Translate,translator,traducteur,Übersetzer, traduttore,tradutor,переводчик

Monday, October 24, 2016

La falacia del futuro sin trabajo y de la revolucion digital como causa del precariado

.
12 Jul 2016

Vicenç Navarro
Catedrático de Ciencias Políticas y Políticas Públicas. Universidad Pompeu Fabra, y ex Catedrático de Economía. Universidad de Barcelona

Existe una percepción bastante generalizada de que las nuevas tecnologías de automatización, biotecnología, digitalización e inteligencia artificial están revolucionando los puestos de trabajo, con enormes implicaciones en el número de trabajos disponibles, pues todas estas innovaciones permiten, a través de un enorme crecimiento de la productividad, realizar las mismas tareas con un número mucho más reducido de trabajadores. Se supone que la sustitución de trabajadores por máquinas y robots es un fenómeno generalizado hoy en los países del capitalismo avanzado, atribuyéndose la disminución de la población que trabaja, así como los cambios que están experimentando aquellos que continúan trabajando, a la introducción de todos esos cambios que componen lo que se conoce como la revolución digital. Tal revolución no solo ha eliminado puestos de trabajo, sino que ha configurado los que permanecen, al permitir una gran flexibilidad del mercado laboral, sustituyendo trabajos estables por otros inestables. En esta percepción de lo que está ocurriendo en los modernos mercados de trabajo, se asume que de la misma manera que la cadena de montaje (propia del fordismo -que caracterizó la revolución industrial-) produjo a la clase trabajadora, la robótica y la inteligencia artificial propia de la llamada revolución digital están creando el precariado (mezcla de los términos “precario” y “proletariado”).

En esta lectura de la realidad, la clase trabajadora industrial está siendo sustituida por el precariado, trabajadores que tienen unas condiciones de trabajo muy precarias, con trabajos poco estables y muy flexibles, con bajos salarios y contratos muy cortos. En esta situación se asume que el mercado de trabajo estará compuesto por una minoría con trabajos estables y salarios altos, poseedores de elevado conocimiento especializado, que dirigirán las empresas digitalizadas, un número mayor de trabajadores poco especializados y con bajos salarios, y una gran mayoría que no tendrá trabajo, pues la revolución digital irá haciendo innecesario el trabajo que requiere una intervención humana. De ahí la imagen de que nos encontraremos en un futuro muy próximo con que casi la mitad de puestos de trabajo habrá desaparecido.

Esta interpretación de los cambios que supuestamente están ocurriendo en el mercado laboral ha generado un gran debate sobre muchas de las supuestas consecuencias que este futuro sin trabajo tendrá para la mayoría de la población. El autor que ha introducido el concepto de precariado, Guy Standing, en su libro The Precariat. The New Dangerous Class, ha llegado a sostener que este precariado es, en realidad, una nueva clase social distinta a la clase trabajadora, con intereses en ocasiones contrapuestos. El trabajador con contrato fijo, estable y que trabaja siempre para el mismo empresario está dejando de existir, según Standing. En su lugar, el tipo de trabajor más frecuente será –como consecuencia de la revolución digital- el trabajador con contrato precario, corto, inestable, variable, en una rotación continua, trabajando a lo largo de su vida profesional en muchos lugares y puestos de trabajo, dependiendo de varios empleadores con los cuales firma el contrato a nivel individual y no colectivo. Serán trabajadores con escasos poderes y pocos derechos sociales, laborales y políticos. Esta nueva clase social incluye gran parte de la población inmigrante, y en dicha clase las mujeres están claramente sobrerrepresentadas (para una crítica de este libro, leer el artículo “Politics Lost”, John Schmitt, Dissent, Summer 2016).

¿Hay una revolución digital? Y, si la hay, ¿nos conducirá a un mundo sin trabajo?

La cifra frecuentemente citada de que la revolución digital eliminará casi el 50% de los puestos de trabajo (en el capitalismo avanzado) procede del artículo de los profesores Carl Benedikt Frey y Michael A. Osborne (ambos de la Universidad de Oxford, Reino Unido), publicado el 17 de septiembre de 2013, y titulado “The Future of Employment: How susceptible are jobs to computerisation?”. En este artículo los autores indican que, según su estudio, el 47% de los puestos de trabajo en EEUU están en riesgo de desaparecer como consecuencia de la introducción de las nuevas técnicas digitales, como la computarización de los puestos de trabajo, incluyendo su robotización, indicando además que los puestos con mayor riesgo de desaparecer son los que requieren menos educación y reciben salarios más bajos. Los autores analizan tal riesgo en 702 tipos distintos de ocupaciones. Este estudio tuvo un enorme impacto y originó esta percepción de que la revolución tecnológica que estamos viendo ahora –la revolución digital- es una de las revoluciones más importantes que ha habido históricamente en la evolución del capitalismo avanzado y que tendrá mayor impacto en sus mercados de trabajo.

Problemas graves con el determinismo tecnológico que existe en estas teorías del fin del trabajo

