Translate,translator,traducteur,Übersetzer, traduttore,tradutor,переводчик

Monday, March 16, 2015

Entidades ciudadanas denuncian ante la junta la reurbanización de la calle san luis

Trece asociaciones y colectivos presentan mañana un informe ante la Consejería de Cultura para denunciar la reciente remodelación de esta calle por el Ayuntamiento, al haberse burlado importantes normas para la protección del patrimonio.

SanluisEl escrito de las entidades [1], que para esta iniciativa se han agrupado bajo el nombre de Plataforma San Luis Habitable, recoge las diversas irregularidades que en materia patrimonial han podido detectar en esta actuación municipal, mediante la que se ha reurbanizado la calle San Luis en su tramo entre las plazas del Pumarejo y de San Marcos.

Y se le hace llegar a la Consejería de Educación, Cultura y Deporte, a través de su Delegación en Sevilla, porque, por un lado, la respuesta dada por el Ayuntamiento ante las irregularidades denunciadas es completamente insatisfactoria; y, por otro, porqueese organismo autonómico es el máximo responsable de la protección del patrimonio cultural andaluz y, por tanto, de hacer cumplir las normas existentes para su salvaguarda. De manera que las entidades le solicitan a dicha Consejería que actúe desde sus competencias en la materia.

Entre otros incumplimientos normativos, destaca el muy deficiente tratamiento dado a los entornos de las iglesias de San Luis, Santa Marina y San Marcos, declaradas Bienes de Interés Cultural con categoría de Monumento. Porque las actuaciones que se realicen sobre los «entornos de protección» definidos para cada uno de estos bienes están sometidas a una serie de determinaciones normativas, recogidas tanto en las leyes de patrimonio histórico (estatal y andaluza) como en el Plan General (PGOU) de la ciudad y en los Planes Especiales de Protección del Patrimonio de esta zona del Conjunto Histórico de Sevilla, pero algunas e importantes de esas determinaciones no han sido respetadas por esta intervención municipal.
  

Así, la reurbanización realizada en las plazas de Santa Marina y de San Marcos no tendría que haberse limitado a la estrecha banda de pavimento que se ha renovado, prolongación estricta de la calle San Luis a su paso por dichas plazas, sino abarcar toda la superficie de éstas. Unos espacios públicos éstos que tendrían que haber sido objeto de proyectos de intervención unitarios, a través de los que fueran convenientemente ordenados y recualificados, habida cuenta su alta significación urbana y patrimonial y la degradación que no obstante sufren. Unos entornos en los que eliminar el aparcamiento de vehículos; disponer arbolado y mobiliario urbano; soterrar el cableado y otras instalaciones aéreas..., de manera que se favoreciera la contemplación de los monumentos que los presiden y se potencie el uso y disfrute ciudadano de estos señeros espacios. Pero nada de eso se ha hecho.

Y muy similares determinaciones habían de respetarse en el tramo de la calle San Luis cercano a la iglesia del mismo nombre; un edificio éste que es una de las mejores muestras del barroco en Europa y, desde luego, el mejor de Sevilla y alrededores. Pues bien: tampoco ahí se ha atendido lo establecido en las normas y, además de no aprovechar para enterrar el cableado, se ha vuelto a disponer justo delante del monumento una banda de aparcamiento. Un aparcamiento que, tras la obra, incluso contamina las vistas del edificio desde la calle Duque Cornejo y dificulta la salida desde ésta.

Hay que subrayar que estamos en una zona de la ciudad que atesora una altísima  densidad patrimonial y paisajística, formando parte del Conjunto Histórico declarado de Sevilla. Y que las competencias de gestión en materia de protección del patrimonio sobre dicha zona se encuentran delegadas al Ayuntamiento por parte de la Junta de Andalucía, que es la máxima responsable del patrimonio cultural andaluz; y ello sobre la base de unos planes de protección previamente aprobados por la administración regional y a los que se han de someter las intervenciones urbanísticas, arquitectónicas e infraestructurales que en el lugar se pretendan realizar.

Pero dicha delegación de competencias no exime a la Consejería de Educación, Cultura y Deporte de su responsabilidad última en la materia. Y es por lo que estas entidades le piden a este organismo que revise la actuación y que, en su caso, requiera al Ayuntamiento un proyecto de actuación complementario que siga los criterios de intervención establecidos para los espacios públicos y entornos patrimoniales dentro del Conjunto Histórico.

Sanluis7El enfrentamiento entre estas entidades ciudadanas y el Ayuntamiento a cuenta de esta actuación urbanística no es nuevo, no obstante lo necesaria y esperada que era en el barrio desde hacía más de 20 años. Las obras de reurbanización de este eje clave del centro histórico, terminadas a finales del pasado diciembre, fueron objeto de polémica desde que el Distrito Casco Antiguo reuniera a algunas asociaciones para anunciar la obra a sólo 12 días del inicio de éstas, con el proyecto ya totalmente cerrado, pues, y facilitando muy escasa información sobre el alcance y características del mismo.
 No obstante las dificultades y barreras encontradas, estas entidades consiguieron recabar la suficiente información sobre el proyecto como para elaborar un exhaustivo informe acerca de los numerosos incumplimientos normativos que se podían observar, en materia patrimonial y urbanística, que incluía también sugerencias y peticiones de modificación del proyecto y de su ejecución, como la provisión de árboles o la instalación de mobiliario urbano básico, amparadas igualmente en la normativa en vigor. Un informe que dichas entidades presentaron a finales de agosto bajo la forma democión al Pleno del Distrito Casco Antiguo [2]. Una moción que fue rechazada en su mayor parte; incluyendo algunas propuestas que se dedicaban a evidenciar los incumplimientos normativos detectados e intentar solventar la irregularidad [3].
 
Por otra parte, las entidades organizaron algunas acciones de difusión y protesta en la calle. Entre ellas, unas jornadas sobre Barrio Habitable en el centro social ocupado Andanza, sito en la propia calle San Luis. Y planean seguir movilizándose por que sea efectivo su derecho tener voz en el futuro de su barrio y a participar de la planificación urbana de su entorno.

Las entidades que suscriben esta denuncia ante Cultura, englobadas como  Plataforma “San Luis Habitable”, son: AMPA “Somos Escuela” del CEIP Huerta de Santa Marina,  AMPA “Alberto Lista” del IES San Isidoro,  Asociación de Artesanos San Luis 70 “Rompemoldes”,  Plataforma de Amigos de la Iglesia San Luis de los Franceses,  Asamblea del CSOA Andanza,  Asamblea Ciclista “A contramano”,  Vía Andalucía,  Ecologistas en Acción, Asociación de Profesores para la Difusión y Protección del Patrimonio Histórico “Ben Baso”, Asociación de Defensa del Patrimonio Histórico-Artístico de Andalucía “ADEPA”, Asociación Europea de Jóvenes Geógrafos “Guadalgea – EGEA Sevilla” y, firmándola en nombre de todas las anteriores, la Asociación Universitaria Arquitectura y Compromiso Social y la Asociación Vecinal “La Revuelta” del Casco Norte de Sevilla.


