Translate,translator,traducteur,Übersetzer, traduttore,tradutor,переводчик

Thursday, April 26, 2012

España:La mitad de empresas del Ibex aumentaron sus beneficios en 2011

La grande compañías ganan más de 35.000 millones pese a la crisis. Sueldos de hasta 11,6 millones para los consejeros.
Nicolas M.Sarríes.
20 minutos.
La crisis no afecta a todos por igual. La mitad de las empresas del Ibex 35-el índice que alberga a los 36 mayores valores cotizados en España- han aumentado sus beneficios durante el ultimo año (ver tablas).

Tan solo una, la constructora Sacyr Vallehermoso, ha presentado pérdidas. A falta de conocer los datos de Inditex, que presumiblemente sumará otro cuantos miles de millones, las grandes empresas de la Bolsa han logrado más de 35.600 millones de euros de beneficios netos, tal como reflejan sus informes de cuentas.

La cifra, aproximadamente, supoen un 3,5% del Productos Interior Bruto español, y equivale al recorte de gasto que habría de cumplir el Gobierno para alcanzar el objetivo de déficit para 2012. En apariencia, los beneficios son menores, en su conjunto, a los logrados por estas compañias en 2010; entonces consiguieron 49.000 millones de euros de beneficio, sin contar a la multinacional de Amancio ortega.

Sin embargo, la realidad del Ibex no es tan pesimista vistas las cuentas. Gran parte del bajon de resultados se debe a que los bancos españoles han optado por destinar ser parte de sus ganancias a provisionar la posible devaluación de sus activos.
Solo el Santander, por ejemplo contaba con un beneficio "limpio" de 24.000 millones de euros, pero por culpa de las dotacioens se redujo hasta los 5.300 millones. En similar situación han estado el resto de las entidades bancarias. Pero no son las únicas que han utilizado sus resultados operativos para arreglar asuntos internos. Es el caso de Telefónica, que redujo su beneficio final a la mitad por las provisiones efectuadas para abordar el expediente de regulación de empleo que prepara para 6.500 empleados.

Salarios millonarios.
Las cúpulas de las entidades del Ibex 35, formadas por consejeros y altos directivos, se embolsaron 5,24 millones de euros el año pasado. En todos los casos las cifras superan, con creces, las renumeraciones de un ciudadanos medio o incluso la del presidente del Gobierno-78,100 euros-, aunque las diferencias entre empresas son notables. Así, la cúpula del Banco Santander se retribuyo a sí misma con un total de 122,9 millones de euros, a los que hay que sumar otros 330 millones en aportaciones a fondos de pensiones, primas y créditos concendidos. EN esta entidad se encuentran además dos de los consejeros mejor pagados de España, Alfredo Saenz y Emilio Botín (consejero delegado y presidente, respectivamente) cobraron 11,6 y 4,5 millones de euros en 2011, tal como informó el Santander en su último informa del Gobierno Corporativo.

Repsol es otra de las compañías más generosas con sus altos cargos. Los remuneraron con 34,3 millones de euros; en especial el presidente Antonio Brufaut, que se embolsó 7 millones. La lista de sueldo mas millonarios puede completarse, por ejemplo, con José Ignacio Sanchez Galán, presidente de Iberdrola, que ganó 5,6 millones de euros en 2011; Francisco González, del BBVA, que percibió 4,9 millones de euros. El presidente de La Caixa (Y Caixabank), Isidre Fainé, cobro 2,69 millones de euros, lo mismo que en 2010.

En el lado opuesto se sitúan los salario otorgados a los altos cargos de Red Eléctrica Española (REE) y DIA. El consejero ejecutivo de la primera, Luis María Atienza, se embolsó uno de los sueldos más modestos de entre los "primeros espadas" del Ibex: 822.000 euros en 2011. Más "baja" aún fue la retribución de Ricardo Curras, consejero delegado de la cadena francesa de supermercados. Ganó 687.000 euros el año pasado, pese a que duplicó los beneficios de la empresa.

Wednesday, April 25, 2012

¡Ave Al-Saud!

¡Ave Al-Saud!
Fernando Crespo Z.

Soy uno de los pocos españoles que no ha viajado en el AVE, por lo tanto no soy el más adecuado para juzgar tan magna obra. Supongo que es algo muy útil y absolutamente necesario para el progreso y el desarrollo ecónomico bipolar de las zonas que comunica y une tan estrechamiento entre sí; para las otras zonas, por las que pasa a casi 330 kilometros por hora, se ha convertido en un obstáculo al desarrollo, ha partido por la mitad paisajes naturales y zonas agricolas que antes formaban unidades productivas rentables y ahora son sólo rastrojos separados por un muro infraqueable.

El AVE de Sevilla tuvo mucho que ver con Filesa y a la financiación ilegal del PSOE, el AVE de Barcelona, de trazado enrevesado y antojadizo, supuso un negocio muy rentable para los intereses de la madrileña familia Aguirre en Guadalajara, aunque el fiasco de Ciudad Valdeluz ahí queda. El AVE al País Vasco es un saco sin fondo, donde se dilapida dinero público por partidoa doble en forma de Y vasca que no lleva a ninguna parte, pues Francia no va a continuar la obra en su territorio. A los seis meses de funcionamiento, cerramos el de Toledo, Albacete, Cuenca.

Barack Obama quiso tener su propio AVE, pero no supo donde ponerlo: se lo vendimos a la familia Al-Saud por 6.736 millones de euros. Y ahora nos enteramos de que ha dado pagar desgraciadas cacerías de lujo de Botsuana, triste sino el de este AVE de tan particular agüero.

Mali: Se confirma que el MNLA no es un movimiento de liberación

sino un dócil peón de los imperialistas
Agencia Nacional de Resistencia Libia
El autodenominado “movimiento de liberación nacional de Azawad”(MNLA) que ha amputado dos tercios del territorio maliense empleando la superioridad militar que los imperialistas franceses le han permitido conseguir y con el apoyo de los terroristas de Al Qaeda en ningún modo es un verdadero movimiento de liberación nacional enfrentado al imperialismo y al colonialismo, partidario de la revolución, de la verdadera independencia ni de la unidad de los pueblos africanos sino una herramienta empleada por París para desmembrar Mali, amenazar a Argelia, someter al pueblo libio y consolidar el neocolonialismo encarnado en la infame CEDEAO dirigida por el peón del FMI Ouatara y el asesino del compañero Tomás Sankara Blaise Campaoré.

La última prueba es un indecente comunicado de este grupo en que condena la Revolución libia de la Yamahiriya aportando su contribución a su invasión por parte de la OTAN y sus lacayos. En este comunicado se dice:”Desmentimos la implicación de los azawadianos en milicias formadas por el coronel Gadafi para mantenerse en el poder y precisamos que los tuaregs implicados en ese baño de sangre son de nacionalidad libia.

Invitamos a las comunidades de Azawad a no colaborar con esta dictadura y quedarse en sus tierras ancestrales” (verlo en su integridad en http://www.mnlamov.net/actualites/35-annoncement-et-communique/48-communique-de-presse–soutiens-a-la-revolution-libyenne-.html). Además este grupo pro imperialista se opone a la unidad y solidaridad entre el pueblo tuareg de todo el Sahara y abandona a sus hermanos libios empeñados en rechazar al imperialismo junto al resto de sus compatriotas.
Es una despreciable banda de lacayos de París.

Mali: unidad izquierda-militares patriotas

Ultima hora:derrota de contragolpe reaccionario

El Partido Solidaridad Africana por el Desarrollo y la Independencia (SADI), importante fuerza de izquierda de Mali organizadora del último encuentro de la izquierda africana mas combativa foro de la Red de la Izquierda Africana en Bamako con presencia de varias destacadas organizaciones comunistas y el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) , apoyo el derrocamiento el derrocamiento por el Comité Nacional por la reconstrucción de la democracia y la restauración del Estado encabezado por el Capitán Amadou Sanogo y que tiene como portavoz al teniente Amadou Konaré.

SADI había exigido desde el pasado 9 de febrero la dimisión del presidente por su posición pro imperialista. Toumani firmó un acuerdo en Argel el 4 de julio de 2006 autorizando intervenciones militares franco-mauritanas en el país en abierta violación de la soberanía maliense.

Bajo la iniciativa del SADI se Creo el Movimiento Popular del 22 de Marzo, al cual se unio 67 partidos políticos, organizaciones de masas y movimientos de todo tipo La profesora Rokia Sanogo ha afirmado que el MP22 de M defiende tres puntos: Apoyo al CNRDE en la crisis del Norte, profundizar el proceso democrático y apoyar al CNRDE en la lucha contra la corrupción y el enriquecimiento ilícito. Ha afirmado que el golpe defiende los valores de la Revolución antidictatorial de 1991.
Mariam Diawaru rechazo las resoluciones de la conferencia de la CEDEAO. El presidente de la Asamblea Regional de Kidal Hominy Belco Maiga (ciudad que ha caído en manos de los rebeldes norteños) la crisis del Norte se debe a los recursos mineros de l a región y es consecuencia de la crisis libia. El principal líder político en apoyo a la CNRDE Oumar Mariko ha deplorado la masacre de Aguel Hoc y ha afirmado que el CNRDE debe ser felicitado por su intervención patriótica. Ha afirmado que los problemas del norte se deben a la traición del presidente depuesto. Ha llamado a la unidad para salvar al país.

El MP-22-M. ha convergido en la Coordinadora de Patriotas de Mali (COPAM)con numerosos grupos aliados, la Convergencia Patriótica por la Defensa de Mali (COPADEM), el Reagrupamiento Popular por la Defensa de la Patria (RPDP) y la Alianza por la Democracia y la República (ADR).

La dinámica unitaria y movilizadora lanzada por SADI y su líder carismático Doctor Oumar Mariko está dando buenos resultados. En rueda de prensa este líder ha señalado que el presidente interino Traoré no puede nombra ministro ni primer ministro y que constitucionalmente únicamente puede estar en el cargo de 21 a 40 días para convocar elecciones a la presidencia de la República. Oumar Mariko ha insistido en que el adversario es la rebelión del Norte y que está naciendo un nuevo Mali.



La izquierda pro Gadafi y antiimperialista lucha por Mali liberado, la izquierda europea debe de organizar la solidaridad con la unión civico-militar.


Miembros del partido SADI en la emigración en Francia el 1 de Mayo 2011 Fundación del MP22.

Gigantesca concentración en Bamako apoyo a los militares patriotas del 28 de marzo del 2012, exhibieron carteles con las consignas “Abajo ATT”(nombre del presidente Amadou Toumani Touré derrocado y que también llegó al poder encabezando un golpe militar contra la dictadura de Traoré), “Abajo Francia”, “Abajo Sarkozy” y “Abajo la comunidad internacional” en abierto desafio a las fuerzas imperialistas que quieren dictar a Mali su política. Han gritado “Sanogo solución” en apoyo a la acción tomada por los militares patriotas de la oficialidad mediana, la suboficialidad y los soldados de tropa para sacar al país de la crisis que vive.

Gran Mitin en Bamako en 2 de abril de 2012 donde intervienen 14 oradores que representaban a los diferentes sindicatos, asociaciones, partidos, personalidades y malienses en el exterior que integran el amplio movimiento se han sucedido en el uso de la palabra. Las masas han gritado consignas como “abajo Francia” y “abajo la CEDEAO”(alianza de Estados de Africa occidental actualmente presidida por el seudopresidente de Costa de Marfil instalado en el poder por el ejército francés).

Numerosas pancartas exhibían consignas como “El Movimiento popular 22 de marzo apoya al CNRDE”, “Abajo la ingerencia extranjera” y “Gloria a Oumar Mariko”(principal líder del SADI y del MP22 de M.).

El 11 de abril esta recién nacida COPAM y la Convergencia para Salvar a Mali (CSM) organizaban una gran marcha por el centro de Bamako para expresar su apoyo al CNRDRE y al Ejército nacional. En las pancartas que se han visto se leía “no a la democracia formal”, “Apoyo al CNRDRE”, “Unidad nacional”, “Mali uno e indivisible”, “Hombres nuevos para un país nuevo”.