Desde que el artículo de Carl Benedikt Frey y Michael A. Osborne se escribió en 2013, muchos trabajos académicos han cuestionado sus tesis. Por desgracia, tal material parece ser desconocido en los medios de mayor difusión de España, lo cual explica la repetición en tales medios de las tesis del fin del trabajo debido a la revolución digital, a pesar de la enorme evidencia científica que las cuestiona. Una de las mentes económicas más perspicaces en EEUU, Dean Baker, codirector del conocido Center for Economic and Policy Research (CEPR) de Washington D.C., por ejemplo, ha cuestionado que la revolución digital –en la medida en que exista tal revolución- haya sido una mayor causa de la destrucción de empleo en EEUU. Como él señala, si, como tales autores postulan, la revolución tecnológica, tal como la robótica, hubiera sido una de las causas más importantes de la destrucción de empleo en EEUU, tendríamos que haber visto también un crecimiento muy notable de la productividad en ese país, lo cual no es cierto. En realidad, el crecimiento de la productividad en EEUU en los últimos diez años ha sido muy bajo (solo un 1,4% al año), comparado con un 3% en el periodo 1947-1973 (durante “la época dorada del capitalismo”), cuando, como Dean Baker acentúa, aquel gran crecimiento de la productividad estuvo asociado con un desempleo muy bajo y unos salarios muy altos. Comparar lo que ocurrió entonces, en el periodo 1947-1973, en el que hubo un gran crecimiento de la productividad (junto con un desempleo muy bajo, una tasa de ocupación alta y unos salarios altos), con lo que ha ocurrido en los últimos diez años, cuando el crecimiento de la productividad ha sido muy bajo (junto con un desempleo alto, una tasa de ocupación baja y unos salarios muy bajos) nos fuerza a hacernos la siguiente pregunta: ¿por qué el gran crecimiento de la productividad en aquel periodo generó altos salarios y gran número de puestos de trabajo, y en cambio ahora un aumento de la productividad (que es mucho menor que entonces) estaría destruyendo muchos puestos de trabajo y produciendo salarios mucho más bajos? Es más, también según Dean Baker, desde el año 2000 la demanda de trabajadores poco cualificados y con salarios bajos (que representan el 30% de la parte de renta baja de la fuerza laboral) ha sido mucho mayor que la demanda de trabajadores especializados y con salarios altos.

A la luz de estos datos es difícil concluir que los robots y la inteligencia artificial, así como otros elementos de la revolución digital, sean responsables del enorme aumento de la precarización de la clase trabajadora. En realidad, Dean Baker señala que la atención a la revolución digital como causa de la pérdida de puestos de trabajo estables bien pagados se está utilizando para evitar que se analicen las causas reales de la precarización, que no son tecnológicas, sino políticas, concretamente la gran debilidad del mundo del trabajo en EEUU, que claramente aparece en el tipo de intervenciones públicas que realiza el Estado (muy influenciado por el mundo empresarial), las cuales se están imponiendo a la población. Entre ellas están las políticas públicas encaminadas a debilitar a los sindicatos, medidas aplicadas desde los años ochenta que han afectado muy negativamente la calidad del mercado de trabajo, su estabilidad y sus salarios (Dean Baker, “The job-killing-robot myth”, 06.05.15). No es la revolución digital, sino la contrarrevolución neoliberal, lo que está causando la destrucción de puestos de trabajo y la precariedad del trabajo existente.

Las causas políticas del deterioro del mercado de trabajo

Trabajos realizados por el ya citado Center for Economic and Policy Research de Washington D.C., EEUU, han mostrado claramente que la tecnología sustituyó a los trabajadores a finales del siglo XIX y principios del siglo XX, creando problemas graves, pues ello determinó una enorme bajada de los salarios y una crisis de demanda enorme que contribuyó a la Gran Depresión. Ahora bien, la causa de esta situación no fue la introducción de la tecnología, sino la inexistencia de instrumentos en defensa del mundo del trabajo. Y fue esta debilidad del mundo del trabajo lo que permitió la introducción de la tecnología que causó el deterioro del mundo del trabajo. En cambio, después de la II Guerra Mundial, en el período conocido como “la época dorada del capitalismo” (1947-1973), cuando el mundo del trabajo tenía tales instrumentos, como los sindicatos y los partidos políticos enraizados (como los partidos socialistas) o próximos (como el Partido Demócrata) al mundo del trabajo, fue cuando la introducción de la tecnología no significó la bajada de salarios, sino al contrario, permitió la subida de salarios y también la creación de puestos de trabajo. Y, por cierto, la productividad creció mucho más que en los periodos anteriores. Fue precisamente esta expansión del poder del mundo del trabajo en el mundo capitalista desarrollado lo que creó la respuesta del mundo del capital, con el neoliberalismo iniciado por el Presidente Reagan en EEUU, y por la Sra. Thatcher y por la Tercera Vía fundada por el Sr. Blair en Europa. A partir de entonces la tecnología sirvió para reforzar al mundo del capital, de manera que el aumento de la productividad benefició particularmente a este a costa del mundo del trabajo. Así apareció el precariado. Y es ahí donde la digitalización ha contribuido al enorme crecimiento de las rentas del capital a costa de las rentas del trabajo, situación bien documentada en la gran mayoría de países de la OCDE, lo cual no debe atribuirse a la digitalización, sino a la victoria diaria del mundo del capital sobre el mundo del trabajo.

¿Qué está, pues, ocurriendo en el mercado de trabajo en el capitalismo avanzado? ¿Habrá reducción de puestos de trabajo?

Hoy en EUUU, según el profesor Dani Rodrik, de la Harvard University (“Innovation Is Not Enough”, 09.06.16), los sectores que están experimentando mayor demanda de trabajadores no son los sectores donde tales cambios tecnológicos son más utilizados (áreas informáticas y comunicación, que representan unos porcentajes de la economía bastante menores –el 10% del PIB-), sino las áreas como servicios sanitarios y áreas de salud, educación, vivienda y otras grandes áreas del Estado del Bienestar, así como transportes y comercio, donde las innovaciones tecnológicas no se han aplicado masivamente, y que representan más del 60% del PIB. Solo los servicios sanitarios y sociales representan ya el 25% del PIB, y en tales servicios, la dependencia de la tecnología robótica es mucho menor que en los primeros sectores. Y la difusión de tal tecnología, aunque notable, no ha sido tan importante como en las industrias informáticas y de comunicación. Es más, es en estos sectores mayoritarios en los que se centra la ocupación, donde ha habido un gran crecimiento del empleo, no solo de personal especializado, sino (incluso más) de personal de escasa cualificación.