La Revolución Demócratica y la política de la rebelión popular(PRP)





Por: Oscar Azócar G.


Miliciana chilena del Frente Patriótico Manuel Rodríguez

MILICIANA CHILENA DEL FRENTE PATRIÓTICO MANUEL RODRÍGUEZ

(Documento escrito a mediado de los años 90 del Siglo pasado, por tanto, muchos hechos obedecen al análisis del contexto histórico de la época, pero los elementos generales tienen todo vigencia hasta hoy. Nota: Tribuna Popular)
Para enfrentar con éxito los grandes desafíos políticos que emergen del diseño de la línea de la Revolución Democrática, hecho en el 20 Congreso Nacional del Partido Comunista de Chile, es condición imprescindible estudiar sin prejuicios el período histórico desde la Unidad Popular en adelante, comprendida la lucha contra la dictadura, especialmente entre 1980 y 1986 en que se formuló y puso en práctica la Política de la Rebelión Popular de Masas.
Esta revisión histórica debe tener como propósito recuperar las enseñanzas y elementos políticos y teóricos que conservan vigencia en el presente, lo que supone un estudio crítico y autocrítico, haciéndonos cargo de los errores, insuficiencias y dificultades, así como de los éxitos y avances obtenidos. Por cierto, considerando las diferencias existentes con ese tiempo, para no correr el riesgo de trasladar mecánicamente experiencias que no correspondan a la realidad actual. A diferencia de ese período, la forma de dominación política ya no es dictadura y terrorismo de estado, aún cuando sigue existiendo como antes un sistema político antidemocrático al servicio del capitalismo neoliberal.
Los partidos de la Concertación, que lucharon junto a los comunistas y la izquierda contra la dictadura, no sólo se han incorporado plenamente a la defensa del sistema, sino que su sector hegemónico se ha venido integrando y fusionando con la derecha y el pinochetismo. Esto sucede más rápidamente e intensamente desde el inicio del actual gobierno de Frei, que lo previmos y así se está confirmando en la práctica como un gobierno no de simple continuidad sino de profundización del modelo y de paso a una nueva fase de desarrollo.
No se trata de un proceso en blanco y negro. Es un hecho la diferenciación creciente en la Concertación y particularmente en el Partido Socialista como resultado de la derechización del gobierno, que privilegia la búsqueda de entendimientos con sectores de derecha, en desmedro de la unidad interna de la coalición, e impone cada vez más brutalmente el autoritarismo y el hegemonismo demócrata-cristiano.
En el ámbito internacional, está de por medio el derrumbe del socialismo, con la consiguiente crisis en el movimiento comunista y revolucionario, y su secuela de disoluciones, divisiones, y transformaciones experimentadas en no pocos partidos y movimientos que eran parte de la lucha por la revolución y el socialismo.
Sin embargo, habida cuenta de las diferencias, hay también similitudes y elementos comunes que hablan a favor del estudio de ese momento histórico.
Como en ese entonces, está la urgencia de formular una puesta al día de la línea en respuesta a la falta de democracia, y a la agudización de la desigualdad social y los problemas del pueblo experimentados después de la dictadura como consecuencia de la incapacidad y falta de voluntad de la Concertación para democratizar el país.
Por otra parte, la necesidad opera también para las fuerzas revolucionarias en el plano de la subjetividad. El Partido Comunista y la izquierda consecuente no fueron destruidos a pesar de todos los esfuerzos y recursos empleados por el imperialismo y los sectores reaccionarios y reformistas. Han sido factor fundamental para el proceso de recomposición del movimiento popular que se opera en el país y para que el desencanto primero y más tarde el descontento popular, se empezaran a expresar en movilización y lucha popular, en rearticulación de la izquierda, en diferenciación de la Concertación.
Se requería una política que proyectara mayor claridad y contenido de propuesta y fuera capaz de desplegar todas las potencialidades de las fuerzas revolucionarias. En definitiva, se generó un nuevo momento político que posibilitó el planteamiento de la Revolución Democrática.
Como en 1980 la idea de la Revolución Democrática ha comenzado a reavivar potencialidades que permanecían latentes, que estaban dormidas e inactivadas y desencadena un dinámico y multiplicador fenómeno de liberación de energías que opera al nivel de los estados de ánimo, es decir, en el plano del factor subjetivo.
La propia superación de los momentos más agudos de la crisis vivida por el Partido, que relegó a un segundo plano el desarrollo de los conceptos de Rebelión y Revolución Democrática, que estaban entre las conclusiones del XV Congreso Nacional, unida al aprendizaje hecho por el pueblo en este período, crearon premisas para la formulación de la Revolución Democrática.
Es en ese marco que a continuación presentamos algunos esbozos de conclusiones que por cierto precisan del intercambio y el debate.
1- La Política de Rebelión Popular de Masas constituye una brillante formulación, tanto por el enriquecimiento conceptual y teórico de la línea del Partido Comunista, como por la experiencia de su aplicación y las medidas organizativas desplegadas tras la consecución de sus objetivos.
El Partido de Recabarren fue capaz de transformar su propuesta en una política hecha suya por millones de chilenos, asumida y traducida de manera muy amplia y diversa por distintos sectores políticos y sociales como desobediencia civil, rebelión popular, protestas y paros nacionales, sabotaje de masas, desestabilización, no violencia activa.
La Política de Rebelión Popular (PRP) posibilitó que las masas populares volvieran a ocupar un rol protagónico en la política y en la vida nacional y generó en el país una situación revolucionaria a partir de 1983. Todo esto en medio de las difíciles condiciones de represión y clandestinidad, desplegando heroísmo y espíritu de sacrificio a raudales, y en muy breve período de tiempo.
Si hubiera que medir con parámetros de fechas aproximadas, la PRP se transforma en una política de millones entre el 3 de septiembre de 1980 y el 11 de mayo de 1983, un lapso de dos años y ocho meses, generando una situación revolucionaria cuyo desarrollo y maduración se prolonga, con altibajos, hasta 1986. Se trata de uno de los períodos de lucha popular y acumulación de fuerzas más intenso y enriquecedor de la historia del movimiento popular chileno.
2- La formulación de la PRP significó mayor claridad y definición en la política de los comunistas, incorporando de manera más plena el papel del factor subjetivo en la lucha popular y en el accionar partidario.
