Translate,translator,traducteur,Übersetzer, traduttore,tradutor,переводчик

Tuesday, November 20, 2012

Pelicula Urgente por Palestina




Mensajes llegados desde Gaza
Laila Saker, de 29 años, madre de dos niños, Razan, de seis, y Udai, de cuatro, está esperando un tercer hijo para dentro de quince días.




«Hace dos días que mi hija Razan no habla. No emite casi ningún sonido. Udai se ha vuelto agresivo. Trato de distraerlos, pero tengo la impresión de que no funciona», confiesa.



La calle donde queda su edificio está llena de cristales rotos de las ventanas reventadas por las explosiones. El ruido de varios aparatos sin piloto israelíes se oye en el cielo.



De vez en cuando se escucha la deflagración de un ataque aéreo. Algunas veces son una serie de explosiones que se suceden a un ritmo aterrador, que deja a los habitantes temblando de miedo, aguantando la respiración. Las ondas de choque barren el apartamento, arrancando las cortinas. Tiembla el pequeño edificio.



Las explosiones despiertan con sobresaltos a los niños. Uno empieza a llorar, otro busca consuelo en los brazos de sus padres. Otros tienen tanto miedo que no lloran.



«Tengo miedo por el bebé que va a nacer y por mis dos niños. En realidad tengo ganas de llorar cuando bombardean, pero trato de controlarme por ellos, no quiero que tengan miedo», confiesa Saker.



El jueves por la noche, cuando decenas de ataques aéreos israeíes estremecían Gaza, Laila, aterrorizada, se encerró en su casa. Al día siguiente, decidió mudarse a la casa de sus suegros, esperando que sea un refugio más seguro. «Cuando llegué allí, me puse a llorar sin parar», relata.



El viernes por la noche, los ataques aéreos provocaron un apagón en el apartamento de sus suegros. «Jamás había vivido una noche semejante, es la peor noche de
toda mi vida», subraya. En las cercanías no hay refugios antiaéreos en los que protegerse de las bombas.




Por fin se instala una calma relativa. Los ataques se espacian. Pero una explosión despierta a todo el mundo de golpe. Luego se vuelven a dormir.



A las cinco de la mañana del sábado, dos ataques sucesivos sacuden el edificio de Laila y sacan a todo el mundo de la cama. La habitación se mueve, la bombilla se balancea.



«Lo que he visto hoy es como una película de terror convertida en realidad», explica Soha, de 18 años. «Es un milagro que todavía estemos vivos», asegura.



Las familias del vecindario discuten sobre la posibilidad de huir hacia la frontera con Egipto, pasando por el puesto fronterizo de Rafah, pero para la mayoría dejar Gaza es imposible.


Les envío este mensaje con las lágrimas en los ojos, yo que jamás lloro, pero este edificio destruido se encuentra a 500 metros de mi casa, y las imágenes de los niños asesinados me revolvieron. Aparte de la emoción, quiero mostrarle la realidad diaria de Gaza bajo los intensivos bombardeos y ataques israelíes.
El ejército más moral del mundo cometió una nueva matanza israelí este

El avión israelí bombardeó un edificio de 5 pisos en la ciudad de Gaza, un


edificio que alberga a 40 personas, y que pertenece a la familia Dalou.



12 personas de la familia Dalou murieron, entre ellos: 6 niños, 3 mujeres y

2 personas de edad, hubo 25 heridos.



Estoy afligido por estas fotos que choquen tomadas por un amigo fotógrafo, quién se encuentra en una situación psicológica difícil después de estas imágenes terribles. Pienso que las organizaciones de derechos humanos y de derechos de los niños duermen, no sé cuando se van a despertarse? Un nuevo crimen israelí contra nuestros niños y nuestros civiles, una nueva matanza contra la humanidad.

Y un nuevo silencio cómplice de estos países que pretenden defender los derechos humanos. Soy obligado a enviarle estas fotos a ustedes, los amigos, la gente de buena voluntad, las asociaciones de apoyo de nuestra causa noble para tratar de calmar mi rabia y la cólera de los Gazaouis.



Es horrible, terrible, pero la realidad es más dura en Gaza.


Amistades de Gaza la resistencia, el coraje, la dignidad, pero sobre todo de Gaza la humanidad.

*Ziad Medoukh*

Un simple ciudadano palestino de Gaza









Historia:Fidel Castro analiza acontecimientos de Checovolaquia


(*) Viernes, 23 de Agosto de 1968. "Año del guerrillero heroico".

Como fue anunciado hoy, el motivo de esta comparecencia es analizar la situación de Checoslovaquia. Nosotros vamos a hacer este análisis a la luz de las posiciones revolucionarias y de la política internacional que ha mantenido nuestra revolución y nuestro partido.

Algunas de las cosas que vamos a expresar aquí en algunos casos van a estar en contradicción con las emociones de muchos, en otros casos van a estar en contradicción con nuestros propios intereses y en otros van a constituir riesgos serios para nuestro país.

Sin embargo, este es un instante de suma importancia para el movimiento revolucionario en todo el mundo. Y es nuestro deber analizar los hechos con objetividad y expresar la opinión de nuestra dirección política, opinión que recoge el criterio de los miembros de nuestro Comité Central, de los dirigentes de nuestras organizaciones de masa, de los integrantes de nuestro gobierno" y que estamos seguros que está enraizada profunda¬mente con la tradición y con el sentimiento de nuestro pueblo.

Nos parece necesario, en primer término, hacer aunque sea un breve análisis de nuestra posición en relación con los acontecimientos que estaban teniendo lugar en Checoslovaquia.


Nuestro pueblo tiene una información bastante amplia de todos esos sucesos, y aunque nunca se ha dado una exposición digamos oficial de la posición de nuestro partido con relación a esos acontecimientos, y entre otras cosas porque los acontecimientos se iban desenvolviendo y nosotros no estamos en la obligación de analizar cada una de las cosas que pasan en el mundo todos los días y estábamos viendo cómo se desenvolvía el proceso político en aquel país.





(Visita del Presidente de la Checoslovaquia socialista

y secretario general del Partido Comunista Gustav Husak a Santa Clara)


Fue aproximadamente a principios de año cuando empezaron a tener lugar una serie de cambios en Checoslovaquia. Comenzó a hablarse o efectivamente se produjo la renuncia del señor Novotny del cargo de secretario del partido, aunque continuaba en la presidencia de la República. Ulteriormente se produce una deserción de un importante jefe militar que se marchó a Estados Unidos. Después surgieron una serie de demandas en el sentido de que renunciara también al cargo de presidente de la República y empezaron a manifestarse una serie de hechos y de fenómenos.
Se inició lo que se dio en llamar allí un proceso de democratización. La prensa imperialista inventó otra palabra: la palabra liberalización; incluso empezaron a clasificar entre progresistas y conservadores, llamaban progresistas a los partidarios de toda una serie de reformas políticas y conservadores a los partidarios de la dirección anterior.

Allí era evidente -y nosotros tenemos que dar nuestra opinión sobre ambas cosas: los conservadores y los liberales ... Un poco nos recuerda esto la vieja historia de Cuba, aquella división entre conservadores y liberales, cosa que, desde luego, no estaba supuesta en los procesos políticos de las revoluciones socialistas.

Esto tuvo una serie de implicaciones en el mundo. Algunos comenzaron a simpatizar con los llamados liberales o democra¬tizadores. Y nosotros observábamos los acontecimientos.

y por ejemplo, el 24 de abril de 1968 el periódico Rude Pravo órgano del Partido Comunista de Checoslovaquia, bajo el título de "La reacción favorable de la prensa norteamericana• hacia los acontecimientos de Checoslovaquia":

"Rude Pravo, órgano del Partido Comunista checoslovaco, destaca hoy que en los Estados Unidos se espera de este país una política exterior más inteligente, con la nueva orientación tomada por Praga".

Aquí parece que a esta hoja le falta la continuación, pero en este cable se explicaba con bastante alegría cuál había sido la reacción de la prensa norteamericana ante los cambios de Checoslovaquia, y realmente la reacción de la prensa norteamericana, la prensa capitalista, la prensa imperialista, era una reacción muy favorable a los cambios en Checoslovaquia. Desde luego, todo lo que a nuestro juicio empieza a recibir el elogio, el apoyo, el entusiasta aplauso de la prensa imperialista, naturalmente comienza a suscitar sospechas en nosostros .

. Más adelante, el 2 de mayo de 1968, aparece aquí:

"Reitera Checoslovaquia a Estados Unidos el pedido de la devolución del oro checoslovaco.

"El gobierno de Praga reiteró a Washington la demanda para que se devuelva rápidamente el oro checoslovaco que Esta¬dos Unidos retiene.

"En una nota remitida hoya la embajada de Estados Unidos, el gobierno checoslovaco califica la actitud norteamericana de poco seria, e insta a Washington para que le remita rápidamente un anticipo de los 18.433 kilos de oro que guardabar,y que pertenecen indiscutiblemente a Checoslovaquia. Se trata de oro robado por los nazis a Checoslovaquia y confiscado por Estados Unidos como garantía de una liquidación de los asun¬tos entre ambos países.

Después, en junio 11 de 1968: "Posible préstamo norteamericano a Checoslovaquia". Decía:

"La posibilidad para Checoslovaquia de recibir un préstamo de Estados Unidos fue proyectada hoy, según se ha sabido de fuentes competentes, por el vicepresidente del Banco Nacional de Nueva York, durante una conversación con dirigentes bancarios checoslovacos.

"El vicepresidente del Banco Americano, Miroslava Kriz, sostuvo que también en Polonia y Yugoslavia han recibido fuertes préstamos de los bancos norteamericanos sin por esto cambiar los principios socialistas de sus sociedades".

Aquí en favor del préstamo ya se esgrimía el argumento de que a otro país, Polonia -por ejemplo-, uno de los países que envió sus tropas a Checoslovaquia, había recibido fuertes préstamos de bancos norteamericanos. Cosa por lo demás curiosa, ¿no?

Aquí, junio 18 de 1968: "Mirma una revista alemana que Checoslovaquia solicitó créditos a la RF A.

"El semanario Spiegel revela hoy que Praga, temiendo represalias económicas por parte de Moscú, se dirigió recientemente a Bonn para obtener un crédito.

"El gobierno federal no obstante -siempre según el semanario-, para no hacer todavía más tensas las relaciones con la URSS, prefirió salir al paso de Checoslovaquia de modo directo, y el consejo de ministros aprobó la idea del ministro de economía Schiller de dar una garantía para un préstamo del Banco Mundial a Praga.

"Spiegel escribe que a cambio Checoslovaquia ha prometi¬do una ampliación de la competencia de la misión comercial de la República Federal en Praga y ha aludido también a la posibi¬lidad de una normalización de las relaciones diplomáticas entre

los países al principio del año próximo".

"Conferencia económica entre los representantes checoslo¬vacos y de la Alemania Occidental". Junio 2 7. Dice:

"Inicióse hoy en ésta una conferencia de dos días checoslo" vaco-germanooccidental sobre los actuales problemas económicos.

"Organizan la conferencia la Sociedad para la política exte¬rior de Bonn y el Instituto para la política y la economía internacional de Praga.

"Dirige el grupo checoslovaco el director de dicho Institu¬to de Praga, doctor Antonin Anejdarek, y el germanooccidental el presidente de la citada sociedad de Bonn, embajador Von Walther, quien desempeñó el cargo de embajador de la RF A en Moscú hasta el fin del año pasado.

"Von' Walther subrayó que los participantes germanooccidentales quisieron conocer las necesidades y posibilidades de la economía de Checoslovaquia. Dio a entender que la parte germanooccidental está dispuesta a ampliar sustancialmente las relaciones económicas con Checoslovaquia.

"El doctor Anejdarek señaló a su vez que la conferencia ha de servir para esclarecer las posibilidades y ayudar concretamente al futuro desarrollo de las relaciones económicas entre ambos países" Etcétera, etcétera.

Todos ustedes recordarán cómo a raíz del reconocimiento de la República Democrática Alemana, la República Federal rompió drásticamente relaciones con nosotros y esa situación se ha mantenido durante todo este tiempo.

Es decir que nosotros sabemos cómo actúan todos estos gobiernos y sobre todo cómo actúa la República Federal Alemana como peón principal del imperialismo yanqui.

y aquí se ven toda una serie de cosas, el inico de una "luna de miel" en las relaciones entre los liberales y el imperialismo.

Me he referido simplemente a algunos de estos datos, en distintas fechas, de orden económico porque a través de todo ese proceso fueron ocurriendo toda una serie de hechos de tipo político. Empezó a desatarse allí una verdadera furia liberal: empezaron a surgir toda una serie de consignas políticas en favor de la formación de partidos de oposición, en favor de tesis francamente antimarxistas y antileninistas, tales como la tesis de que el partido debía dejar de ejercer la función que debe desempeñar un partido dentro de la sociedad socialista, y hacer un papel allí de guía, fiscalizador de algunas cosas, pero sobre todo una especie de dirección espiritual. En dos palabras: que el poder dejará de ser una función del partido comunista. Revisión de algunos supuestos fundamentales acerca de los cuales consiste un régimen socialista como régimen de transición hacia el socialismo y hacia el comunismo, que es el gobierno llama• do de la dictadura del proletariado, es decir un gobierno donde el poder se ejerce en nombre de una clase y contra las antiguas clases explotadoras, en virtud del cual en un proceso revolucionario no se puede dar derechos políticos, derecho a ejercer actividades políticas a los antiguos explotadores, cuyo objetivo es luchar precisamente contra la esencia y la razón de ser del socialismo.

Comenzaron a surgir una serie de consignas y de hecho se adoptaron algunas normas, como era la "libertad" de prensa burguesa. Es decir, el derecho dé la contrarrevolución y de los explotadores, y de los enemigos incluso del socialismo, a ha• blar y a escribir libremente, contra el socialismo. Y por cierto

se fue produciendo un proceso de apoderamiento de los principales órganos de difusión que iban a parar en manos de los ele¬mentos reaccionarios. Toda una serie de consignas en la política exterior de franco acercamiento hacia las concepciones y las tesis capitalistas y de acercamiento hacia occidente.

Claro está que todo esto iba unido a una serie de consignas incuestionablemente correctas. Fueron algunas de esas consignas las que le ganaron al movimiento de liberación o de liberalización algunas simpatías. Incluso algunos partidos comunistas europeos, enfrentados allí a sus tragedias y a sus contradicciones, empezaron a expresar que veían con simpatías el movimiento de liberalización. Era un fenómeno en que cada cual iba tra¬tando de arrimar la "brasa a su sardina". Los problemas relacionados contra los métodos incorrectos de gobierno, la polí tica burocrática, el divorcio de las masas y, en fin, toda una serie de errores en relación con los cuales responsabilizaban a la antigua dirección, y se hablaba también de la necesidad de darle formas propias al desarrollo de la revolución socialista y al sistema socialista en Checoslovaquia.

y así, parejamente, se iban desarrollando estas corrientes: unas justificativas del cambio y otras que transformaban aquel cambio hacia una política francamente reaccionaria. Y ese• dividía las opiniones. Nosotros, por nuestra parte, no teníamos ninguna duda -y esto es una cosa muy importante-, no teníamos ninguna duda que el régimen checoslovaco evolucionaba peligrosamente hacia un cambio sustancial en el sistema. En dos palabras: que el régimen checoslovaco marchaba hacia el capitalismo y marchaba inexorablemer:te hacia el imperialismo. De eso nosotros no teníamos la, menor duda. Debemos empezar exponiendo esto porque también queremos exponer algunas otras cosas relacionadas con lo que había allí.