En base a estos datos, Dani Rodrik concluye que, en contra de lo que se está diciendo, la tecnología digital tiene menos impacto en el mercado de trabajo que otras tecnologías introducidas en periodos anteriores, como la introducción de la electricidad, del automóvil, el aire acondicionado, el avión y otras muchas. En los sectores como en los servicios públicos del Estado del Bienestar, que son los que emplean mayor número de trabajadores, la naturaleza del trabajo los hace menos receptivos que otros sectores a la utilización de esta revolución digital como manera de ahorrar trabajadores. En realidad, los sectores que están demandando más empleo son los de las áreas sociales y las áreas de economía verde, muy poco desarrolladas, por cierto, en España.

Los últimos datos sobre la creación de empleo en EEUU no confirman las tesis del futuro sin trabajo

Confirmando lo sostenido en este artículo, acaban de publicarse los datos del Council of Economic Advisers, sobre el impacto de la revolución digital en el mercado de trabajo. Su presidente, Jason Furman, presentó los datos el 7 de julio de este año (The Social and Economic Implications of Artificial Intelligence Technologies in the Near-Term), enfatizando que si bien la robótica permite la sustitución de trabajadores por nuevas tecnologías, esta introducción no ha sido determinante en los cambios que están ocurriendo en la fuerza laboral estadounidense. Las nuevas tecnologías destruyen, pero también crean puestos de trabajo. Es más, el elemento clave que configura lo uno y lo otro no son las tecnologías per se, sino cómo se diseñan, para qué y con qué objetivos.

Comprensiblemente, al tratarse de un alto oficial del gobierno federal, el Sr. Furman no analiza en este informe la importancia del contexto político para entender el diseño e introducción de las tecnologías, pues es un área muy sensible, por lo general evitada en las altas esferas del gobierno federal, aunque sí señala la importancia del Estado federal para configurar el desarrollo y aplicación de un gran número de tecnologías, indicando que las influencias políticas sobre el Estado tienen mucho que ver con el tipo de tecnologías utilizadas en el mercado de trabajo. Por ejemplo, la aprobación de patentes, permitiendo comportamientos monopolistas, juegan un papel clave en la configuración de las nuevas tecnologías. Dean Baker, menos inhibido por su cargo, habla sin tapujos, subrayando lo que muchos de nosotros hemos estado enfatizando durante mucho tiempo: los mal llamados problemas económicos son, en realidad, problemas políticos. Como siempre ha ocurrido en todos los periodos anteriores, las variables más importantes que explican que una nueva tecnología pueda dañar o beneficiar a las clases populares son las variables políticas, es decir, quién la controla y diseña, con qué objetivo la diseña, cómo y cuándo se aplica, dependen en gran medida del Estado y de qué fuerzas configuran e influencian su creación y difusión.

La gran precariedad existente hoy tiene poquísimo que ver con la introducción de nuevas tecnologías, y mucho con el enorme poder que tiene el mundo del capital frente al mundo del trabajo, hecho que, como he dicho anteriormente, ha estado ocurriendo desde el inicio, no de la revolución digital, sino de la contrarrevolución neoliberal en los años ochenta. La enorme influencia del primero sobre el Estado explica esta situación. Las fuerzas progresistas no deberían aceptar el determinismo tecnológico que oculta las causas políticas responsables de la precariedad. Como señalé en el párrafo anterior, gran parte de la revolución digital fue originada en el sector público y luego puesta a disposición del gran capital, que lo utilizó, como era predecible, para optimizar su objetivo de incrementar sus beneficios a costa del bienestar y calidad de vida de la mayoría de la población (ver “Los mitos neoliberales sobre la superioridad de lo privado sobre lo público”, Público, 07.07.16).

Última nota: la importancia de utilizar la revolución digital a favor y no en contra de las clases populares

Es interesante acentuar que los puestos de trabajo que se están mecanizando son los puestos de trabajo de baja cualificación, y ello se debe en parte a que la clase trabajadora tiene menos poder y, por lo tanto, menos capacidad de oponerse a la destrucción de sus puestos de trabajo, al contrario que los puestos de trabajo más especializados, aun cuando estos puestos podrían también ser sustituidos, lo cual ocurre porque tienen mayor poder de resistencia. Pero podría ocurrir también, y en parte esto está también sucediendo.

Ahora bien, el problema no es la sustitución de trabajadores por robots, pues debería ser considerado positivo que todo tipo de trabajo repetitivo fuera sustituido. El problema es cómo se está haciendo, y con qué consecuencias. Hay una enorme necesidad y urgencia de disminuir el tiempo del trabajo, así como de crear puestos de trabajo, e incrementar su contenido estimulante e intelectual, en áreas de gran importancia y necesidad, hoy claramente desatendidas, como son las áreas de atención a las personas y a los grupos más vulnerables, como los infantes y ancianos, o bien el reciclaje de toda la economía hacia fuentes de energía sostenibles. Decir que no habrá trabajo es asumir que todas las necesidades humanas estarán ya cubiertas, lo cual es obviamente falso. Y ahí radica el punto más débil de la tesis de que habrá un futuro sin trabajo. Por otra parte, el que haya mayor o menor precariedad en un país depende del poder de las instituciones que defienden a la clase trabajadora, tales como sindicatos y partidos laboristas (llámense estos como se llamen). El hecho de que la precariedad sea menos extendida en el norte que en el sur de Europa se debe precisamente a que en el sur la clase trabajadora es débil y está dividida, y en el norte los partidos que tienen su raíz en la clase trabajadora son fuertes. La evidencia científica de ello es abrumadora.