No bastaban más organización y lucha de masas, o más llamados unitarios que caían en el vacío porque no tenían el respaldo de la fuerza necesaria para obligar e imponer de hecho la unidad. Hacía falta algo distinto, una formulación que añadiera elementos nuevos junto a los tradicionales, que se saliera del marco impuesto por la dictadura, sobrepasándola, agregando nuevas formas de lucha.
El planteamiento de la rebelión popular provoca un cambio en el estado de ánimo de las masas, revoluciona positivamente la conciencia popular, pasando de una situación de terror sicológico generalizado y conformismo producto del terrorismo de estado, a una actitud nueva de rebeldía, protesta, y disposición de combate.
Lo decisivo para avanzar en esta política, fue el esfuerzo tesonero, heroico, e incansable del Partido Comunista y la izquierda en el trabajo organizativo concreto, y el énfasis que se puso en detectar los gérmenes de lo nuevo, y apoyar las nuevas experiencias e iniciativas que se generaban en el combate de las masas. Estuvieron a la cabeza en promover y organizar las nuevas formas de lucha: las acciones audaces, los volanteos de altura, los cadenazos, las acciones de sabotaje, las protestas, las fogatas y barricadas, los grifazos, los chapazos.
Se debió poner un esfuerzo muy grande en la lucha ideológica, en la explicación de nuestra política a las masas, para que se entendiera la necesidad de que el pueblo recurriera a toda su fuerza e hiciera uso de la violencia para defenderse de la violencia terrorista del régimen y garantizar así las perspectivas de éxito en su lucha por la democracia.
Había rezagos e insuficiencias históricas que se habían producido al absolutizar las particularidades del camino revolucionario no armado, al no asumir la teoría marxista y la experiencia de la lucha revolucionaria de otros pueblos, y al descuidar la necesaria preparación para todas las alternativas posibles del combate.
Se hacía ver en el año 1981 que se trataba de comenzar con acciones simples, sencillas, con objetivos limitados¸ que permitieran el adiestramiento de los militantes, los prepararan anímicamente, les hicieran conocer sus propias fuerzas y descubrir sus capacidades aprendiendo de la experiencia.
Se llamaba a la autodefensa de masas frente a la represión policial, a la desobediencia civil, a las acciones de hostigamiento, desgaste, y desestabilización. Se trabajaba en la dirección de crear un estado de ánimo que estimulara a las masas para abandonar la pasividad e incorporarse a la lucha, y para que comprendieran que en actitud pasiva no encontrarían seguridad y tranquilidad.
Las primeras acciones audaces y de sabotaje que se realizan causan profundo impacto. El 11 de noviembre de 1980 se produce un corte de luz de tres horas de duración en Santiago, Valparaíso y Viña del Mar producto de la voladura de torres de alta tensión. En febrero de 1981 se provoca un apagón en Viña del Mar, durante el Festival de la Canción, se hacen llamadas telefónicas anunciando bombas en diversos hoteles de la ciudad, y se da a conocer el Comando Manuel Rodríguez. Más tarde se da a conocer públicamente la fundación del Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR).
El diario La Tercera del 18 de noviembre de 1984 señala que entre septiembre del 83, y octubre de 1984 se registraron 1889 acciones desestabilizadoras, 1138 de las cuales son con explosivos, 229 sabotajes, 163 asaltos a mano armada, 36 atentados selectivos, 47 sabotajes mayores.
En el año 1984 ya son algo generalizado las barricadas, bombas molotov, cadenazos, granadas de mano, miguelitos. Se vuelan postes de alumbrado público, torres de alta tensión, puentes, oleoductos, fuentes de energía de industrias. Se castigan soplones.
Todo ello se hacía cuidando ofrecer posibilidades a cada chileno que estuviera contra la dictadura de aportar con algo a la lucha, incluso en el anonimato o en la intimidad de su casa. Surgen la planchatón, los caceroleos, el trabajo lento, el sabotaje masivo, la propagación de rumores y chistes, los rayados con plumones en las micros, el no pago de las deudas de luz y agua, el rompimiento del toque de queda con marchas y manifestaciones.
Se hizo muy popular un folletito titulado “Tú también puedes”. El Partido Comunista fue capaz de traducir el llamado a la rebelión popular en consignas sencillas y entendibles por el pueblo, entusiasmando a los militantes y a los menos comprometidos.
Los Primeros de Mayo, los 8 de Marzo, las acciones desestabilizadoras, las huelgas ejemplares como Panal y Colbún Machicura y miles de otras acciones terminaron por levantar la moral de las masas y les hicieron ver que existía un camino.
Particularmente las Marchas del Hambre del año 1982 y comienzos del 83 fueron el precedente inmediato de las Protestas Nacionales. La heroica Marcha del Hambre del 19 de agosto de 1982, según plantea la Dirección del Partido Comunista, en una mesa redonda ese año, marca el inicio de la ofensiva histórica en el combate del pueblo contra la tiranía. Se consignaban también en esa ocasión, las huelgas de Panal, IRT, El Teniente, el Carbón, Celulosa Arauco, la toma de la Maestranza Maipú, el Paro del 21 de julio en la zona oriente convocado por la Coordinadora Nacional Sindical.
Luego las Protestas cambiaron todo. Se creó el Comando Nacional de Trabajadores -CNT- y los Comandos Provinciales de Trabajadores. Se rompió el receso político. Surgió la AD (Acción Democrática) y el MDP (Movimiento Democrático Popular) , y se desarrolló la acción común entre ellos en torno a tres puntos: 1- Salida de Pinochet; 2- Gobierno Provisional; 3- Asamblea constituyente.
Según la editorial de la revista Principios número 29 de oct.-nov. 83 “desde mayo la crisis económica, social, política se profundiza, se producen grietas en el gobierno y en el estado, Pinochet no puede seguir gobernando como antes”.
Las fuerzas políticas y sociales opositoras marcharon juntas hasta 1986 en torno al objetivo de terminar con la dictadura. Claro está que junto a las coincidencias se comenzó a desarrollar la pugna por la hegemonía, cuya primera manifestación fue el diálogo de sectores de la oposición burguesa con la dictadura, en agosto de 1983, paralelo a una ofensiva anticomunista y represiva.
3- Con la PRP, los comunistas adquieren un conocimiento y dominio mayor sobre aspectos claves de la teoría marxista, como la situación revolucionaria, su generación, el reconocimiento de ella, las exigencias de cambio para el Partido que van aparejadas, sus ritmos de desarrollo y su proceso de maduración hasta transformarse en crisis nacional, y las exigencias nacionales que entonces se desprenden para las organizaciones revolucionarias.