Sobre esta cuestión hay algunos que no tienen estas opiniones en el mundo: muchos consideraban que no existía ese peligro, muchas corrientes veían con simpatía ciertas libertades de expresión artísticas y algunas cosas de esas. Porque hay naturalmente mucha gente en el mundo sensible a estos problemas; sobre estos problemas se han cometido muchos errores y se han hecho muchos disparates. Y lógicamente ciertas concep¬ciones acerca de cómo abordar eso, siempre a esos factores son muy sensibles sobre todo los intelectuales.

Los intelectuales también se preocupan por otros problemas. Han sido muy sensibles a los problemas de Viet Nam y a todas esas cuestiones, aunque hay que decir también que una parte del pensamiento progresista en el mundo, que está viviendo su problema, el problema en general de Europa, el problema del mundo desarrollado, el problema de las sociedades desarrolladas, repara más en todas esas cuestiones que en otros problemas que a una gran parte del mundo le preocupan más, cua es el problema del mundo que vive bajo el neocolonialismo, bajo la explotación del capitalismo en las regiones subdesarrolla¬das del mundo. Y a miles de millones de seres humanos, que viven prácticamente en situaciones de hambre y de miseria y sin esperanzas de ninguna clase, hay otras cuestiones que les 'interesan más que el problema de si se pueden dejar crecer o no la peluca, que podrá ser una cuestión muy discutible, pero que no son las cosas que le están preocupando a la gente que se plantea el problema de si se va a tener, posibilidad o esperanza o no de comer.

y así, algunos reparaban los aspectos positivos que podía tener aquella evolución y otros reparaban en los aspectos nega¬tivos; algunos simpatizaban con alguna forma nueva de aquella situación y ponían esperanza en ella y otros no podían poner nmguna esperanza.

Por lo pronto, nosotros llegamos a esa conclusión: no ten íamos ninguna duda de que la situación política de Checoslovaquia se deterioraba por una pendiente inclinada hacia un regreso al capitalismo y que iba a caer inexorablemente en brazos del imperialismo.

Es muy importante, porque creo que este criterio que honradamente nosotros sosteníamos y sostenemos es muy importante a los efectos de determinar cuál es nuestra posición en relación a estos hechos.

Naturalmente, el mundo imperialista recibía con extraordinario beneplácito esta situación, la alentaba por todos los medios, y sin duda de ninguna índole que se frotaba las manos pensando en la debacle que aquello, de una forma o de otra, iba a constituir para el mundo socialista.

Los imperialistas han alentado y han declarado públicamente muchas veces cuál es su política con relación a los países socialistas de Europa oriental. Y en el congreso, en publicaciones de periódicos, siempre han estado hablando re alentar las corrientes liberales, incluso de propiciar y de viabilizar algunas ayudas económicas selectivas y de utilizar cuantas fuerzas pueden contribuir allí a crear el descontento y a crear la oposición al socialismo.

Los imperialistas realizan una campaña, pero no sólo en Checoslovaquia, sino en todos los países de Europa oriental, e incluso en la Unión Soviética tratan por todos los medios de hacer campañas de publicidad en favor del modo de vida de la sociedad industrial desarrollada, en favor de los gustos y del consumo de las sociedades burguesas desarrolladas. Y lo realizan a través de la radio, a través de lo que llaman intercambios culturales, y muy sutilmente tratan de despertar en las masas la admiración y la apetencia por esos gustos y por esos hábitos de consumo que ellos comprenden perfectamente que el desarrollo

190

de esos sentimientos marchará en razón inversa al sentimiento revolucionario de las masas y al espíritu de sacrificio de las masas.

Los imperialistas usan mucho toda la fachada burguesa, todo el lujo de una sociedad de clases que ha desarrollado grandemente el arte de los refinamientos en el consumo y del lujo, que no pueden ser por ningún concepto las aspiraciones de las sociedades socialistas o de los pueblos que buscan marchar hacia el comunismo. Y explotan -lo hacen en todas partes- sus equipos y utensilios de cocina, sus automóviles, sus refrigeradores, sus encajes, sus lujos de todos los tipos; y es un arma que utilizan, sus revistas, sus propagandas, las utilizan incesantemente.

y ellos tienen una política que se llama la política para Europa oriental, y en virtud de eso manejan sus recursos, manejan su comercio y cosas por el estilo.

Ellos no hacen eso con Cuba. Con Cuba es la persecución incesante en todos los mercados para que no podamos comprar, para que no podamos vender, para que no podamos adquirir ni una semillita, para que no podamos adquirir nada. Y realizan implacablemente esa política contra Cuba.

¿Por qué? Hay que preguntarse el porqué. Ellos saben que

. no tienen la .menor posibilidad .de penetrar con esas maniobras en nuestro país. Esto lo saben los imperialistas y les consta de aplicar esas maniobras para venir aquí a resquebrajar o reblandecer el espíritu revolucionario del pueblo de Cuba; y por eso realizan contra nosotros una guerra implacable e .incesantemente, tratándonos de llevar siempre a la posición peor, que ha sido su política en todos estos tiempos.

Sabido es que no se desarrolla por el contrario, ningún tipo de comercio entre Cuba y Estados Unidos, porque aunque ellos dejaron en sus medidas siempre la cosa de que las medicinas y todo eso, esa es una hojitade parra porque ni medicinas se pue- . den comprar; ellos han prohibido de hecho incluso que se vendan medicinas en nuestro país.

Los imperialistas nos han obligado a gastar por cualquier cosa siempre mucho más dinero, su bloqueo nos coloca en una situación difícil para adquirir muchas de las cosas esenciales que nos cuestan más caras, y todas esas cosas de las cuales nosotros hemos hablado en otras ocasiones.

y por lo pronto, quiero decir la primera afirmación importante de que nosotros considerábamos que en Checoslovaquia se marchaba hacia una situación contrarrevolucionaria, hacia el capitalismo y hacia los brazos del imperialismo.

Entonces esto define nuestra primera posición en relación al hecho concreto de la acción realizada por un grupo de países socialistas. Es decir que nosotros consideramos que resultaba imprescindible impedir a toda costa, de una forma o de otra, que este hecho ocurriera.

Ruego no impacientarse, porque nosotros nos proponemos analizar a la luz de nuestras concepciones. Discutir acerca de la forma no es en definitiva lo más fundamental. Lo esencial que se acepta o no se acepta es si el campo socialista podía permitir o no el desarrollo de una situación política que condujera hacia el desgajamiento de un país socialista y su caída en brazos del imperialismo. Y nuestro punto de vista es que no es permisible y que el campo socialista tiene derecho a impedido, de una forma o de otra. Nosotros queremos empezar estableciendo qué opinamos sobre este hecho como cosa esencial.

Ahora bien, no basta la simple aceptación y más nada de que Checoslovaquia marchaba hacia una situación contrarrevolucionaria y que era necesario impedido; no basta la simple conclusión de que ahí no quedaba otra alternativa que impedirlo y nada más.

Nosotros tenemos ,que analizar las causas y cuáles son los factores que hacían posible y que hacían necesario tan dramiltico, tan drástico y tan doloroso remedio; cuáles son los tactores que hicieron necesario un paso que incuestionablemente se consideraba una violación de principios legales y de normas internacionales los cuales, puesto que son mucha veces violados en el mundo,porque lo que no cabría aquí es decir que en Checoslovaquia no se violó la soberania del estado checoslovaco. Esa seria una ficción y una mentira. y que la violación incluso ha sido
flagrante.

y sobre todo nosotros nos vamos a referir, sobre nuestro concepto de la soherania, sohre los principios legales y los principios políticos.

Desde el punto de vista legal no puede ser jUstificable. Eso está clarísimo. A nuestro juicio la decisión en Checoslovaquia sólo se puede eXplicar desde un punto de vista politico y no desde un punto de vista legal. Visos de legalidad no tiene, francamente absolutamente ninguno .

. Cuales son las circunstancias qoe han permitido un remedio de esta naturaleza, un remedio que coloca en dificil situación a todo el movimiento revolucionario en el mundo, un remedio que constituye una situación verdaderamente traumática para todo un pueblo Como es la actual situación de Checoslovaquia-, un remedio que implique que un pueblo entero tenga que pasar por las ingratisimas circunstancias de ver el pais ocupado por ejércitos de otroS países aunque sean ejercitos de los países socialistas, la situación en que millones de seres de un país tengan que verse hoy en la trágica situación de elegir Y de escoger entre lo que signfique la pasividad frente a esa circunstancia.

Y ese hecho que tanto les recuerda episodios anteriores o tener que optar por la lucha en camaradería con los espias Y agentes proyanquis, en camaradería con los enemigos del socialismo, en camaraderia con los agentes de Alemania Occidental y de toda esa morralla fascista Y reaccionaria, que al calor de esta circunstancia tratará de presentarse como abanderada de la soberanía, del patriotismo y de la libertad de Checoslovaquia?

Lógicamente, para el pueblo checoslovaco esta experiencia y este hecho constituye una amarga y trágica situación. Por eso no basta simplemente la conclusión de que se presentaba como una necesidad inexorable y como una incuestionable obligación incluso --si se quiere- de los países socialistas impedir que tales hechos ocurrieran, sino cuáles son las causas, los factores y las circunstancias que hicieron posible que después de 20 años de comunismo en Checoslovaquia un grupo de personalidades, cuyos nombres no aparecen siquiera por ninguna parte, hubiese tenido que dirigirse a otros países del campo socialista y pedirles que enviaran sus ejércitos para impedir el triunfo de la contrarrevolución en Checoslovaquia y el triunfo de las intrigas y de las conspiraciones de los países imperialistas interesados en desgajar a Checoslovaquia de entre la comunidad de países socialistas.

¿Podría concebirse, señores, que al cabo de 20 años de comunismo en nuestro país, de revolución comunista, de revolución socialista, pudiera darse bajo ningún concepto la circunstancia de que un grupo de honestos revolucionarios en este país, aterrorizados por las perspectivas de un avance o, mejor dicho, un retroceso hacia las posiciones contrarrevolucionarias y hacia el imperialismo, se vieran en la necesidad de solicitar la ayuda de ejércitos amigos para impedir que tal situación ocurriera? ¿Qué habría quedado de la conciencia comunista de este pueblo? ¿Qué habría quedado de la conciencia revolucionaria de este pueblo, de la dignidad de este pueblo, de la moral revolucionaria de este pueblo? ¿Qué habría quedado de todas aquellas cosas que significan para nosotros esencialmente la revolución si tales circunstancias se produjeran algún día? Desde aqui, en nuestro país ninguná circunstancia de ese tipo se producirá jamás.

Primero, porque nosotros creemos que es un deber fundamental y una responsabilidad fundamental de los que diferencian una revolución impedir deformaciones de tal naturaleza que puedan hacer posibles tales circunstancias. Y segundo, señores, por una razón incuestionablemente práctica. No sólo por una razón moral elemental -porque podríamos preguntarnod si valdría la pena que después de 20 años, para sobrevivir, la revolución tuviera que acudir a tales procedimientos-, si no además por la sencillísima razón práctica de que a quién las altas personalidades de este país se iban a dirigir para solicitar envío de ejércitos.

Porque los únicos ejércitos que nosotros tenemos en nuestra proximidades son el ejército yanqui y los ejércitos de los títeres aliados de los imperialistas yanquis, y porque nosotros ostamos demasiado solos en esta parte del mundo para que nunca pudiera existir la más remota posibilidad, para salvar esta revolución, de pedir ayuda a ejércitos aliados. Y hay que decir que no conozco a aquéllos capaces de atravesar por verguenza semejante si tuvieran necesidad y posibilidad de hacerla.

Porque ¿qué clase de comunistas seríamos nosotros y qué clase de revolución comunista sería esta si al cabo de 20 años nos viésemos en la necesidad, para salvarla, de hacer semejante cosa?

y nosotros, siempre que hemos pensado en la ayuda exterior, jamás por nuestra mente ha transcurrido otra idea que la ayuda exterior para luchar contra los soldados imperialistas y contra los ejércitos imperialistas.

Simplemente analizo estos hechos, porque sé que, lógicamente, ? nuestro pueblo le tiene que preocupar el esclarecimiento de estos. conceptos.

Se nos escapan de la idea de la revolución semejantes cosas. No creo que la justificación pueda ser el llamado de altas personalidades, porque la única justificación sólo puede ser el hecho político en sí de que Checoslovaquia marchaha hacia una situación contrarrevolucionaria, y eso afectaba seriamente a toda la comunidad socialista.

y por 10 demás, no hacen falta "hojitas de parra" de ninguna clase. Es el hecho político en SI, con toda su consecuen_ cia y toda su trascendencia.

Pero nosotros declamos si simplemente basta el reconocimiento y más nada, o si es obligatorio, es elemental sacar de esta, amarguisima experiencia todas las consecuencias politicas.

¿ y cómo son posibles -repetimos- esas circunstancias?

Hay que ir al análisis de los factores. y para el movimiento comunista se presenta el deber insoslayable de ir a profundizar cuáles son las causas que puedan haber dado lugar a semejante situación. Situación inconcebible para nosotros los revolucionario cubanos, situación imposible para nosotros los revolucio_ narios cubanos, que como nos vemos en la ncesidad de hacer esta revolución aqui, a 90 millas de los imperialistas, sabemos que no Podemos incurrir en esas circunstancias, Porque significaría el fin llanamente de la revolución y la caida en la peor situación de esclavización por parte de nuestros enemigos llenos de odio.

Y, desde luego, no serán estas las circunstancias de hacer o pretender hacer ese análisis profundo. Pero algunos hechos o ideas Podemos enunciar: los métodos burocráticos en la dirección del país, la falta de contacto con las masas -cuestión esencial de todo movimiento verdaderamente revolucionario, el olvido de los ideales comunistas. ¿Y qué se entiende por el olvido de los ideales comunistas? El olvido de que los hombres en la sociedad de clases, esclavizados, luchan por toda una serie de ideales y cuando hablan de socialismo, cuando hablan de comunismo, hablan no sólo de una sociedad donde la explotación de hecho desaparezca y la miseria como consecuencia de  que la explotación desaparezca, y el subdesarrollo.