Desmitificando el franquismo-II





El Intento golpe de estado en Venezuela

video
Asamblea Nacional: desacato, autodisolución y golpe
Luis Pino En ninguna parte del mundo puede haber una institución del Estado que se declare en rebelión contra los poderes constituidos, con la pretensión de erigirse en  un suprapoder que se impone a la fuerza sobre el resto de la superestructura del Estado.
El presupuesto nacional 2017 no fue presentado ante la Asamblea Nacional, sino ante el poder popular y el Tribunal Supremo.
Esto es lo que ha venido sucediendo, desde el pasado cinco de enero   (5/1/2016),  en materia Asamblea Nacional (AN)de Venezuela, cuya mayoría calificada de la derecha oposicionistafue alcanzada, por primera vez, desde el triunfo de la revolución bolivariana, socialista y  chavista.
Esta nueva mayoría parlamentaria, presidida por un señor corrupto, misógino y genocida, el día de la instalación de la AN, arrancó con un discurso en el que con  apología del delito, se planteaba como tareas: rebelión contra la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela  (CRBV), ofreciendo la restauración de la IV República, de su derogada Constituciónde 1961 y su  democracia representativa; desconocimiento del resto de los poderes constituidos, que se ha perennizado en el tiempo, con insultos a los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y el ConsejoNacional Electoral (CNE),además de ofensas escatológicas contra las damas que representan estos poderes,  amenazas abiertas y agavillamiento contra ellas, con total impunidad;
Amenaza de salir del Presidente Nicolás Maduro, como objetivo fundamental que se trazaron desde ese cinco de enero pasado, amenazas personales, boicot al gobierno legítimamente constituido, porque esta mayoría oposicionista se autoerigió en suprapoder que desconoce toda institucionalidad y pretende dar un Golpe de Estado parlamentario, amparado en el apoyo e intromisión del gobierno estadounidense, presidido por Barack Husseín  Obama;
Desacato de toda ley y norma, además de pretender legislar contra ellas y contra el mandante y soberano, que es el Pueblo.
Con estos antecedentes y violaciones flagrantes de parte de esa mayoría parlamentaria contra la CRBV y las leyes, contra los demás poderes constituidos y en desacato abierto, ahora, ante el fracaso de la activación del Referendum Revocatorio (RR) contra el Presidente Nicolás Maduro, porque ese era el plan, como uno de los mecanismo diseñados por ellos para que no fuera posible, gracias al vulgar fraude con la recolección de firmas, y así,  convertirlo en una excusa burda para promover el caos y muerte, queala  presente fecha, ya fueron conjurados estos actos terroristas,todo esto loshallevado al punto inicial con el que comenzó su discurso el infortunado exdiputado fascista, Henry Ramos  Allup: destituir sin fórmula de juicio y sin fundamento alguno, al Presidente Constitucional de la República Bolivariana  de Venezuela, Nicolás Maduro  y, a partir de ese acto, arremeter conelapoyo mercenario y de los paramilitares que financia Álvaro Uribe Vélez, quien es el narcotraficante expresidente de Colombia y autor intelectual del asesinato del joven Diputado Robert Serra,  además de la incursión que viene ofreciendo el endorracista autor de la “Executive Order”, la que nunca antes han dejado de aplicarle alos gobiernos amenazados y a  sus pueblos.
Ante esta circunstancia golpista y desinstitucionalizadora, no es posible que un acto de “desacato”de la mayoría parlamentaria, contra las medidas dictadas por el TSJ, se pretenda que éste se mantenga en el tiempo, de manera indefinida o corregida cuando al que desacata le convenga circunstancialmente.
Es decir, ese acto de desacato de la AN,  dada la mayoría que conforma su quorum,  significa que la AN se ha autodisueltoy no  es posible su funcionamiento e  el marco institucional y constitucional, lo que indica que ya estiempo suficiente de tolerancia y laxitud,  como para que el TSJdeclare ya, la “Autodisolución de la AN”, porque ésta no  está actuando de acuerdo con  el estado de derecho, ni corrigió o enmendó sus acciones anticonstitucionales, sino, todo lo contrario: se mantuvo de manera contumaz, en este estado de rebeldía, lo que significa la inexistencia de la AN en concordancia con la CRBV, las leyes, las instituciones y su mandante, el Pueblo venezolano, pues nadie los eligió parlamentarios, para que liquidarán la CRBV, dieran un golpe de Estado parlamentario, derrocaranal Presidente Nicolás Maduro, les quitaran las viviendas a los pobres beneficiarios de la Gran Misión Vivienda Venezuela(GMVV), eliminaran las pensiones de los viejos, privaticen la educación universitaria y limiten la educación básica y media diversificada y profesional, privaticen PDVSA y, sobre todo, para que le  entreguen a EEUU el petróleo, el coltán y los recursos  minerales e hídricos de la Amazonía venezolana.
En tal sentido,  el declarar la Autodisolución de la AN por el desacato flagrante y mantenido en el tiempo, ha de ser urgente. Pero, aún  disuelta la AN, por cuanto este concierto para delinquir fue colectivo y de una mayoría específica que compromete directamente a los diputados principales y suplentes, esto no significa que el resto de los diputados patriotasdel PSUV y los partidos del Gran Polo Patriótico (GPP),  que no han convalidado el desacato y golpe de Estado parlamentario, tengan que ser sancionados o tratados en iguales condiciones de las  de losdeclarados como exdiputados que se autodisolvieron.
En este sentido, el órgano supremo de la justicia venezolana debería, junto con la “Declaración de Autodisolución de la AN”, instruir al órgano rector electoral, es decir, al CNE, para que declare vacantes los cargos de los exdiputados autodisueltos antes de la mitad de su período y llamar a elecciones de nuevos diputados, para que continúen el período parlamentario, junto con los diputados que hasta el presente se mantienen en acato y respeto de las instituciones y de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, hecho inmediato, que debe, evidentemente, dejar establecido  en forma clara y expresa,  que los exdiputados autodisueltosno pueden participar en este proceso eleccionario, sino que deben ser pasados  a los órganos jurisdiccionales, para establecer sus respectivas responsabilidades y sanciones a las que haya lugar. Necesitamos una AN democrática y que trabaje para su mandante: el Pueblo.