Por otra parte, la formulación de la PRP recoge e integra de manera original la experiencia de lucha de otras latitudes, ayudando así a superar una concepción equivocada que relevaba exageradamente las particularidades del proceso chileno en contraposición a otros caminos, dificultando así la aprehensión del acervo revolucionario de los pueblos. Al mismo tiempo se recogen elementos presentes en la historia democrática y progresista de la humanidad, como el derecho a la rebelión frente a las tiranías que está contenido en la Doctrina de la Iglesia, en la Declaración Universal de los Derechos del Hombre y en más de una Constitución Política.
La nueva política termina con el llamado vacío histórico produciéndose un salto de calidad en la concepción del poder al incorporar el elemento militar como un componente permanente de la línea y al definir el trabajo militar como una actividad que debe desplegar el conjunto del Partido. Desde ese momento se comienza a concebir la política como un sistema que integra lo político y lo militar en un solo todo.
Capítulo especial es la creación y el accionar del FPMR que contiene éxitos y avances así como reveses y errores.
El FPMR es una creación original que surgió ante la necesidad de contar con un destacamento que encabezara el despliegue de acciones armadas y de desestabilización, mostrando así un ejemplo a las masas. Por primera vez una organización era capaz de realizar operaciones armadas y de sabotaje de envergadura, que mostraron que la dictadura no era omnipotente, y que incluso llegaron a poner en jaque al fascismo.
Su accionar estimula la disposición de la lucha del pueblo, ayuda a crear una mística, abre el rodriguismo como un espacio de acción de los chilenos que desean combatir a la dictadura, pero sobre todo como un sentimiento que se incorpora al combate popular.
Los errores y reveses se originan más que en una supuesta conducción irresponsable o voluntarista de la política militar, en los atrasos históricos de orden ideológico, político y organizativo, que ante la magnitud y consecuencias del terror fascista se asume como un compromiso político y militar superar trabajando a “matacaballo” para superar los rezagos de décadas.
Se precisa hoy extraer todas las lecciones y proyectarlas en la práctica para evitar el peligro de que se reproduzca el vacío histórico.
4- La PRP también enriquece la concepción sobre las alianzas y el trabajo unitario.
Después del golpe de estado, se gasta tiempo y energía tratando erróneamente de restablecer la Unidad Popular, y llamando una y otra vez a construir un frente antifascista. Es con la PRP que se desarrolla un movimiento de masas fuerte y combativo que crea condiciones para construir el entendimiento y se lleva adelante un proceso que culmina en la Asamblea de la Civilidad, instancia de carácter nacional que agrupa a organizaciones sociales y política, y que se pone a la cabeza de las protestas y del paro nacional contra la dictadura.
Queda como enseñanza principal que el papel y la fuerza de las organizaciones revolucionarias y de la lucha independiente y combativa de las masas son el factor decisivo para la acción común y la construcción de entendimientos. No se puede pretender equivocadamente como lo hacen algunos, que construir una alianza signifique pasarle la conducción del movimiento a otros sectores. Se trata de que esa conducción sea realmente compartida.
La fortaleza del movimiento popular reside en su organización, nivel de conciencia y capacidad de desplegar la lucha política y social. Es dependiendo de la fuerza que se vaya logrando construir que la construcción de la alianza se acelerará o demorará.
5- La PRP pone principal acento en la lucha territorial, en la que se destaca la lucha del movimiento poblacional a través de la protesta, paros comunales, levantamientos territoriales, las mesas de tres patas que coordinan el accionar de pobladores, trabajadores y estudiantes en los territorios. Los pobladores hacen un aporte muy importante al desarrollo de la rebelión llegando a colocarse a la par del accionar de los obreros en los centros de trabajo.
La clase obrera juega sin embargo su rol de fuerza motriz principal en la lucha contra la dictadura. Lucha, aglutina y convoca primero a través de la Coordinadora Nacional Sindical, con su ejemplo de lucha independiente y de clase, y más tarde a través del Comando Nacional de Trabajadores.
Se incorporan nuevos sectores al trabajo de la izquierda, como los profesionales, la locomoción colectiva, los comerciantes.
Se enriquece la concepción acerca de los derechos humanos, que se ubican como un contenido principal de la plataforma democrática, tanto por su vinculación con las transformaciones democratizadoras prioritarias, como por el amplio arco de fuerzas y sectores políticos, religiosos, sociales y culturales que se incorporan a la lucha.
Se pone en práctica una valiosa experiencia de trabajo cultural en la que la actividad de la Agrupación Cultural Universitaria (ACU) y el Manifiesto de los Intelectuales de 1982 son sólo dos ejemplos de un poderoso movimiento nacional de defensa de la cultura democrática y popular.
Los Medios de Comunicación Masiva (MCM), Radio Moscú, Unidad Antifascista, El Siglo, Democracia Ahora, Radios Cooperativa y Chilena. El humor, los chistes y las operaciones sicológicas, se transforman en armas de lucha contra la tiranía. El FPMR como organización armada con accionar militar, también juega un papel en esta dirección.
6- Ya hemos dicho que en Chile se creó una situación revolucionaria a partir del 83. Desde allí en adelante se desarrolla y madura con altibajos y vaivenes propias de la lucha, con flujos y reflujos, que van significando aprendizaje cada vez mayor, mayor nivel de conciencia, decisión y también de preparación organizativa.
Al comienzo está presente la crisis económica como un elemento de la situación revolucionaria, lo que produce durante un tiempo una expectativa exagerada respecto de los factores económicos de la crisis. Pero más adelante deja de tener la misma connotación. La premisa básica en todo caso -el deterioro general de la vida de la gente- sigue estando presente.
Pero lo determinante, lo que hace aparecer la situación revolucionaria y la desarrolla y la prolonga hasta 1986 es el Partido Comunista y la izquierda, que se ponen a la cabeza del combate, con su accionar, iniciativa y tenacidad, comprendido el papel decisivo de la Dirección que empuja y conduce.
En la medida en que la lucha avanza se van planteando objetivos superiores. El 81 son las acciones audaces. El 82 las Marchas del Hambre. El 83 las Protestas. Después que aparece la situación revolucionaria, el Paro Nacional y más tarde se lanza la consigna “el 86 año decisivo”.
En el Pleno del Comité Central del Partido Comunista celebrado en diciembre de 1984 se concluyó que existían condiciones que permitían proponerse el paso a una etapa superior de lucha que podía culminar con la caída de la dictadura.