Como consecuencia de esa explotación desaparezca, sino también de todas los paises; hermosas aspiraciones que constituyen el ideal comunista de una sociedad sin clases, de una sociedad sin egoísmos, de la sociedad en que el hombre deja de ser un miserable esclavo de la miseria, en que la sociedad deja de trabajar para las ganancias y empieza toda la sociedad a trabajar para las necesida¬des y establecer entre los hombres el imperio de la justicia, de la fraternidad, de la igualdad y de todos esos ideales de la sociedad humana y de los pueblos que han élspirado siempre a lograr esos objetivos. Objetivos .. posibles, como nosotros hemos Explicado en otras ocasiones, como nosotros estuvimos explicando ampliamente precisamente el 26 de julio.

y en etapas ulteriores será necesario que nuestro pueblo revolucionario profundice en esos conceptos de qué entiende por la sociedad comunista. El ideal de la sociedad comunista no puede ser el ideal de la sociedad burguesa industrializada; no pueden ser los ideales de la sociedad de consumo burguesa capitalista bajo ningún concepto.

El ideal comunista no puede olvidarse un sólo instante del internacionalismo. Los qúe luchan por el comunismo dentro de cualquier país del mundo no pueden nunca olvidarse del resto del mundo y cuál es la situación de miseria, de subdesarrollo, de pobreza, de ignorancia, de explotación en ese resto del mundo; cuánta miseria se ha acumulado, cuánta pobreza.

No puede en ningún instante olvidarse de las necesidades de ese mundo, de las realidades de ese mundo, y entendemos que no, se puede educar a las masas del pueblo en una sociedad verdaderamente internacionalista, en una conciencia verdaderamente comunista si se permite que se olvide de esas realidades del mundo, de los peligros que esas realidades entrañan de enfrentamiento con el imperialismo, de los peligros de reblandecimiento que entraña el alejar de la mente de los pueblos todos esos problemas reales para tratar de movilizar a las masas sólo a través de los estímulos y sólo a través de las aspiraciones del consumo.

y nosotros Podemos decir -y es necesario hablar Con claridad y Con franqueza_ que nosotros hemos observado hasta qué punto esos ideales Yesos sentimientos internacionalistas y ese estado de alerta, esa conciencia de los problemas del mundo ban desaparecido, o se manifiestan sólo de manera muy tenue en algunos países socialistas de Europa; nosotros no vamos a decir que en todos, pero en más de Un país socialista de Europa_ y los visitantes, los becados cubanos, muchas Veces han regresado impregnados de insatisfacción, de disgusto, y nos han dicho; Allí la juventud no se educa en los ideales del comunismo, allí la juventud no se educa en los principios del internacionalismo; allí la juventud está altamente influida por to¬das las ideas y por todos los gustos de los países occidentales de Europa, allí en muchos lugares no se habla más que de dinero, en muchos Jugares no se habla más que de estímulos de tal tipo y de más cual, de estímulos materiales de toda índole, de ganancias, de sueldosmy realmente no se desarrolla Una Conciencia internacionalista, una conciencia comunista.

y algunos nos dicen asombrados: "Bueno el trabajo voluntario no existe; el trabajo voluntario se paga, El pago del trabajo voluntario es generaJizado; casi se concibe una herejía desde el Punto de vista marxista el trabajo simplemente voluntario", Se llega a prácticas de todo tipo incluso hasta el hecho de si un avión aterriza bien o aterriza más mal, si un hombre se tira mejor en paracaídas o peor, allá va un estímulo, allá va esto, allá Va otro Mucha de nuestra gente, mnchos de nuestros hombres, han sido más de una vez traumatizados por esa vulgarización de los estímulos materialistas o esa materialización vulgar de la conciencia de los hombres.

Unido a todo esto, las prédicas en favor de la paz Dentro de los países socialistas ha sido una prédica incesante, amplia. y lIosotros nos preguntamos a qué vienen todas esas campañas ¿Y al decir esto es porque nosotros nos manifestamos partidarios de las guerras? ¿Al decir esto es porque nosotros nos Consideramos enemigos de la paz? Nosotros no nos consideramos enemigos de la paz; nosotros no somos partidarios de las Guerras; nosotros no abogamos por holocaustos universales.

Me veo en la necesidad de decirlo porque el análisis sobre estas cuestiones conduce inmediatamente al cliché, a los esquemas, a las acusaciones de guerreristas, a las acusaciones de incendiarios de la guerra, de irresponsables, etcétera, etcétera.

Nosotros sobre esto tenemos una posición: es incuestionable el peligro que entraña para el mundo la existencia del imperialismo y de su agresividad. Es incuestionable el peligro que encierra para el mundo la tremenda contradicción que subsiste entre la permanencia de una gran parte del mundo, dominada por el imperialismo, y al ansia, la necesidad de los pueblos de liberarse de la coyunda imperialista.

Los que son incendiarios de la guerra son los imperialistas, los aventureros son los imperialistas. Ahora bien, estos peligros son realidades, ¡realidades!, y esas realidades no se borran con simplemente ir a predicar en casa propia un afán desmesurado de paz. En todo caso, vaya y predique la paz en el campamento del enemigo, pero no predique la paz en su propio campamento, porque con eso a lo único que contribuirá es a hacer desaparecer el espíritu de combate, a debilitar la preparación de los pueblos para afrontar los riesgos, los sacrificios y todas las consecuencias que una realidad internacional impone. Esa realidad internacional impone sacrificios de toda índole, no sólo el peligro de sacrificar la sangre sino también sacrificios de índole material.

Y cuando los pueblos saben que las realidades del mundo, la independencia del pais, los deberes internacionalistas requieren hacer inversiones y hacer sacrificios en el fortalecimiento de la defensa del pais, están mucbo mejor preparadas las masas Para trabajar Con entusiasmo eu este Sentido y hacer sacrificios y en comprender esa necesidad teniendo conciencia de los peli. gros que la disposición a hacerla cuando las almas han sido Soliviantadas y ablandadas.

Por Una incesante, insensata e inexplicable campaña de paz. Es Una manera múy extraña de defendeer la paz. Por eso nosotros, que al Principio hicimos tantas boberias Por ignorancia o Por ingenuidad, hace mucho tiempo que no pintamos letreros Por ahi diciendo: "Viva la paz", "viVa esto", "viva lo otro".

Porque al principio, Por mimetismo, Por imitación, cual las Cosas venian aqui se repetian, hasta que llegamos a Un momento: pero hueno, ¿qué sentido tiene "viva la Paz"? Vamos a Poner este letrero en Nueva York: "Viva la paz en Nueva York", "Viva la Paz en Washington ". Vamos a predicar la paz alli en el seno de los únicos culpahles de que no haya Seguridad de paz, en el Seno de los únicos belicoSos realmente, son los únicos responsahles de la guerra, de los únicos donde la Prédica de paz Puede ayudar Cuando menos a debilitar los impuestos tremendos qUe hacen recaer Sohre la población Para Costear sus guerras aventureras, agresivas, coloniza. doras, imperialistas, explotadoras, y no precisamente aqui en nUestro campamento.

Una Serie de criterios, una serie de ideas, Una serie de prácticas Para nosotros no comprensihles, qUe han Contribuido realmente a relajar y a reblandecer el espiritu revolucionario de los paises socialistas: ignorancia Sobre la ayuda técnica. Señores, nuestro país es un país -como todo el mundo saben- que tiene bastantes necesidades de técnicos, ¡bastantes necesidades de técnicos! Sin embargo, cuando nosotros damos alguna ayuda técnica no se nos ocurre pasarle la cuenta a nadie, porque nosotros pensamos que lo menos que un pais desarrollado, que un país socialista, un país revolucionario puede hacer, lo menos con que puede ayudar es con técnico al mundo subdesarrollado.

Nosotros no concebimos pasarle la cuenta a nadie por armas que le demos ni pasarle la cuenta a nadie por ayuda técnica, ni siquiera recordársela. Porque si vamos a estar dando ayuda y lo vamos a estar recordando todos los días, los que vamos es a estar constantemente humillando a aquéllos a los que les estamos dando la ayuda. Creo que no, hay que andarla predicando demasiado.

Pero así actuamos nosotros. Y además, no es una virtud, no se puede prete'nder que sea una virtud. Es una 'cosa elemental. Y el día que nosotros tengamos miles o decenas de miles de técnicos, ciertamente, señores, el más elemental de nuestros deberes es contribuir por lo menos con la ayuda técnica a todos los países que se liberen después que nosotros o que necesiten nuestra ayuda, sobre los problemas del mundo subdesarrollado, ignorancia Sobre la espantosa miseria que subsiste, tendencias a mantener las prácticas de comercio Con el mundo subdesarrollado, qUe Son las mismas prácticas de comercio que mantiene el mundo capitalista burgUés desarrollado, no en todos los países, Pero si en varios Paises

Todas estas ideas jamás se han planteado. Todos estos problemas que tienen que ver mucho con la conciencia comunista, con la conciencia internacionalista, y que no ocupan el lugar que deben tener en la educación de las masas dentro del campo socialista, tienen mucho que ver con la explicación dp. estos reblandecimientos terribles que constituyen la explicación del porqué de estas situaciones.

Todos nosotros sabemos que la dirección que durante 20 años en general tuvo Checoslovaquia era una dirección saturada de muchos vicios, de dogmatismo, burocratismo y, en fin, de muchas Cosas que no Se pueden Poner como modelo de dirección verdaderamente revolucionaria.


Al querer noSotros aquí, exponer nuestras tesis sobre el carácter liberaloide de este grupo tan aplaudido por el imperialismo no quiere decir que de ninguna forma nos solidaricemos nOSOtros con aquella dirección. Debemos tener presente que a nosotros aquella dirección, Con la cual tuvimos relaciones desde muy al principio, incluso a este país le vendió a buen precio muchas armas qUe eran botín de guerra ocuPado a los nazis, y qUe nOSOtros hemos estado pagando, y todavía en la actUalidad pagamos armas qUe eran de las tropas hitlerianas qUe ocuparon ChecoslovaqUia. No me refiero desde luego a las armas qUe Como producto industrial y comercial Un país tenga qUe producir, sohre todo si es Un pais de limitada economia. Nosofros no pretendemos decir; regálenle las armas que Ustedes fahrican en su industria, como parte de la producción social del Pueblo y del intercambio, a un pais que relativamente tiene Pocos recursos. Pero nos vendieron muchas armas qUe pertenecian a los ejércitos nazis y las hemos tenido que pagar, y todavía las estamos pagando.


y ésa es Una realidad. Es como si nosotros un País cualqUiera qUe se liberara del imperialismo necesitara los fusiles qUe le qUitamos a Batista y nOsotros no estuviéramos apurados Por regalárselos y además se los cobráramos a un país lleno de miseria, a Un País lleno de neceSidades, a Un país sUbdesarrollado; Como si Se libera mañana cUalqUier pais y nos pide a noso. tras ule mandemos algunas armas y le mandamos las carabinas San Cristóbal qUe tenia el ejército de Batista, y los Springfields y todo aquello, y nosotros cobráramos todo aquello Corno una gran operación comercial.



¿Existe acaso dUdas de qUe eso se sale del más elemental concepto del deber de Un Pais revolucionario Con Ofros Países? En muchas Ocasiones nos vendieron industrias de tecnologialogía atrasadísima. Porque nosotros hemos visto el resultado de muchas de las concepciones económicas en las operaciones comerciales, en el desespero de estar vendiendo cualquier hierro viejo, y hay que decir que esas prácticas condujeron a las circunstancias en virtud de las cuales a un país que hace una revolución y tiene que desarrollarse le vendieron hierros viejos de tecnología atrasada. No voy a decir que siempre ocurrió así. Pero toda la concepción del autofinanciamiento, de los beneficios, de las ganancias, de los lucros y de los estímulos materiales, aplicada a organizaciones de comercio exterior, conduce a una desesperación por venderle a un país subdesarrollado cual¬quier hierro viejo. Y eso, naturalmente, conduce a inconformi¬dades, disgustos, in comprensiones, deterioros en las relaciones con el mundo subdesarrollado.

y estas son verdades. Si hoy tenemos que decir verdades amargas y admitir algunas verdades amargas, vamos a aprove¬char la ocasión, no como una oportunidad sino como una ne¬cesidad, de explicamos algunas de las cosas que de otra forma resultarían inexplicables.

Seríamos muy injustos si no dijéramos que hemos conocido, y nuestro país ha conocido, a muchos técnicos de distintos países, muchos técnicos checos, muchos hombres buenos, que han trabajado en este país con lealtad, con entusiasmo. Porque no me estoy refiriendo a los hombres, me estoy refiriendo a las instituciones, y sobre todo a las instituciones que deforman a los hombres. Y que no obstante la existencia de las institucio¬nes deformantes de los hombres, a pesar de eso hemos visto muchas veces hombres que han resistido a la prueba de la de¬formación de las instituciones.

Antes de conocer esta experiencia que estamos analizando hoy, hemos conocido otras experiencias; es decir, todas estas experiencias que explican cómo un fenómeno conduce a otro y al otro y al otro. Y llega un momento que dentro de una sociedad, lejos de haberse desarrollado la conciencia revoluciona¬ria, la conciencia comunista, se han ido desarrollado los indivi¬dúalismos, los egoísmos, las apetencias de otro tipo, la indife¬rencia de las masas, el enfriamiento del entusiasmo que lejos de crecer disminuye.

y por eso hay algunos que se preguntan si en Cuba el entu¬siasmo va a disminuir o va a aumentar, y si ahora sí y luego no, y luego no y ahora sí. Cosa que por lo demás a nosotros nunca nos ha preocupado, porque la experiencia nos ha demostrado que a medida que se profundiza por el camino de la revolución el entusiasmo se hace más consciente y ese entusiasmo cons¬ciente crece, no disminuye; el espíritu de sacrificio del pueblo aumenta, la disciplina, la capacidad de trabajo, la disposición, todo aumenta.

Eso es lo que nos ha enseñado nuestra propia experiencia revolucionaria. Y nosotros no podemos concebir que eso dis¬minuya. Y nosotros creemos que a medida que avancemos ten¬drá que ser cada vez más, y que cuando nuestro país arribe a una etapa superior, arribe a una sociedad comunista, ese entu¬siasmo, esa conciencia alcanzarán grados incomparablemente superiores a los que hayamos conocido jamás.

Ha crecido la actitud de los trabajadores, ha crecido la dis¬posición a trabajar, a hacer trabajos difíciles, la disposición por el trabajo voluntario, la renuncia a las horas extra y toda una serie de actividades de todo tipo. Nosotros le hemos visto. Ya no es actividad de diez ni de cincuenta, ni de mil, sino que es actividad de cientos de miles de personas en este país; decenas de miles de obreros que se van a hacer la zafra, separándose de su familia; decenas de miles de jóvenes que se van a donde los manden --Isla de Pinos, Pinar del Río, Camagtiey, donde sea-, a vivir en condiciones duras, en condiciones de albergues difíciles.

Y nosotros hemos visto que eso ha crecido en nuestro país, año por año, a medida que crece la conciencia. Miles de jóvenes siempre dispuestos a irse a cualquier parte, como técnicos de cualquier cosa; miles de jóvenes siempre diciendo que están• dispuestos a irse a luchar a donde los necesiten. Si aquí el pro¬blema nuestro, constantemente, es que todo el mundo quiere y sueña con que un día lo dejen salir del país para ayudar al movimiento revolucionario donde sea.