Sunday, October 23, 2016

Entrevista al dirigenite Libio Mustafa Zaidi

“Los invasores han convertido a Libia en un Estado catastrófico"
Carlos Aznarez Carlos Aznarez

En el marco del Seminario Internacional sobre Crisis del Capitalismo en Sao Paulo, entrevistamos al Dr Mustafá Zaidi, Secretario General del “Libyan Popular National Movement”.  Zaidi formó parte del Ministerio de Salud durante el gobierno de Gadafi y actualmente es parte de la resistencia contra la ocupación.


Nota escrita en colaboración con María Torrellas

¿Cuál es la situación actual en Libia dado que hay varios gobiernos vigentes?

Libia está en un estado catastrófico, el país está completamente colapsado después de la intervención de occidente en 2011. Destruyeron el gobierno, las fuerzas armadas, las urnas, todo: y destrozaron todos los recursos del pueblo Libio y ahora el país está dividido, cada ciudad es controlada por distintas milicias y no hay un gobierno central. Han tratado de imponer la democracia occidental en Libia pero fallaron y trataron de hacer elecciones en el 2012, donde terminaron ganando los fundamentalistas Islámicos, con el apoyo de Estados Unidos y de otros gobiernos occidentales. El pueblo Libio lo rechazó y hubo nuevas elecciones en el 2014 donde se creo el Parlamento. La mayoría de los miembros del Parlamento son Libios que quieren trabajar por el país, entonces los gobiernos occidentales los bloquean y ahora están tratando de formar un gobierno desde afuera, a través de negociaciones con las Naciones Unidas, quienes trabajan a favor de los intereses de occidente.

Actualmente, cada ciudad de Libia está controlada por su propio gobierno. No hay soberanía nacional, hay intervenciones por todos lados, la economía está colapsada, no hay producción ni exportación de petróleo porque todo está controlado por las milicias, la situación es muy difícil para que la gente no vive allí pueda entenderlo. Es realmente una situación catastrófica y la prensa internacional no le presta atención a lo que está pasando allí. Hay 6 millones de Libios, de los cuales 2 millones están exiliados (? de la población). Más de un millón han sido evacuados de sus hogares o de sus ciudades por las milicias y están viviendo en otros lugares.

Libia solía ser uno de los mejores países de África para vivir, en términos de servicios, educación y salud. Ahora ha colapsado. En Trípoli, la capital, no hay electricidad por al menos diez horas al día. Fuera de la capital, se corta la electricidad por dos o tres días. Si no tienes electricidad eso significa que no tienes transporte público, no hay buena comunicación, genera problemas de salud también. Entonces, el pueblo Libio está realmente sufriendo. Pensamos que si esto continúa así, quizás lleguemos a ver víctimas de hambruna en lo que solía ser uno de los países más ricos de África.

Fuera de Libia algunos piensan que el Gobierno de Tobruk es más progresista que los otros. ¿Cuál es tu opinión sobre eso? Y, ¿cómo actúa la “resistencia verde” (quienes apoyan a Gadafi) frente a esta situación?

El gobierno de Tobruk fue elegido en 2014. Y en Occidente hace bromas sobre el deseo de promover la democracia. Cuando el pueblo Libio eligió este Parlamento, el gobierno anterior, con el apoyo de los EE.UU, aprobó una ley que prohibía a cualquier persona que había trabajado para Gadafi ser elegido o votado. Más de  700.000 personas se vieron afectadas por esta ley. A pesar de ello, el Parlamento eligió en su mayoría personas progresistas y se formó gobierno que quería reconstruir el país. Pero los países occidentales dijeron que no, y buscaron imponer a los grupos islámicos en Trípoli, en Misrata y en otros lugares. E hicieron lo que ellos llaman “negociaciones” durante todo un año, que fueron dirigidas por un diplomático español llamado Bernardino León, por supuesto, bajo la supervisión de los EE.UU., Inglaterra y Francia, y así trataron de formar el gobierno.

Después de un año, nombraron un consejo formado por seis personas para controlar Libia. Ninguna de las personas de Libia conocía a quienes fueron elegidos. Por lo que el Parlamento se negó a confiar en ellos, era imposible. Ahora, la ONU está ejerciendo presión sobre el Parlamento elegido de Tobruk para hacerles aceptar estas personas. Occidente dice que no, que el Parlamento no es legítimo y sólo reconoce este gobierno de seis personas. Este equipo está dirigido por un hombre llamado Fayez Sarraj, que nadie sabe quién es, y la ONU dice en todo el mundo que este es el gobierno oficial y reconocido

En cuanto a la otra parte de la pregunta, dado que el resultado de lo que ocurrió en 2011 fue catastrófico, todos y cada una de las personas en Libia dijo: “Está bien, vivíamos mejor en tiempos de Gadafi”. Así que ahora las ideas de Gadafi se están volviendo más y más populares. Nos reorganizamos nosotros mismos en el Movimiento Nacional de Libia y ahora trabajamos con el Parlamento en Tobruk y con el ejército (hemos creado un ejército en la parte oriental del país). Creo que si hay elecciones, los Gadafistas retornarán, no hay duda de ello, y por eso Occidente dicen que quieren la democracia, pero cuando la democracia está en contra de sus intereses, están en contra de ella. Esto ya lo sabemos.

En cuanto a las fuerzas armadas, hemos reorganizado el ejército, y el ejército está tomando una buena parte del lado oriental y en la cara sur de Libia. Creo que en poco tiempo Libia será liberada, debido a la intervención y el resultado de esta intervención desde el exterior de Libia no serán aceptadas por ningún habitante, la resistencia va seguir y creo que vamos a tener éxito más pronto que tarde.

¿Hay algún lugar del país donde haya una verdadera resistencia Gadafista?

