinero del petróleo fuera a parar directamente a manos de cada ciudadano sin intermediación de la alta burocracia. Para llamar su atención sobre los montos implicados, solamente le digo que esto prometía alrededor de 30 mil dinares anuales (23 mil dólares) para cada uno de los libios ubicados en los más bajos niveles de ingresos.

Le pongo la propuesta en términos equivalentes en México. Esto que propuso Gadafi en 2009, es como si llegara un presidente a este país y de pronto dijera: se acabó la burocracia rata y cara, y que el gobierno sea autogestión por parte de las comunidades mismas, y que las ganancias del petróleo nacionalizado se asignen directamente a cada ciudadano y por igual. Cada uno de ustedes recibirá en una cuenta bancaria personal 300 mil pesos anuales, o bien 30 mil pesos mensuales. Y eso, nomás de ahorro, sin contar sus ganancias laborales.

Huelga decir que eso que Gadafi quería derramar a los libios es el otro lado de la moneda, lo que se llevan en ganancias las empresas multinacionales y la burocracia libia rata. Si le mide igual al caso de México, eso puede ser lo que nos escamotean las multinacionales y la burocacia rata mexicana. ¿Se imagina todo lo que nos han quitado estos hombres? Los delitos que el PRIAN ha cometido en PEMEX tienen una importancia monetaria que usted ni tiene idea, que usted no puede siquiera imaginar. ¿Cuántos mexicanos hay en este momento que no tienen ni para comer, pero están siendo escamoteados en lo que les pertenece? Le sigo.

Algunas preguntas interesantes a estas alturas serían las siguientes: La liquidación de la alta burocracia, ¿era una respuesta democrática pura de Gadafi, o estaba contaminada por algunas pugnas internas entre las élites? ¿Qué tanto influyeron el imperio y sus aliados en la imposición de esa burocracia favorable a sus intereses en las negociaciones para el desbloqueo? Quizás esto amerite una indagación de fuentes más adelante. Le sigo.

Cito solamente unas palabras que Gadafi dirigió al pueblo libio por televisión: "No hay que temer a eso de tomar directamente el dinero del petróleo y tampoco a la responsabilidad de que ustedes creen y controlen las estructuras de gobierno necesarias para el bien de nuestro pueblo." Y agregó: "Los ministerios deben devolver al pueblo la propiedad de todas las escuelas, fábricas, granjas, y de todas las empresas públicas, así como del dinero del petróleo."

Todo indica que la estructura del gobierno estaba secuestrada por una élite burocrática contraria a Gadafi y que depredaba sobre el petróleo en asociación con las multinacionales. Otra vez, cualquier parecido con México, es mera coincidencia.

Huelga decir que la propuesta de Gadafi recibió completa oposición de la alta burocracia del país. Estos maniobraron y empezaron las pugnas. ¿Y cuál cree usted que fue el pretexto de la alta burocracia para oponerse? Obvio: argumentaron que la propuesta de Gadafi desataría la inflación, el caos y la fuga de capitales. ¿Otra vez México?

Como usted puede ir viendo, para esas fechas Gadafi ya se estaba saliendo del marco que le habían impuesto el imperio y sus vasallos para que los negocios marcharan bien. Pero sigamos.

Para el 4 de marzo de 2009, el Congreso Popular se dispone a votar. Cito algunas palabras que Gadafi dirigió al Congreso Popular antes del proceso de votación.

"No deben tener miedo a experimentar nuevas formas de gobierno (autogestión y mutualismo)" Y agregó luego: "Este plan es para ofrecer un futuro mejor a nuestros hijos. Si ustedes no lo llevan a efecto, me lavaré las manos, pues será responsabilidad de ustedes el fracaso."

Los resultados de las votaciones fueron los siguientes: de los 468 miembros, 64 optan por poner en marcha el proyecto de Gadafi de manera inmediata, y 251 dan el sí, pero piden un aplazamiento para efecto de implementar las medidas administrativas necesarias para la puesta en marcha del plan. Mas, resuelto esto, el cuerpo coordinador del Congreso Popular, la cúpula del poder, la alta burocracia, que era la afectada, se dedicó a retrasar y obstruir la puesta en marcha del proyecto. Y así los alcanza el problema actual.