Se señala en esa oportunidad que madura rápidamente una situación revolucionaria, pues están presentes y se desarrollan los elementos fundamentales que la caracterizan aunque no se manifiesten todos con la misma evidencia. Se recuerda el planteamiento leninista que no toda situación revolucionaria conduce a la revolución y que esto depende de la capacidad del movimiento popular de llevar a cabo enérgicas acciones.
En todo caso se aclara que la existencia de una situación revolucionaria no está vinculada a la toma del poder por el proletariado. Se plantea que se trata de sustituir la dictadura por un poder democrático, avanzado, con miras al socialismo, e incluso se advierte que pudiera ocurrir que a la dictadura le suceda un régimen burgués de tal o cual signo, en cuyo caso la lucha continuará en pos de los objetivos democráticos y revolucionarios.
Se constata además la necesidad de plantearse la forma más probable cómo los comunistas prevén el enfrentamiento decisivo entre el pueblo y la dictadura.
“Lo prevemos” se dice “como un levantamiento o sublevación de masas que involucre a toda la población, a la mayor parte de las fuerzas políticas y sociales, y ojalá también a parte de las Fuerzas Armadas, que están contra la dictadura. Se trata de llegar a un estado de rebelión generalizada, que logre la paralización real del país: alzamientos populares en los principales centros urbanos, con participación decidida del proletariado industrial, los estudiantes, las capas medias y el campesinado.
Tales acciones se verían fortalecidas por golpes efectivos en apoyo a la paralización que ayuden a acelerar el desmoronamiento político moral de las fuerzas represivas.
La culminación de este proceso debiera ser el copamiento por las masas de los principales centros políticos del país.”
La preparación para la Sublevación Nacional fue toda una epopeya. Significó elaborar un catastro nacional, en cada región y comuna y un plan que empieza a aplicarse en 1985. En ese momento se incorporan elementos nuevos de planificación, la caracterización de cordones industriales y poblacionales, regiones estratégicas, comunas y barrios focos, lugares piloto, la dirección del esfuerzo principal.
7- La PRP encuentra diversos obstáculos para su desarrollo.
  1. a) Uno de los más importantes tiene que ver con los mecanismos de freno en el propio PC, más particularmente los atrasos e indefiniciones originados por las diferencias existentes en la Dirección del Partido.
Los atrasos son de todo orden pero confluyen en una falta de mayor decisión e iniciativa para el diseño e implementación de la PRP
En el 77 hay un Pleno del Comité Central del Partido Comunista sesgado que relativiza el análisis crítico de las causas de la derrota, lo que retarda conclusiones y nuevas orientaciones de trabajo. La formulación en 1979 de “nuestro Proyecto Democrático” tampoco avanza en lo requerido.
La compañera Gladys Marín, al intervenir en el XV Congreso Nacional, denuncia que ese evento había sido convocado en 1982, pero como la convocatoria había sido observada desde el interior, se concluyó que no existiendo un pensamiento común no podía realizarse. También deplora el tiempo perdido, debido que sólo a fines de 1987 se reconoce como única Dirección la existente en el interior. Es probable que el vacío de Dirección que se produjo entre el 75 y el 78 en el interior y su no solución más temprana esté en el origen de deformaciones políticas e ideológicas que hasta hoy se manifiestan en algunos ámbitos.
La propia formulación de la PRP es impuesta desde fuera, sin considerar la elaboración que se venía desarrollando en Chile, que se sintetiza en un planteamiento más completo, con visión de perspectiva, que se denomina Perspectiva Insurreccional de Masas. Esa misma idea es en esencia la que se lanza en 1985 como Sublevación Nacional de Masas. Hubo que esperar cinco años para formular algo que ya estaba más o menos claro en 1980, y que de haberse hecho en ese momento hubiera significado avanzar más rápido en la implementación de la línea.
Un ejemplo de las vacilaciones que existían es el resumen de opiniones de diversos dirigentes del interior y el exterior que se publican en el Boletín del Exterior número 49 de septiembre-octubre de 1981. Allí se previene no identificar rebelión con insurrección, pero se reconoce a la vez que al plantear la rebelión el Partido considera y comienza a mostrar ante las masas la perspectiva insurreccional, sin ponerla todavía a la orden del día. Más adelante se dice que el Partido no descarta la vía insurreccional y será posiblemente la culminación de nuestro camino de lucha.
También después de 1983 se demoran iniciativas y medidas más enérgicas y audaces debido a que hay miembros de la Dirección que se resisten a reconocer la aparición de una situación revolucionaria.
La carencia histórica de preparación para asumir las nuevas formas de lucha, y particularmente en el trabajo militar, en que la formación y orientación política sesgada que recibían de la Dirección los cuadros que se preparaban en el exterior, redundó en una falta de cohesión política de nuestra fuerza militar que repercute en dificultades serias y reveses que se producen en ese frente. La autonomización y el quiebre posterior del FPMR y el descubrimiento de armas en Carrizal, así como el fracaso del tiranicidio influyen decisivamente en el término de la ofensiva popular.
  1. b) En segundo lugar, en el curso de la implementación de la PRP se pusieron en evidencia insuficiencias en la elaboración teórica de los comunistas, que se manifestaron en una visión lineal del proceso de acumulación de fuerzas, una expectativa exagerada respecto de los factores económicos de la crisis, la falta de previsión de los comportamientos políticos de la burguesía y pequeña burguesía democráticas, la falta de una visión más profunda acerca de la situación revolucionaria, su desarrollo y las exigencias que plantea al Partido, y la falta de un proyecto programático.
En la revista Principios de fines del 83, al evaluar las Protestas desde Mayo a Agosto de ese año, se decía que con el diálogo y las medidas pseudo aperturistas de la dictadura se había cortado el ascenso continuo de la lucha y la situación prerrevolucionaria o estado de sublevación civil que existía. Eso revelaba una concepción lineal del proceso de acumulación de fuerzas. El pueblo estaba recién comenzando su aprendizaje político y adecuando sus organizaciones a una nueva fase de lucha caracterizada por la aparición de una situación revolucionaria. Tenía que asimilar tanto las medidas de la dictadura, las presiones del imperialismo, como las vacilaciones y titubeos de la oposición burguesa.