Si, en todo el pueblo. Creo que actualmente representamos (según información reciente) no menos del 60% del pueblo Libio. Y es por esto que en cada negociación que emprende Occidente quieren aislar a quienes apoyan a Gadafi. Quieren negociar y dialogar solamente con la gente que no es de Libia. Por esto, toda la ilusión que crearon no está funcionando. Nuestra posición es ahora más fuerte, somos más populares.

Creo que debido a la situación en Libia antes de 2011 era como el cielo, todo el mundo tenía acceso a la educación, teniamos salud gratuita, vivienda libre y dimos a la gente la posibilidad de ganar no menos de 500 dólares al mes, y de eso se beneficiaron todos los pobres de Libia. Más de un millón de personas se beneficiaron de este préstamo por parte del gobierno. El gobierno asignaba una parte de los ingresos del petróleo para los pobres. Hoy en día, la gente ni siquiera reciben sus salarios. Así que ahora la gente compara cómo eran las cosas antes con cómo son las cosas ahora y piensan que las políticas que tuvimos por más de 40 años fueron muy exitosas y entonces todo el mundo quiere volver a eso. Y creo que podemos volver, debido a que la base, que es muy importante, es decir la gente en general y particularmente los jóvenes, están bien orientados y bien educados y su conciencia es muy progresista. Así que creo que vamos a tener éxito.

En esta situación, si el Frente Nacional gana las elecciones ¿lo aceptará Occidente? O buscarán hacer una nueva intervención?

Creo que no lo aceptarían. Y ahora el ejército ha perdido el control sobre el campo petrolero. Las bandas armadas, las milicias, los ladrones son quienes controlan ahora el petróleo. Ahora los estadounidenses dicen “no, esto no es bueno, no debe haber guerra sobre estos territorios”. Tenemos miedo de una intervención. Sin embargo, Europa ha sufrido más que América el costo de lo que está sucediendo en Libia: la migración, el petróleo, los problemas de exportación de gas, el terrorismo. Libia está a sólo 200 kilómetros de distancia de Italia, o de Francia, por lo cual la inestabilidad supone un peligro real para ellos. Y los líderes europeos están empezando a reconsiderar esta situación. Pero, por desgracia, las políticas internacionales se llevan a cabo por el presidente de los Estados Unidos y para el beneficio de Israel. Israel sólo puede existir siempre y cuando no hay ejércitos fuertes cerca de su territorio. Por lo que su objetivo es destruir ejércitos cercanos para crear el caos en todas partes, y destruir países cercanos (como Siria, Irak, Libia). Pero en el largo plazo, esta crisis va a afectar profundamente Europa.

¿Israel es uno de los protagonistas del hostigamiento y destrucción de Libia?

Por supuesto. Porque el sionismo quiere hacer algo poco natural en un ambiente que está en contra de ellos, entonces pueden hacer cualquier cosa para lograr sus objetivos…ya sabes. Porque, ¿cómo puede beneficiarse Estados Unidos de que los terroristas islámicos gobiernen Siria? Usted sabe, los EE.UU. apoyan a los terroristas islámicos en Siria, todo el mundo sabe eso! No sólo los apoyan, los crearon. Ellos les dieron las armas. Actualmente Israel apoya el control de Trípoli mediante personas que son del Estado Islámico y Al-Qaeda. Doce de ellos estaban en Guantánamo y ahora son gobernadores de Trípoli, porque Trípoli se divide en cuatro regiones, y algunos lugares tienen bandas armadas. Esto es para el beneficio de Israel, con dos objetivos: primero, destruir el gobierno progresista -en esto han tenido éxito-, y el otro objetivo es dar una mala reputación al Islam, por lo que todo el mundo los ve como asesinos, torturadores, etc. Pero ISIS no ataca a Israel de ninguna manera. Atacan en Siria, Libia, Iraq. Si son una fuerza Islámica, y están en contra de judaísmo y el cristianismo como ellos han dicho, ¿por qué no atacan otros lugares? Aputan a Libia. Los “número uno” como responsables de la creación y el apoyo del terrorismo son los Estados Unidos e Israel. No hay ninguna duda al respecto.

¿Hay complicidad entre Daesh y las compañías transnacionales que explotan gas y otros recursos en Libia?

Creo que hay una conexión fuerte entre ellos. Porque, ¿de qué otra manera puede Daesh tener el control de la mitad de Iraq y la mitad de Siria en sólo un año? ¡Y la mitad de Libia! Vienen en su mayoría desde el norte de Europa. En la ciudad de Sirte hay 10,000 extranjeros, desde Europa, Chechenia, de todos lados. Y ahora Francia está sufriendo los efectos de esto.

Creo que para las grandes empresas esto funciona como un ciclo. El sionismo, el imperialismo, el capitalismo, intentan controlar todo a través de la guerra, primero, para destruir Medio Oriente y después de excavar el oro de ellos, llegan a América Latina, con otras tácticas, no las mismas que se utilizan en Libia o Siria, sino que intervienen en Venezuela, en Argentina, en Brasil. Utilizan todos esta táctica para destruir cualquier gobierno progresista, sea cual sea el costo. Y es que pueden hacer cualquier cosa. Interfieren con la política interna, con la situación económica interna… Ellos son expertos en hacer eso y tienen la capacidad para hacerlo. Ellos tienen los medios de comunicación. Nadie sabe nada de Libia ahora. En 2011, todo el mundo hablaba de Libia: “Oh, Gadafi está matando tal y tal”. Yo estaba en Trípoli como hemos visto en los informes de los medios acerca de Gadafi que bombardea Trípoli con aviones, y todos nos reímos de eso porque era impensable. Gadafi nunca habría pensado en hacer eso. O había noticias sobre Gadafi habiendo escapado a Venezuela. Por lo tanto, controlan los medios de comunicación, y los medios de comunicación crean la opinión pública.