El principal líder de la izquierda de Mali Oumar Mariko tomando la palabra en apoyo a los militares patriotas






profesora Rokia Sanogo






Comité Nacional por la reconstrucción de la democracia y la restauración del Estado


El modesto capitán Sanogo, el nuevo líder maliense
El fascista Sarkozy ha perdido a su marioneta maliense






















































































5 postales de YPF en argentina

por Marc Gavaldà
* Recopilamos algunos fragmentos de un recorrido por los campos petroleros de Repsol en Argentina que ya daban motivos para la mentada expropiación.

La reciente expropiación del 51% de las acciones de YPF por parte del Gobierno argentino, que tanto ha irritado al clientelismo político español, tiene dilatados antecedentes de injustícia social e impunidad ambiental practicada por Repsol durante más de una década. Recopilamos algunos fragmentos de un recorrido por los campos petroleros de Repsol en Argentina que ya daban motivos para la mentada expropiación.

1. Lo que el viento se llevó
YPF tenía más de 55 mil trabajadores, de los que solo quedaron unos 6 mil después de la privatización. Ciudades petroleras como General Mosconi, Tartagal, Luján de Cuyo, Berisso, Ensenada, Cutral Có, Plaza Huincul, Berisso, Caleta Olivia fueron afectados por la caída de empleos y la red social que sostenía la YPF estatal.
Felix Herrero, Vicepresidente del Movimiento por la Recuperación de la Energía Nacional Orientadora (MORENO) resume las pérdidas de la privatización: “Perdimos la configuración empresaria de YPF, la renta petrolera que hoy se va hacia el extranjero, mientras las empresas están autoriazadas a girar el 70 por ciento de las divisas obtenidas sin pasar por el Banco Central. Hemos perdido también por completo los recursos naturales, porque cuando se otorgan concesiones de transporte eléctrico por 95 años, o pozos petroleros por 35 años, se entregan los recursos hasta su agotamiento”.[1]
Durante los noventa, las compañías energéticas aumentaron tarifas incumpliendo las leyes, internalizando una renta extraordinaria que en ningún momento se invirtió para ampliar las redes troncales de gasoductos y de alta tensión de energía eléctrica. Tampoco se invirtió en buscar nuevos yacimientos de petróleo y gas natural a fin de extender el horizonte de vida de las reservas. Con las privatizaciones se beneficiaron de la tecnología, infraestructura y nivel de reservas hidrocarburíferas que el Estado les había entregado, y no invirtieron un centavo para desarrollarlas.
Por el contrario, el oligopolio energético transfirió la mayor parte de la fenomenal masa de ganancias al exterior, y el resto la invirtió en la construcción de 10 gasoductos que los conecta a mercados extranjeros. Exportación que, vale decir, no es controlada por el Estado y menos aún por las Provincias productoras, ya que se acepta la declaración jurada de las compañías[2].
En términos zoológicos, podríamos catalogar a Repsol , como una sanguijuela de Argentina. Sólo durante el año 2002, en el peor momento de la crisis, mientras millones de argentinos se empobrecían, ganó 2.096 millones de dólares de utilidad a nivel global, de los cuales más de la mitad povenían de sus operaciones en la Argentina.[3]
En una marcha realizada en diciembre de 2007, celebrando el centenario del primer pozo argentino, miles de personas se congregaron frente a las puertas de YPF para pedir su recuperación. Un video recoge argumentos económicos, jurídicos y sociales que ya lo justificaban. [4]

2. El sobreprecio del GLP
En Argentina instauraron un oligopolio. Antes, YPF embotellaba las garrafas de Gas Licuado de Petróleo y las distribuía en unos camiones por los rincones más remotos del país. Ahí donde nunca ha llegado la red de gas natural. En cambio ahora, una sola empresa (Repsol-YPF ) tiene el 55 por ciento de la producción, el 64,2 por ciento del transporte y el 78,2 por ciento del almacenamiento. Una garrafa de 10 kilos cuesta unos 7 pesos pero en los últimos años, esta compañía ha inflado el precio por las nubes. Entre 2001 y 2003 la garrafa de 10 kilos aumentó de 8 y 9,5 pesos a 25 y 30 pesos según la zona del país[5].
En Argentina, son entre 13 y 15 millones de personas que no tienen acceso al gas natural. De estos, más de 10 millones viven bajo el umbral de pobreza y gastan más de un 12 por ciento de su presupuesto para abastecerse de GLP. En otras palabras, de cada semana de trabajo, medio jornal es destinado a pagar a las distribuidoras de gas.
Por otro lado, hay 2 millones de personas que ni siquiera alcanzan a poder pagar la garrafa, y cocinan quemando quemando leña, cartón, residuos vegetales o plásticos.
Según la Defensoría del Pueblo de la Nación, la transferencia directa de los precios hacia los consumidores generó un beneficio empresario de más de 4.600 millones de dólares en los últimos años[6].
Literalmente, se trata de una transmisión de dinero de los más pobres a los más ricos producto del oligopolio energético. Repsol se enriquece vampirizando a la población pobre argentina.

3. Los presos de Caleta Olivia
Con una población de 40.000 habitantes, esta ciudad petrolera a orillas del mar vive su peor época. La desocupación se multiplicó desde que YPF fue regalada por Menem a Repsol, Pan American y Vintage Oil, dueños de la terminal TERMAP desde donde diariamente se bombean casi dos millones de dólares de petróleo a los barcos exportadores.
Esta ciudad ha sido escenario de conflictos sociales que ahora se repiten en la vecina población e Las Heras. Las famílias ex petroleras, hoy día desocupadas, debían conformarse -en el mejor de los casos- con los planes asistenciales para vivir. Sin embargo se organizaron como piqueteros y se movilizaron por empleos efectivos.
Fueron al grano, sin rodeos, y ocuparon la terminal portuaria poniendo en juego los millonarios beneficios de las petroleras. Y lo lograron: más de 1.300 puestos de trabajo hasta la última toma de Termap, donde se hizo un acuerdo por mil puestos más. Era agosto de 2004: el invierno argentino y el ejemplo podía extenderse.
El 2 de octubre, 50 trabajadores volvieron a ocupar la Termap, mientras otro reducido grupo permanecía fuera. Fueron brutalmente reprimidos: esta vez combinando la intervención de los cuerpos de seguridad de las petroleras con la de 400 gendarmes. Los grupos de seguridad de la petrolera actuaron como bandas paramilitares. Así es como Repsol trató a sus extrabajadores en Caleta Olivia. Hubo 36 detenidos más, golpes, heridos de consideración... y en comisaría torturas.
La movilización de los trabajadores y el pueblo fue inmediata y reiterada. Sin embargo, el juez dejaba pasar el tiempo manteniendo por pasiva la negativa de excarcelación de 6 compañeros.
El día 23 de noviembre, en pleno proceso de acuerdos entre el gobierno de Kirchner, Estados Unidos, las petroleras y el FMI-, el juez de Caleta Olivia confirmó la prisión preventiva de las seis personas detenidas y el procesamiento de otras 44 como parte de la misma causa. A la espera de juicio, los dirigentes de los movimientos sociales quedaron presos casi un año.

4. Oligopolio repsoliano
La ley de hidrocarburos en Argentina es tremendamente beneficiosa para las transnacionales. Comparando con Bolivia, en conflicto social permanente desde la guerra del gas de 2003 por un reclamo popular de elevar las regalías del 18% al 50% -que de todos modos pareció insuficiente- sorprende conocer que en la Argentina privatizada, desprendida de YPF que alimentaba la mitad del Tesoro General de la Nación, las regalías no superan el 12%.
Según fuentes reservadas de la Secretaría de Energía de Neuquén, “en realidad es menos de un 11% , porque las empresas se aventajaron de descuentos como el reconocimiento del flete , el tratamiento y acondicionamiento del producto y otros.”
Además hay condiciones expresas para el contrabando. Durante el gobierno de Felipe Sapag ( 1995-1999) se instalaron controladores volumétricos en los gasoductos terminales y oleoductos, pero cuando llega Sobisch ordena ignorarlos. ¿Qué motivos tenía el gobernador para no reconocer los aparatos una vez la inversión pública ya estaba realizada?
Según las empresas, no es necesario un control estatal de la producción, porque durante el proceso, existe un “auto-control natural” de los volúmenes. Eso es: una petrolera “A” produce 1.000 barriles de petróleo en la planta de producción, una transportadora “B” recibe los 1.000 barriles y los manda a la empresa portuaria “C”, que recibe 1.000 barriles. Todo auto-controlado por las propias reglas de juego del mercado.
Pero qué sucede cuando Repsol es a la vez la empresa productora, y socia de las empresas transportadora y portuaria? No hay un mecanismo natural de control, porque ha habido una concentración vertical. Repsol tiene un oligopolio energético en Argentina y como las regalías se cobran en base a una declaración jurada, existen condiciones óptimas para el contrabando.
A parte, existen otros mecanismos más sofisticados para estafar al estado en la fase de comercialización, como falsear la calidad del petróleo, el índice WTI (un indicador del precio basado en un promedio del petróleo de Texas), los descuentos...

5. Impunidad ambiental en Loma de la Lata
Cuando la impunidad afecta a los derechos civiles tan elementales como la vida, no sorprende que las compañías petroleras, que mantienen la mitad del presupuesto público, disfruten de una impunidad ambiental en sus operaciones.
Desde 1982, YPF explotaba el yacimiento Loma de la Lata, un bloque de 33.000 hectáreas con más de 100 pozos, siendo el primer productor de gas de Argentina. En el interior de esta tupida maraña de rutas camioneras, planchadas con pozos, caños (oleoductos, gasoductos, poliductos), piscinas de crudo, depósitos y otra infraestructura petrolera, habitan desde mucho antes las comunidades mapuches de Kaxipayiñ y Paynemil, que ocupan 440 hectáreas aisladas al interior del lote petrolero.
En 1995, una familia de la comunidad Paynemil, perfora un pozo de agua para consumo y se encuentra que había gasolina en lugar de agua. La piscina de residuos de producción de un pozo petrolero cercano a la casa había contamintado la napa freática.
En diciembre de 1996, los análisis de la subsecretaría de salud revelan altas concentraciones de mercurio y plomo entre otros en el agua subterránea, la cual “no se puede hervir porque se concentra la toxicidad ni poner lavandina porque puede crear nuevos complejos químicos”.
Unos meses antes, mayo de 1996, las comunidades mapuches, junto con la Universidad del Comahue elevan una denuncia por contaminación a seis organismos oficiales; Provincia, Nación, Secretaría de Energía, Poder Ejecutivo con copias al Congreso y a la Defensoría del Pueblo. El litigio llegó a las tres instancias judiciales , siempre favorables a la comunidad, obligando al Estado el suministro de agua.
Sin embargo, la contaminación perduraba, así que agotadas las instancias nacionales se eleva la queja a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). El caso Nº 12.010 ante la CIDH obligó al gobierno de Neuquén a suministrar agua potable a los pobladores de Kaxipayiñ y Paynemil. Luego Repsol construyó una planta potabilizadora que sólo hace un tratamiento biológico del agua, pero no elimina la contaminación química. Se le echa cloro al agua pero los hidrocarburos permanecen.
Mientras tanto, la demanda civil de 404 millones de dólares para la reparación ambiental de las comunidades sigue un lento camino judicial en los despachos provinciales. Repsol recurrió para que la jurisdicción sea federal, pero la alegación fue desestimada.
El conflicto de las comunidades mapuches ha sido aletargado con el cobro de servidumbres y la esperanza de una resolución judicial. Mientras tanto, las napas freáticas de Kaxipayiñ y Paynemil siguen contaminándose de condensados de gasolina, producto de la “sobreexplotación de un campo gasífero de condensación restringida, muy sensible a los cambios de presión y temperatura”- anota un empleado de la Secretaría de Energía de Neuquén y añade “ Por la búsqueda de beneficios a corto plazo, Repsol está derrochando un recurso como la gasolina, que termina convirtiéndose en problema por mal manejo de la empresa por la permisividad administrativa”.

(Este texto es una recopilaciòn de textos del libro Viaje a Repsolandia, Tutuma Edicions, Barcelona, 2006; Amigos de la Tierra, Buenos Aires, 2007. Del mismo tema y autor, ver La Recolonización, Repsol en América Latina, invasión y resistencias, Icaria, Barcelona, 2003 y junto a Hernán Scandizzo, Patagonia Petrolera, Bardo, Barcelona, 2010.)