Puede cotejar lo que he dicho en las siguientes fuentes:

http://www.energy-pedia.com/article.aspx?articleid=133583
http://www.energy-pedia.com/article.aspx?articleid=133919
http://www.energy-pedia.com/article.aspx?articleid=134161

Pero mientras el proceso de nacionalización y de democratización del petróleo marchaba y era obstruido por la alta burocracia, otros frentes avanzaban. Vea.

Libia empieza a estrechar lazos de cooperación con Rusia. Los temas: construcción de una central nuclear en Libia (otro punto que Gadafi empieza a dislocar con el imperio), inversiones en gas e hidrocarburos, así como compra de armamento por un valor de 2 mil millones de euros. Por supuesto que esta noticia cae como balde de agua fría en Europa occidental, pues es otro candado sobre el poder de Rusia en el mercado del gas. A este efecto, consultar la nota del periódico El País, de España, con fecha 1 de agosto de 2008:

http://www.elpais.com/articulo/internacional/Rusia/Libia/

estrechan/lazos/sector/energetico/elpepiint/
20080801elpepiint_7/Tes

Y siguen los movimientos…

Ahora Libia profundiza su colaboración económica y cultural con Venezuela. Puede usted revisar los muy variados órdenes en que se establecen programas de cooperación con cuantiosas sumas por invertir en el siguiente enlace: http://www.analitica.com/va/internacionales/opinion/3581164.asp. Y de lado, considere que Venezuela es el otro gigante petrolero que nacionalizó su petróleo con hugo Chávez y que dio una patada en el trasero al imperio y sus multinacionales.

Con un poco de perspicacia nos va a quedar claro que Gadafi empezó a diversificar su política petrolera con países fuera del eje de la OTAN por razones de estrategia en razón de las consecuencias que ya podía adelantar como resultado de su propuesta nacionalizadora. Y en el balance, es evidente que todos estos movimientos iban en detrimento de los intereses de Estados Unidos y los países de la Unión Europea, especialmente Gran Brtaña, Francia y España, países con los mayores negocios en Libia en lo tocante a petróleo.

Para que tome una idea de lo que está en juego en Libia, tome nota de los siguientes datos: Ese país tiene yacimientos de petróleo ligero de la mejor calidad que producen 1, 800, 000 barriles diarios y abundantes depósitos de gas natural. Dicha riqueza le ha permitido alcanzar a Libia el más alto ingreso per cápita de Africa y una esperanza de vida de 75 años. Pero además, su enorme desierto, que ocupa el 95% del territorio, está ubicado sobre un lago de agua fósil; otro recurso que es cada vez más escaso en el planeta.

Le dejo un enlace a muy valiosos comentarios de la señora Leonor Massanet, sociologa esañola residente en Libia por muchos años. Su testimonio es más bien vivencial y da ocasión a reparar en el hecho de que la película en Libia, la de verdad, puede distar mucho de la película que traen en manos los medios occidentales para alentar los gritos de guerra.

http://www.ajpl.nu/radio/index.php?option=com_content&view=article&id=1207:la-verdad-sobre-libia-degenerados&catid=39:business-travel&Itemid=399

Ya hemos revisado hasta aquí toda una serie de hechos que se van enlazando para darnos un escenario más sólido para explicar lo que ocurre en Libia. Pero ahora déjeme traer a cuentas otra serie de hechos que nos ponen de frente los absurdos y mentiras del imperio y sus aliados en las últimas semanas. Esto es como el broche de oro sobre la cabeza de Equidna.

Tome nota, para empezar, que el imperio se desentiende de lo que ocurre con el resto de dictadores de medio oriente que están emproblemados por obvias razones y que están reprimiendo a diestra y siniestra, pues sienten que pueden ser desplazados por las revueltas populares. Los líderes de la Liga Árabe están a favor del bloqueo a Libia, pero por otra parte acaban de enviar tropas a Bahrein para ayudar al gobierno dictatorial actual en su tarea de aplastar las manifestaciones de los chiítas, que son mayoría. Y no se vaya muy lejos; mire, en Yemen acaba de verificarse una matanza de 52 manifestantes a manos de sicarios al servicio del dictador. Pero sucede que, para el imperio, allá no pasa nada y el mensjae velado es que maten al que grite como se pueda, así sean mayoría. El caso es que la atención del imperio, pues, está extrañamente puesta en el tirano de moda: Gadafi.
Pero con los datos que ya le puse en la mesa, bueno, pues nos va resultando que la película de Disney no es igual para todos.