Resumen de Obras de V.I.Lenin-II

Umberto de Cruz
1902 ¿Que hacer? trata tres cuestiones: caracter y contenido principal de la agitacion politica,tareas de organizacion y plan de un periodico para toda Rusia que sirviese de base a la formacion de la organizacion. Sin embargo, las luchas contra el economicismo le llevo a exponer estas tres cuestiones bajo el aspecto de polemica antieconomicita y a introducir dos capitulos iniciales destinados a combatir el oportunismo en general y,especialmente, bajo la forma de economicismo ruso.

Para Lenin, los economicistas rusos no eran mas que una version particular del oportunismo internacional; por eso comenzo por demostrar las pocas cosas que los separaban del revisionismo aleman y frances(bernsteniano y millerandista). Todas estas tendencias, tras las consignas de "libertad de critica" y las acusaciones de dogmatismo, no hacian mas que cubrir su traicion a los principios marxistas bajo la forma de desprecio por la teoria y culto de espontaneismo, cosa que solo servia para poner al movimiento obrero a remolque de la burguesia liberal.

Confinar al proletariado en la lucha economica espontanea, como pretendian hacer los economicistas, era condenarlo a la explotacion perpetua. La lucha sindical, en una perspectiva marxista, nunca podria ser mas que una parte de los objetivos proletarios, siendo el principal de estos-en el caso ruso-la abolicion del zarismo, primer paso en la lucha por la destruccion del capitalismo. De una perspectiva de lucha de clases no se puede separar la agitacion economica de la politica, pues el sistema politica es el guardian del orden economico, y este no puede ser alterado sin destruir sus defensas.

Para conseguir realizar estas luchas,el proletariado necesita  de una teoria de vanguardia y de una organizacion de vanguardia; el culto del espontaneismo, al despreciar la teoria y todas las formas organizativa mas alla de la sindical, se transforma en una teoria contrarrevolucionaria.

Otro aspecto fundamental por el cual el movimiento esponteneo es incapaz de recorrer un camino justo, es la necesidad de la union de la teoria socialista con el movimiento obrero para provocar una verdadera lucha revolucionaria del proletariado:"...La clase obrera, exclusivamente con sus propias fuerzas, solo esta en condiciones de elaborar una conciencia tradeunionista, es decir, la conviccion de que es necesario agruparse en sindicatos, luchar contra los patronos, reclamar del gobierno la promulgacion de tales o cuales leyes necesario para los obreros,etc... Por el contrario, la doctrina del socialismo surgio de teorias filosoficas, historicas y economicas, elaboradas por representantes instruidos de las clases poseedoras por los intelectuales...(10). Este papel de los intelectuales, al servicio de la clase obrera,pero imprescindibles como portadores de la teoria revolucionaria, es un punto fundamental que separa radicalmente el socialismo cientifico de las teorias pequeñoburguesas que, bajo el pretexto de la autonomia y espontaneidad del movimiento, intentan colocarlo bajo su direccion al servicio de intereses ajenos al proletariado. Este problema conduce precisamente al problema de las diferencias entre una verdadera politica socialdemocratas(comunistas) y la vulgar politica tradeunionista(sindicalista);reducir todo a la denuncia de las condiciones de explotacion e injusticia en las fabricas, como hacen los economicistas, es quedarse con la politica sindicalista. Con este tipo de lucha, los obreros no pueden conseguir mas que vender su fuerza de trabajo con mayores ventajas; si, por el contrario, fuesen dirigido por los comunistas para ayudar a la organizacion, entonces podran tener gran utilidad. Pero mientras vaya unido al culto de la espontaneidad, dificilmente podra el movimiento obrero transformar esta lucha en una lucha por el socialismo, y quedara irremediablemente cerrada entre las paredes del sistema capitalista, sistema este que no tendra capacidad de derrumbar. Para Lenin, los comunistas "no solo no pueden circunscribirse a la lucha economica, sino que ni siquiera pueden admitir que la organizacion de las denuncias economicas constituye su actividad predominante..."(11); lo esencial es luchar contra todas las manifestaciones concretas de la opresion: "La conciencia de la clase obrera no puede ser una verdadera conciencia politica si los obreros no estuviesen acostumbrados a hacerse eco de todos los casos de arbitrariedad y opresion, de violencia y abusos de toda especie, cualesquiera que sean, las clases afectadas; a hacerse eco, ademas, desde el punto de vista socialdemocrata, y no de cualquier otro..."(12)
(10) "¿Que hacer? p.142.
(11)"¿Que hacer?. p.164.
(12)"¿Que hacer?. p.175.
La conciencia politica solo sera socialdemocrata(comunista) en la esfera de las relaciones de todas las clases y capas con el Estado y el gobierno. La tarea de los revolucionarios es estar en la vanguardia de todo el movimiento democrático, y no exclusivamente metidos en las luchas de empresa. "Solo el pàrtido que organice campañas de denuncias en las que realmente participe todo el pueblo podra convertirse en nuestros dias en vanguardia de las fuerzas revolucionarias es estar en la vanguardia de todo el movimiento democratico, y no exclusivamente metidos en las luchas de empresa."Solo el partido que organice campañas de denuncias en las que realmente participe todo el pueblo podra convertirse en nuestros dias en vanguardia de las fuerzas revolucionarias".(13)

El otro gran tema desarrolladas por Lenin en esta epoca y ordenadamente expuesto en el ¿Que hacer? fue el analisis de los metodos de organizacion y la esctructura y funciones que deberian ser cumplicas por el partido en la fase de lucha antizarista.

Sin una organizacion de revolucionarias profesionales que centralizase y organizase las tareas, seria imposible conseguir un desarrollo del movimiento sobre bases solidas
Para Lenin el partido debia estar constituido por dos partes:
1) Un circulo de cuadros libres de toda ocupacion que no fuese trabajo del Partido, de revolucionarios profesionales con ciertos nivel de conocimiento teoricos, experiencia politica, practica organizativa y conocimiento de las normas de clandestinidad. Este sector debe efectuar la base del trabajo de coordinacion, direccion, publicaciones y propaganda en general.
2) Una amplia red de organizaciones locales con elevado numero de militantes que fuesen capaces de llegar a amplios millares de trabajadores.