Es decir' que la conciencia internacionalista de nuestro país, ha ido creciendo, la conciencia comunista en nuestro país ha ido creciendo día a día.

Y ese es un saber real, incuestionable de esta revolución, porque esta revolución trata, vive, en las realidades del mundo. Quizás también nos favorezcan las circunstancias de tener al enemigo demasiado cerca; nos favorezcan las circunstancias de no vemos protegidos por grandes ejércitos; la circunstancia de saber que aquí dependemos de nuestra capacidad de resistir, de la disposición de nuestro pueblo para el combate, para el sa¬crificio, de la dispo.,ición de nuestro pueblo para dar la vida. Y porque esta revolución no sólo se hizo con el esfuerzo de este pueblo, no sólo esta revolución no se importó de ninguna for¬ma, sino que es una revolución muy autóctona, que .\demás ha tenido que defenderse en condiciones apretadas con un ene¬migo muy cerca Y un enemigo muy poderoso.

Y nuestro pueblo ha ido desarrollando ese espíritu de lucha, ese espíritu de combate, esa disposición a desafiar cualquier peligro, que ha tenido siempre. Y naturalmente, todos es¬tos factores han contribuido a desarrollar nuestra conciencia revolucionaria.

Porque, ciertamente, desde el punto de vista de las ideas socialistas, desde el punto de vista de las ideas revolucionarias, requiere no una justificación sino una explicación, un análisis de por qué tales circunstancias pueden presentarse en un país como Checoslovaquia. '

Han tenido lugar en Checoslovaquia y que han estado teniendo lugar tam¬bién en otros países del campo socialista.

Desde luego, nosotros mantenemos el criterio de que no debemos señalarles cómo deben llevar a cabo la construcción del socialismo, pero frente a los hechos, el análisis. Toda una serie de reformas que tendían a acentuar cada vez más las rela¬ciones mercantiles en el seno de la sociedad socialista: las ganancias, los beneficios, todas esas cosas.

En un artículo publicado en el periódico Prauda, se señala en relación con Checoslovaquia el hecho siguiente:

Dice así: "EL PCUS perfecciona constantemente el estilo, las formas Y métodos de la construcción del partido Y del esta¬do -resalta Prauda. Esta misma labor se lleva a cabo en otros paises socialistas, se lleva a cabo con tranquilidad partiendo de los fundamentos del sistema socialista".

Pero es muy interesante ese señalamiento. Dice:

"Por desgracia fue sobre otra base que se desenvolvió la discusión sobre las cuestiones de la reforma económica de Checoslovaquia. En el centro de dicha discusión fue presentada, por una parte, la críti~a global de todo el desarrollo precedente de la economía socialista; por la otra, la propuesta para susti¬tuir los principiOS de planificación por relaciones mercantiles y espontáneas concediendo un amplio ámbito de acción al capital privado".

¿Acaso esto significa que en la Unión Soviética van a poner también freno a determinadas cor:rientes que en el campo de la economía son partidarias de poner cada vez más el acento en las relaciones mercantiles y en los efectos de la espontaneidad en esas relaciones? ¿A esos criterios que incluso han estado defendiendo la vigencia del mercado y el efecto beneficioso de los precios de ese mercado? ¿Significa que se toma conciencia y de hecho se presentaron, y de hecho surgió la necesidad.

Surgida la necesidad es incuestionable, es incuestionable que sólo había una alternativa, era la alternativa de impedirlo. Pero para impedir eso, desde luego, al precio que se paga es un pre¬cio muy caro.

y para un pueblo como el nuestro, que en su formación re¬volucionaria, histórica, durante muchos años tuvo que enfren¬tarse a los problemas de intervenciones, que ha tenido que es¬tar luchando contra toda la política del imperialismo yanqui, es lógico que haya una reacción de tipo emotiva en mucha gente frente al hecho de que tengan que venir ejércitos de fue¬ra de la frontera del país para evitar una catástrofe.

y como lógicamente, por razones diferentes, se ha forma¬do la conciencia en el concepto, en el repudio a esos hechos, sólo el desarrollo de la conciencia política de nuestro pueblo puede permitir la capacidad de analizar cuándo ello se puede presentar como una necesidad y cuándo ello, incluso, es nece¬sario admitirlo aun cuando viole derechos como son el derecho de la soberanía que en este caso, a nuestro juicio, tiene que ce¬der ante el interés más importante de los derechos del movi¬miento revolucionario mundial y de la lucha de los pueblos contra el imperialismo que a nuestro juicio es la cuestión fun¬damental y que, sin duda de ninguna índole, el desgajamiento de Checoslovaquia y su caída en brazos del imperialismo ha¬bría constituido un golpe muy duro, más duro todavía para los intereses del movimiento revolucionario en el mundo.

y nosotros debemos aprender a analizar estas realidades y cuándo un interés debe ceder a otro interés para no incurrir en posiciones románticas e idealistas que no se ajustan a estas rea¬lidades.

Nosotros estábamos contra todas esas reformas liberales burguesas dentro de Checoslovaquia. Pero estamos también contra las reformas liberales económicas que estaban teniendo en la Unión Soviética de la necesidad de poner un freno a esas corrientes?, puesto que existe más de un artículo de la prensa imperialista donde con júbilo hablan de esas corrientes que se han hecho también presentes en el seno de la Unión Soviética.

y al leer estas declaraciones, nosotros Nos preguntamos si esto significa que se ha tomado conciencia de este problema.

De todas maneras, consideramos muy interesante que se haya señalado en ese editorial de Prauda.

Hay una serie de cuestiones que nos preocupan. Nos preo¬cupa que hasta ahora en ninguno de los pronunciamientos de los países que enviaron sus divisiones a Checoslovaquia, ni en la explicación de los hechos, se haya hecho ninguna imputación directa al imperialismo yanqui. Se ha hablado exhaustivamente de todos los antecedentes, de todos los hechos, de todas las desviaciones, de todo aquel grupo derechista, de todo aquel grupo liberal, se ha hablado de todas las cosas que hicieron; se conocen las actividades de los imperialistas, la intriga de los imperialistas y, sin embargo, nos preocupa de que ni el partido comunista, ni el gobierno soviético ni los gobiernos de los de¬más países que enviaron sus tropas a Checoslovaquia, hayan hecho ninguna acusación directa al imperialismo yanqui por la responsabilidad que tiene en los hechos de Checoslovaquia.

Se han hecho algunos señalamientos vagos al imperialismo mundial, a los círculos imperialistas del mundo, y algunos más concretos a los círculos imperialistas de Alemania Occidental ¿Pero quién no sabe que Alemania Occidental es simplemente un peón del imperialismo yanqui en Europa, el más agresivo, el más connotado, que es un peón de la CIA, que es un peón del Pentágono y es un peón del gobierno imperialista de los Esta¬dos Unidos? Y ciertamente, deseamos expresar nuestra preocu¬pación de que en ninguno de los pronunciamientos se haya he¬cho una imputación directa al imperialismo yanqui, que es el principal responsable de la conjura y de la conspiración mun¬dial contra el campo socialista. Y es elemental que nosotros ex¬presemos esta preocupación.

Los hechos de Checoslovaquia no vienen sino a confirmar la justeza de las posiciones y de las tesis que nuestra revolución y nuestro partido han venido manteniendo: nuestras posicio¬nes en la Conferencia Tricontinental, nuestras posiciones en la OLAS y nuestras posiciones en relación con todos los proble¬mas internacionales.

Hay una serie de hechos que confirman este punto de vista. Sabido es, por ejemplo, que uno de los factores que ha explicado, que explica, que ha sido constante elemento de irritación en nuestras relaciones con muchos países del campo socialista y con muchos partidos comunistas, es el problema de Yugoslavia. Algunos se habrán preguntado cuál es el motivo de esa actitud de Cuba siempre resaltandó el papel que la Liga de los Comunistas de Yugoslavia juega en el mundo, cuál es el pa¬pel de instrumento del imperialismo que ese partido juega en el mundo.

Ahora mismo en relación con los hechos en Checoslovaquia el principal impulsor de toda 'esa política liberal burguesa, el principal defensor, el principal promotor fue la organización de los llamados comunistas yugoslavos. Ellos aplaudían con las dos manos todas esas reformas liberales, 'todo ese concepto 'acerca de que el partido dejara de ser el instrumento del poder revolucionario, que el poder dejara de ser una función del partido, porque eso está muy vinculado a toda la concepción de la Liga de los Comunistas Yugoslavos. Todos esos criterios de orden político que se apartan por completo delmarxismo, to¬dos esos criterios de orden económico, están íntimamente vinculados con la ideología de la Liga de los Comunistas Yugoslavos y nuestro país ha sido un incesante acusador de esa organización.

Sin embargo, ustedes saben cómo en los últimos tiempos en muchos partidos comunistas, y entre otros los partidos co¬munistas del Pacto de Varsovia, empezaron a olvidar todo ese papel y toda esa naturaleza de la Liga de los Comunistas de Yugoslavia.

Empezó a llamarse a Yugoslavia país comunista; empezó a calificarse de partido comunista, a invitarse a la Liga de los Co¬munistas Yugoslavos a reuniones de los países socialistas, a reu¬niones de las organizaciones de masa y de los partidos comu¬nistas. Yeso era motivo de constante oposición nuestra, de cons¬tante desacuerdo nuestro, de constante discrepancia nuestra, expresada en reiteradas ocasiones; y ahí tenemos los hechos.

Fue esa organización uno de los principales alentadores de las deformaCiones del proceso político en Checoslovaquia, co¬mo agente !lue es esa organización de los imperialistas. Algunos dirán que exagero, lo vaya demostrar por lo menos en un hecho. '

Tito fue recibido como un héroe en Praga hace algunas semanas. ¿Resultado de qué? Del reblandecimiento ideológico, de la debilidad política en la conciencia de las masas.

Y nosotros nos decíamos: ¿cómo puede ser esto? ¿Ya qué extremos estamos llegando que este elemento conocido revisio¬nista, condenado históricamente por el movimiento revolucio¬nario, que ha hecho el papel de agente del-imperialismo pueda ser recibido por un pueblo prácticamente como un héroe? Y ahora, por supuesto, Tito es uno de los que más se escandaliza frente al hecho de la participación de los países del Pacto de Varsovia en Checoslovaquia.

Y decía que algunos se preguntarán por qué hemos sido nosotros tan tenaces en nuestros planteamientos con relación a la Liga de los Comunistas de Yugoslavia.

y nosotros queremos explicar un hecho muy importante, en los orígenes de la revolución, de nuestras relaciones con Y u¬goslavia. Fue en el año 1959, cuando ya en nuestro país se ha¬bían hecho las primeras leyes, cuando ya en nuestro país se ha¬bía hecho incluso la Ley de Reforma Agraria que nos enfrenta¬ba al imperialismo, cuando ya habían empezado a gestar en Es¬tados Unidos las primeras conspiraciones contra nosotros.

Nosotros en aquella época no teníamos relaciones todavía con la URSS ni con otros países del campo socialista, y noso¬tros teníamos que estar comprando nuestras armas en algunos países capitalistas. Hicimos nuestras primeras compras de armas en Bélgica y en Italia.

Por presiones de los imperialistas, primero no por presiones, sino por conspiraciones de la CrA explotó uno de los barcos que venía de Bélgica cargado de armas y costó casi 80 víctimas. Ulteriormente, el gobierno de Bélgica, por presiones del gobier¬no de Estados Unidos dejó de vendernos armas. Mientras Esta¬dos Unidos preparaba sus mercenarios contra nosotros, por otro lado realizaba su política para bloquear nuestras compras de armas.

Con el gobierno de Italia hicieron también en aquella oca¬sión las mismas presiones. Recordamos que nosotros estába¬mos comprando 16 obuses, 16 obuses en Italia, ya nos habían vendido cuatro y el parque de los otros doce, y por presiones de los imperialistas yanquis dejaron de vendernos los doce ca¬ñones; prácticamente nos dejaron con cuatro cañones y el par¬que de los otros, pero sin los cañones.

En esa situación, nos dirigimos al gobierno de Yugoslavia para tratar de comprar algunas armas, incluso tratar de ver si nos vendían los doce cañones y algunos morteros de 120 y al¬gunas otras armas. Y aquí nosotros tenemos un informe del compañero que fue el encargado de esta misión, que era el co¬mandante José R. Fernández Alvarez.

y aquí está sintetizado, por eso vaya leer ese informe.

Dice:

"En 1959, a raíz de la derrota de la tiranía batistiana, se planteó la necesidad de adquirir equipo militar. Esos equipos eran de una necesidad inmediata y urgente para defender la re¬volución que con las leyes y medidas que estaban en proceso de dictarse seguramente atraería sobre sí el odio de sus lógicos enemigos que tratarían de destruirla.

"Por indicaciones que se nos dieron, nos pusimos en con¬tacto con el embajador de la República de Yugoslavia, a fines de 1959 o principios de 1960, de una forma muy superficial. Posteriormente hubimos de visitarlo en la embajada de Yugos¬lavia, sita en la calle 42 y Tercera, Miramar, acompañando al comandante Raúl Castro.

"En esta visita el ministro de las F AR planteó al embajador el interés de Cuba en la adquisición de armas y equipos, espe¬cialmente armas ligeras de infantería, fusiles, ametralladoras, lanzacohetes, morteros y municiones para las mismas.

"El embajador se mostró en general evasivo, y al plantearle el Ministro algo sobre los pagos expresó que el asunto de las ar¬mas era un problema diferente en lo que respectaba a los pagos, sin que se aclararan mucho esos particulares, indicándole el Mi¬nistro al embajador que yo quedaría en contacto con él al ob¬jeto de conocer precios, armas disponibles y llevar adelante ne¬gociaciones al respecto.

"Fue extraordinariamente difícil seguir esta tarea por cuanto las listas se demoraban, se nos daban evasivas constan¬tes, se expresaba que no tenían armas disponibles, que habría que fabricarlas, que los precios no llegaban y que en definitiva cuando llegaron las listas a nuestro poder, que eran especial¬mente municiones de pequeño calibre, sus precios eran ex¬traordinariamente altos aun en el mercado internacional.

"Anterior a ello y posteriormente, otros compañeros viajaron a Yugoslavia donde también se hicieron planteamientos de adquisición de armas, con los mismos resultados y con pre• sentación de otros obstáculos.

"Podemos decir que ninguna operación pudo llevarse ade• lante, no obstante nuestras gestiones y gran interés, por cuanto la representación de Yugoslavia allá y aquí en Cuba no hizo factible tal cosa.

"Como conclusión de lo anterior, podemos decir que la actitud de Yugoslavia fue de un marcado oportunismo, pues de¬seaba que se le pagara al contado, en dólares y a un precio de bolsa negra los pocos renglones que ofrecía.