El proceso de acumulación de fuerzas no tenía nada de lineal. Se producían reflujos debido a las oleadas represivas, a la propaganda del régimen y a las maniobras que ya hemos mencionado. Se desarrollaban diversas formas de lucha y cambiaban los énfasis de un momento a otro, pasando desde las marchas del hambre a las protestas nacionales, a las concentraciones políticas después, los paros nacionales, las protestas zonales y comunales.
Al mismo tiempo la PRP no aparecía con una plataforma programática clara, que atendiera los interrogantes que la gente se hacía acerca de qué ofrecía el PC además del camino de la lucha. Obviamente éste es un ingrediente importante en la lucha ideológica, y factor decisivo para construir un campo de alianzas.
  1. c) En tercer lugar en el curso de la lucha se produce la deserción de sectores de la actual Concertación del bloque contra la dictadura, por lo que resulta importante establecer cuáles son los factores que originan la deserción y si era evitable o no.
Los años 86 e inicios del 87 fueron cruciales para establecer qué fuerzas impondrían el escenario principal dentro del cual entraría a resolverse la disputa por el poder político con la dictadura, y también la pugna entre los distintos proyectos políticos de salida.
El imperialismo norteamericano había apoyado a Pinochet como única carta segura y de hecho lo siguió apoyando hasta no tener la certidumbre total acerca de un recambio, pero a partir del 86 enfatizó la búsqueda de entendimientos entre la oposición burguesa y la dictadura, comprendiendo la necesidad de superar la forma fascista de dominación y dar legitimidad al sistema sin dar paso a crisis militares incontrolables. Presionó por tanto a favor de la incorporación de la oposición burguesa al sistema, obteniendo compromisos y concesiones de su parte, que dieron garantías a la dictadura.
La dictadura logra imponer entonces el escenario, aprovechando las vacilaciones de la oposición burguesa y de la izquierda renovada, asustadas por el avance y la profundidad de la movilización social, y también aprovechándose de nuestros propios errores e insuficiencias. Esas fuerzas se incorporan a la institucionalidad y al juego establecido por sus leyes políticas, descomprimiendo la explosividad del conflicto social en curso, y bloqueando el desarrollo de la situación revolucionaria.
Recordemos lo dicho hace un tiempo por Víctor Manuel Rebolledo, cuando era Ministro Secretario General del Gobierno en cuanto a que ya en 1984 ellos habían ya descartado el cuestionamiento general a la Constitución pinochetista. En sectores de la AD en ese momento ya adquirían consistencia los afanes de competir en la administración del modelo. Surgía la doctrina del consenso, la reconciliación y no la confrontación. Estaba en desarrollo la revisión ideológica y política del Partido Socialista, de su ideario revolucionario.
A estos sectores se les facilita la tarea de tomar la conducción del movimiento, debido a que la conducción del PC estaba limitada para participar en la Asamblea de la Civilidad y en otras instancias de coordinación política y social, así como para tener voz pública.
Era inevitable la deserción de la actual Concertación de la lucha?
Primero que nada hay que reconocer que nuestra apreciación sobre la existencia de fuerzas burguesas partidarias de una reforma profunda en el sistema jurídico político resultó ser incorrecta. Primó en ellos el miedo a una salida popular y el sentido de clase y el oportunismo propio de esos sectores que acostumbran aprovechar la lucha del proletariado para hacer avanzar sus objetivos, pero cuando surge el riesgo de ser sobrepasados desertan o retroceden. Por añadidura no fuimos capaces de reconocer el proceso que se venía operando en el Partido Socialista.
Paralelamente, al hacer pública la consigna del 86 como año decisivo para llamar al pueblo a tensar todas sus fuerzas, la dictadura y sectores de la oposición quedaron advertidos acerca de la decisión de lucha que existía.
Faltó una visión más profunda respecto de la transformación de situación revolucionaria en crisis nacional, y la evaluación del momento más adecuado para empujar con todo la movilización y estar preparados para pasar por encima de las vacilaciones de otros sectores.
Quizá influyó que se formulara a la sublevación nacional de masas como la forma “más probable” de enfrentamiento decisivo con la dictadura, lo que implicaba un cierto grado de relativización. Más tarde se planteó correctamente, como respuesta frente a un fraude en el plebiscito, o ante el desconocimiento de los resultados electorales.
  1. d) Por último faltó capacidad para prever todas las variantes que podían acontecer en el curso del combate y aprestarse para ellas.
Una vez impuesto el viraje en el año 86, que se consolida en el 87 y 88, la lucha debía combinar aquellas formas desde fuera y en contra de la institucionalidad, con el aprovechamiento creciente de los espacios institucionales que esa misma lucha posibilitó. La comprensión de esto fue difícil.
Los sectores más decididos y consecuentes en la lucha contra la dictadura dieron pie para que se proyectara la imagen de sectores contrarios al plebiscito. Ello no correspondía a la realidad, pero se pudo sostener porque no fluyó con naturalidad el criterio de aprovechar los espacios conquistados junto con el desarrollo de formas de lucha rebelde.
Esto no significa desconocer el aporte decisivo que el PC y la lucha combativa de las masas hicieron al éxito del plebiscito y a la derrota de la dictadura.
Las notas precedentes constituyen un intento de revisión de algunos aspectos de la lucha llevada adelante contra la dictadura en los años 80. El estudio mayor del período es condición para esclarecer el camino que hoy se comienza a transitar ya que, con el llamado a la Revolución democrática, nos enfrentamos como en 1980 al desafío de aplicar y enriquecer una línea que haga avanzar el proceso de acumulación de fuerzas hasta dejarnos en condiciones de destruir el poder actual y reemplazarlo por un poder democrático.
Bibliografía
Intervenciones de delegados al XV Congreso Nacional del PC. Edición de enero de 1990
Revista Principios:
Nº 21, setiembre octubre 1981
Nº 28 julio-ag-set 1983 Análisis orgánico preliminar de la jornada de protesta
Nº 29 octubre-nov.-dic 1983, Editorial
Nº 52 enero-abril 1989, Carlos Ibarra, La nueva situación política y su perspectiva general
Boletín del exterior
Nº 49 sept-octubre 1981. El enriquecimiento y el desarrollo de la línea del Partido
Nº 56 nov- dic 1982. Mesa redonda con la Dirección
Nº 71 Extraordinario de 1985. Informe al Pleno del CC. Enero de 1985
Nº 79 Julio-agosto de 1985. Demanda de Chile, llamado del MDP
Nº 80 Sept-Oct del 86. Editorial
Nº 87 Nov-Dic del 87. Editorial
Oscar Azócar a la feche era Director del Instituto de Ciencias Alejandro Lipschutz