El Salvador:derrota del FMLN

en los comicios legislativos y municipales
Lecciones que no terminamos de aprender
Por Percy Francisco Alvarado Godoy
Varios despachos de prensa trajeron la noticia: el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) fue el gran perdedor de los comicios legislativos y municipales celebrados el pasado domingo en El Salvador.

No soy experto sobre la situación interna de El Salvador, pero confío que las fuerzas del FMLN sean capaces de aprender la lección, a partir de un análisis profundo de las circunstancias que produjeron esta no tan esperada derrota electoral. Las causas principales, desde luego, no hay que buscarlas afuera de la organización ni proyectarlas hacia las poderosas presiones del imperialismo ni de la derecha. La causa principal está, sobre todo, en el trabajo endeble realizado con las masas, que dio capacidad al tradicionalista ARENA de hacerse con una victoria que, aunque no contundente, sirve de termómetro para el examen y el análisis.
¿Será acaso que el pueblo salvadoreño apostó ciegamente por el pasado de represión y pobreza? ¿Será, acaso, que los salvadoreños han preferido a la oligarquía represiva y a sus escuadrones de la muerte? Quien piense de esta forma se equivoca.

Mucho ha pesado en este resultado. Desde el acomodamiento de algunos cuadros del FMLN en posiciones de gobierno hasta acciones de dudoso desempeño por parte de otros, el divorcio con las masas, la carencia de sentido estratégico y la incapacidad de lograr una sólida unidad, alcanzada por la derecha en más de una oportunidad en América Latina, como ocurrió en Chile, han sido factores a tener en cuenta.

Aplaudo el sentido autocrítico del FMLN, aunque tarde, cuando declara a través de Lorenzana: "Vamos a estudiar con mente fría sus causas y las lecciones de este proceso para hacer las readecuaciones que sean necesarias y posibles".

Pecar de confiados es otro mal que hay que erradicar. Considerar que la diferencia de 2,9 % en los votos no es condición para poner en peligro las próximas elecciones presidenciales, es un error de antemano. Si bien es cierto que fue una derrota apretada en el terreno parlamentario (33 escaños contra 31), lo cierto es que se perdió la mayoría parlamentaria y ello entraña serios peligros, no solo para la influencia política del FMLN en el accionar legislativo de la nación, sino también para poner en duda la futura viabilidad o existencia de los programas relacionados con AlbaPetróleos. Puede perderse, de hecho, la presidencia de la misma. Recuérdese que el 12 de marzo se inicia la carrera presidencialista en el país.

No es hora de repartir culpas, lo repito. Una cuestión de orden es depurar las filas del FMLN de todos aquellos sobre los que recaen dudas sobre si usaron sus cargos para beneficio personal y debe hacerse con total transparencia. La misión, primero que todo, es darle al FMLN la limpieza de imagen necesaria, para hacerlo a los ojos del pueblo una organización realmente representativa de sus intereses.

ARENA salió victorioso en 9 de las 14 capitales departamentales y ello no fue casualidad. Por su parte, el FMLN solo se queda con tres. Igualmente, lo doloroso y dañino es la pérdida de aquellas ciudades que siempre fueron fortalezas de la izquierda como Mejicanos, Soyapango, Santo Tomás, Ilopango, Apopa, San Martín, Tonacatepeque y Ayutuxtepeque. El propio San Salvador estará en manos de la reacción oligárquica. ¿Por qué se perdió precisamente allí? ¿Qué no se tuvo en cuenta?

Los revolucionarios debemos aprender de los reveses y sacar lecciones de ellos. Tal vez no todo esté perdido en El Salvador, pero se requiere un sobre esfuerzo político a partir de ahora. La dinámica partidista tiene que funcionar siempre a partir de la interacción estrecha con la base de masas con las que se cuenta y reorientar la táctica dentro del marco de las nuevas condiciones políticas.

Recordarle al pueblo lo que puede volver del pasado si ARENA gana las presidenciales, puede servir de algo, pero no lo resuelve todo. Hay que conquistar la conciencia del pueblo no con lo que pudimos darle y no le dimos, enmadejados en un conformismo que emana de un partido que nunca estuvo totalmente en el gobierno. Solo le conquistaremos haciéndolo partícipe activo en nuestras luchas y ofreciéndoles realmente una alternativa como verdaderos gobernantes de su destino.

El reto está planteado y confío en los heroicos e inteligentes compañeros del FMLN. La tarea es sumar a la gran masa de no militantes con un trabajo diario, directo y convincente desde el compromiso mismo.

Siria: la tragedia de un pueblo

Análisis de Stella Calloni*
(Tomado de Resumen Latinoamericano) Las denuncias de funcionarios rusos, de periodistas de Francia, Bélgica, grupos humanitarios de Gran Bretaña y otros sobre la presencia de miles de mercenarios y tropas especiales de las potencias, enfrascadas en una guerra de invasión contra Siria, y responsables de crímenes en ese país, evidencian que se está aplicando el “modelo” de intervención en Libia, casi sin diferencias contra el pueblo sirio


El hecho de que unos dos mil 500 militares sirios han muerto en defensa de su país, junto con civiles que quedan al paso de las hordas mercenarias, da cuenta del poder de fuego de los supuestos opositores y de la verdadera génesis del llamado Consejo Nacional Sirio(CNS) y el Ejército Sirio Libre(ESL), ambas organizaciones creadas y sostenidas por el poder hegemónico.

La suerte de Siria estaba echada desde hace años atrás y figuraba junto con Libia, Irak y otros en la lista negra, en los futuros objetivos del imperio.

En su artículo “¿Tendrá lugar la guerra de Siria?”, Michel Chossudovsky señalaba que “La CIA, MI6 y el SAS están detras de los ‘rebeldes’ sirios” (2-01-12/Global Research-Patria Grande) y que varios medios de comunicación británicos confirmaban que las Fuerzas Especiales estaban asistiendo y entrenando a los grupos que actuaban contra el gobierno del presidente Bashar al-Assad.

La acción no difería en nada con lo sucedido en Libia “El patrón subyacente es similar al de Libia donde las Fuerzas del Servicio Especial británico (SAS en sus siglas en inglés) estaban en el terreno antes de la intervención militar de la OTAN”.

Una serie de informes confirmaban que estaban dentro de territorio sirio no sólo fuerzas especiales inglesas, sino de Estados Unidos, Israel y Francia.

Con mayor precisión se mencionaba que las Fuerzas Especiales británicas mantenían reuniones con miembros del Ejército Sirio Libre (ELS) el brazo armado del Consejo Nacional Sirio.

Los analistas europeos en temas militares mencionaban también los entrenamientos de las fuerzas especiales a los grupos armados entre los que estaban los “ejércitos privados” (mercenarios) y otros.
Todo esto se iba preparando mientras se azuzaban movilizaciones de protesta contra Al-Asaad que tenían una misma tónica con otras que se produjeron en la región, pero eran en todos los casos más pequeñas y dispersas.


En agosto detrás de una manifestación hubo duros ataques de los grupos armados que nada tenían que ver con los manifestantes. Usando cohetes, cañones, misiles y otros, estos terroristas cortaron carreteras, protagonizaron varios ataques y quemaron estaciones de policías y otros edificios importantes en la población de Hama.


El ejército sirio llegó a enfrentar esta situación, y de inmediato los medios difundieron sobre “la represión contra el pueblo”. En realidad fue un duro enfrentamiento con los invasores de lo que no habló ninguno de los medios de incomunicación del mundo.


Ya el 20 de noviembre de 2011 se había producido el primer ataque con cohetes que impactaron contra la sede del Partido Baaz (gobernante) en Damasco.


En Libia, los golpes certeros de los invasores comenzaron en zonas fronterizas como Benghazi, donde en febrero de 2011 hubo una manifestación en que participaron además unos 200 parientes de presos que en 2008 fueron informados por grupos ligados a la CIA que el gobierno libio los había supuestamente asesinados en una cárcel en 1996. Estaban detenidos después de intentar entrar al país, para formar fuerzas de ataques contra el gobierno, bajo mandato de la CIA..


La manifestación de febrero en Benghazi terminó con la quema de edificios, cuarteles de policía, matanza de militares y civiles. Y esto ya mostraba la presencia de grupos fuertemente armados, que incluso superaron rápidamente a las fuerzas gubernamentales en el lugar.


Actuando en las zonas fronterizas tenían preparadas sus retaguardias y además se aseguraban la entrada permanente de armamento pesado.


El mismo esquema se escenifica hoy en Siria, gracias a la impunidad con que se apoderaron de Libia, matando a unas 80 mil personas y desapareciendo a otras miles, para después desintegrar el territorio. Benghazi puede ser simbolizada en Homs.


Pocos analistas o periodistas ignoraban los entrenamientos de miembros del Ejército Sirio Libre por parte de las fuerzas especiales de las potencias agresoras.


Menos aún se ignora que los más importantes jefes de los mercenarios son los hombres de Al Qaeda, especialmente los que quedaron como jefes militares en la Libia ocupada.


En su artículo ¿Tendrá lugar la guerra de Siria?,Michel Chossudovsky sostiene que “La CIA, MI6 y el United Kingston Special Force (UKSF) o fuerzas especiales británicas (SAS/SBS) están detrás de los ‘rebeldes’ sirios” (2-01-12/Global Research-Patria Grande). Han estado entrenando a los ‘rebeldes’ en guerra urbana como también suministrándoles armas y equipos.


Se cree que agentes de la CIA y Fuerzas Especiales están suministrando asistencia en comunicaciones a los llamados ‘rebeldes’. “Estos informes confirman inequívocamente la injerencia extranjera en los asuntos de un estado soberano. Este no es un levantamiento popular”, escribía el economista canadiense y analista Chossudovsky. Señalaba que varios medios de comunicación británicos confirmaban que las Fuerzas Especiales estaban asistiendo y entrenando a los grupos que actuaban contra el gobierno del presidente Bashar al-Assad. Y añadía que tanto “la insurrección como también los asesinatos de civiles fueron patrocinados por los poderes occidentales desde el principio”.


Denunciaba entonces que agentes de Estados Unidos, Reino Unido y Turquía “están suministrando armas a los “rebeldes” violando las leyes internacionales” y que los informes mostraban a los llamados “rebeldes” como hombres armados entrenados y también miembros de organizaciones afiliadas con Al Qaeda”.


Registraba que “Gran Bretaña se está preparando para el combate que podría ser más grande y sangrienta que la batalla contra Gaddafi”.


De la misma manera informaba que el ministerio de Defensa(británico) estaba diseñando planes secretos para una zona de exclusión aérea patrocinada por la OTAN “pero primero necesita el respaldo del Consejo de Seguridad de la ONU”. El mismo esquema aplicado en Libia.
El “trabajo” de los mercenarios era atacar a las fuerzas militares sirias, confiados en los poderosos armamentos que traían, tratando de que aparecieran todos estos hechos como “represiones contra el pueblo” por parte de Al Assad.


INTERVENCIÓN DESCARADA
El analista político, Basem Tajeldine (Word Press), opinó que “Hay muchas evidencias que muestran la terrible implicación del aparato de seguridad, la CIA estadounidense y el Mossad israelí, inclusive agentes directos de Francia que han sido capturados y su financiamiento a grupos mercenarios traídos de otras partes de la región a Siria”.


Tajeldini advertía que se está “violando la Carta democrática de Naciones Unidas, todos aquellos instrumentos internacionales que en una ocasión los gobiernos mundiales escribieron para evitar males mayores, tal como lo estamos viendo hoy en Siria. Es una intervención descarada por parte del imperialismo estadounidense y de otros grupos de la región con el propósito de desestabilizar y destruir al Gobierno legítimamente constituido de Bashar al Assad”,concluye el analista


http://actualidad.rt.com/actualidad/internacional/issue_37173.html


En la edición del derechista diario español ABC del 17 de diciembre de 2011, se publicó el testimonio de su enviado especial , el reportero y fotógrafo Daniel Iriarte, quien relató haber estado con los hombres del Ejército Sirio Libre y se entrevistó con responsables de Al -Qaeda en Libia. Se trataba de un grupo de libios y otros, que estaban, según ellos, en Siria para «evaluar» los medios de apoyo a la insurgencia


En la edición del derechista diario español ABC del 17 de diciembre de 2011, se publicó el testimonio de su enviado especial , el reportero y fotógrafo Daniel Iriarte, quien relató haber estado con los hombres del Ejército Sirio Libre y se entrevistó con responsables de Al -Qaeda en Libia. Se trataba de un grupo de libios y otros, que estaban, según ellos, en Siria para «evaluar» los medios de apoyo a la insurgencia.