"Expresaron que el monto total de la operación no justifi¬caba las dificultades que ellos se buscarían con los Estados Unidos por vendemos armas a nosotros, hicieron resistencia en damos las listas y precios, propusieron que las discusiones se hicieran a través de una empresa comercial privada de Yugosla¬via, como pantalla para que no pareciera una operación de aquel país. Y en general, se mostraron, por un lado, no ya po¬co cooperativos sino deseosos de no facilitamos la venta; y, por otro, oportunistas, o por lo menos con intención de disua¬dimos por las condiciones que ponían".

Esa fue la actitud de ese país socialista, comunista, revolu¬cionario, cuando nuestro país, ante los primeros peligros de agresión imperialista, quiso comprarle armas. Y por eso aquí no hay prácticamente ni una bala yugoslava.

¿Cuál no sería nuestra sorpresa, algunos meses más tarde, un día hurgando en los archivos del gobierno de Batista, de en• contramos este documento que les vamos a leer. Dice:

"Del Agregado Militar a la Embajada de Cuba, México, DF" -el Agregado Militar de la Embajada de Cuba en México¬"México, DF, diciembre 13 de 1958. General en Jefe Francisco Tabernilla Dolz, rvIMNPJEMG, Ciudad Militar, Mariano. Mi querido amigo: Adjunto le remito diversas fotografías que me han sido entregadas por el embajador de Yugoslavia en este país, gran amigo mío.

"En cierta oportunidad, yo le había hablado cuando se me indicó que realizara gestiones particulares respecto a la posibi¬lidad de adquisición de armamento. Me explica que efectiva¬mente pueden abastecernos de diversos tipos de armamentos que necesitemos, tales como fusiles calibre 30,06, parque, etc. y me habló del tipo de lanchas como las que aparecen retrata¬das y que podrían sernos de gran utilidad.

"Me explica que tienen cantidad amplia de estas lanchas lanzatorpedos, las cuales nos saldrían muy económicas, ya que ellos operan con una mano de obra muy barata y poseen hoy en día los mejores astilleros navales después de los ingleses.

"Estás -lanchas despliegan una velocidad de sobre 40 ki¬lómetros por hora, tienen dos ametralladoras antiaéreas y un cañón antiaéreo y sus tubos lanzatorpedos correspondientes. De estos torpedos tienen también gran abundancia, los que re¬sultan baratos.

"Aunque yo les expliqué que en este momento las gestio, nes para la adquisición de cualquier tipo de armamento estaban en suspenso, ya que se habían adquirido los suficientes en otras partes, me dijo que de todos modos me entregaría pliego con las especificaciones exactas, costos, fecha de entrega y fle¬te hasta nuestros puertos.

"Tan pronto me den estos datos los retransmitiré a usted inmediatamente" -sigue hablando de otras cuestiones  "Fir¬mado: Teniente Coronel (G. T.) A. P. Chaumont, Agregado Militar".

Los que hayan leído la historia del "Moncada" saben que este Chaumont fue precisamente aquel oficial que perpetró decenas de asesinatos en el cuartel "Moncada" después del ata¬que, fue el más criminal de todos los oficiales allí presentes, que asesinó decenas de prisioneros y que después fue envia¬do a México, gran amigo del embajador yugoslavo, al que die¬ciocho días antes del triunfo de la revolución, en diciembre de 1958, cuando aquí se había asesinado miles y miles de cubanos -llevábamos dos años de guerra-, este embajador, en nombre de su gobierno yugoslavo y después de consultar, le ofrecía de todo tipo de armas baratas, económicas, lanchas, de todo.

Cuál no sería -digo- nuestra indignación y nuestra sorpre¬sa al encontrarnos en los archivos este documento, firmado por quien estaba firmado. Mucho más cuando, después que noso¬tros necesitábamos armas para defendernos de los imperialis¬tas, nos pusieron todos los obstáculos y no nos vendieron una sola arma, y le estaban ofreciendo armas a Batista cuando ya se estaba acabando la guerra.

¿Cómo nosotros no vamos a tener la peor opinión, no va¬mos a tener el peor concepto del papel que juega ese partido, que cuando a Batista ya no le vendían armas ni los imperialis¬tas - ¡ni los yanquis le vendían armas!-, estos señores le esta¬ban ofreciende- armas buenas y baratas?

El movimiento comunista dl)rante mucho tiempo mantuvo en el ostracismo, con toda justificación, a ese partido. Existe en los escritos de los periódicos infinidad de artículos escritos por todos los partidos contra ese movimiento, denunciándolo, señalándolo. Después, naturalmente, algunos partidos se olvi¬daron de eso, y los amigos, los seguidores, los incondicionales, empezaron a olvidarse también de eso frente a todas las prédi¬cas políticas de reblandecimiento ideológico del movimiento revolucionario, que han conducido a estas dolorosísimas situa¬ciones.

y nosotros nos preguntamos si acaso esta amarga experiencia de Checoslovaquia no ha de conducir a la rectificación de estos errores, y que se. deje de aceptar al partido de la Liga de los Comunistas de Yugoslavia como partido comunista, como partido revolucionario, y se le deje de invitar a las reuniones de las organizaciones de masas y de las organizaciones políticas del campo socialista.

Muchas cosas interesantes estamos viendo a raíz de estos hechos.

Se explica que los países del Pacto de Varsovia enviaron los ejércitos para desbaratar la conjura inperialista y el desarrollo de la contrarrevolución en Ohecoslovaquia. Sin embargo, ha si¬do motivo de discrepancia, de descontento y de protesta pOr nuestra parte; el hecho de que esos mismos países hayan esta¬do fomentando relaciones y acercamientos de tipo económico cultural y político con los gobiernos oligárquicos de América Latina, que son no simplemente gobiernos reaccionarios, ex¬plotadores de sus pueblos, sino que son cómplices desvergonza¬dos de las agresiones imperialistas contra Cuba y que.son cóm¬plices desvergonzados del bloqueo económico contra Cuba. Y esos países se han visto estimulados y alentados por el hecho de que nuestros amigos, nuestros aliado•s naturales se han olvi¬dado de ese papel canalleseo, de ese papel traidor que esos go¬biernos ejercen contra un país socialista, de la política del bloqueo que esos países practican contra un país socialista.

Y cuando nosotros vemos que se explica la necesidad del espíritu internacionalista y de brindar ayuda hasta con tropas a un país hermano contra las intrigas de los imperialistas, no¬sotros nos preguntamos si acaso no va a cesar esa política de acercamiento económico, político y cultural con esos gobier. nos oligarcas que son cómplices del bloqueo imperialista con¬tra Cuba.

Es bueno que se vea ahora, ante esta situación, cómo reaccionan esos paIses.

Dice: "Todo el bloque latinoamericano en el foro de las naciones del mundo expresó-su repudio unánime a esta inter¬vención rusa en Checoslovaquia. Un vocero del grupo manifes¬tó que 'todos recibimos dolorosamente esta intervención y nos sentimos solidarios con los checos'.

" 'El resultado político que va a tener esta invasión soviéti¬ca en los fueros internos de Checoslovaquia será robustecer las tendencias antisoviéticas en la América Latina', expresó el in¬formante", etc.

Y luego decía: "La fuente informante manifestó que esta actitud soviética, la teoría que ellos tanto han criticado de las áreas de influencia, haría posible que Estados Unidos se creye¬ra también con derecho a invadir a Cuba, ya que cae dentro de su área de seguridad".

Ya han comenzado estos gobiernos títeres a elaborar la teoría de que hay que invadir a Cuba, porque cae dentro del área de seguridad. Y con estos países -'-de los cuales nosotros debemos hacer una sola excepción, que es México, porque ha sido el único gobierno que no ha participado de los planes de bloqueo, de agresiones y de acciones imperialistas contra Cu¬ba---, y son todos estos gobiernos oligarcas, a los cuales han es¬tado dándoles enormes consideraciones, un delicado tratamien¬to, los abanderados en las Naciones Unidas del escándalo y de los ataques al campo socialista con motivo de los hechos de Checoslovaquia; al extremo que incluso están planteando estos mismos países del bloque latinoamericano la reunión de la asamblea general y son los más rabiosos acusadores y críticos de  la Unión Soviética y de los países del campo socialista con mo¬tivo de estos hechos. Países que han sido los cómpliccs de las agresiones a Cuba; países que no tienen ninguna moral para ha¬blar de soberanía ni cosa por el estilo; paises que no tienen ninguna moral para hablar de la soberanía ni cosa por el estilo; países que no tienen ninguna moral para hablar de intervencio¬nes, porque han sido cómplices de todas las fecharías perpetra¬das por el imperialismo contra los pueblos: la salvaje acción con trarrevolucionaria llevada a cabo en Santo Domingo, las agresiones contra Cuba, y otros muchos países, las agresiones contra otros pueblos de América Latina. Los propios gobiernos oligarcas como el de Brasil, Paraguay y otros, mandaron tropas allí a Santo Domingo, y ahora son los abanderados del ataque y de la condena al campo socialista por los hechos de Checos¬lovaquia.

¡Qué magnífica razón y cuánto demuestra esto la justicia de las posiciones que ha mantenido la revolución cubana con relación a estos hechos!

y nosotros nos preguntamos también si esa política será rectificada o si se continuará por ese camino de acercamiento político, económico y cultural hacia esos países.

Alguno de ellos, como Argentina, incluso le entró a ca¬ñonazos a un barco de pesca soviético, ¡a éañonazos! Creo que incluso hirieron a algún tripulante de una embarcación. Des¬pués estaban como fieras allí, esperando al otro barco. Reali¬zan acciones groseras, indecentes, contra todo el mundo, y sin embargo se ha seguido esa política blanda, que a nuestro juicio no hace sino alentar sus posiciones de cómplices en las agresio¬nes contra Cuba.

Hay un cable aquí de lo más interesante que dice: "Cara¬cas, agosto 21. Venezuela resolvió suspender sus conversacio¬nes con la Unión Soviética y el bloque comunista con vista a la reanudación de las relaciones diplomáticas, como protesta con¬tra la invasión de Checoslovaquia".

El anuncio fue hecho por el canciller Ignacio Iribarren Bor¬ges en rueda de prensa. La declaración dice textualmente: "Ante las noticias de la invasión de Checoslovaquia por tropas de la Unión Soviética y otros países de Europa oriental, el gobierno de Venezuela declara que este acto contra la sobe¬ranía e integridad territorial de aquel país constituye una abierta violación de los principios de no agresión y de libre de¬terminación de los pueblos contenido en la Carta de las Nacio¬nes Unidas y del principio de no intervención formulado por la resolución 2131 de la asamblea general y defendido invariable¬mente por Venezuela.

"Los hechos ocurridos son motivo de grave preocupación para el gobierno venezolano, por cuanto constituyen una rup¬tura del orden jurídico internacional, una utilización no disi¬mulada de la fuerza superior y un serio retroceso en las aspi¬raciones de convivencia pacífica de los pueblos.

"El gobierno venezolano considera que las tropas invasoras deben retirarse de inmediato e incondicionalmente.

"El gobierno de Venezuela interpreta el sentimiento del pueblo venezolano al expresar su profunda simpatía y solida¬ridad al pueblo checoslovaco".

Ninguna de esta declaraciones, ninguna de estas actitudes, ninguna de estas cosas hizo el gobierno de Venezuela cuando el desembarco de las fuerzas yanquis en Santo Domingo; ninguna ruptura de relaciones, ninguna ruptura de cosa comercial, de cosa económica, nada en absoluto. Y ahora se toma el lujo de restregarle en la cara a los países del campo socialista esa espe¬cie de relaciones que le han estado mendigando en la realidad; esas relaciones que le ha estado mendigando ese gobierno, que es uno de los más reaccionarios y de los más cómplices del impe¬rialismo yanqui.Y ahora se lo restriega a los países socialistas.

Estos son los resultados de semejante política, a la hora de los hechos, a la hora de la verdad.

Otro tanto ocurre con los partidos comunistas de Europa,presa de vacilaciones en este momento. Y nosotros nos pregun¬tamos si acaso en el futuro las relaciones con los partidos co¬munistas se basarán en sus posiciones de principio o seguirán estando presididas por el grado de incondicionalidad, satelis¬mo y lacayismo, y se considerarán tan sólo amigos aquellos que incondicionalmente aceptan todo y son incapaces de dis¬crepar absolutamente de nada.

Helos aquí quienes nos han criticado a nosotros muchas veces, cómo ahora en estas situaciones caen confundidos en medio de las mayores vacilaciones.

Nuestro partido no vaciló en ayudar a los guerrilleros v~ne¬zolanos cuando una dirección derechista y traidora, abjurando de la línea revolucionaria, abandonaba las guerrillas y entraba en bochornosos contubernios con el regimen. En ese momento nosotros analizábamos quiénes tenían la razón, si aquel grupo maniobrero, politiquero, que traicionaba a los combatientes, que traicionaba a los muertos, o los que mantenían enarbolada la bandera de la rebeldía. No calculamos cuántos eran los del grupo derechista; calculamos quiénes tenían la razón. No cal¬culamos cuántos del Comité Central o del Buró Político, por¬que la razón no la da el número.

y en aquel momento los revolucionarios quedaron en mi¬noría, manteniendo enarbolada la bandera de la lucha guerrille¬ra. y nosotros fuimos consecuentes con estas mismas posicio¬nes de hoy cuando apoyamos a los guerrilleros por encima de la dirección derechista de Venezuela, cuando apoyamos por las mismas razones a los guerrilleros guatemaltecos por encima de las maniobras y de las traiciones de la dirección derechista en Guatemala, cuando apoyamos a los guerrilleros bolivianos por encima de las maniobras y de las traiciones de la dirección de rechista en Bolivia. Sin embargo, fuimos acusados de aventure¬ros, de que interveníamos en los asuntos de otros países, de que interveníamos en los asuntos de otros partidos.

Yo me pregunto a la luz de los hechos y a la luz de la amar¬ga realidad que llevó a los países del Pacto de Varsovia a enviar sus fuerzas para aplastar la contrarrevolución en Checoslova¬quia, y apoyar allí -según declaran- a una minoría frente a una mayoría con posiciones de derecha, si cesarán de apoyar también en la América Latina a esas direcciones derechistas, re¬formistas, entreguistas, conciliatorias, enemigas de la lucha ar¬mada revolucionaria, que se oponen a la lucha de liberación de los pueblos.

y ante este ejemplo, ante esta amarga experiencia, me pregunto si los partidos de esos países, consecuentes con la decisión tomada en Checoslovaquia, dejarán de apoyar a esoS grupos derechistas y traidores al movimiento revolucionario en América Latina.

Ciertamente, nosotros no creemos en las posibilidades de me.ioramiento del campo socialista con el imperialismo en las condiciones actuales. y realmente bajo ningunas condiciones mientras exista tal imperialismo. No creemos ni podemos creer en las posibilidades de mejoramiento del campo socialista con el gobierno imperialista de Estados Unidos mientras tal país re¬presente el papel de gendarme internacional, enemigo de la re¬volución en todo el mundd, agresor de los pueblos y opositor sistemático de las revoluciones en todo el mundo. y mucho menos creemos 'en ese mejoramiento en medio de una agresión tan criminal y tan cobarde como la agresión a Viet Nam.