Y mire cómo va flotando la basura de las mentiras en el caso de Libia.

Se habla y se habla de grandes masacres a manos de Gadafi, pero nadie ha mostrado los datos duros de esas masacres. ¿Alguien ha visto las imágenes o pruebas reales sobre esos eventos? Si alguien las tiene, que me diga donde están, por favor, porque yo he repasado todos los medios y no las veo por ningún lado. Lo único que veo son reporteros escandalizados en sus países respectivos diciendo mil y diez mil datos sueltos y muy dudosos frente a las pantallas.

Aunque aclaro que no se descarta la posibilidad de que, una vez invadida Libia, el imperio fabrique él mismo una buena miríada de muertitos para emprender una campaña justificatoria a nivel mundial. ¡No, hombre!, si el dinero no conoce de principios; eso ya lo va viendo, y lo verá más adelantito.

Luego se habló de fosas comunes donde Gadafi estaría enterrando a miles de masacrados. Se dio vuelo a la noticia y ya no se paró. Mas, a la vuelta de ya, sale la verdad: las imágenes difundidas por todos los medios del mundo habían sido extraídas de un vídeo sin verificar de la organización One Day on Earth, que se dedica a difundir vídeos sin más revisión previa que el de los propios colaboradores, y si se les antoja. Y resulta que luego, frente a periodistas de varios países, se demostró en campo que la fosa común no era sino un cementerio cómún en Trípoli. Uno de los periodistas que estuvieron en campo para constatar esto fue Maurizio Matteuzzi, de el periódico Il Manifesto, diario donde es editorialista Umberto Eco. Matteuzzi comprobó la inexistencia de las dichosas fosas comunes. Pero no paró ahí el trabajo de Matteuzzi, pues este señor también constató la falsedad de las agencias occidentales sobre aquello de que Gadafi había bombardeado a centros civiles en la ciudad de Tripoli.

¿No le resulta extraño que los periódicos europeos de mayor renombre se hayan atrevido a publicar imágenes y notas de un hecho supuesto sabiendo que no estaba verificado? Extraño, ¿no? Puede que el error lo cometa un periódico allá a las mil, ¿pero la mayoría puede cometer el mismo error?

Lo anterior es tan ridículo como si usted hace un monigote de paja, lo viste de alienígena, luego le toma fotos, y luego manda las imágenes a todos los principales medios del mundo y todos ellos le dan primera plana a su monigote afirmando que por fin se hizo contacto extraterrestre ¿Se imagina semejante broma? ¿Lo cree posible?

Y sigue la basura…

El día 21 de febrero, William Hague, ministro de exeriores británico, declara en Bruselas que Gadafi habría huído a Venezuela. Hague dijo: “…he visto algunos datos que indican que podría estar viajando allí en estos momentos”. Y agregó que ese dato le venía de contactos en el terreno; para esos efectos léase “espías”, ¿o por qué no paramiliatres? Ahora bien, hay que reconocer que tal vez no había contactos, sino que fue un invento de este señor Hague.

Tome en cuenta un dato para ir dimesionando estas declaraciones: Gran Bretaña es sede de Bristish Petroleum, una de las más grandes petroleras del mundo…sí, la contaminadora del Atlántico y el Golfo de México. Pero sigamos.

Note también cómo es que Hague endosa al tirano favorito Gadafi con destino a Venezuela, cuando éste país no tiene vela en el entierro hasta ahí. Por supuesto que no se puede creer que este tipo Hague no tenga sentido político y diplomático para entender que no debe declarar eso por ningún motivo si no se tienen los datos fidedignos y bien cotejados. La declaración implicaría torpemente a un país neutral y sin papel en el asunto: Venezuela. Pero, la verdad, ¿usted cree que Hague obró torpemente en algo tan delicado?...Exacto, la respuesta es no. Hizo eso por motivos obvios: Hugo Chávez les pateó el trasero con la nacionalización del petróleo y está por ello en la lista negra del imperio.

Resulta que sembrada la confusión y embarrada Venezuela por parte de este tipo Hague, al poco tiempo su declaración es desmentida y puesta como un soberano invento del señor ministro de exteriores del antiguo imperio británico. Y esto salió a la luz porque los implicados por Hague se apuraron a aclarar el asunto muy puntualmente. Si los implicados no aclaran, el juego sigue la ruta macabra que se había trazado el famoso Hague. El tipo quizás quería detonar una guerra total contra todos los enemigos de la British Petroleum. No descarte que eso se movía en la mente de este tal Hague.