En la edición del derechista diario español ABC del 17 de diciembre de 2011, se publicó el testimonio de su enviado especial , el reportero y fotógrafo Daniel Iriarte, quien relató haber estado con los hombres del Ejército Sirio Libre y se entrevistó con responsables de Al -Qaeda en Libia. Se trataba de un grupo de libios y otros, que estaban, según ellos, en Siria para «evaluar» los medios de apoyo a la insurgencia.


También el 19 de diciembre la Red Voltaire denunciaba lo mismo con una cantidad de datos, mostrando las implicancias de Al Qaeda de la mano de las fuerzas especiales de las grandes potencias


ABC entrevistó a un grupo vinculado con el “ex yihadista Belhadj (Abdelhakim)”. Incluso el reportero acompañó a un grupo de estos que trataban de salir de Siria y debían evitar «un control del Ejército en la entrada de la carretera», en las rutas de salida de Yebel Zawi.


Estos hombres mencionaron que eran informados por reporteros extranjeros sobre los movimientos de tropas y que por esa razón estaban evitando quedar atrapados.


“Finalmente, cuando anochece, Brahim encuentra una solución. Moviliza tres coches que, conducidos a oscuras, tratan de hallar una ruta alternativa. “Tras horas de espera, logran hacernos cruzar las líneas enemigas por otro punto. Brahim se ríe, satisfecho:¡El Ejército Sirio Libre ha encontrado una salida!», dice”.
Relata que viajan hasta una casa de campo donde los espera otro grupo “que va a ser evacuado con nosotros. “Y entonces llega la sorpresa: se trata de tres libios tres hombres de Abdelhakim Belhadj, actual gobernador militar de Trípoli y hombre clave de Al Qaeda en el pasado”.


“Uno de ellos resulta ser un viejo conocido de los reporteros que cubrieron la guerra de Libia: Mehdi al-Hatari, el antiguo comandante de la Brigada de Trípoli, que desempeñó un papel fundamental en la toma de la capital y la caída de Gadafi. El segundo, Adem Kikli, dice que trabaja para Belhadj, y lleva casi dos décadas exiliado en el Reino Unido. El tercero, Fuad, parece ser un guardaespaldas”
Pero la historia de Hatari relatada por el reportero nos hará ver qué clase de personajes del submundo mercenario están en Siria.


Sostiene que Hatari ha renunciado a su puesto en Trípoli el 11 de octubre mientras que Adem, además, afirma que ha estado con otros libios, “unas cuantas decenas», que se han desplazado a Siria para “ayudar” a los insurgentes.


El periodista recuerda que el nombre de Hatari saltó a la palestra después de su “participación” en la Flotilla de paz que iba a Gaza en la primavera de 2010.
“Hatari que vive en Dublín y tiene pasaporte irlandés, se despidió de su mujer y su hijo y, junto con otros libios exiliados en Irlanda, se dirigió a Libia. Allí creó la Brigada de Trípoli, un grupo de élite, entrenado por asesores de Qatar”, que combatió ferozmente en la batalla final por la capital.


ABC ha constatado, además, “su reciente paso por lugares como Bahréin, Sudán y Ankara”, con propósitos no aclarados. “Hace poco, Hatari se vio implicado en un extraño episodio, cuando, según su propio relato, una banda de ladrones asaltó su casa, llevándose abundante joyería y 200 mil libras esterlinas (unos 238.000 euros). Harati le dijo a la Policía que una gran cantidad de dinero le había sido entregado por un agente de la CIA para financiar la lucha de su grupo contra Gadafi. Le dejó esas 200 mil libras a su mujer, por si le ocurría algo, y se llevó el resto a Libia”.


Hasta aquí he mantenido parte del relato de Iriarte publicado en ABC, como un testimonio de algo que ya es imposible encubrir.


Los rebeldes sirios apoyados por Washington están bajo el mando de un «ex»-terrorista de Al-Qaeda” escribió el pasado 19 de diciembre ,Thierry Meyssan de la Red Voltaire. “Explotando el mito de la llamada ‘primavera árabe’ y las intervenciones de la OTAN, tanto oficiales como secretas, Qatar trata de imponer dirigentes islamistas donde quiera que se le presenta la oportunidad de hacerlo. Esta estrategia no sólo ha llevado a Qatar a financiar la Hermandad Musulmana y a poner al servicio de esta las cámaras y micrófonos de la TV Al Jazzera sino incluso a apoyar a los mercenarios de Al-Qaeda (…)Estos últimos dirigen ahora el Ejército Sirio Libre”, lo cual despierta gran inquietud en Israel y entre los partidarios del «choque de civilizaciones».(Red Voltaire Damasco (Siria) 19 de diciembre de 2011)


Refiere Meyssand que “Abdelhakim Belhaj es un líder histórico de Al-Qaeda actual gobernador militar de Trípoli “con la bendición del Pentágono y jefe del Ejército Sirio Libre”. Y que Mahdi al-Harati, estuvo junto a otros agentes de Estados Unidos y otros servicios secretos infiltrado en la Flotilla de la Paz, que fue atacada en aguas internacionales por tropas israelíes, que luego se supo mantenían contacto con los infiltrados.
“Durante la batalla de Trípoli, Mahdi al-Hatari dirigió el grupo de Al-Qaeda que sitió y atacó el hotel Rixos, donde yo mismo me encontraba con mis compañeros de la Red Voltaire y la prensa internacional, y cuyos sótanos servían de refugio a varios dirigentes de la Yamahiria protegidos por la guardia de Khamis el-Kadhafi . Según este último, junto a Mahdi al-Hatari se hallaban varios oficiales franceses, presentes en el terreno como consejeros de este miembro de Al-Qaeda” señala el director de la Red Voltaire.


Son muchos más los testimonios, pero ahora esto ha sido denunciado por Rusia y otros países.


IMPEDIR LA INTERVENCIÓN DE LA OTAN. SOLIDARIDAD CON EL PUEBLO SIRIO


En estos días de marzo la llamada oposición “democrática” contra el que denominan “régimen sirio” exige a la comunidad internacional ( Naciones Unidas) que declare “zona de exclusión aérea” para el gobierno sirio sobre su territorio, de manera que le dejen las manos libres para “actuar” militarmente a la OTAN y sus mercenarios, a pesar de todas las posibilidades de diálogo a las que siempre se ha prestado el gobierno de Bashar Al.Assad.
La intervención extranjera en Siria es un calco del “modelo” de lo sucedido en Libia, con una guerra sicológica previa, sostenida por el esquema de contrainsurgencia mediático, que mantuvo una campaña convirtiendo al gobierno del presidente Al-Assad en el supuesto represor de su pueblo, que mayoritariamente lo apoya y que recientemente votó en un referéndum por una nueva constitución.
En realidad el ejército sirio, fue el primer objetivo de los atentados terroristas de los mercenarios y las tropas especiales infiltradas por las grandes potencias y ha estado enfrentando una verdadera invasión a su país, aprovechando las fronteras como las de con Turquía por el norte, Iraq por el este, Israel y Jordania al sur, y Líbano por el oeste. Además la rodea una serie de bases e instalaciones de Estados Unidos.
El pasado 12 de marzo se produjo una masacre contra la población civil , mientras transcurrían conversaciones para encontrar una salida diplomática, que para Estados Unidos no es otra que la renuncia de Bashar al –Asaad, como lo ha especificado la secretaria de Estado norteamericana Hillary Clinton, en ocasión del último plebiscito donde el pueblo votó en más de 89 por ciento el cambio constitucional propuesto por el gobierno.
A pesar de los canales de diálogo abiertos por la ONU, el CNS tan similar al CNT libio, ambos creados en capitales europeas, exigió “a los Estados árabes y a la comunidad internacional” la declaración del país como zona de exclusión aérea que permita bombardeos y detenga las “masacres” cometidas por el régimen.
El tipo de masacre realizado es sólo comparable con lo actuado por los mercenarios extranjeros en cada uno de los países en que han estado, como lo hicieron en Libia, cometiendo crímenes atroces de lesa humanidad que nadie juzga. El uso de decapitaciones, desmembramientos, torturas, o quemar a las víctimas, niños, mujeres, ancianos, hombres, es la forma común de matar entre los mercenarios y las tropas especiales de las potencias.
Fueron medio centenar de civiles, la mayoría mujeres y niños los asesinados en la ciudad de Homs. Alrededor de 50 cadáveres en el barrio de de Karm el Zeitun fueron encontrados apuñalados y quemados. El barrio de Homs es donde los mercenarios han actuado en los últimos tiempos y se registraron acciones terroristas de Al Qaeda que se le adjudican al ejército sirio.
Por supuesto que los medios en el mundo titularon una vez más “masacre en Siria por represión del gobierno contra el pueblo”.Ni siquiera intentaron saber de qué se trataba esta situación.
DENUNCIAS SIRIAS
La agencia oficial de noticias de Siria SANA, denunció en su página web- que ninguno de los grandes medios dijo que “grupos armados terroristas secuestraron a civiles en la ciudad de Homs, los mataron y mutilaron sus cuerpos, para luego filmarlos y mostrarlos a la prensa internacional” en un tarea criminal de guerra sucia para poner el mundo contra Siria y justificar una invasión, como la que piden los opositores.
La coincidencia que la matanza en Homs, y ataques a la ciudad de Idlib se produjeron cuando estaba el enviado de Naciones Unidas Kofi Annan, no deja lugar a dudas de que pretendían forzar al enviado a una medida contra Siria.
El diputado embajador de Rusia, Mikhail Lebedev denunció ante un foro humanitario sobre Siria realizado por Naciones Unidas en Ginebra que “el presidente sirio Bashar al-Assad, está luchando contra terroristas apoyados por Al Qaeda incluyendo al menos a 15 mil combatientes extranjeros que se apoderarían de las ciudades a lo largo de Siria, si el gobierno retirara las tropas de las ciudades como proponen”.
Sostuvo que los llamados “rebeldes” cometieron ataques a gran escala contra infraestructura siria, contra escuelas y otros sitios. De la supuesta “revuelta popular”, que algunos falsamente enmarcan dentro de una inexistente “primavera árabe” nada queda.
En Siria los opositores democráticos, advirtiendo el peligro y la tragedia de una intervención se han mantenido al margen de estas fuerzas “rebeldes” cuyas direcciones se ubican fuerza del país.
“Los grupos rebeldes atacan, matan, torturaran e intimidan a la población civil. El flujo de todo tipo de terroristas de algunos países vecinos sigue en aumento”,dijo Lebedev en el foro. Rusia ha pedido un alto al fuego pero para todas las partes. Lebedev dijo que la reunión de la ONU fue exageradamente crítica con Assad.
“Instamos a nuestros asociados a no ceder a la tentación de exagerar las cosas, sino de impulsar un enfoque equilibrado y profesional para ofrecer ayuda a todos los segmentos de la población siria, sin excepción”, dijo.
“La mayoría de los militantes de esos grupos(mercenarios) están, en efecto, directa o estrechamente asociados con Al Qaeda”.
También explicó que si “ exigimos que el gobierno sirio retire sus fuerzas de las ciudades sin tener en cuenta la misma llamada a la oposición debemos estar preparados (para ver) que las ciudades relevantes serán inmediatamente ocupadas por los grupos armados violentos”.
Rusia y China han vetado en dos ocasiones una intervención militar en Siria , Lebedev quien reafirmó que su gobierno se opone terminantemente a una invasión extranjera a Siria.( Tomado de Detail .Get News- 10 15 de marzo)
Moscú avalando las afirmaciones del gobierno sirio de que el grueso de los sublevados armados son extremistas islámicos que reciben apoyo desde terceros países.
El embajador de Siria en Moscú, Riyad Haddad, aseguró que su país “continuará la lucha contra grupos armados, denominados la oposición siria,hasta abatirlos por completo”, aunque reiteró que el gobierno apoya cesar la violencia y sostener un diálogo sin condiciones previas. Es difícil continuar las reformas cuando no hay garantías de seguridad para la sociedad, pero seguiremos la lucha contra los grupos armados hasta su completa eliminación”, dijo Haddad en una rueda de prensa en Moscú citada por la agencia SANA. Según Haddad, “esta política cuenta con el apoyo de todo el pueblo sirio”. El diplomático denunció además que los “grupos terroristas” que actúan en Homs “tienen buena preparación y armamento, llevan combates a nivel muy alto lo que permite suponer que habían pasado un adiestramiento en combate urbano”.
Estos grupos, agregó Haddad, trajeron a periodistas extranjeros, sobre todo franceses y británicos a la ciudad, ilegalmente, a los que el gobierno sirio considera “espías” ya que infringieron la soberanía del país y entraron en el territorio ilegalmente “para manipular los procesos de guerra en Siria”.
Lo que contiene una intervención genocida en Siria es el veto de Rusia y China en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, las contradicciones surgidas en el proceso electoral de Estados Unidos, la presencia de la flota rusa en el lugar, las dudas que han surgido en algunos sectores.
Siria tiene pruebas por la detención de grupos de franceses y otros, por la cantidad y el tipo de armas que han tomado a los mercenarios. Y algo que nadie dice, el ejército sirio puso sobre las cuerdas a los mercenarios y la situación es difícil para estos, si no fuera porque los medios de comunicación mienten en el esquema de desinformación de guerra en que están comprometidos.