Ciertamente nuestra posición sobre esto es bien clara: o se es consecuente con las realidades del mundo, o se es realmente internacionalista, y se apoya realmente, decididamente, al mo¬vimiento revolucionario en el mundo, y las relaciones entonces con el gobierno imperialista de Estados Unidos no podrÚn ~er mejoradas; o las relaciones con el gobierno imperialista de 1':8¬tados Unidos se mejoran, pero sólo a costa de dejar de apoyar de manera consecuente el movimiento revolucionario en el mundo.

Esa es nuestra tesis, ésa es nuestra posición.

Aquí vemos un cable de Washington, agosto 22: "La inter¬vención soviética en Checoslovaq uia dificulta todo acercamien. to entre el este y el oeste, afirmó hoy aquí públicamente Dean Rusk, secretario de estado del gobierno de los Estados Unidos.

"La situación creada puede comprometer la ratificación del Tratado de No Proliferación por parte del senado nortea. mericano, agregó.

"El jefe de la diplomacia norteamericana anunció esta de¬claración de prensa al salir de una reunión del gabinete de la Casa Blanca consagrada al problema checoslovaco y a la situa¬ción de Viet Nam".

De esto no podemos sino alegrarnos. Nuestro pueblo cono¬ce cuál fue la posición de la delegación cubana frente a este fa¬moso Tratado de No Proliferación, que equivalía a la conce¬sión permanente del monopolio de las armas nucleares a las grandes potencias y del monopolio de la técnica en una energía que será esencial para el futuro de la humanidad. Nos preocu¬paba, sobre todo, el hecho de que ello equivalía a que muchos países del mundo aceptáramos que el gobierno imperialista de Estados Unidos tuviera el monopolio de esas armas, las cuales podrían usarse en cualquier instante contra cualquier pueblo, puesto que, además, ese proyecto de Tratado iba acompañado de una declaración asombrosa en defensa de los países suscrip¬tores del convenio que fuesen amenazados, con armas nuclea. res. Países como Viet Nam, países como Cuba, si les daba la, gana de discrepar y de no estar de acuerdo con.ese tipo de con¬venio, y menos suscribido en una circunstancia en que la agre¬sión a Viet Nam se desarrollaba de la forma más aguda, quedábamos fuera de ninguna protección, de donde teóricamente los imperialistas podían tener incluso el derecho de atacamos a nosotros con armas nucleares. Y por supuesto, todos cono¬cen nuestra posición.

A la luz de los hechos, frente a un imperialismo siempre en la conjura, siempre en la conspiración contra el campo socialista, nos preguntamos si se van a seguir manteniendo las idI1icas esperanzas de un mejoramiento de las relaciones con el gobier¬no imperialista de los Estados Unidos. Nos preguntamos si con• secuente con los hechos de Checoslovaquia no se adoptará en las relaciones con el imperialismo yanqui una posición que im¬plique la renuncia de tales idílicas esperanzas. Y aquí dice que dificultará el acercamiento y que corre peligro la no ratifica¬ción. A nuestro juicio, la mejor cosa que puede ocurrir es que no lo ratifiquen.

Ahora bien, las dos preguntas a nuestro juicio más impor¬tantes. En la declaración de T ASS, al explicar la decisión de los gobiernos, del Pacto de Varsovia, en su último párrafo se decla¬ra: "Los países hermanos oponen firme y resueltamente su so¬lidaridad inquebrantable a cualquier amenaza del exterior. Nunca se permitirá a nadie arrancar ni un solo eslabón de la co¬munidad de estados socialistas". Y nosotros nos preguntamos: ¿esta declaración incluye a Viet Nam? ¿Esta declaración inclu¬ye a Corea? ¿Esta declaración incluye a Cuba? ¿Se considera o no a Viet Nam, a Corea y a Cuba eslabones del campo socia¬lista que no podrán ser arrancados por los imperialistas?

En aras de esta declaración se enviaron las divisiones del Pacto de Varsovia a Checoslovaquia. Y nosotros preguntamos: i ¿serán enviadas también las divisiones del Pacto de Varsovia a Viet Nam si los imperialistas yanquis acrecientan su agresión contra ese país y el pueblo de Viet Nam solicita dc (Si ayuda?!

i ¿Se enviarán las divisiones del Pacto de Varsovia a la republica Democrática de Carea si los imperialistas yanquis atacan a ese país?! ¡¿Se enviarán las divisiones del Pacto de Varsovia a Cu¬ba si los imperialistas yanquis atacan a nuestro país, o incluso ante la amenaza de ataque de los imperialistas yanquis a nues¬tro país, si nuestro país 10 solicita?! (APLAUSOS PROLON¬GADOS).

Nosotros aceptamos la amarga necesidad que exigió el envío de esas fuerzas a Checoslovaquia, nosotros no condenamos a los países socialistas que tomaron esa decisión. Pero sí noso¬tros, como revolucionarios, y partiendo de posiciones de prin¬cipio tenemos el derecho a exigir que se adopte una posición consecuente en todas las demás cuestiones que afectan al movi¬miento revolucionario en el mundo.'

Sobre nuestro país, para qué ocultar que se habrán de cer¬nir grandes peligros. Casi se frotan las manos de gusto los parti¬darios de la agresión armada militar a Cuba. Hoy mismo tene¬mos aquí un cable ya abogando en ese sentido.

Nosotros debemos decir cómo vemos las cuestiones. ¿Aca¬so es el principio de la soberanía? ¿Acaso es la ley 10 que ha protegido y protege a nuestro país frente a la invasión yanqui? Nadie cree eso. Si fuera la ley, si fuera el principio de la sobera¬nía lo que protegiese a nuestro país, hace rato que esta revolu¬ción habría desaparecido de la faz de la tierra. Lo que ha pro'¬tegido esta revolución, 10 que la hizo posible, fue la sangre lu¬chando contra los esbirros y los ejércitos de Batista, la sangre luchando contra los mercenarios, la disposición aquí de morir¬se hasta el último hombre en defensa de la revolución demos¬trada en la Crisis de Octubre, la convicción que tienen los im¬perialistas de que aquí jamás podrán escenificar 'una maniobra
o un paseo militar. Lo que defiende a esta revolución no es un principio abstracto, legal, reconocido internacionalmente.

¡Lo que defiende a esta revolución es la unidad de nuestro pueblo, su conciencia revolucionaria, su espíritu de combate, su decisión de morir hasta el último hombre en defensa de la revolución y de la patria!

No creo que ni aun nuestros enemigos pongan en duda cuál es el temple y cuál es el espíritu de este pueblo. Lo que de~ fiende la soberanía de un país, lo que defiende una causa justa, es el pueblo que sea capaz de sentir esa causa como suya y al¬bergar una profunda convicción acerca de la justicia de 'esa cau¬sa y la decisión de defenderla a cualquier precio. Yeso es pre¬cisamente lo que protege a nuestra revolución y lo que protege a la soberanía de nuestro país frente a la amenaza que siempre ha existido aquí de los imperialistas.

Ahora bien: los imperialistas no han dejado un solo instan¬te de soñar con la destrucción de nuestro país. Esos peligros naturalmente aumentarán ahora. Pues bien, ahora, precisamen¬te ahora -porque de las cosas hay que hablar en el momento necesario- vamos una vez más a exponer cuál es nuestra posi¬ción, la posición de nuestro gobierno revolucionario, con rela¬ción a Estados Unidos. Y decirlo ahora precisamente cuando decir las cosas tiene un significado muy real, no simplemente declaratorio o teórico; y decirlo con tanta más razón, cuanto que algunas especulaciones se han estado elaborando acerca del posible mejoramiento de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, para expresar nuestra posición.

El gobierno revolucionario en ningún instante ha manifes¬tado el menor interés en mejorar sus relaciones con el gobierno imperialista de Estados Unidos, ni lo ha demostrado ni lo de¬mostrará, ni hará en absoluto el menor caso ni expresará de manera directa o indirecta, táctica o expresa, ningún género de consentimiento a discutir con ese gobierno mientras un go¬bierno que represente el baluarte de la reacción mundial, gendarme internacional, enemigo de los movimiento revolucionarios; agresor en Viet Nam, agresor en Santo Domingo" in¬terventor frente a los movimientos revolucionarios. Esa ha sido, es y será incuestionablemente la posición del gobierno revolu¬cionario de Cuba.

Nunca, en ninguna circunstancia -yeso lo saben los com¬pañeros de nuestro Comité Central, saben que esa es la línea adoptada por nuestro Comité-, ¡nunca, en ninguna circuns¬tancia, ni en las más difíciles circunstancias, jamás este país se acercará al gobierno imperialista de Estados Unidos!, ni aun cuando ello un día nos pusiera en la situación de tener que op¬tar entre que siga viviendo la revolución o dar semejante paso. Porque, señores, a partir de ese momento no seguiría viviendo ninguna revolución.

y si para que esta revolución pueda un día sostenerse tiene que' pagar su seguridad o su supervivencia al precio de alguna concesión a los imperialistas yanquis, ¡Nosotros preferimos --como prefiere nuestro Comité Central unánimemente y como prefiere nuestro pueblo- que este pueblo se hunda con nuestra revolución antes que sobrevivir a un precio semejante! (APLAUSOS PROLONGADOS).

Hay en Estados Unidos gente honesta, gente progresista que se opone a los bloqueos, a las agresiones, a todas esas cosas. Nosotros, naturalmente, con los que honestamente mantienen esas posiciones siempre hemos tenido hacia ellos una actitud amistosa; gente que se opone a la guerra de Viet Nam, gente que se opone a la política imperialista de Estados Unidos.

Ahora bien, con relación al gobierno de ese país, es clara, absolutamente inequívoca nuestra posición: no nos interesan relaciones económicas, menos nos interesan todavía relaciones diplomáticas de ninguna índole.

Han estado diez años llevando a cabo su criminal bloqueo.

Nos enseñaron a defendernos de eso, nos enseñaron a forjar la conciencia revolucionaria. Ellos saben ya que no les será fácil hundimos, que ni nos van a acobardar con sus amenazas ni nos van a doblegar, de que no les será fácil matarnoscle hambre en ninguna circunstancia;

Nosotros hemos luchado estos diez años haciendo esfuer~, zos enormes. No están lejanos los tiempos en qu~" nosotros empecemos ya a recibir los frutos de esos esfuerzos,Pues bien: estamos listos para estar veinte años, toda la vida, sin relacio'¬nes de ningún tipo con ellos. Y volvemos a decir y a repetir:

¡sean cuales fueren las c,ircunstancias! Es decir esperaremos a que el imperialismo yanqui deje de ser el imperialismo yanqui. y tendremos suficiente paciencia y suficiente tenacidad para perseverar todo el tiempo que sea necesario. Esa es nuestra posición. Y creemos que sólo esa puede ser la Única posición revolucionaria.

Sabemos que empezarán a querer amedrentarnos. No lo van a conseguir. Es difícil que puedan introducir el miedo o el temor en este país, porque este país ha aprendido a vivir diez años frente a ese enemigo, frente a sus amenazas.

y digamos sinceramente: preferimos estas cuentas claras, preferimos incluso la posición de riesgos, a esas situaciones in¬definidas que pueden dar lugar a que nuestra preparación para el combate se debilite.

Hace tiempo que no tenemos ninguna alarma de combate, hace tiempo 'que no tenemos ninguna situación de tensión. Ahora, con motivo de estos hechos, algunos cables han regis¬trado que nuestras fuerzas fueron puestas parcialmente on esta¬do de alerta. ¡Sí, enseguida! Nuestra fuerza no podra sor¬prenderla nunca.

En nuestra filosofía de lucha hay una serie de conceptos elementales: ¡nunca nos agarrarán desprevenidos! Preferimos el exceso de alerta a la sorpresa. Y siempre, en todas las circunstancias cunstancias, siempre hemos estado listos, todas las fuerzas en estado de alerta, antes que la sorpresa.

Conocida es nuestra filosofía: aquí no habrá que dar jamás orden de combatir, porque esa orden está dada siempre, ¡siem¬pre! No habrá que darla, es innecesario. A este, país no habrá jamás quien entre frente a nuestra voluntad, ni habrá la necesi¬dad, ni habrá jamás la circunstancia ni entrará jamás aquí na¬die sin que desde el primer instante sea un combate cerrado e implacable. ¡No hay que dar orden de entrar en combate!

¡Tampoco jamás será dada la orden de "alto al fuego"ante ninguna agresión! ¡Jamás se aceptará ninguna rendición!

Esos son tres conceptos fundamentales de nuestra filosofía aquí a las puertas del imperialismo yanqui. Y todo nuestro pueblo está inpregnado de esta filosofía y decidido con sereni¬dad a morir hasta el último hombre. Forma parte también de nuestra filosofía.

Los hombres siempre de una forma o de otra tienen que morir. La única manera triste de morir es morir bochornosa¬mente, de espaldas al enemigo. Y no somos partidarios de la guerra, pero siempre morir combatiendo a los revolucionarios les agrada más que las muertes naturales. No por eso vamos a provocar guerras para evitar muertes naturales. No siempre los revolucionarios pueden hacer lo que más deseen hacer o lo que más les agrade: siempre estará por delante el deber.

Pero en fin, todo nuestro pueblo lo sabe, no lo duda nadie, yeso es realmente lo que defiende nuestra soberanía.

Empezará la etapa de amenazamos. Viviremos en el futuro más entretenidos de lo que hemos vivido tiempo atrás. No abandonaremos nuestros trabajos, nuestros planes de desarro¬llo. No conseguirán siquiera eso. Nuestros niveles actuales de organización se impondrán. Llevaremos a cabo esos planes y fortaleceremos nuestra defensa y aumentaremos nuestra prepa¬ración combativa.

Bien: y aqúí está ya lo primero. Un cable que viene de Bra¬sil, un periódico vocero allí de la oligarquía:

Dice: "La intromisión soviética en un asunto interno de Checoslovaquia reabre la cuestión cubana, que parecía cicatri¬zada y de la cual no se hablaba más"; comienza diciendo un extenso editorial que publicó ayer Jornal do Brasil.

El diario, en un comentario titulado "Allá y acá". dice tex¬tualmente.

"A partir de la entrada de tropas rusas en territorio checos¬lovaco, varios puntos de equilibrio en la balanza mundial del poder deben ser revaluadas automáticamente.

"No hay cómo dejar de reconocer que ahora la presencia de Cuba adquiere otro sentido, a la luz del frío y brutal realismo que llevó a la Unión Soviética a sentirse insegura sólo por¬que un país de la órbita comunista admitió debatir la necesi¬dad de la libertad. La intolerancia de Moscú no tuvo dudas en callar todas las palabras del orden, para dar la palabra a la fuer¬za bruta.

"Si la URSS puede ensuciar el principio de autodetermina¬ción de los pueblos, por •el hecho de considerar a Checoslova¬quia como un territorio bajo su jurisdicción ideológica, no hay como invocar la misma doctrina para impedir que el caso de Cuba sea considerado a la luz de los intereses específicos de la unidad continental.