Human Rights Watch vuelve a hacer propaganda imperialista manipulando imágenes.


HRW lo vuelve a hacer, si hace escasos días denunciábamos nuevas manipulaciones de esta ONGadalid de los DDHH internacionales, con una campaña de manipulación anti-rusa. HRW vuelve a intentar manipular la opinión pública y allanar el camino a la injerencia en Siria, como ya hizo con el asunto de las armas químicas, y hace constantemente con países no alineados con los intereses atlantistas de sus socios.
Mientras tanto, la injerencia continua:
EE.UU. anuncia nueva ayuda militar para opositores sirios. Washington, 13 mar (PL) Estados Unidos anunció hoy que destinará 70 millones de dólares adicionales en ayuda militar no letal para los grupos que integran la denominada oposición moderada que intenta derrocar por la fuerza al gobierno del presidente sirio Bashar al-Assad. […] Agregó que la partida incluirá fondos en materia de seguridad digital y para “promover y facilitar herramientas que sirvan a periodistas, activistas y miembros de la sociedad civil para establecer redes de comunicación e intercambio de información“, acciones enmarcadas en la Guerra no Convencional que la Casa Blanca desarrolla con vistas a desacreditar a las autoridades de Damasco. …Seguir leyendo…

Human Rights Watch “se equivoca”: Usa una foto de la destrucción provocada por un bombardeo estadounidense para condenar a Assad

Activist Post | 9 Marzo 2015 | Brandon Turbeville. Traducido por Pat para Periodismo Alternativo
Haciendo de nuevo alarde de su naturaleza hipócrita y partidista, la llamada organización Human Rights Watch (HRW), fue pillada in fraganti en un intento de fabricar “pruebas” sobre el uso por parte de Assad de bombas de barril en áreas civiles, con la intención de seguir demonizando el gobierno secular sirio.
ScreenShot107ScreenShot108
El 25 de febrero, HRW publicó una foto de una zona civil devastada en Siria con la referencia “Siria lanzó bombas de barril saltándose la prohibición”.
La “prohibición” a la que se refieren es la de bombardear áreas pobladas por civiles en Aleppo y que afectaba a ambas partes del conflicto; prohibición aprobada después de que Naciones Unidas interviniera para salvar a los terroristas apoyados por Occidente.
Las fuerzas de Assad habían rodeado la ciudad y cortado una de las rutas principales de abastecimiento de los escuadrones de la muerte procedentes de Turquía, convirtiendo, de esta manera, la eliminación de las fuerzas jihadistas en una fatalidad virtual.
Como escribió Somini Sengupta en el New York Times del 24 de febreroHRW dijo el martes que el gobierno de Siria había lanzado las llamadas bombas de barril en cientos de localizaciones, en pueblos y ciudades controlados por los rebeldes durante el pasado año, incumpliendo, así, una medida del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.
En un informe emitido el martes, el grupo afirmaba que se basaba en imágenes captadas por satélite, fotos, videos y declaraciones de testigos para concluir que el gobierno sirio había bombardeado por lo menos 450 ubicaciones en y alrededor de la ciudad meridional de Daraa y de un mínimo de 1000 lugares en Aleppo, al norte.
El informe tomaba como punto de partida el 22 de febrero de 2014, fecha en que el Consejo de Seguridad condenó, específicamente, el uso de bombas de barril, y se centra en el período posterior. Se trata del uso de contenedores llenos de explosivos y proyectiles que pueden herir de forma indiscriminada a la población civil, prohibido por la ley internacional.
Sólo había un problema con el mensaje de HRW, la fotografía que la organización aportó no era de Aleppo.
De hecho, los desperfectos del área poblada que mostraba la fotografía no habían sido provocados por el ejército sirio, sino por el de Estados Unidos.
La foto era, de hecho, una imagen de Kobane (Ayn al-Arab), la ciudad que ha sido escenario, durante los últimos meses, de un intenso bombardeo aéreo por parte de Estados Unidos; al tiempo que los EUA se involucran en un despliegue masivo de pelotones de la muerte y en la reestructuración geográfica del territorio soberano de Siria y de Irak.
HRW se mostraba satisfecha con el uso de la destrucción de la ciudad como excusa para condenar el gobierno de Assad y, de esta manera, seguir promoviendo el apoyo a la intervención militar estadounidense en Siria; en cambio, la organización “observatorio de los derechos humanos” parecía estar menos interesada por la destrucción provocada por las fuerzas de EUA, de igual naturaleza.
En otras palabras, si las fuerzas de Assad bombardean un área poblada hasta devolverla a la Edad de Piedra, es una atrocidad, un crimen de guerra, y una justificación para la implicación militar internacional. Si los EUA bombardean un área poblada y la devuelven a la Edad de Piedra, no es un gran qué.
Financiada, en parte, por George Soros, HRW ha sido, en repetidas ocasiones, cómplice de engaño de la OTAN y de los objetivos imperialistas estadounidenses, especialmente en Siria.
Por ejemplo, justo cuando los medios de propaganda occidental estaban desmontando la flagrante mentira sobre el uso, por parte de Assad, de armas químicas contra su propia gente, HRW se mantuvo impasible del lado de Barack Obama y John Kerry en un esfuerzo por demostrar la culpabilidad de Assad. HRW llegó hasta el punto de repetir la mentira según la cual el informe de la ONU sugería que Assad era el atacante, despojando a la propia organización de cualquier viso de credibilidad que pudiera quedarle.
Cuando, en el último momento, se alcanzó un acuerdo sobre el uso de armas químicas, apoyado por Rusia con vistas a evitar una nueva invasión de Siria por parte de OTAN/EUA, HRW no celebró la oportunidad de destruir el armamento químico pacíficamente, y de evitar una guerra, sino que atacó el acuerdo al declararlo “un error para garantizar la justicia”.
Obviamente, el acuerdo falló en garantizar justicia. No había disposiciones que reclamaran el castigo a los escuadrones de la muerte que, de facto, usaron las armas, o de los aparatos de la OTAN/EUA que han iniciado y controlado la invasión jihadista en primer lugar.
En cualquier caso, cuando la Madre Agnes Mariam de la Croix emitió un informe en que rebatía lo que la OTAN/EUA aseguraba sobre las armas químicas en Siria, HRW se lanzó a una campaña de acoso y derribo contra ella y su trabajo.
No obstante, es desde 2009 que HRW está mostrando su verdadera cara, cuando en reuniones secretas con la administración Obama, se sumó y apoyó la práctica de la detención/secuestro de individuos en las calles, sin juicio previo y de su confinamiento en cárceles y prisiones en otros países donde, las más de las veces, son torturados.
Si HRW gozó alguna vez de una pizca de credibilidad en cuestión de derechos humanos, la ha perdido totalmente. HRW no es más que una ONG pro-EUA, pro-OTAN, que actúa como cortina de humo para poder seguir con la violación sistemática de los derechos humanos en todo el mundo; siempre y cuando, esas violaciones sean cometidas por enemigos de EUA.