Luego, al entender con esto que Chávez está en la lista negra de espera, entendemos por qué Mario Vargas Llosa declara airadamente contra Hugo Chávez una vez que empieza el escándalo de Libia. ¿Ve cómo todo está conectado hermosamente?

Y sigue la mata dando…

Le dije antes que Gadafi había sido acusado de terrorismo por aquello de la disco en Berlín y luego por la bomba en el avión de PANAM en Lockerbie. Dijimos que aquel pecado se enterró en el olvido una vez que Gadafi se convirtió en buen chico con el clan Bush. Mas, en el año 2009, el gobierno británico libera al libio
Abdelbaset Ali Mohmed al-Megrahi, el terrorista de Lockerbie a cambio de un contrato importante con la British Petroleum. Esto no es suposición ni fantasía mía. El caso fue muy vivo en la opinión pública de por allá por su acento cínico, y usted lo puede consultar en el periódico The Sunday Times del 30 de agosto de 2009.

Sobre este caso, Edward Davey, el vocero demócrata liberal, dijo lo siguiente: “Esta es la más fuerte evidencia de que el gobierno británico ha estado involucrado por largo tiempo en conversaciones en torno a Megrahi, y en las cuales las consideraciones comerciales han sido fundamentales”.

¿Cómo? ¿El sacro y divino imperio británico negociando muertos por dinero para su multinacional? No lo digo yo, lo dice un político del reino unido.

Luego, Bob Monetti, de Nueva Jersey, y padre de una de las víctimas del acto terrorista de 1988, dijo: “Este asunto (la justicia) ha estado girando en torno a negocios”. En otras palabras, la justicia del imperio está colmada de mierda. Y tampoco lo digo yo, lo dijo uno de los afectados por las negociaciones de la British Petroleum y el imperio británico con un supuesto promotor del terrorismo como Gadafi.

Y mire usted lo que son las cosas. Resulta que Hillary Clinton, muy justa ella, no pasa por alto la ocasión de revivir y revisar el caso Lockerbie con ocasión del actual conflicto en Libia. O sea, esto significa que, como no se cumplen los acuerdos comerciales, pues ahora hay que volver a sacar el asunto de los muertos en el avión derribado en Lockerbie. Esto no hace sino probar completamente lo que dijo el estadounidense Bob Manetti arriba.: la justicia está prostituida por el imperio.

¡Y sigue el basural!…

¿Alguien ha visto en Libia a una gran masa popular involucrada en una guerra civil? Yo no. No he visto los escenarios de movilización civil en Egipto. Lo que yo he visto son grupos muy enjutos y mus aisaldos de combatientes; grupos que, a decir verdad, no sé si son guerrilleros o si son mercenarios de las corporaciones petrolereas del imperio y sus vasallos. Sobre esto, hay algo por decir.

Inmediatamente despúes de iniciadas las protestas en Libia el 17 de febrero, desaparece por completo Abdul Fatah Yunis. Luego aparece repentinamente a los cinco días en Bengasi investido como ¡líder de los revolucionarios! ¿Quién es este hombre? Bueno, Abdel Fatah era el número dos en Libia, era el más leal aliado de Gadafi y le acompañó en el golpe de estado que los dos concretaron en 1969, y que a la postre llevaría a Gadafi al poder. Fatah fue el ministro del interior y antes había sido ministro de seguridad pública y comandante de las fuerzas especiales. Como tal, usted entenderá que Fatah era responsable del aparato policial de Gadafi.

¿Le suena lógico esto? A ver, vayamos al pasado y veamos que el imperio y sus aliados siempre acusaron a Gadafi de dos cosas: represor de su pueblo y terrorista peligroso. Y si era cierto que Gadafi era represor de su pueblo, bueno, pues entonces Fatah era el brazo ejecutor para esa reprsión sistemática sobre el pueblo. Hasta ahí bien las cosas. Pero luego empiezan a botar las discordancias y los rechinidos en el aparatejo, porque luego resulta que Fatah es el líder del pueblo alzado en armas, líder carismático del pueblo al que reprimió por años y de manera sistemática, tal como si los libios comunes fueran una nación de masoquistas que aman a sus verdugos. ¿Tiene sentido esto? No, evidentemente no tiene sentido así, como lo dicen el imperio y sus medios.