En Siria continúan las manifestaciones multitudinarias de la población, con opositores democráticos incluidos, en respaldo al gobierno y para rechazar cualquier intervención. Esto ha puesto a las potencias imperiales, en una situación no fácil. Por eso si los pueblos se movilizaran ahora en respaldo del gobierno y el pueblo sirio y su derecho a defenderse de una invasión, eso sería una gran derrota para las redes mediáticas, hasta ahora impunes y para los planes imperiales de controlar el mundo. Por la paz hay que parar esta guerra.
*Stella Calloni es periodista e investigadora argentina
no

Cuba: analisis del cuentapropismo

Revista Envío
Edificio Nitlapán,
2do. piso
Universidad Centroamericana
UCA
Una estudiante nicaragüense llega a Cuba cuando regresa el autoempleo a la isla y florecen en La Habana los cuentapropistas dedicados a micronegocios de comida. ¿Por qué estos cambios en la economía cubana? ¿Ha cambiado la sociedad cubana? ¿Es sostenible la apertura económica sin apertura política? Éste es su análisis, sus impresiones y sus reflexiones.

Luciana Chamorro
Llegué a Cuba en los últimos días de enero de 2011. El vuelo desde Miami venía lleno de cubanos llevando lo que me parecían equipajes personales cinco o seis veces más pesados que la cuota permitida. Mucha gente llevaba hasta ocho piezas, muchas envueltas en plástico hermético y etiquetadas como “alimentos”. Mi profesora vive en Cuba y llevaba cuatro maletas, una llena de frijoles. En cuarenta minutos aterrizamos en La Habana. Al salir del aeropuerto lo primero que vi fueron vallas con consignas: “La libertad no se puede bloquear”, “8 horas de bloqueo nos quita recursos para reparar 40 preescolares”. Otras vallas hablan de Cuba independiente y de valores socialistas: la solidaridad y el sacrificio.

Esos primeros mensajes oficiales contrastaron con lo que había visto en el aeropuerto y con lo que se me hizo evidente durante el tiempo que pasé en Cuba: una gran discrepancia entre los ideales oficiales y la realidad. Las maletas repletas hablan de las cosas a las que no pueden acceder los cubanos y de las que desean: frijoles, una televisión de pantalla plana, repuestos para el carro, un equipo de sonido…



DESEMPLEO ESTATAL Y MICRONEGOCIOS
Tras el desplome de la URSS la economía cubana ha creado una nueva dependencia: del turismo y de las divisas que se cobran a las remesas que vienen del exterior, las más abundantes de Estados Unidos. Esta nueva dependencia, los efectos del bloqueo estadounidense y una productividad agrícola muy baja -sólo garantiza un 50% de las calorías que consume la población- se traduce en una seria escasez de muchos alimentos. Aun los básicos, como la leche, están a la venta sólo esporádicamente y no se encuentran en La Habana, donde lo que se vende es leche en polvo en tiendas donde se compra con pesos convertibles (los CUC, equivalentes al dólar) y a un precio inaccesible para la mayoría de la población.

Llegué cuando iniciaban las más recientes reformas económicas. Entre las novedades que encontré está la aceptación oficial de la ineficiencia existente en las empresas estatales. La consecuencia ha sido un masivo desempleo en el Estado y una visible oleada de pequeños negocios privados, que han salido a luz pública después de existir en la clandestinidad durante años. Ahora ya pueden conseguir licencias para actuar legalmente. Entre los nuevos negocios hay centenares de nuevas cafeterías y “paladares” (restaurantes). Su estilo, precios y ofertas reflejan, entre otras muchas cosas, la influencia de la industria turística, los cambios en los deseos de consumo de la población cubana y los procesos de estratificación de la sociedad, ya que las diferencias en los ingresos de la población empiezan a hacerse cada vez más notorios.

En 1994 ya hubo reformas económicas. Fueron un imperativo de sobrevivencia tras el colapso de la URSS. Y aún más importante, creo que le dieron al Estado formas de reincorporar al proyecto revolucionario a millones de cubanos cuentapropistas que ya estaban operando por fuera de la economía estatal, en el mercado negro. En aquella etapa, aunque los cuentapropistas pasaron a ser legales, aparecían a los ojos del Estado como “traidores” o, al menos, como no revolucionarios. Las reformas actuales evidencian un cambio en el discurso oficial sobre el autoempleo y, en cierto modo, reestructuran el significado de Socialismo y de Revolución y apuestan a mantener el control y la legitimidad del régimen.


¿QUÉ ES EL “HOMBRE NUEVO”?
Para poder entender las implicaciones de las reformas económicas que se desarrollan hoy en Cuba, y el por qué podrían plantear una contradicción con el proyecto socialista cubano, es necesario regresar a la economía planificada que se mantuvo hasta 1990, y analizar la relación que durante años existió entre la población y el trabajo.

Un principio de la Revolución cubana era transformar a las mujeres y a los hombres cubanos. Según Ernesto Guevara en su texto El socialismo y el hombre en Cuba (1965), ese “hombre nuevo” es alguien que ha logrado la total conciencia de su ser social, lo que equivale a su realización plena como criatura humana, rotas todas las cadenas de la enajenación. Para que ese ideal fuera posible, el primer paso era liberar las necesidades materiales de esa persona de su aporte productivo a la sociedad. En otras palabras, el trabajo debía alcanzar una nueva condición: hombres y mujeres trabajarían por la satisfacción de producir, de crear y de contribuir a la sociedad y no por satisfacer sus necesidades básicas, como harían en un sistema capitalista. No venderían su fuerza de trabajo, sino que cumplirían un deber social. Esto les permitiría desarrollar sus potencialidades y vivir una vida plena.

Con estas ideas el Estado asumió el control de todas las actividades económicas, entregando salarios mínimamente diferenciados según las distintas ocupaciones. Y con el fin de liberar a las personas de sus necesidades materiales, asumió una amplia gama de servicios sociales: salud y educación gratuitas, alimentación subsidiada a través de “la libreta”, entrega de ropa, juguetes, electrodomésticos y otros productos subsidiados y servicios de agua, luz y teléfono a tarifas muy subsidiadas.

Todo esto supuso una re-educación de la sociedad cubana. En este contexto ideológico, mantener incentivos para que la economía fuera productiva ha sido uno de los mayores desafíos de la Revolución, un desafío que pretenden afrontar las actuales reformas. Una broma frecuente en Cuba es afirmar que es “el único país del mundo en donde uno puede sobrevivir sin trabajar”. En 1970 los niveles de ausentismo en los centros de trabajo -todos estatales- llegaron al 29%. La economía sufre donde hay pocos estímulos materiales para trabajar o para ser productivo en el trabajo y donde existe un modelo centralizado en el que órdenes y normas bajan de arriba y se aprueban arriba.

Hasta 2009 el gobierno cubano insistía en que el desempleo era sólo 1.7%. El compromiso revolucionario de evitar el desempleo visible ha sido exitoso, pero lo ha sido a costa de la eficiencia, contratando a más trabajadores de los que requieren las empresas estatales y asignándoles bajos salarios.

En 2007, Pavel Vidal, un economista del Centro de Estudios de la Economía Cubana, señaló que el salario nominal promedio aquel año era de unos 400 pesos cubanos (unos 17 dólares). Como resultado de la inflación, esa cantidad representaba solamente el 24% del poder adquisitivo de 1989. Desde que Vidal escribió esto el salario promedio ha subido a 450-500 pesos, aunque sigue siendo cierto que el gobierno continúa garantizando salud y educación gratuitas, y que algunas profesiones tienen algunos beneficios extra: facilidad para comprar un carro o acceso a una cuenta de Internet los médicos.


CON DIVISAS Y CON REMESAS
Después del colapso de la Unión Soviética la economía cubana tuvo que reorganizarse adoptando medidas que mantuvieran vigente el sistema socialista. Esa etapa, conocida en Cuba como “período especial en tiempo de paz”, fue de extrema escasez y de enormes dificultades cotidianas para toda la población. La crisis alimenticia fue tremenda. Ariana Hernández-Reguant escribió entonces: Para responder a la emergencia de enfermedades relacionadas a la desnutrición, los medios buscaron reeducar a la población respecto a sus hábitos alimenticios, promoviendo recetas como la ensalada de hojas de boniato o de cáscaras de plátano machucadas o la cáscara de toronja frita.

En Cuba se habla constantemente, y hasta con humor, de las penurias del “período especial”, recordado como la más sombría crisis económica en la historia nacional. En un festival de cineastas jóvenes en La Habana, un joven realizó un documental satírico sobre el exagerado incremento de matrimonios que hubo entre 1991 y 1994. En aquellos años el gobierno entregaba a los recién casados una caja de cerveza y les daba la oportunidad de comprar electrodomésticos a un precio bajo. Como resultado, miles se casaron múltiples veces para acceder a estos beneficios. El gobierno tuvo que establecer que sólo se admitiría un matrimonio cada tres años.

En un intento de captar divisas para pagar las importaciones, a partir de 1993 el gobierno cubano permitió la circulación del dólar estadounidense. Esto marcó el comienzo de una economía dual: una en pesos convertibles (los CUC) y otra en moneda nacional, los pesos. Hasta hoy, el acceso a una o a otra moneda determina los bienes que se pueden consumir y hay tiendas en pesos y tiendas que sólo venden en CUC.

En aquel año Cuba se abrió plenamente al turismo y el gobierno permitió la entrada de remesas de Estados Unidos. También permitió que un pequeño porcentaje de la población se dedicara al cuentapropismo: pequeños negocios privados. Mientras los empleados del Estado siguieron ganando salarios en moneda nacional, la nueva minoría de cuentapropistas se beneficiaba de la presencia de turistas y accedía a los CUC. Como explica el sociólogo cubano Haroldo Dilla, esto instaló la economía dual: una dinámica y vinculada al mercado internacional y otra, la nacional, regida por la planificación central y subsidiada por la internacional.

El discurso oficial consideraba todas las reformas “un mal necesario” para mantener a flote el país. Aunque anunciadas como políticas temporales, nunca se le ha puesto un final oficial al período especial y lo que se ha visto es un proceso de negociación: momentos de mayores o menores incentivos o de mayores o menores restricciones, mientras se mantenía la ineficiencia estatal, con exceso de empleados públicos.


APERTURA ECONÓMICA
SIN APERTURA POLÍTICA
Durante las reformas que siguieron al colapso de la URSS los cubanólogos fueron sorprendidos viendo que no se materializaban sus teorías sobre la liberalización política de Cuba, que calculaban seguiría a la liberalización económica. Esperaban que las contradicciones entre los ideales socialistas y las inequidades que creaban las reformas deslegitimarían al gobierno y producirían un cambio de régimen. No fue así. El gobierno cubano ha sido capaz de mantener el poder por dos vías: limitando esas reformas y renovando constantemente el significado de Socialismo y de Revolución.

