Translate,translator,traducteur,Übersetzer, traduttore,tradutor,переводчик

Saturday, June 30, 2012

Grecia:Declaración del KKE.

Declaración de la Secretaria General del CC del KKE, Aleka Papariga, sobre los resultados de las elecciones del 17 de junio de 2012 Los resultados de las elecciones del 17 de junio son los siguientes: Partido Comunista de Grecia 4,5%, Nueva Democracia-ND (Partido liberal) 29,6%, SYRIZA (alianza de fuerzas oportunistas y fuerzas del PASOK) 26,9%, PASOK (socialdemócratas) 12,3%, Griegos Independientes (escisión de la ND) 7,55 %, Amanecer Dorado (partido racista nacionalista) 6,9% e Izquierda Democrática (escisión de SYRIZA y fusión con algunas fuerzas del PASOK) 6,3%, LAOS (antigua escisión de la ND, partido nacionalista) 1,6%. En base a estos resultados el KKE ha ganado 12 escaños.

Después del anuncio de los resultados la Secretaria General del CC del KKE hizo la siguiente declaración: “El resultado de las elecciones es negativo para el pueblo que ha sufrido mucho por la crisis económica y las medidas que se han adoptado, los memorandos, el contrato de préstamo, las leyes de aplicación. El pueblo tendrá que enfrentarse a problemas y acontecimientos graves, y cualquier gobierno que se forma no responderá a sus expectativas; todo lo contrario. Nuestra evaluación sobre el carácter negativo del resultado de las elecciones se basa en los siguientes elementos:

Primero: el aumento de la ND, que es un partido conocido, antiobrero y antipopular que no cambia. Lo peor no ha pasado como ha sostenido el señor Samaras al pueblo; lo peor está por venir. El gobierno que, al parecer, se formará teniendo la ND en su núcleo, no va a resolver ninguno de los problemas populares; al contrario los complicará. Segundo elemento: el aumento de SYRIZA en la segunda batalla electoral, en comparación con el aumento significativo que tuvo en las elecciones del mayo.

Esta vez, SYRIZA ha recibido un gran número de votos y un porcentaje alto pero ha suavizado mucho sus consignas en relación con el memorándum, el contrato de préstamo, las leyes de aplicación, con su posición muy clara de que su política como gobierno estará en el marco de la “vía de sentido único de la UE”. Ha asegurado a la clase dominante y a las potencias extranjeras que Grecia se mantendrá en el euro a toda costa.

En este sentido, consideramos que su apoyo es un elemento negativo, dado que ha cambiado sus posiciones, independientemente de si creíamos que no iba a poner en práctica lo que sostenía el 6 de mayo. Tercer elemento negativo: las grandes pérdidas que ha tenido, sin dudas, el KKE serán de mayor importancia en cuanto a la disposición del pueblo a intervenir en la luz de la agudización de los problemas que se deben a la crisis en Grecia y sobre todo a la profundización de la crisis en la zona euro. Se ha confirmado lo que habíamos dicho desde el 7 de mayo que la batalla electoral sería la más difícil, la batalla electoral más compleja de los últimos 40 años para el KKE.

Sabíamos lo inmensos obstáculos que el partido tendría que confrontar, mucho más grandes en comparación con los que hemos pasado hasta el 6 de mayo es decir los dilemas de los nuevos dos polos, de la ND y de SYRIZA. Ambos han luchado por el resultado electoral, uno utilizando la intimidación y el otro a través de las ilusiones. Por supuesto, para que la evaluación sea exhaustiva y más esencial, el resultado electoral será evaluado por el partido, la KNE, los amigos y simpatizantes del partido igual que se hace en todas las batallas electorales. Cuarto elemento negativo: los votos y el porcentaje del “Amanecer Dorado”.

A pesar de que después del 6 de mayo ha habido más pruebas en cuanto a su naturaleza fascista y provocadora. El KKE prefiere decir al pueblo la verdad sobre el carácter de la crisis y posibles acontecimientos que están conectados con los desarrollos negativos en la zona euro, en relación con el carácter de la Unión Europea, la necesidad de la cancelación unilateral de la deuda, la necesidad de retirada de la UE, de la lucha por el poder obrero y popular.