Una de dos: o Gadafi no es el represor que dice el imperio, o los revolucionarios son paramiliatres y mercenarios, es decir, represores que se avienen bien con un líder represor.

Pero, en cualquiera de las dos opciones, ya la posición ética del imperio cae por los suelos porque, o está atacando a un buen gobernante, o está apoyado a paramilitares. Y en cualquier caso le miente a todo el planeta.

Y sigue la basura…

La ONU aprueba la resolución para bloquear a Gadafi a fin de que no lastime a la población civil en su batalla con las “fuerzas revolucionarias”. Se declara expresamente que el objetivo no es derrocar ni atacar directamente a Gadafi. Rusia y China se oponen a la resolución, pero no vetan. Sin embargo, hace unas horas se reporta en los medios un ataque directo y deliberado a la residencia de Gadafi y se reportan ya varias decenas de civiles muertos con los ataques del imperio y sus aliados. Ya no le pongo enlace, porque eso lo puede constatar usted. Luego, a las horas, los aliados del imperio, entre ellos el mentiroso inglés de Hague, declaran que los ataques de sus fuerzas son para salvaguardar a la población civil y no pretenden derrocar a Gadafi. ¿Cómo está eso? ¿Negación rotunda de la realidad? ¿Más fosas inexistentes? ¿Más viajes fantásticos a Venezuela? ¿Más mentiras? ¿Por quién nos toman?

Usted sacará sus conclusiones ateniéndose a estos y otros hechos y a la experiencia pasada. Yo quisiera adelantar cinco conclusiones provisionales.

Primera: No es creíble por ningún lado el argumento de que se quiere intervenir en Libia para salvaguardar democracia y libertad. Quienes argumentan esto tratan de dar justificación vulgar y cínica al imperio para la invasión total de Libia en pro del negocio del petróleo. Quienes incurren en este tipo de argumentaciones en apariencia cándidas, incurren en serias contradicciones con los hechos y en muy serias inconsecuencias éticas.

Segunda: El asunto libio tiene causas mucho más allá de las supuestas revueltas populares y que tienen su raíz en la tendencia a la nacionalización y a la democratización del petróleo en aquel país.

Tercera: Asunto dudoso es la existencia de una verdadera revuelta popular. Muchos datos colaterales hacen ver la posibilidad de que se trate más bien de un movimiento de élites que pretenden derrocar a Gadafi para acomodarse ellas como los nuevos socios locales del imperio en el negocio del petróleo. Esto es como si, de pronto, priistas y panistas perdieran la identidad que los ha fusionado muy armoniosamente en los últimos años, para meterse luego en una guerra de élites para disputarse los contratos y los moches con las multinacionales petroleras del imperio.

Cuarta (Y esto ya se lo mencioné antes): Se puede estar o no de acuerdo con el Gadafi que conocemos hoy en día, se puede optar o no por adoptarlo como el tirano favorito, se puede poner en duda su legitimidad y su honestidad, pero la realidad es que
el mundo ha sido invadido con un show mediático al cual no se le puede confiar todo por un principio de prudencia. De si Gadafi se ha enriquecido ilícitamente o no con el petróleo de su país, de en qué cuantía lo ha hecho, si es que lo ha hecho, de si es un represor, son cosas que habrán de ser respondidas con el tiempo y habrá, pues, que esperar para conocer cuánto hay de verdad y cuánto de mentira en todo este caos artificial de Libia.

Y quinta: el régimen de Obama es una continuación del imperio bajo otros formatos y bajo otras estrategias; nuevas modalidades que no le quitan su esencia.

Y al final de todo, tengo una pregunta sin respuesta: Si un presidente de este país le ofreciera al pueblo repartir las ganacias de PEMEX a manera de un ingreso mensual para cada ciudadano y desaparecer al oneroso gobierno para depositar las decisiones en las propias manos del pueblo, ¿usted se levantaría en armas contra ese presidente o lo apoyaría?

Como ya sé cuál es la respuesta, quiero decirle que por eso me estoy a dice y dice algo a mí mismo desde hace días: “Qué raro está lo de Libia…Me empieza a oler a otro intento de golpe de estado por parte de los cruzados de la orden del petróleo, ¿o no?”

En la parte dos y última de este apunte trataremos de analizar a México desde la perspectiva del problema en Libia. Como ya pudo constatar, hay muchas similitudes.