Es fácil concluir que nada ha cambiado en Cuba desde la caída de la URSS porque el mismo liderazgo político se mantiene y porque el pueblo continúa apoyándolo. Esta idea la contradice Sujatha Fernández cuando propone que concibamos la hegemonía como un proceso de reincorporación parcial, o de los esfuerzos de actores en varios niveles para asimilar en los discursos e instituciones oficiales las expresiones y prácticas contra-dominantes. La hegemonía siempre está en proceso de hacerse y rehacerse. Pero en un momento de crisis, cuando el sistema enfrenta los desafíos de una variedad de grupos, podemos ver mucho más claramente ese proceso. Fernández escribe sobre los espacios para el debate y el disenso que el gobierno cubano patrocina en el campo de las artes, sobre todo en el cine. Y señala que, aunque no disputan los discursos hegemónicos, las películas cubanas proponen o contienen discursos o ideas contra-hegemónicas, contradicciones que intentan resolverse en el guión de la película y en formas que permiten una síntesis entre las ideas viejas y las realidades nuevas.

Este concepto de hegemonía se puede aplicar para entender cómo y por qué aquellas y las actuales reformas económicas -que parecen contradictorias al discurso oficial- vienen incorporándose en el discurso hegemónico y así mantienen, a la vez que transforman, lo que significa en Cuba Revolución y Socialismo. De esta forma, el gobierno cubano ha podido mantener el poder e incluso fortalecer su influencia sobre la sociedad.


DESOBEDIENCIA Y RESISTENCIA ECONÓMICAS
Creo que las reformas económicas, sobre todo el cuentapropismo, el autoempleo, también respondieron a la creciente “desobediencia económica” que representaba el mercado negro y a las transacciones informales con que los cubanos buscaban “resolver”. Dando permisos para ciertos oficios y, a la vez, restringiéndolos, el gobierno facilitó a miles de cubanos que sobrevivían dentro de un sistema económico paralelo un espacio “dentro de la Revolución”. Esta política de incorporación parcial ha sido crucial para darle estabilidad al régimen.

Cuando se da en un país socialista, la emergencia de una economía informal constituye un espacio de contestación al sistema. Emerge en oposición al sector “formal” -en Cuba, el Estado y el sector de las cooperativas- y se sitúa en los márgenes de las regulaciones estatales. Más aún, disputa los valores planteados por la Revolución sobre el carácter social del trabajo, centrándolos en el beneficio del individuo. Para los ciudadanos cubanos, involucrarse en el mercado negro no fue solamente una necesidad de sobrevivencia. Fue también una forma de resistencia, una manera de recuperar algún control sobre lo que consumían, cuándo y cómo lo consumían.

Desde 1968, cuando se prohibió cualquier expresión de empresa privada, siempre existió en Cuba un amplio mercado informal -mayoritariamente ilegal-, que suministraba bienes y servicios no disponibles a través del Estado. Con el período especial se acentuó la brecha entre lo que el gobierno podía proveer o no y esto hizo más visible el mercado negro. Existe consenso entre funcionarios gubernamentales, analistas nacionales y estudiosos extranjeros en que la crisis económica de los primeros años 90 expandió el alcance y el tamaño del mercado negro. Entre 1990 y 1992 las transacciones en el mercado negro se incrementaron del 17% al 60%. La Comisión Económica para América Latina (CEPAL) calcula que, aún antes de la legalización de la circulación del dólar, la población cubana poseía ya 200 millones de dólares, lo que indica la amplitud de la “resistencia” del pueblo cubano a las restricciones estatales para recibir dinero del exterior. También es un índice de la naturaleza globalizada de esa economía de resistencia.


LA POLÍTICA
DE “HACERSE LA VISTA GORDA”
Por la incapacidad del Estado de responder a la demanda con oferta también hubo una tolerancia oficial a ciertas prácticas ilegales que permitían a la economía cubana mantenerse a flote.

La antropóloga Amelia Rosenberg ofrece una descripción de primera mano del espacio gris en que se movía la empresa privada ilegal: Otros servicios privados no autorizados (y no gravados) disponibles en casas, además del alquiler de videos, incluían manicuristas, pedicuristas, peluqueras, servicios de lavandería y de masajes, reparación de fontanería doméstica, alquiler de cuartos y para ver televisión por satélite, venta ilegal de café, frijoles, queso, leche en polvo, huevos frescos, pescado y mariscos congelados, dulces caseros, queques decorados, vinagre de contrabando, ropa importada y CD de música. Todos escaparon de serle informados al presidente del CDR (Comité de Defensa de la Revolución) del barrio y aparentemente él no se percató.

Esta política de “hacerse la vista gorda” era, y sigue siendo, el mecanismo predominante en la negociación entre la población y el gobierno. El primer paso en la incorporación de nuevas ideas en el canon de la economía planificada cubana era permitir algún margen de maniobra a ciertas actividades económicas y a la circulación de bienes y servicios que estaban fuera del ideal oficial sobre qué es lo que debe tener el ciudadano cubano. Esta política le dio al gobierno la oportunidad de permitir algunas actividades, sólo algunas, sin tener que aceptar en el discurso oficial que las permitía.


AUTORIZACIONES Y RESTRICCIONES:
EL TEMOR A PERDER EL CONTROL
El proceso de incorporación de estas actividades “dentro de la Revolución” y su aceptación ha sido un proceso de negociación paulatino entre el gobierno y la población. Esta negociación, de carácter no-lineal, está marcada por momentos de mayor o menor aceptación, impulso o restricción. Ileana Fuentes describe la historia del cuentapropismo cubano como una historia de tira y afloja, en la que el gobierno da dos pasos adelante y uno atrás. Ha sido una política de incongruencias y de acoso constante de las autoridades a los cuentapropistas.

Al comenzar en 1993 el autoempleo inició legalizando 55 actividades (Ley 141/93), pero la misma ley estableció restricciones específicas a la aplicación de las licencias. En 1994 la Ley 147 penalizó el enriquecimiento ilícito. En 1995 se incrementó el número de actividades permitidas de 55 a 117. En 1996 llegaron a ser 157, pero entre 1997 y 1999 se restringieron de nuevo 37 actividades. A partir del verano de 1997 las “casas particulares” que alquilaban cuartos, y que habían empezado a operar semiclandestinamente en los primeros años 90, fueron incluidas en la lista de trabajos permitidos. En 2001 se suspendió la entrega de nuevas licencias.

Hubo otras restricciones informales:la falta de crédito para desarrollar los negocios privados, la prohibición de crecer (los “paladares” no podían tener más de 12 sillas para limitar el número de clientes), la prohibición de contratar a personas ajenas a la familia. Entre 2001 y 2003 la población cuentapropista se redujo de 170 mil a 150 mil.

La lógica detrás de estos cambios constantes era el temor a perder el control sobre el proceso y la presión que existía para que la apertura económica derivara en apertura política. También existía en el gobierno la percepción de que estos negocios privados representaban una amenaza o una competencia a las empresas estatales dedicadas a lo mismo, especialmente en la economía turística.

Hasta hoy, las restricciones gubernamentales y los requisitos para las licencias funcionan como espada de Damocles que el Estado mantiene sobre las cabezas de los cuentapropistas. El gobierno hace cumplir las leyes cuando le interesa y en otros casos ni las tiene en cuenta. Algunos requerimientos tienen una especificidad singular: por ejemplo, pizzas, queques o sandwiches no pueden ser servidos en plato o con cubiertos si el cuentapropista no tiene una licencia para usarlos, que es más cara.


LOS LEGALES DEPENDEN DE LOS ILEGALES
El mercado negro nunca desapareció. Se calcula que por cada cuentapropista legal cuatro hacían ese mismo oficio ilegalmente. Hoy, aunque la lista de oficios legalizados se ha ampliado, la mayoría de ellos depende todavía del mercado negro. El mercado legal y el ilegal siguen dependiendo uno del otro y operan simultáneamente. Un restaurante puede tener una licencia para operar, pero probablemente adquiere ilegalmente productos, como camarones. O los compra en el mercado negro o los roba en las empresas estatales. Es muy común que un restaurante privado ofrezca comida que no incluye en la carta, como langosta. No es legal comprarla, pero el mesero llega a la mesa y explica los “platos especiales no incluidos en el menú” que puede ofrecer.

El sistema de control para la comercialización de la comida y la falta de un mercado de mayoreo permite pensar que estos fenómenos no desaparecerán pronto. Mientras resulta importante la distinción legal entre autoempleo con licencia y sin licencia, esto nunca es una distinción clara, porque la mayoría de los legales tienen que relacionarse de algún modo con quienes actúan en la ilegalidad.

Un aspecto crucial para que un negocio tenga la capacidad de “ir tirando” son las fuertes redes informales de amistad de las que los cubanos dependen en sus intentos por “resolver”, mecanismos conocidos como “sociolismo”, por la palabra “socio”. Crear relaciones es absolutamente crucial para navegar en la economía cubana, al igual que en otros muchos aspectos de la vida. Porque hice amistad con un vendedor del agromercado pude adquirir algunos productos fuera de temporada: limones y chile picante. A cambio, le ayudé a traducir al inglés los nombres de ciertas verduras para que pudiera comunicarse mejor con los turistas. También presencié las incontables veces que mis amigos cubanos se metieron en buenos lugares en las filas o entraron gratis en algún lugar gracias a un amigo que trabajaba ahí o que conocía a alguien. Todas estas redes informales sirven para mantener a flote el negocio del cuentapropista.


“PARA PRESERVAR EL SOCIALISMO”
A la par del proceso de cambios en el modelo económico cubano, también ha cambiado el discurso oficial hacia el autoempleo, lo que resalta la dimensión política de las reformas en curso. Ariana Hernández-Reguant señala que discursivamente el gobierno cubano separó en el período especial lo político de lo económico, y basó su legitimidad en una gloriosa historia de luchas independentistas, que iban más allá de los problemas cotidianos. El Socialismo dejó de ser un proyecto holístico para identificarse con poco más que derechos sociales básicos como la educación y la salud, que seguirían garantizados por el Estado. En aquellos años también se insistió en que la forma más segura y rápida para superar la crisis -si el país quería mantener su red de servicios sociales- era seguir apoyando a la Revolución y protegiendo los valores socialistas, todo en el intento de reducir la brecha que se abría entre los ideales y la nueva realidad de la economía de mercado.

Esta estrategia sigue vigente en la actualidad. En 2010, en un discurso a la Asamblea Nacional, Raúl Castro explicó que estas reformas se dirigen hacia la preservación del Socialismo, para fortalecerlo y hacerlo verdaderamente irrevocable.


EL TEMOR A UNA NUEVA CLASE BURGUESA
Pese a seguir viendo las reformas como necesarias para la continuación y el fortalecimiento del Socialismo, el gobierno cubano ha variado su discurso respecto al lugar que los cuentapropistas deben ocupar en la sociedad. Como escribe Victoria Pérez Izquierdo en su estudio para el Centro de Estudios Demográficos de La Habana, al inicio el autoempleo se definió oficialmente como las actividades desarrolladas por agentes económicos fuera de los sectores fundamentales de la economía socialista, siendo éstos el Estado y el sector cooperativo. Esta definición ubica el autoempleo fuera de la economía socialista. Entre otros, Ana María Jatar-Hausmann ha llamado “legal pero no legítima” esta posición ambivalente de los cuentapropistas con licencia en la Cuba de los años 90. La consecuencia es que el gobierno cubano creó un estigma alrededor de quienes decidieron tantear en el autoempleo, aún con oficios legales. Ese estigma persistió durante años. Los cuentapropistas fueron considerados una especie de “parias con permiso” dentro de la economía. Fidel Castro los tildó de “parásitos” en un discurso de 2006.

Los intentos de disuadir el autoempleo se basaron en el temor de que toda esa gente se convirtiera en una nueva clase burguesa, enriquecida a costa de otros y a costa de poco trabajo. El proceso de controlar y limitar las licencias prueba la voluntad del gobierno de reducir el sector.

Hay algo nuevo en las reformas actuales, que liberalizan las regulaciones. El gobierno ha entrado en una nueva etapa de su proceso de negociación y en ella el autoempleo está ganando cierta legitimidad dentro del canon revolucionario. Ya Cuba no está en un “período especial” que justifique las reformas como indispensables y se le ha explicado a la población que las reformas se orientan a una “renovación” del modelo económico para conseguir eficiencia y aumentar la productividad.