El partido formado en esta linea y utilizando una revista como organo de homogeneizacion a nivel de todo el estado, seria el unico que podria dirigir a las masas para la conquista del poder. Su papel no seria el de sustituir a las masas,sino el de dirigirlas, pues sin el las organizaciones obreras caerian inevitablemente en el sindicalismo-economicismo.

En Un paso adelante, dos pasos atras (1904),Lenin hace una descripcion del congreso donde aclara las posiciones de las dos fracciones y de los grupos minoritarios y avanza mas en sus concepciones de lo que deben ser los principios organizativos de un partido del proletariado en Rusia, desenmascarando la politica organizativa anarcoliberal defendida por los mencheviques que, en caso se salir victoriosa obligaria a volver a una organizacion de circulos coordinados, que no formarian de ninguna manera un verdadero partido de clase.


La difusion de este libro en el interior ayudo a concentrar a su alrededor a los comites que en agosto formarian la primera organizacion real de la fraccion bolchevique del POSDR.

Veamos pues, cuales eran, en este momento, las posiciones de Lenin en relacion a estos problemas, pues sin ellas es dificil comprender el posterior desarrollo de la teoria y en la practica del partido bolchevique y, ademas de esto, establecen algunos de los principales criterios de separacion de la linea oportunista y de la linea revolucionaria en materia de organizacion.

Para Lenin el partido marxista es una parte de la clase obrera,pero no es una parte cualquiera, es su vanguardia armada con el conocimiento de las leyes cientificas del desarrollo de las sociedades y, por tanto capaz de dirigir su lucha. Por esta razon no se debe confundir el partido con la clase ni considerar miembro del partido a cualquier huelguista, p.e.o a cualquier intelectual que se considere "literalmente" marxista. El partido debe procurar elevar al proletariado a su nivel y no hacer descender sus concepciones hasta el nivel de cualquier sindicalista o intelectual liberal, pues eso le llevaria, entre otras cosas, directamente al economismo y a la traicion de clase,
Negar esto con acusaciones de blanquismo(7),de hacer conjurar al margen de las masas expresa simplemente "la timidez girondina del intelectual burgues".."Los oportunistas son los unicos qune pueden aun en la epoca actual, ver un peligro en las organizaciones de conjurados...cuando se explico hasta la saciedad la vital importancia de la agitacion politica de masas"(8).Ademas de esto, dice Lenin, es importante verificar que los oportunistas que suspiran por los profesores en nombre del proletariado, son los mismos que durante y despues del congreso pusieron trabas a la dictadura del proletariado, que soñaban con el "valor absoluto" de las revindicaciones democraticas y que aspiraban a una alianza con la burguesia liberal.

El miedo a la organizacion centralizada, su encubrimiento con frases del genero de "el contenido es mas importante que la forma" y "el programa y la tactica son mas importantes que la organizacion", el culto de los circulos heterogeneos y descentralizados como forma ideal de organizacion "caracterizan precisamente los metodos de pensamiento que reflejan  las condiciones de vida pequeñoburguesas, a las cuales deben su origen, el...anarquismo señorial..." "La organizacion del partido le aparece como una "fabrica" monstruosa; la sumision de la parte al todo y la minoria a la mayoria le parece un "avasallamiento"; la division del trabajo bajo la direccion de un organizacion central hace soltar alaridos tragicomico contra la transformacion de los hombres en "ruedas y tornillos" de un mecanismo..."(9) El resultado de estas posiciones  es la defensa del autonomismo, de la reclamacion de que no"todas las decisiones politicas importantes partan de un solo centro"(10), de que la parte no tiene que subordinarse al todo, acusando al centralismo de ser siempre burocratico en la practica, coinciendo asi con ciertas posiciones anarquistas. A lo largo de esta polemica se puede ver como el grupo de Martov estaba imposibilitado para comprender que el centralismo y la disciplina eran muchos mas importantes en un momento en el que el POSDR estaba pasando por primera vez de un conjunto heteregoneo de circulos a un partido unificado y en que la represion zarista era cada vez mayor. En otras condiciones, las acusaciones de abuso de poder y centralismo burocratico podrian tener alguna validez, pero en ese momento representaban exclusivamente la vision de intelectuales liberales al margen del movimiento real, quedaban asi bien delimitados el campo revolucionario, formado por gran parte de las organizaciones del interior alrededor de Lenin, y el campo oportunista, formado especialmente por capas de la pequeña burguesia y de la aristocracia obrera, asi como por los intelectuales del exterior agrupados alrededor de los mencheviques y que pasarian inevitablemente, como veremos, del oportunismo en cuestiones de organizacion al oportunismo en cuestiones de programa y de tactica durante los meses siguientes.

(7) Teoria derivada de las concepciones de Louis August Blanqui, destacado revolucionario frances, que pretendia conquistar el poder para el proletariado y para el pueblo a traves de la actuacion de un pequeño nucleo de revolucionarios fuertemente organizados y disciplinado, pero sin contar para nada con la lucha revolucionaria de las masas.
(8) Un paso adelante..version citada,p.435
(9) Ibidem.p.443.
(10) Ibidem, pp 448-49- Citando al dirigente del partido aleman Wolfang Heine.

La caida de Somoza en imagenes.

Somoza cabizbajo dirigiendose a una rueda de prensa en las
instalaciones del otrora bunker,en la loma de Tiscapa

Fue breve en sus declaraciones a la prensa, declaro que frenaria a los "comunistas rebeldes"y que no se abandonaria
el poder. Posteriormente huiria de Nicaragua.

Empleados civiles cargan maletas del tirano somoza,
estas iban directamente hacia el aeropuerto del Managua
Imagenes:Ivan Salcedo