Cronica de solidaridad con la venezuela bolivariana

Alzan voz en Puerta del Sol

Bajo las consignas “No son disidentes, son golpistas”, “Vamos Maduro, al yanqui dale duro” “Medios mercenarios, digan la verdad”, “Alerta, alerta que camina…” cientos de manifestantes españoles y latinoamericanos exigieron hoy en Madrid el cese a la agresión imperialista de Estados Unidos contra Venezuela y ratificaron su respaldo al pueblo venezolano y a su Gobierno.

unnamed

La concentración llena de banderas venezolanas, y de otros países de Latinoamérica, fue organizada por la Plataforma Bolivariana de Solidaridad con Venezuela de Madrid (PBSVM) en la céntrica Puerta del Sol, en respuesta al decreto del presidente Obama en el que califica a Venezuela como una “amenaza” a la seguridad nacional de los Estados Unidos y a las sanciones adoptadas unilateralmente por ese país contra miembros del gobierno bolivariano.

Los activistas de colectivos vinculados a la solidaridad y a la defensa de la paz y los Derechos Humanos, que hacen vida en territorio español, denunciaron “la escalada de calumnias y agresiones legislativas perpetradas por el presidente Obama, con su administración en pleno, contra la República Bolivariana, su gobierno y su presidente legítimo, Nicolás Maduro” y aseguraron que las sanciones contra Venezuela “constituyen una injerencia intolerable en los asuntos internos de un país soberano y exigimos sea derogado ese decreto írrito que atenta contra las democracias del mundo”, según un comunicado leído por Pedro Barea, miembro de la Plataforma Bolivariana de Solidaridad con Venezuela, Madrid y entregado al embajador Mario Isea Bohórquez quien se hizo presente en la actividad.

unnamed

“Estados Unidos tiene una larga tradición intervencionista en América y cuando sus intereses económicos se ven amenazados son capaces de bombardear e invadir un país, como ya pasó en Irak o Libia. Chávez y la Revolución Bolivariana llevan más de una década plantándole cara dignamente, así que nosotros desde aquí levantamos nuestra voz de apoyo al presidente Nicolás Maduro y rechazamos este nuevo intento de frenar el proceso revolucionario en Latinoamérica, porque atacar a Venezuela es atacar a toda la región”, declaró Maricarmen Domínguez, representante de la solidaridad española.

unnamed

“Obama, Venezuela no es una amenaza”,

Durante la concentración los activistas también difundieron volantes con información sobre la petición que está circulando en Internet, en la que los movimientos de solidaridad del mundo exigen el retiro inmediato de la orden ejecutiva firmada por el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, contra Venezuela.

Según informó José Torres, de la Fundación “Rubén Darío”, ésta petición bajo el título “Obama, Venezuela no es una amenaza”, se encuentra en el sitio web Change.org, sitio gratuito que permite sumar firmas a causas determinadas, ofreciendo facilidades para invitar a otras personas a respaldar la solicitud, mediante Facebook, Twitter y correo electrónico.

Al respecto Torres destacó que ya los movimientos de solidaridad de España se han ido sumado a este documento y seguirán en el transcurso de los próximos días, pues “la causa de Venezuela es la de toda la humanidad y hay que actuar rápido, pues el están utilizando a la derecha fascista en Venezuela para buscar salidas violentas, para intentar acabar con el gobierno del presidente Maduro por medio de la desestabilización, para justificar así una intervención de EEUU, por eso exigimos a Obama que anule ese decreto insolente que vulnera el derecho de autodeterminación de los pueblos”.

unnamed

Entre los grupos que participaron de la movilización destacaron el Comité Revolucionario Simón Bolívar (CRCSB), Ojos por la paz, Argentinos por la Paz y Plataforma contra las guerras y la Asociación de cubanos Playa Girón.

El embajador venezolano Mario Isea agradeció en nombre del pueblo venezolano, el gesto de apoyo de los colectivos españoles y recordó que “en Venezuela hay algunos políticos que, desesperados por no conseguir mayoría en las elecciones, han llamado a derrocar al Gobierno venezolano, pero no hay razón para pedir, quemando centros de salud y universidades, que el gobierno legítimo salga, sólo es el capricho de los que son serviles al poder imperialista que quiere dominar nuestros recursos naturales y mantener a América Latina como su patio trasero. Somos un país independiente y eso al imperio no le gusta”.

unnamed

“Medios españoles mienten sobre Venezuela”

“Quieren hacer ver como si el Gobierno venezolano viola los Derechos Humanos para justificar una intervención o para hacernos un bloqueo económico como a Cuba”, aseguró Elizabeth Alvarez, venezolana residente en España.

En esa misma línea, Diego Silva, también venezolano, denunció que “constantemente puedo comprobar cómo los medios españoles mienten descaradamente sobre Venezuela. Ponen todos sus recursos en una campaña de desprestigio contra la Revolución y presentan a los fascistas de la oposición venezolana, los que apoyados por EEUU intentan año tras año dar un golpe de Estado, como unos mansos corderitos defensores de la libertad, cuando lo que han provocado es miseria y muerte”.

“Lamentamos que el Gobierno español guarde silencio sobre esta agresión de EEUU a Venezuela. ¿Qué esperan para condenar esta actitud imperialista, qué los aviones estadounidenses lancen las primeras bombas y tiñan de sangre la tierra de Bolívar?”, señaló Javier García, un español que participaba en la manifestación.

EL EMBAJADOR DE LA REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA, MARIO ISEA, AGRADECE LA SOLIDARIDAD MADRILEÑAEL EMBAJADOR DE LA REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA, MARIO ISEA, AGRADECE LA SOLIDARIDAD MADRILEÑA

Pronunciamientos y firmas

El comunicado del Movimiento Mundial de Solidaridad con la Revolución Bolivariana de Venezuela – Capítulo España, plantea que al gobierno de Obama “no le interesan los derechos humanos ni la democracia en Venezuela, le preocupa sí que la Revolución Bolivariana haya recuperado los recursos económicos a favor del pueblo y que esto haya significado la disminución constante de la pobreza, entre otros logros”.

La jornada contó también con la presencia de latinoamericanos residentes en el exterior, agrupados en Juventud País integrada por jóvenes de distintos países de la región que estudian y trabajan en el país ibérico. Alejandro Cuaran leyó el comunicado en nombre de este colectivo.

“Como ciudadanos de la patria grande nos sentimos claramente indignados ante estos propósitos de Obama, cuyo único fin es saquear los recursos energéticos y sumir en la más profunda miseria a una sociedad que ha dado pasos gigantescas en múltiples conquistas sociales. Basta ver el antes y después de Afganistán, Irak, Siria, Ucrania, y otros para darnos cuenta que el verdadero peligro para la paz del mundo no es otra nación que los Estados Unidos”, concluyó.