"Y hay diferencias notorias entre ambos casos. En primer lugar, Checoslovaquia no rompió con los principios del socialismo, ni se opuso políticamente al bloque a que pertenece. Unicamente en el plano interno abolió la rigidez de la dictadura sofocante y se dejó conducir a un debate en que la palabra libertad pasó a ser considerada como una dimensión sin cual el socialismo es una patraña.

"La situación de Cuba es muy distinta: el gobierno de La Habana desentona con el conjunto de los países continentales, cuyos compromisos son con la democracia y la libertad. El régimen comunista de La Habana, además de ser una excepción, se arroga la misión de exportar la subversión, al punto de financiar grupos que perturban el orden democrático en América Latina.

"Mientras la Unión Soviética fue capaz de admitir la brisa de libertad que sopló en Checoslovaquia, el mundo tuvo la im¬presión de que finalmente las grandes naciones, capitanes de bloques, jugaban en una forma más tolerante que el automatismo de las intervenciones militares. Pero el panorama se alteró brutal e inesperadamente. El peso de la violencia soviética se abatió sobre la tentativacheca de ensayar la libertad.

"La situación cambia automáticamente en lo que se refiere a Cuba, no por efecto de ninguna compensación, sino por el simple hecho• de que es necesario revaluar la distribución de fuerzas en el plano mundial. El problema cubano será reabierto y Brasil, que se alineó en la defensa del principio de no in¬tervención, tendrá que tener en consideración que el Tratado de Río de Janeiro es el documento de contenido jurídico pro¬picio al reexamen del problema.

"La cuestión cubana se convierte así, desde la madrugada de ayer, en un asunto de actualidad y pide que se le reconsidere sin las connotaciones equivocadas que le informaban en forma poco realista. La agresión soviética a Europa expone su flanco en América Latina a un examen inevitable, dice final¬mente el editorial de Jornal do Brasil incluido en su edición de ayer,.

¡Y pretende decir que es un examen realista!

Hay una pequeña diferencia, señores, de Jornal do Brasil y de Brasil y demás oligarcas, ¡y es que a las mejores divisiones de Brasil los revolucionarios cubanos las echamos de Cuba a patadas por el fondillo en cuestión de horas! (APLAUSOS).

Y que contra las mejores divisiones del gobierno imperialistas de Estados Unidos estamos dispuestos, al igual que los v ietnamitas, a luchar dutante cien años si es necesario (APLAUSOS).

Esa es la única ligera diferencia, señores imperialistas y se¬ñores oligarcas. Nosotros mantenemos gustosos nuestras posiciones y las mantendremos siempre sin que nos amedrente ningún tipo de amenaza.

¡Patria o muerte!
Venceremos! (OVACION).

Aportaciones de Mao al Marxismo-Leninismo.


Cuando El maoismo llego a Europa como ideología.

La década de los sesenta, para el pensamiento socialista, tiene como eje la consolidación de la ruptura China-URSS. Aparecen así las dos vias al socialismo, dos vias enfrentadas en ininterrumpida lucha. En la Revolución Cultural china (Mayo, 1966-Abril 1969) se acentuara la demarcación entre ambas vías y se agudizaran al marximo la lucha entre ellas.

El resultado del enfrentamiento sería el triunfo de la "via China" al socialismo de la "via Mao".

Esta lucha no se da solamente en el interior del pueblo chino y de sus instituciones.
Tampoco como conflicto China-URSS. La lucha entre las "dos vias" es -Mao así lo piensa- una forma de la lucha de clase y, como tal, desborda los espacios geograficos para presentarse, bajo concreciones distintas, en cualquier lugar y momento en que se luche por el socialismo.

En Europa occidental la lucha por el socialismo se daba dado bajo la bandera de la "via URSS" que se reflejaba en la estrategia (despues llamada "revisionista") de los PC parlamentarios. Amplios sectores obreros e intelectuales comenzaban a sufrir los efectos de la "via URSS" y a tomar conciencia de la impotencia revolucionaria a que conducia. Se vivia la escasa combatitividad del proletario, que llevaría a muchos buscar un nuevo sujeto revolucionario(recordemos el efimero exito del marcusianismo...) La "Primavera de Praga" impondría la necesidad de cuestionar la "via URSS" incluso a los PC de dirección pro sovietica. En el seno de los PC aparace una alternativa revolucionaria que revindica el marxismo-leninismo, lo que provoca numerosas escisiones y la aparición de fracciones surgidas por la agudización de la lucha entre dos vía (que aqui se da en el nivel de estrategia en la lucha por el socialismo).

Es en este contexto en el que hay que situar la llegada del maoismo a Europa. Se viva en él la "otra via", la verdaderamente revolucionaria, la verdaderamente marxista-leninista("marxista-leninismo de nuestro tiempo"); se buscan en el maoismo elemento para la configuración de la via alternativa, materia prima teorica para usar en la lucha ideologica. Y tambien se busca en el maoismo la legitimación de la via alternativa, materia prima teorica para usar en la lucha ideologica. Y también se busca en el maoísmo la legitimación de la vida alternativa, el prestigio de una estrategia socialista que hace avanzar el socialismo(cuya consecuencia ha quedado estancado en la URSS) que hace intervenir a las masas (frente a la burocratización de los aparatos y del partido en la URSS), que no necesita "primavera de Praga" para avanzar.

Asi, pues, la aparición de organizaciones marxistas-leninistas en los años sesenta, sea como fracción desde los PC oficiales, sea como nuevos núcleos, expresa la lucha entre las "dos vías" en Europa. Y la incorporación del maoismo-por supuesto con distintos niveles y formas- a la estrategia M-L se hace en aquellos momentos como ideología. (Tanto más cuanto que la tendencia M-L no estaba en condiciones de llevar adelante su estrategia, sino que debia esforzarse en ganar un espacio político, arraiga en las vanguardias revolucionarias, o sea, necesitaba desmarcarse y constituire como línea alternativa y el maoismo le ofrecia elementos valiosos y autorizados).

Por eso no es de extraño que en el movimiento contestario y en la rebelión estudiantil (piensese en el Mayo frances) de finales de los sesenta el maoísmo tambien estuviese presente, incorporado (a veces vaciado y degenerado en el cáliz libertario).

¿No era Mao quien, en la Revolución Cultural, habia llamado a los jovenes a sublevarse? Si, Mao habia dicho a las masas "¡Rebelarse! ¡Asalto el Cuartel General! y habia dicho a los jovenes chinos. "El futuro es vuestro tambien nuestro, pero en ultima instancia vuestro".

En resumen, el maoismo se incorporó y vivio en aquellos momentos como una ideología revolucionaria que devolvia la esperanza de la revolución, la fe en el socialismo y las ansias de liberación. Y legitimaba tal forma de conciencia de manera más estimulante y práctica: los chinos caminaban hacia adelante. Pero en pocos años han pasado muchas cosas. La "contestación" ese ha consumido en su subjetivismo. Las organizaciones M-L no tienen hoy como tarea principal la de demarcarse ideologicamente frente al revisionismo, sino la de llevar adelante su estrategia. Y esto requiere armarse teoricamente. Por ello hoy, tra reconocer el papel positivo del maoismo como ideologia, se hace necesario aprender las aportaciones teórica del maoismo al marxismo. A ello queremos contribuir, y anunciaramos que no se trata ni de mostrar el marxismo de Mao ni de estudiar las formulaciones concretas de Mao cara a la realidad china (todo ello de gran importancia) Trataremos de estudiar algunas aportaciones teóricas cuyo nivel de generalidad las convierten en desarrollo del marxismo y, cuya validez, por tanto, desborda las condicciones particulares.

Dialectiva: Primación de la negación.

Gianni Sofri ha dicho que "cuando Mao afronta un tema, aunque sea de gran relevancia teorica, lo hace siempre en relación a los problemas especifico de la lucha de clases y de la construcción del socialismo en una fase determinada". Esto es cierto, pero poco relevante. Tal cosa es común a todo dirigente politico de la clase obrera, su reflexión esta siempre ligada a su lucha. Pero Mao es marxista y no tiene miedo a lo abstracto sino que sabe-como sostenia Lenin- que el eje de reflexión marxista es concreto-abstracto-concreto.

Por eso, aunque la mayor parte de su reflexión teórico-filosófica se halla en estado disperso("estado practico" diria Altusser).

En normas, directrices, discursos, folletos...

Saco tiempo para escribir algunos obritas de alto nivel teorico. Y no deja de ser curioso que ellas versen sobre dos temas como teoría del conocimiento ("acerca de la practica") y dialectica ("sobre la contradicción"), temas a los cuales lenin dedico su escasa producción filosófica ("Materialismo y empiriocriticismo" y los estudios sobre Hegel recogido en "Cuadernos filosóficos", respectivamente, "sobre la contradicción" es un texto de 1937.

Y tendra que volver a la reflexión sobre la dialectica en 1957 en visperas del Gran salto hacia adelante, con su obra "Sobre el tratamiento correcto de las contradicciones en el seno del pueblo". Ambas obras responden a coyuntura distintas, pero con un problema común que lleva a Mao a estudiar los textos sobre la dialectica las armas juntas para responder a las coyunturas.La primera obra surge como exigencia de dar una explicación y una respuesta justa a las luchas internas en el PCCH (tendencias dogmaticas y empirista) y a la politica de alianzas de clases. La segunda obra responde a la necesidad de explicar y tratar correctamente las contradicciones que surgen en el seno del pueblo, y entre el pueblo y sus enemigos, en los momentos de construcción del socialismo.

Pero, por debajo por esos problemas concretos está un eje común. las "dos lineas" y las "dos vias". Estas son las dos coordenadas de todo el pensamiento de Mao y, en especie, de sus reflexiones sobre la dialectica. Dos coordenadas que acotan el marco de la lucha de clases en la actual fase del capitalismo.

Sin detenernos a explicar toda la teoria maoista sobre la dialectica, vamos a pasar a exponer con rapidez que aportaciones hace Mao al pensamiento marxista en este campo.

Primacia de la negación: Esto es constante en Mao, y se ve con claridad en su lucha contra Yang Sen-Chian. Este enfocaba la dialectica según el principio del "dos coexisten en uno". Traducción a la practica quería decir que Yang se inclinaba por una amplio periodo en el que coexistieron la propiedad colectiva socialista y la propiedad privada.

Frente a este principio Mao sostiene el de "uno se divide en dos", que traducido significa que no hay coexistencia de opuestos sino en la lucha, y que esa lucha es a muerte.

Osea, hay que dar un salto hacia adelante en la colectivización y, lo que no es sino su otro aspecto en la destrucción de la propiedad privada.

Aquí la batalla en el campo de la dialéctica es un reflejo de la batalla de las "dos vias", que es la dominante en una China que construye su socialismo. Pero es facil ver que la misma batalla se da en la otra coordenada en las "dos lineas" en los paises capitalista.

Aqui se concretara en "coexistencia de clases"/"lucha de clases". Y tambien tiene su reflejo a nivel mundial: "coexistencia pacifica"/"lucha antiimperialista". Osea el "uno se divide en dos" no es una formulación valida para China en un momento dado, sino una formulación general que enriquece el marxismo y que marca en este la posición revolucionaria.

Inversión de los aspectos: Mao ha sido el primero en teorizar, a nivel filosofico, la relación entre los dos aspectos de la contradicción: el principal y secundario. Ambos se mueven. Pero , lo que es más importante según el movimiento de ambos puede haber una inversión, es decir, que el secundario pase a principal y a la inversa. Esta reflexión surge como necesidad de explicar la realidad.

Mao piensa que en la URSS se ha dado tal inversión: ha triunfado la contrarevoluccion, el capitalismo. Mao veia como en 1957 la construcción del socialismo en China estaba bloqueada habia que dar un tratamiento justo a la contradicción capitalismo/socialismo (e incluso a las diversas formas de producción colectivizados, cooperativas, brigadas, comunas...) para romper el bloqueo y, sobre todo, para impedir la inversión. Ahora bien, esto no es solamente una formulación de coyuntura, sino la extensión de la dialectica a la Dialectica. Es decir, extender el desarrollo dialectico como una realidad dialectica, y no como un proceso mecánico de afirmación-negación-negación mecanico de afirmación-negación-negación de la negación.La via al socialismo no es lineal: puede triunfar la contrarevolucción.

Inversión de la cualidad de la contradicción
Mao distingue entre contradicciones antagonicas y no antagonicas(estas son las superables dentro del marco estructural en que se dan), y lo hace para diferenciar las que surgen, por ejemplo, entre campesinos y obreros industriales, o entre trabajo manual e intelectual en el socialismo, de aquellas que se dan entre el pueblo y sus enemigos entre clases trabajadoras y burguesas. Esto distinción enriquece la teoria dialectica. Pero lo que es una gran aportación de Mao en su afirmación de que un inadecuado tratamiento de las no antagonicas puede generar su salto cualitativo a antagonicas, y con ello Mao explica desde el problema agricultura/industria en la URSS a la lucha de tendencias en el seno del Partido o la relación Partido/Masas.

Apoyarse en la contradicción principal:

Toda realidad es un completo de contradicciones, Mao, en su lucha por el socialismo, ha vivido coyuntural en las que había que enfrentarse a la vez a la burguesia, al imperialismo, a las luchas internas del Partido, a los enfrentamientos entre sectores populares. Toda una serie de contradicciones que anudan y definen una coyuntura.

La aportación que Mao saca de esta experiencia es que, en cada momento, hay una contradicción principal, que hay que detectar, analizar y trata en primer lugar. Hay que unirse al Kuomingtan y la burguesia nacional para barrer al enemigo principal común, el imperialismo japones, hay que ser flexible con la lucha de tendencias en el Partido cuando se da una batalla fuerte de clase.Hay que unirse a los menos enemigos para combatir a los peores del enemigos. Es facil de constatar la importancia que tiene esta formulación-y sus dificultades- si la aplicamos, por ejemplo, a la política de alianzas en los paises capitalistas. Esta tesis maoista puede justificar un pacto con el diablo. Pero si no se aisla, si se le aplica al mismo tiempo que las demas tesis maoistas(por ejemplo: "la lucha de clases dal puesto de mando"), deja de ser manejable para convertirse en instrumento de analisis.

Estos son algunas de las aportaciones de Mao al marxismo en el dominio de la teoria de la Dialectica, ya hemos señalado como Lenin, en momentos o coyunturales dificiles, tambien tiene que recurrir el estudio de la dialectica.

Es, por otro lado, evidente la intensa polemica actual en el campo de marxismo en torno a la dialectica. Sobre este contexto se valorará mejor la posición de Marx. Pues todo ello expresa que la lucha entre las "dos lineas" y las "dos vias" se expresa-y de alguna manera se juega- en el campo de la dialectica, ¿No se revindica un Marx hegelianizado frente a Stalin? ¿No se ha dado ahí en la dialectica, en el principal combate sobre el humanismo marxista? ¿No sigue siendo hoy la relación Hegel-Marx un campo de combate filosofico en el marxismo?.