RAÚL CASTRO:
“NO HABRÁ RETROCESO”
Los anuncios de 2010 sorprendieron a muchos, especialmente porque incluían el reconocimiento oficial del problema del subempleo. En abril de 2010 el Presidente Raúl Castro expresó que había más de un millón y medio de trabajadores excedentes en el Estado. En septiembre anunció que entre octubre de 2010 y marzo de 2011 medio millón saldría del Estado. La reducción del empleo estatal busca ganar eficiencia. Trataremos de crear 465 mil trabajos en el sector privado: 250 mil cuentapropistas y 215 mil en otras actividades, dijo Castro, refiriéndose con “otras actividades” a las empresas de capital mixto y a las cooperativas.

Anunció también que se autorizarían 178 actividades de autoempleo, muchas de las que estuvieron suprimidas durante años, y 9 actividades nuevas. El cronograma para los despidos en el Estado se atrasó y cuando estuve en La Habana había poca información de la cantidad de gente despedida y de cuál sería su destino. Entre octubre y diciembre de 2010 más de 100 mil personas habían solicitado licencias para instalar negocios privados.

En enero de 2011 Cubadebate expresó que lo que Cuba estaba viviendo era una cruzada contra los errores, la supresión de prohibiciones absurdas y la erradicación de concepciones erradas que limitan el desarrollo de las fuerzas productivas. Dentro del nuevo discurso, de “actualización del modelo económico”, los medios empezaban a deconstruir la imagen previa de ver a quienes se involucra¬ban en el autoempleo como estafadores y traidores. En el diario Granma del 24 de septiembre de 2010 se leía: Debemos alejarnos de aquellas concepciones que condenaron el trabajo por cuenta propia casi a la extinción y que estigmatizaron a quienes decidieron sumarse a él legalmente en la década de los noventa.

El discurso oficial renegocia constantemente -aunque no transforma totalmente- el sentido de la Revolución y el del Socialismo derivado del “hombre nuevo” del Che Guevara. Ahora apuesta a la prosperidad de la economía. En su segundo discurso a la Asamblea Nacional el 18 de diciembre de 2010, Raúl Castro reiteró el cambio de mentalidad que debe acompañar ese proceso. Lo que le corresponde al Partido y al Gobierno hacer en primer lugar es facilitar su gestión y no generar estigmas ni prejuicios hacia ellos, ni mucho menos demonizarlos. Y para eso es fundamental modificar la apreciación negativa existente en no pocos de nosotros hacia esta forma de trabajo privado. Los clásicos del marxismo-leninismo, al proyectar los rasgos que debían caracterizar la construcción de la nueva sociedad, definieron -especialmente Lenin- que el Estado, en representación de todo el pueblo, mantendría la propiedad sobre los medios de producción fundamentales. Nosotros absolutizamos ese principio y pasamos a propiedad estatal casi toda la actividad económica del país. Los pasos que hemos venido dando y daremos en la ampliación y flexibilización del trabajo por cuenta propia son el fruto de profundas meditaciones y análisis y podemos asegurar que esta vez no habrá retroceso.

El cambio de discurso, sobre todo la justificación del trabajo por cuenta propia incluyéndolo dentro de la ideología marxista-leninista, es un signo del intento del gobierno de incorporar el autoempleo a la Revolución y no sólo aceptarlo como una necesidad económica, tal como lo hacía el discurso oficial en 1993.


ENTRE CAFETERÍAS Y PIRATAS
A diferencia de lo que Amelia Rosenberg describe en su etnografía de los primeros años 2000, cuando las actividades económicas informales fueron relegadas al “ámbito privado” y no eran visibles al ojo público, llegué a Cuba en un momento diferente: nuevos negocios por toda la ciudad.

Caminando por la calle 23 de El Vedado con mi amiga Julia, que había vivido en La Habana un año antes, ella percibió claramente los cambios. Contamos nueve cafeterías en las tres cuadras que desembocan en la Universidad de La Habana. Sólo una había hace un año. Son cafeterías muy pequeñas donde se vende comida. Para limitar su enriquecimiento tienen prohibido poner mesas y sillas. De las nueve, tres vendían pizzas: de jamón, de queso o de cebolla, o la completa, con los tres ingredientes. Los precios oscilaban entre 10 y 20 pesos nacionales. Las otras cafeterías vendían frijoles negros y arroz (“moros y cristianos”), alguna carne (casi siempre de cerdo), ensalada de repollo y algún acompañamiento, generalmente boniato. Los precios oscilaban entre 25 y 35 pesos. La carne se puede sustituir por un huevo frito. La mayoría de estas cafeterías también venden sandwiches de jamón y queso o de jamón y mayonesa por 5 a 10 pesos. Los estudiantes comentaban sobre esta novedad de opciones, aunque la mayoría creía que no sobrevivirían si no diversificaban las ofertas.

Otro de los negocios que está proliferando es el de venta de música y películas pirateadas en CD y DVD. En las diez cuadras que caminaba todas las mañanas para llegar a la Universidad había tres ventas. Pude comprar todas las películas nominadas para los Oscar por 25 pesos. Una práctica que en buena parte del mundo es ilegal, es legal en Cuba, un país donde se controla tan severamente la circulación de información. Es un ejemplo bien concreto de cómo el gobierno trata de incorporar “a la Revolución” actividades que antes representaban el mercado negro. Es también un camino para obtener más impuestos y tal vez para controlar más abiertamente qué materiales circulan, aunque no me pareció que hubiera censura sobre alguna película.


PARA FRENAR LA MIGRACIÓN
DE LA JUVENTUD
Después de graduarse en la Universidad, se le asigna a los estudiantes cubanos un trabajo durante dos años. Esto les asegura un empleo y le permite al gobierno emplearlos en las tareas menos atractivas. La mayoría de los cubanos han estudiado en la Universidad, pero hay restricciones al ejercicio de su carrera en el sector privado. Un arquitecto, por ejemplo, no puede ser arquitecto por cuenta propia. Y trabajar como arquitecto para el Estado no le ofrece un ingreso digno de sus aspiraciones.

Quienes se involucran en autoempleo lo hacen sobre todo porque les ofrece mayores ingresos. Quienes entrevisté se refirieron siempre a la ventaja que es trabajar para sí mismos, aunque se quejaban también del estrés y de la incertidumbre que representa no tener un ingreso fijo.

Entre los cambios anunciados en 2010 está permitir a las personas jóvenes establecer un negocio propio. Hasta ahora sólo los jubilados o las amas de casa podían solicitar una licencia de cuentapropistas. El cambio parece querer frenar los deseos de emigrar de tanta gente joven. Una gran proporción de los migrantes que salieron en los años 90 de la isla tenía entre 18 y 35 años. Hay razones generacionales: el desinterés y la desconfianza en el proyecto revolucionario de una juventud desmotivada que prefiere priorizar sus proyectos personales.


¿DÓNDE CONSEGUIR
LOS PRODUCTOS PARA VENDER?
A pesar de las liberalizaciones, el sistema tiene todavía muchos obstáculos que hacen muy complicado manejar un negocio privado de comida en La Habana. De eso se quejan frecuentemente los dueños. La dificultad principal es conseguir los productos, un problema especialmente relevante para las pequeñas cafeterías, que tienen clientes cubanos que pagan en moneda nacional, ya que los productos que venden los tienen que comprar en CUC. Los panaderos hablan constantemente de la dificultad para obtener la harina y la mantequilla. Y aunque los precios de esos dos productos cambian continuamente, tratan de mantener los precios de lo que venden intentando variar la producción para hacerla más atractiva. En una de las tres pizzerías cercana a la Universidad me dijeron que su mayor problema era conseguir queso. Un kilo de queso les cuesta aproximadamente 5 CUC y venden cada pizza en 12 pesos nacionales (unos 50 centavos de CUC). El costo excesivo del queso les obligó a subir los precios ya en el segundo mes de operación, pero no perdieron la clientela masiva de universitarios ya captados. La pizzería contigua no tuvo la misma suerte y cerró después de un mes de abrirse.

La falta de un mercado de mayoreo es una de las estrategias diseñadas por el gobierno para impedir preventivamente el enriquecimiento de los dueños de negocios privados. Brindar licencias para autoempleo a la vez que limitarlo es una clara señal de la incorporación parcial de estos nuevos agentes económicos. Es una decisión aparentemente política y no económica, ya que ha terminado dañando el delicado equilibrio del mercado minorista.

La rápida aparición de tantos negocios de comida acabó muy pronto con los stocks de los proveedores locales de alimentación en muchas comunidades. Un taxista me preguntó si le permitía hacer una parada en una panadería estatal. Había pasado casi a diario durante las tres últimas semanas para comprar pan y no lo hallaba, porque todo lo vendían a los pequeños negocios de comida que habían inundado la ciudad.


SON NECESARIAS LAS REMESAS
Y EL ESPACIO
Una tendencia muy visible es la de obtener una segunda licencia para tener un ingreso adicional. La doble licencia fue posible con las reformas de 2010. Una de las nuevas pizzerías que se abrió durante mi estadía fue el negocio de un graduado reciente de la Universidad. Su único incentivo para producir y vender pizzas es económico. Sus padres ya están involucrados en el cuentapropismo porque alquilan a turistas un cuarto de la casa. Observé que la mayoría de las pequeñas cafeterías son operadas por familias que también incursionaron en el negocio del alquiler de casas particulares, lo que les ha permitido acumular algún capital.

Por la inexistencia de oportunidades de financiamiento resulta indispensable tener algunos recursos previos para abrir algún negocio, lo que perpetúa las desigualdades creadas por el sistema en cuanto al acceso a mayores ingresos o a la recepción de remesas del exterior. Una investigación de 1995 hecha por el periodista independiente José Manuel Cafiano, indicó que en La Habana Vieja había 116 paladares, entre legales e ilegales y más de dos tercios de los dueños admitieron haber creado sus negocios con recursos que les llegaron del extranjero.

Para abrir un negocio se necesita también disponer de un espacio físico dentro del hogar, lo que abre también interrogantes sobre quiénes tienen acceso a las nuevas oportunidades. En el tradicional espíritu de “resolver”, los cubanos buscan soluciones creativas cuando se tiene un espacio limitado. Una pizzería cercana a la Universidad diseñó un sistema para operar el negocio desde el tercer piso de un edificio: uno llega al lugar y desde la acera ve a un hombre asomado al balcón del tercer piso, le grita la orden y en unos minutos y con una polea le bajan la pizza en un balde de plástico y con la polea recogen el pago. El método supone una prueba de confianza, porque no sería nada difícil salir corriendo con la pizza sin pagar.

Según algunos estudiosos, las actuales reformas económicas están revelando diferencias estructurales por razones de raza en la sociedad cubana. Alejandro De la Fuente señala que es más imposible para los cubanos negros abrir un paladar, porque viven habitualmente en barrios densamente poblados y en casas muy pequeñas donde no hay suficiente espacio para emprender este tipo de negocios.


UNOS NEGOCIOS ABREN,
OTROS CIERRAN
Muy pronto se hizo también evidente que el prolongado proceso para permitir el autoempleo en Cuba ha dejado una amplia y curiosa estela de confusión sobre qué es legal y qué no lo es.

En un artículo en enero de 2011 de la publicación digital Diario de Cuba se documentan las preocupaciones de mucha gente que estaba sacando licencias, sin tener nada claras las fronteras de sus nuevas profesiones. Milagros quiere saber si como mecanógrafa se le permite usar una computadora o solamente su vieja máquina de escribir y Lázaro se pregunta si viola la ley por anunciar la oferta de velas y de collares en su tienda de Santería… La confusión es tal que la radio oficial Radio Rebelde ha abierto sus micrófonos al público por varios días, con expertos del Ministerio de Trabajo, para contestar preguntas sobre las licencias.

En conversación con dos panaderos me dijeron que la mayoría de la gente que saca licencia no lee la letra menuda de los contratos que firman. Los abogados lo hacen así para que nadie entienda, así que hay que cuidarse. Mucha gente sacó su licencia sin saber en qué se metía y devuelven la licencia. El día en que fuimos a solicitar la licencia, había dos filas: una para abrir un negocio y otra para cerrarlo, me dijeron.