Hemos dicho estas cosas muy conscientemente. La participación del KKE en un gobierno para gestionar la crisis en una fase tan crucial, cuando lo que se necesita es una línea de ruptura y contraataque, llevaría tarde o temprano a una gran derrota para el movimiento, ya que la participación del KKE en un gobierno poco confiable, con dos caras, una para asuntos internos y otra para las relaciones exteriores, podría ser utilizada como coartada para el compromiso del pueblo y la alineación de la línea política del gobierno con los intereses de los monopolios.

Saludamos a los miembros del partido y de la KNE, los amigos y los simpatizantes del partido que han dado esta dura batalla, a todos aquellos que han resistido la presión y han votado por el KKE.

Afirmamos que el KKE permanecerá en pie a pesar de la reducción de sus escaños en el Parlamento, continuará su actividad intensa en el movimiento y defenderá y apoyará todos los puntos de partida de lucha y esperanza. Lo cierto es que el pueblo recordará los asuntos que hemos planteado en las dos batallas electorales, las predicciones, las advertencias sobre los acontecimientos en la zona euro, en relación con la posibilidad de participación de Grecia en una guerra, especialmente después de las elecciones en los EE.UU.

Además, consideramos que aquellos que no votaron por el partido aunque aprecian sus posiciones y su papel, se darán cuenta de las consecuencias de cara a la posibilidad de un gobierno antimemorando de coalición.

Les aseguramos que vamos a cumplir con todo lo que dijimos al pueblo antes de las elecciones. Vamos a estar en la primera línea, en cada lucha, vamos a apoyar toda iniciativa de lucha por los problemas graves que están en curso, vamos a preparar, en la medida en que depende de nosotros, al pueblo para confrontar las nuevas tormentas que vienen.

Esperamos que el retroceso en la orientación radical que fue marcado sobre todo en la segunda batalla electoral no dure mucho tiempo, porque los acontecimientos negativos se desarrollarán muy rápidamente y objetivamente no habrá margen de tiempo.

El KKE considera que la base para el contraataque popular deben ser los centros de trabajo, los sectores y los barrios. Ante todo, lo que tiene la mayor importancia es el reagrupamiento del movimiento obrero y popular, la alianza social, la alianza sociopolítica que luchará por los problemas inmediatos y urgentes y reunirá fuerzas por el derrocamiento radical que se necesita.” Atenas 17/6/2012 La Oficina de Prensa del CC del KKE

Los intereses convergentes que derrocaron a Lugo

Tres intereses convergieron para el derrocamiento de Fernando Lugo: los intereses de las transnacionales del agronegocio y del sector financiero; los de la oligarquía terrateniente, aliada al capital transnacional, y los de los partidos políticos de derecha. Todos apadrinados por Estados Unidos.

Los objetivos estratégicos son: reinstalación de una democradura exclusivamente regenteada por la derecha, con apoyo de Estados Unidos y algunos países europeos como en los tiempos de la guerra fría; arrinconamiento y criminalización de la izquierda y los movimientos sociales; avance de la producción meramente extractivista agroexportadora, con la postergación indefinida de la industrialización del país; consolidación violenta del proceso de descampesinización del campo.

En el campo geoestratégico, Paraguay se convierte aceleradamente en un problema cada vez más grave para Brasil y las posibilidades de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur), y tiende a consolidarse como una base importante de operaciones de Estados Unidos en el proceso de disputa por el control de América del Sur.

La Unión de Gremios de Producción (UGP), que integra a los productores mecanizados del país, pero que en la práctica sirve de refugio a los terratenientes, especuladores y rentistas de la tierra, pivoteó toda esta trama contra Lugo. Cuando la trasnacional Monsanto tuvo inconvenientes para imponer su semilla transgénica de algodón y de maíz por incumplimiento de normativas legales, empezó a ascender la presión de la UGP. Monsanto facturó –sin pagar impuestos– en concepto de regalías 30 millones de dólares, sólo en 2011, por su soya transgénica, sin contar la facturación por la venta de semillas. Parte de ese monto se distribuye anualmente entre los tecnócratas de la UGP.