Ahora bien, sin poder aquí abordar esta problemática, debemos señalar que la posición de Marx es otra, a Mao no le preocupa si el marxismo es el resultado de la unión de Hegel y los economistas burgueses, más una inversión materialista, mas una destilación-purificación,etc,etc... No es su problema principal, mientras en Europa es la lucha revisionismo/marxismo-leninismo la que centra el interes de la polemica lo cual convierte en tarea fundamental mostrar el verdadero marxismo y la verdad del marxismo, para Mao su lucha es por construir el socialismo. Por eso no necesita legitimar la verdad del marxismo necesita usar el marxismo, y toma de Marx lo que le sirve .


Referiendose a la expresión "uno para todos todos para uno", dice,"algunos dicen que tal expresión le ha sostenido Marx, aunque asi fuera, no estamos obligados a hacer propaganda de ella..." No le sirve, porque le valido en el "marxismo", no la totalidad de las ideas y valoraciones de Marx.

Caminar sobre dos piernas

Es cierto sentido la alternativa maoista de "caminar sobre las dos piernas" es una aplicación de su dialectica, pero, ademas, es una posición teórica en el problema marxista de la relación base-sobreestructura.

Rossana Rossanda ha señalado con justeza esta aportación de Mao al M-L, segun ella"...(Mao) ha rechazado en primer termino la dicotomia de la relación estructura-superestructura como dos esferas sucesivas y relativamente condicionadas".Pero no solamente la ha rechazado verbalmente (cualquier marxismo afirmo su interrelación) sino que ha situado la reflexión en un nuevo lugar teorico en el cual es posible tal rechazo.

El problema en el seno del marxismo ha sido definir la relación estructura-sobreestructura.

Se acepta a nivel de principio, su interrelación dialectica, pero cuando se aplica al analisis surgen las posiciones opuestas, posiciones que oscilan entre la "autonomía" y la "subordinación ", pasando por los esfuerzos altusserianos-poulantzianos-benelheimianos de definir la "relativa autonomía".

Hay unaminidad en entender como desviaciones del marxismo tanto el idealismo subjetivista como el economicismo mecanicista, tanto el aventurerismo como el dogmatismo.

Se coincide en lo que no es la posición marxista. Pero cuando se pasa a tomar posición marxista, pero cuando se pasa a tomar posición parece que nadie se salva de la desviación.

Cada Marxista criticara las posiciones ideologicas en este marco: acusara de desviación economica o de desviación idealista-subjetivista.

Pero esta caracteristica por lo negativo de la correcta posición marxista no es grave. Si lo es, en cambio, el hecho de que este planteamiento ha llevado poco a poco a una caracterización positiva muy peligrosa.

Huyendo del economicismo y el subjetivismo bajo la presión de la critica asi montada, se ha ido perfilando la solución es una especie de termino medio, para ello se hacen verdaderos equilibrio se afirma la determinación economica, se compone afirmando el papel de conciencia se resatan las leyes objetivas y se equilibra con el realce de la practica.

El problema es claro ¿como es posible concebir la relación dialectica entre dos realidades existentes una a la otra? A lo maximo que se puede llegar es a definir su interrelación, su acción reciproca, pero este no es el marco marxista, es el marco del "dos coexisten en uno", no del "uno se divide en dos", Mao desplaza la reflexión a otro lugar, en el que si es posible la formulación positiva correcta.

Comentando el "Manual de economia politica" publicado en la URSS en tiempos de Stalin dira que todos los comites del partido deben estudiarlo y "confrontarlo con la realidad china", hay en él-dice- muchas cosas positiva y otras que enseñan por ejemplo negativo, el predomino de la industria sobre la agricultura expresa que "caminan con una sola pierna", siguen caminando con una sola pierna la dar primacia absoluta a la industria pesada sobre la industria ligera, al subordinar radicalmente los intereses inmediatos a los intereses objetivos, la politica a la tecnologia, las masas al partido, Mao comprende los factores historicos determinante, pero señala el error de Stalin, confiar el socialismo a la esfera de la producción (más aun, a la abolición de la propiedad privada) y esperando que la transformación de las sobreestructuras vendría dad como efecto.

Frente a esta posición Mao grita "la politica al puesto de mando" y llama a las masas a la Revolución cultural, esto se ha interpretado como poner en juego la otra pierna camina al socialismo con las dos piernas, ¿es correcto? sí, pero solo parcialmente, es coherente con la dialectica de Mao prestar atención a los dos aspectos de la contradicción, y es cierto que Mao llama a caminar hacia el socialismo en la estructura y en la sobreestructura, lo que no es correcto es interpretas esto como armonización o equilibrio entre los dos aspectos, si Mao llama a la "politica al puesto de mando" no es parar corregir la desviación de la via URSS para compensar y poner al mismo tiempo estructura y sobreestructura

Sobre la relación entre el conocimiento y la practica, entre el saber y el hacer

El materialismo premarxista examinaba el problema del conocimiento al margen de la naturaleza social del hombre y de su desarrollo histórico, y por eso era incapaz de comprender la dependencia del conocimiento respecto a la practica social, es decir, la dependencia del conocimiento respecto a la producción y a la lucha de clases.

Ante todo, los marxistas consideran que la actividad del hombre en la producción es su actividad práctica más fundamental, la que determina todas sus demás actividades. El conocimiento del hombre depende principalmente de su actividad en la producción material; en el curso de ésta, el hombre va comprendiendo gradualmente los fenómenos, las propiedades y las leyes de la naturaleza, así como las relaciones entre él mismo y la naturaleza, y, también a través de su actividad en la producción, va conociendo paulatinamente y en diverso grado determinadas relaciones existentes entre los hombres. No es posible adquirir ninguno de estos conocimientos fuera de la actividad en la producción.

En una sociedad sin clases, cada individuo, como miembro de la sociedad, uniendo sus esfuerzos a los de los demas miembros y entrando con ellos en determinadas relaciones de producción, se dedica a la producción para satisfacer las necesidades materiales del hombre. En todas las sociedades de clases, los miembros de las diferentes clases sociales, entrando también, de una u otra manera, en determinadas relaciones de producción, se dedican a la producción, destinada a satisfacer las necesidades materiales del hombre, Esto constituye la fuente fundamental desde la cual se desarrolla el conocimiento humano.


La practica social del hombre no se reduce a su actividad en la producción, sino que tiene muchas otras formas: la lucha de clases, la vida política, las actividades cientificas y artísticas; en resumen, el hombre, como ser social participa en todos los dominios de la vida práctica de la sociedad. Por lo tanto, va conociendo en diverso grado las diferentes relaciones entre los hombres no sólo a través de la vida material, sino tambien a través de la vida política y la vida cultural (ambas estrechamente ligadas a la vida material). De estas otras formas de la práctica social, la lucha de clases en sus diversas manifestaciones ejerce, en particular, una influencia profunda sobre el desarrollo del conocimiento humano. En la sociedad de clases, cada persona existe como miembro de una determinada clase, y todas las ideas, sin excepción, llevan su sello de clase.

Los marxistas sostienen que la producción en la sociedad humana se desarrolla paso a paso, de lo inferior a lo superior, y que, en consecuencia el conocimiento que el hombre tiene tanto de la naturaleza como de la sociedad se desarrolla también paso a paso, de lo inferior a lo superior, es decir de lo superficial a lo profundo, de lo unilateral a lo multilateral. Durante un periodo muy largo en la historia, el hombre se vio circunscrito a una compresión unilateral de la historia de la sociedad, ya que, por una parte, las clases explotadoras la deformaban constantemente debido a sus prejuicios, y, por la otra, la pequeña escala de la producción limitaba la visión del hombre. Sólo cuando surgió el proletariado moderno junto con gigantescas fuerzas productivas (la gran industria), pudo el hombre alcanzar una compresión global e histórica del desarrollo de la sociedad y transformar este conocimiento en una ciencia, la ciencia del marxismo.

Los marxistas sostienen que la práctica social del hombre es el único criterio de la verdad de su conocimiento del mundo exterio. Efectivamente, el cuando éste logra los resultados esperados en el proceso de práctica social (producción material, lucha de clases o experimentación científica). Si el hombre quiere obtener exito en su trabajo, es decir, lograr los resultados esperados, tiene que hacer conocordar sus ideas con las leyes del mundo exterior objetivo; si no consigue esto, fracasa en la práctica. Después de sufrir un fracaso, extrae lecciones de él, modifica sus ideas haciéndolas concordar con las leyes del mundo exterior y, de esta manera, puede transformar el fracaso en éxito: ha aquí lo que se quiere decir con "el fracao es madre del éxito" y "cada fracaso nos hace más listos". La teoria materialista dialectica del conocimiento coloca la práctica en primer plano; considera que el conocimiento del hombre no puede separarse ni en lo más minimo de la práctica, y repudia todas las teorías erróneas que niegan su importancia o separan de ella el conocimiento. Lenin dijo: "La practica es superior al conocimiento (teorico), porque posee no sólo la dignidad de la universalidad, sino tambián la de la realidad inmediata".1 la filosofia marxista-el materialismo dialectico- tiene dos caracteristicas sobresalientes. Una es su caracter de clase: afirma explicitamente que el materialismo dialéctico sirve al proletariado.

1. V.I. Lenin: Resumen del libro del Hegel "Ciencia de la logica" (septiembre-diciembre de 1914), notas sobre "La idea", Ciencia de la lógica de Hegel, libro tercero, tercera sección.

La otra es su carácter practico: subraya la dependencia de la teoria respecto a la práctica, subraya que la práctica es la base de la teoria y que está, a su vez, sirve a la práctica. El que sea verdad o no un conocimiento o teoría no se determina mediante una apreciación subjetiva, sino mediante los resultados objetivos de la práctica social. El criterio de la verdad no puede ser otro que la práctica social. El punto de vista de la práctica es el punto de vista primero y fundamental de la teoria materialista dialectica del conocimiento2.

Pero, ¿como el conocimiento humano surge de la práctica y sirve a su vez a la práctica? Para comprenderlo basta con mirar el proceso de desarrollo del conocimiento.

En el proceso de la práctica, el hombre no ve al comienzo más que las apariencias, los aspectos aislados y las conexiones externas de las cosas. Por ejemplo, algunas personas de fuera vienen a Yenán en giras de investigación. En los primeros uno o dos días, ven su topografía, calles y casas, entran en contacto con muchas personas, asisten a recepciones, veladas y mítines, oyen todo tipo de conversaciones y leen diferentes documentos: todo esto son las apariencias de las cosas, sus aspectos aislados y sus conexiones externas. Esta etapa del conocimiento se denomina etapa sensorial, y es la etapa de la sensaciones y las impresiones. Esto es, las cosas de Yenán, aisladas, actuando sobre los órganos de los sentidos de los miembros del grupo de investigación, han provocado sensaciones en ellos y hechos surgir en su cerebro multitud de impresiones junto con una noción aproximativa de las conexiones externas entre dichas impresiones junto con una noción aproximativa de las conexiones externas entre dichas impresiones; ésta es la primera etapa del conocimiento. En esta etapa, el hombre no puede aún formar conceptos, que corresponden a un nivel más profundos, ni sacar conclusiones lógicas.

2. Veanse C. Marx, Tesis sobre Feuerbach (primaverad de 1845) y V.I.Lenin, Materialismo y Empiriocriticismo(segunda mital de 1908), II 6.

A medidas que continúa la practica social, las cosas que en el curso de la práctca suscitan en el hombre sensaciones e impresiones, se presentan una y otra vez; entonces se produce en su cerebro un cambio repentino (un salto) en el proceso de conocimiento y surgen los conceptos. Los conceptos ya no constituyen reflejos de las apariencias de las cosas, de sus aspectos aislados y de sus conexiones externas, sino que captan las cosas en sus esencia, en su conjunto y en sus conexiones internas. Entre el concepto y la sensación existe una diferencia no sólo cuantitativa sino tambien cualitativa. Continuando adelante, mediante el juicio y el razonamiento, se pueden sacar conclusiones lógicas. La expresión de la Crónica de los tres reinos.3 "Fruncio el entrecejo y le vino a la mente una estratagema", o la del lenguaje corriente: "Dejeme reflexionar", significan que el hombre, empleando conceptos en el cerebro, procede al juicio y al razonamiento. Esta es la segunda etapa del conocimiento.Los miembros del grupo de investigación, después de haber reunido diversos datos y, lo que es más, después de "haber reflexionado", puede llegar al juicio de que "la politica de frente unico nacional antijaponés, aplicada por el Partido Comunista, es consecuente, sincera y genuina". Habiendo formulado este juicio, ellos pueden, si son tambien genuinos partidarios de la unidad para salvar a la nación, dar otro paso adelante y sacar la siguiente conclusión: "El frente único nacional antijapones puede tener éxito".

3 Celebre novela historica china escrita por Luo Kuanchung (¿1300-1400?)

Esta etapa, la de los conceptos, los juicios y los razonamientos, es aún, más importante en el proceso completo del conocimiento de una cosa por el hombre; es la etapa del conocimiento racional.La verdadera tarea del conocimiento consiste en llegar, pasando por las sensaciones, al pensamiento, en llegar paso a paso a la compresión de las contradicciones internas de las cosas objetivas, de sus leyes y de las conexiones interna entre un proceso y otro, es decir, en llegar al conocimiento logico. Repetimos: el conocimiento lógico difiere del conocimiento sensorial en que éste concierne a los aspectos aislados, las apariencias y las conexiones externas de las cosas, mientras que aquél, dando un gran paso adelante, alcanza al conjunto, a la esencia y a las conexiones internas de las cosas, pone al descubierto las contradicciones internas del mundo circundante y puede, por consiguiente, llegar a dominar el desarrollo del mundo circundante en su conjunto, en las conexiones internas de todos sus aspectos.

Nadie antes del marxismo elaboró una teoria como ésta, la materialista dialéctica, sobre el proceso de desarrollo del conocimiento, el que se basa en la práctica y va de los superficial a lo profundo.

Es el materialismo marxista el primero en resolver correctamente este problema, poniendo en evidencia de manera materialista y dialéctica el movimiento de profundización del conocimiento, movimiento por el cual el hombre, como ser social, pasa del conocimiento sensorial al conocimiento lógico en su compleja y constantamente repetida práctica de la producción y de la lucha de clases. Lenin dijo: "La abstracción de la materia, de una ley de la naturalez, la abstracción del valor, etc., en una palabra, todas las abstracciones científicas (correctas, serias, no absurdad) reflejan la naturalez en forma más profunda, veraz y completa".4

4. V.I.Lenin: Resumen del libro de Hegel "ciencia de la logica", notas sobre "La logica subjetiva o la doctrina del concepto", ciencia de la logica de Hegel, libro tercero.

El marxismo-leninismo sostiene que cada una de las dos etapas del proceso cognoscistivo tiene sus propias características:

en la etapa inferior.

Tesis filosoficas.la practica.

la contradicción.

Las contradicciones en el seno del pueblo.

¿De donde provienen las ideas correctas?.