CUBA ES YA
UNA SOCIEDAD DISTINTA
En el contexto de las actuales reformas un debate interesante ha sido el de hasta dónde debe avanzar la privatización. Según un texto de Camila Pineiro en la revista oficial Rebelión, una empresa socialista no tiene que ser administrada necesariamente por el Estado, pero sí tiene que ser administrada por la sociedad, por sus trabajadores y por la comunidad donde se inserta. Bajo esta lógica, un cuentapro¬pista o un ciudadano que trabaja en una cooperativa orientada por intereses sociales es ya una empresa socialista. La amenaza a esa forma de entender el socialismo viene al contratar empleados, ya que el dueño individual “capitalista” toma todas las decisiones y los trabajadores le venden su fuerza de trabajo perdiendo todos sus derechos a decidir. Según la teoría marxista, este tipo de relación permite el desarrollo del individualismo, el egoísmo, la apatía y la insensibilidad hacia las necesidades de los demás.

Lo que no reconoce la discusión teórica de Pineiro es que la crisis económica de los primeros años 90 y las subsiguientes reformas de mercado ya han producido una inevitable y profunda transformación en la sociedad cubana y en sus valores y han extendido el imaginario de lo que es posible y deseable. La antropóloga Amelia Rosenberg publicó una etnografía en la que habla de la lucha constante que tiene que librar la población cubana para obtener los bienes materiales.

En la introducción explica que los protagonistas de su libro son familias cubanas ordinarias que buscan cosas básicas que hacen la vida agradable. Ni su pobreza ni sus deseos son extremos, no viven una vida terrible, no padecen hambre, pero sí trabajan duramente porque quieren vivir mejor. Anhelan bienes y servicios de calidad a precios accesibles, que creen están al alcance de la gente en otras latitudes. Se sienten frustradas con los servicios estatales, que ofrecen menos que nunca y anidan resentimientos porque no reciben una recompensa adecuada a su trabajo.

Basándome en mi propia experiencia, concuerdo con Rosenberg. Creo que las políticas redistributivas de Cuba han tenido mucho éxito al mantener una red de seguridad importante, incluso durante el período especial. Uno no ve en las calles las señales evidentes de pobreza extrema y miseria que vemos en otros países de América Latina. No hay chavalos pidiendo limosna ni ves gente descalza. Y cuando escribí este texto todos los cubanos tenían acceso a una provisión mínima de alimentos a través de “la libreta”, aun cuando en los meses que pasé en la isla las provisiones subsidiadas se estaban reduciendo considerablemente. Desde marzo de 2011 la libreta incluía sólo arroz, frijoles, azúcar y 80 gramos de pan al día y por persona, además de la posibilidad de comprar hasta 5 libras de viandas. Las cantidades que ofrece “la libreta” a precios muy baratos duran sólo 10-15 días. Todo lo que se pase de esa cantidad hay que comprarlo a precios no subsidiados.

Concuerdo también con Rosenberg en que los cubanos libran una lucha constante para conseguir productos esenciales que ahora son “lujos” y antes se podían conseguir: jugos, yogur, leche, carne roja, mantequilla…La lucha por estos “lujos” rige toda la vida cotidiana. ¿Cómo conseguir los 3 CUC (casi 20% de un salario estatal) para comprar un litro de aceite de cocinar o los productos esenciales para la higiene personal? Una salida es dedicarse a alguna actividad del mercado negro para ganar esas monedas o conseguir esos productos a menor precio. Con las actuales reformas el autoempleo ofrece oportunidades para ganar legalmente mayores ingresos y así poder comprar lo que ahora se vende en el “mercado liberado” y las historias de los años más oscuros del período especial, cuando no existía literalmente nada para comprar, ya son del pasado.

En la Cuba de hoy se puede encontrar casi cualquier producto. El problema es cuánto tiempo y cuánto dinero hay que invertir para encontrarlo. En las tiendas que operan con CUC, los pesos convertibles, tiendas en divisas o shopping, puedes encontrar una amplia gama de productos… o a veces pasillos llenos del mismo producto, según la suerte que traiga ese día. En uno de mis días en La Habana encontré mantequilla de maní, abundante cantidad de mayonesa rosada y una extraña leche con chocolate de soya importada de España.


SOÑANDO CON CONSUMIR

Entre las dificultades que surgen de la legitimación del autoempleo está precisamente la asociación con lo ilegal o con el dinero fácil de quienes tienen acceso a las remesas, venden productos en el mercado negro o trabajan en el “jineterismo”, término empleado para describir a quienes reciben dinero de los turistas sirviéndoles desde guías hasta de prostitutas.

En la economía dual que existe en Cuba tener CUC es un imperativo de sobrevivencia y la mayoría de la gente ha buscado una manera de “resolver” fuera de su trabajo estatal. Alguna de esta gente gana mucho y alimenta ese imaginario que prevalece en las sociedades de consumo, deseando que algún día sea una realidad en Cuba. Aunque no se puede decir que los cuentrapropistas son ya una clase social, es evidente que los cambios en la economía cubana, en los que son protagonistas, están contribuyendo a la diferenciación de una sociedad supuestamente “no diferenciada”. Estos “nuevos ricos” desarrollan nuevos hábitos de consumo y exigen que nuevos servicios y productos existan también en la isla.

Creo que los cuentapropistas no deben ser pensados ni como un grupo homogéneo ni como una “clase” emergente”. Hay también una brecha muy amplia entre el ingreso de alguien con licencia “para forrar botones” y alguien que alquila cuartos a turistas. Es muy difícil también distinguir a los cuentapropistas de los otros grupos de población que tienen acceso a CUC y que, en muchos casos, son las mismas personas trabajando en sectores diferentes, tanto legales como ilegales.


NUEVAS OPCIONES DE EMPLEO,
NUEVAS EXPECTATIVAS DE CONSUMO
Los cambios se aprecian en la Universidad, donde muchos estudiantes hablan constantemente de los bienes deseados y de los servicios que quieren obtener o hacen alarde de las cosas que han conseguido y que evidencian sus conexiones con el extranjero.

Durante un evento en la Universidad una muchacha hacía permanente ostentación de su iphone, hacía gestos exagerados mientras tomaba fotos y lo mostraba a sus amigos. Las marcas internacionales y la tecnología más avanzada los acerca al mundo que está aún fuera de Cuba. Dentro de la Universidad descubrí una red de universitarios que vendían ropa de marcas gringas entre clase y clase o la daban a sus amigos para que la vendieran a cambio de una comisión.

Hoy prolifera en Cuba una cultura de consumo que se alimenta de los regalos de los parientes que viven fuera y de amigos extranjeros y que se nutre de lo que la población ve en la televisión nacional y en los cines, que proyectan muchas películas de Hollywood. En Cuba todo el mundo sabe todas las cosas que están disponibles en otros países y se imagina que fuera de Cuba la vida es más fácil. Nuestra profesora hindú-americana nos contó de una conversación que tuvo con un taxista. Él le preguntó de dónde era y ella le pidió que adivinara. Él respondió: “Seguro que de un país en que puede tener una casa y dos carros.”

Los nuevos caminos para el consumo están, por un lado, generando nuevas opciones de empleo y por otro, definiendo qué nuevos servicios se deben permitir para satisfacer las demandas de los “deseos” consumistas. Uno de los cambios más importantes que vi, a la par del auge de los nuevos negocios, fue la calidad creciente de la publicidad con que se presentan. Antes era ilegal hacer propaganda y la economía informal funcionaba exclusivamente por redes informales, de forma muy aislada y en espacios privados. Apenas se notaba que en una casa funcionaba un comedor o una cafetería o que dentro alguien reparaba zapatos. El mercadeo se concibió como un mecanismo capitalista de opresión.

Aunque resultaría ridículo comparar a Cuba con cualquier otra sociedad de consumo, la mayoría de los nuevos micronegocios tienen alguna forma de identificación, un rótulo o una valla delante de la casa que informa sobre el menú y los precios. Mi amiga Julia me dijo que un año antes, aun en los paladares legales “más lindos” la calidad de la presentación de los menús era muy mala, sobre todo porque no podían mencionar ni la mitad de su oferta, que eran platos ilegales. Con el estallido repentino de la oferta todo empezó a cambiar.


¿QUÉ FUTURO VEN?
¿Hacia donde los cuentapropistas ven el futuro de sus negocios? Los dos graduados que recientemente abrieron una panadería hablan con confianza. Aspiran a un lugar donde la gente se siente a tomar un café o un té y se coma un pastel, algo así como “El Café de París”, una pastelería habanera que gusta mucho a los turistas. Ése es su sueño, pero dicen que no tienen ni la capacidad ni el capital para hacer eso y que el Estado no lo permitiría. Si actualizaran su licencia para tener sillas y mesas tendrían que registrarse como un paladar y no podrían pagar los impuestos que el Estado impone a los paladares. Ellos consideran que el gobierno restringe su negocio y consideran que la clave para crecer es la diversificación.

Al establecer el gobierno, nombrados explícitamente, 178 oficios permitidos, con los límites que cada licencia tiene, el Estado limita la creatividad potencial de los cubanos y su capacidad de prosperar en una economía competitiva.


EL GOBIERNO CUBANO:
RECEPTIVO Y CAPAZ
El autoempleo “estilo cubano” le da a los ciudadanos una alternativa que los disuade de involucrarse en otras vías de protesta, de operar plenamente en el mercado negro o de irse del país. A la vez, la característica “controlada” de estos espacios de autoempleo le permite al Estado vigilar estas actividades y controlar recursos económicos. Dentro de este contexto, el conjunto de las más recientes reformas al sistema económico parece intensificar este proceso: se nota un cambio en el discurso oficial respecto a estas actividades y empiezan a surgir especulaciones sobre la posibilidad de que los cuentapropistas tengan acceso a la seguridad social y a la jubilación, como cualquier empleado estatal.

No obstante, hasta ahora los tipos de licencias permitidas, con la excepción del alquiler de casas particulares y los paladares, son oficios que se consideran dentro de la economía informal en otros países y que no representan oportunidades de trabajo estables: un reparador de calzado o una vendedora ambulante de maní, por ejemplo. Me pregunto si la mayoría de los ciudadanos-consumidores cubanos inconformes, que son graduados universitarios jóvenes, quedarán satisfechos con estas opciones, una vez que se saturen los mercados informales con paladares u otros micronegocios.

Mediante sus modalidades de trabajo, la utilización de redes informales de amistades y la continuidad de la tradición de trabajo ilegal ya legalizada en el autoempleo permitido, los cubanos seguirán resistiendo al sistema y a sus restricciones. En la medida en que cumplan las regulaciones o se las salten, producirán más cambios en la legislación.

Creo que esta experiencia demuestra que el gobierno cubano es receptivo, aunque responde parcialmente buscando mantener siempre el control ante cualquier cambio que emprenda. Demuestra también capacidad para hacer girar el énfasis del proyecto revolucionario: hoy lo pone en la productividad y en la eficiencia, dos pilares de una economía capitalista, logrando justificarlas dentro del Socialismo e incorporando nuevas ideas contra-hegemónicas en su proyecto.


¿HACIA DÓNDE?
¿Hacia dónde llevarán a Cuba estas reformas? ¿Qué tan lejos llegará la receptividad del Estado cubano? ¿Habrá más reformas en la medida en que algunas de las dificultades y desafíos enfrentados por los cuentapropistas, como la escasa provisión de insumos, se reconozcan? ¿Cómo seguirá afrontando el Estado las contradicciones que surgen de lo que ya son cambios muy evidentes en las actitudes, valores e ideas de las que algunos ciudadanos se van apropiando? Y algo crucial: Cuba está viviendo una inversión extraña de la pirámide salarial. Las actividades informales, legales o ilegales, producen más ingresos que los salarios estatales más altos, que exigen niveles de educación mayores: los médicos ganan 450 pesos, equivalentes a 18 dólares, y los técnicos informáticos 540, unos 21 dólares.

Si esto sigue así, ¿qué incentivos habrá para estudiar en la Universidad o para trabajar en el sector estatal? Muchas interrogantes me quedaron sin respuesta.

ESTUDIANTE DE ANTROPOLOGÍA Y ESTUDIOS LATINOAMERICANOS EN LA UNIVERSIDAD DE PRINCETON. TEXTO RESUMIDO DE SU TRABAJO DE INVESTIGACIÓN EN CUBA.