Este gremio presionó primero por la destitución de Miguel Lovera, un técnico que dirigía la institución de control y uso de semillas y agroquímicos en el país. Luego amenazó con una protesta nacional, denominada tractorazo, consistente en el cierre de rutas con maquinarias agrícolas, y por último presionó por el juicio político de Lugo.

La UGP está dirigida por Héctor Cristaldo, empresario ligado estrechamente al grupo empresarial de los Zuccolillo.

Este grupo es socio de Cargill, otra trasnacional del agronegocio. El grupo Zuccolillo también tiene en su haber el diario ABC Color, dirigido por su propietario Aldo Zuccolillo. La línea editorial de este periódico está plagada de incitaciones y provocaciones a las fuerzas armadas y a los partidos políticos para derrocar a Lugo desde los inicios de su gobierno.

En enero del corriente año, Aldo Zuccolillo se reunió con el político del Partido Colorado, el también agroempresario Horacio Cartes. El senador colorado Juan Carlos Galaverna manifestó que Cartes salió deslumbrado de la entrevista con Zuccolillo. Según los cables de Wikileaks, publicados por el propio Zuccolillo el año pasado, Cartes fue involucrado por la DEA, la agencia antidrogas de Estados Unidos, en narcotráfico y lavado de dinero. El Departamento de Estado lo ha blanqueado.

Llamativamente, en el último tramo del gobierno de Lugo, Cartes fue el principal propulsor dentro de su partido para el juicio político a Lugo, apoyado por el diario ABC de Zuccolillo. Finalmente, Cartes arrastró a su partido –que había sido derrotado por Lugo en 2008, luego de 60 años en el poder– para promover la destitución del presidente.

Esto ocurrió tras los sangrientos sucesos de Curuguaty del 15 de junio pasado, donde murieron seis policías y 11 campesinos, en un desalojo de un latifundio propiedad del ex presidente del Partido Colorado, Blas Riquelme. Estas muertes sirvieron de principal excusa para acelerar el derrocamiento de Lugo.

En un giro de 180 grados, el Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA) abandonó el cogobierno con Lugo y de la mano de su presidente, Blas Llano, también se acopló al juicio político impulsado por el Partido Colorado, el diario ABC Color y la UGP.

Hoy, al PLRA, en el poder luego de 70 años de llanura, con Federico Franco como presidente del Paraguay, le quedan poco más de 13 meses para gobernar y deberá hacer el trabajo sucio de reprimir a sus ex aliados en el gobierno: a la izquierda y a los movimientos sociales, que iniciarán una sistemática resistencia al gobierno liberal, destruyendo cualquier posibilidad de ganar las elecciones del otro año. Horacio Cartes, precandidato por el Partido Colorado, sonríe y ve mejorar sus chances con apoyo de ABC Color, la embajada estadunidense y la UGP.

Finalmente, en estos días, Lugo y sus asesores deberán reconocer que cometieron un grave error: Pensaron que podían cogobernar con el imperialismo, con la oligarquía feudal y con los partidos de derecha, tributarios de los poderes fácticos y traidores a la patria. Como dice Atilio Borón, es un error creer que un gobierno tímidamente progresista, como fue el de Lugo, pudiera prosperar transigiendo con los intereses oligárquicos e imperiales, sin articular a los movimientos sociales y a los partidos de izquierda.

Paraguay Resiste

Con el objetivo de denunciar los excesos del nuevo gobierno de Federico Franco, el destituido presidente de Paraguay, Fernando Lugo, lanzó el sitio web http://paraguayresiste.com/.
El portal busca reunir las noticias y opiniones de los partidarios del ex presidente.

El lanzamiento del sitio web se suma a la primera reunión del ex obispo con su gabinete paralelo. En una cita en la sede de su partido en Asunción, el ex mandatario se reunió con su propio gobierno como una señal de fortaleza luego de la destitución exprés que sufrió el viernes pasado.

Un decena de ministros y ex colaboradores forman parte del gabinete por la restauración democrática. Este llamado gobierno en las sombras de Lugo, tiene como objetivo fiscalizar y monitorear a los nuevos ministros del gobierno de Franco.